Así actúa el Espíritu Santo: Del fin del aborto como derecho en EEUU a la negativa a cambiar la moral sexual en Alemania

Aborto y camino sinodal alemán
|

Sin ser ingenuos, partimos de la base de la complicada situación que atraviesa la Iglesia en todo el mundo y por la que tanto hay que rezar.

A pesar de la creciente escalada de secularización mundial y de los sínodos sinodales que tanta confusión y problemas están generando en el seno de la Iglesia católica, es conveniente analizar dos sucesos importantes ocurridos estos últimos meses.

El pasado 24 de junio el alto Tribunal de Estados Unidos tumbó la sentencia del caso Roe contra Wade. Esta  histórica victoria provida permitió que el aborto dejase de ser un derecho en Estados Unidos.

Desde ese día, numerosos Estados del país han legislado a favor de la vida restringiendo al máximo el aborto y provocando la asfixia y la quiebra de muchos negocios que ganaban dinero matando niños en el seno materno.

Esta decisión fue celebrada por toda la Iglesia de Estados Unidos. “Como líderes religiosos, nos comprometemos a continuar nuestro servicio al gran plan de amor de Dios para la persona humana, y a trabajar con nuestros conciudadanos para cumplir la promesa de Estados Unidos de garantizar el derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de felicidad para todas las personas», escribieron los obispos del país.

Pero he aquí el dato más relevante. El día que se hizo pública la sentencia fue el 24 de junio, celebración de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. ¿Casualidad? No lo creo.

21 obispos alemanes impiden cambios en moral sexual y género

Vayamos al segundo acontecimiento y más reciente. Esta semana los propulsores de las herejías en Alemania no han logrado sacar adelante su texto en el que pedían un cambio en la moral sexual y de género.

La resolución no obtuvo suficiente apoyo de los obispos en la reunión sinodal celebrada esta semana en Frankfurt. Más de dos tercios de los participantes en el proceso sinodal votaron a favor de adoptar un documento de 30 páginas titulado “La vida en las relaciones exitosas: los principios de una ética sexual renovada”. Dos tercios de los obispos participantes, votaron a favor de ese texto, pero 21 obispos votaron en contra, lo suficiente como para detener la aprobación de la resolución.

Lo más llamativo, ha sido ver el enfado y lamento del presidente de los obispos alemanes, Georg Bätzing, quien dijo sentirse «decepcionado con el resultado de la votación». Quien también dijo sentirse decepcionado fue el cardenal Marx, quien forma parte del círculo más íntimo de cardenales que asesora al Santo Padre.

A quien tampoco ha sentado bien la no aprobación de este texto, ha sido a muchos laicos y religiosos que participaban en la asamblea sinodal. Algunos salieron llorando de la sala y otros montaron una protesta espontánea al no ver cumplidos sus objetivos de dejar de considerar pecado a lo que siempre lo será.

Durante todo este tiempo, han estado alardeando de la importancia y lo bonito que es recorrer juntos el camino sinodal. Ahora que los resultados no han sido los esperados para ellos, montan en cólera contra los obispos alemanes que bloquearon ese texto.

No debemos perder de vista que la gran mayoría de obispos alemanes apoyaron el texto, lo cual significa que entre el episcopado alemán priman y reinan las doctrinas y comportamientos cismáticos sin que se observe ninguna intención del Vaticano de intervenir en este proceso que puede conducir a la Iglesia de Alemania al abismo. Parece que en Roma están más ocupados interviniendo y organizando los carismas de la Orden de Malta, del Opus Dei o de Comunión y Liberación.

Pero he aquí otro dato importante y relevante. El día de la votación en la que no se aprobó el cambio de moral sexual en Alemania coincidió con la festividad de la Natividad de la Virgen, Madre de Dios y Esposa del Espíritu Santo. ¿Otra casualidad? Tampoco lo creo.

A pesar de esa primera «victoria», en los días siguientes de la Asamblea sinodal si que fueron aprobados textos pidiendo al Papa Francisco la ordenación de mujeres o de sacerdotes homosexuales. Solo queda confiar y tener fe en que el Espíritu Santo actúe de nuevo y evite males mayores, aunque como dice el refrán «no hay mal que por bien no venga», y quizá sea necesario que la Iglesia en Alemania vuelvan a ser doce.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
12 comentarios en “Así actúa el Espíritu Santo: Del fin del aborto como derecho en EEUU a la negativa a cambiar la moral sexual en Alemania
    1. Espíritu Santo,

      Ya que estás actuando por la Verdad,
      no dejes que el Papa siga socavando la Orden de Malta. Como es nobiliaria la quiere destruir.

    2. La Iglesia en Alemania puede que quede en doce apóstoles fieles y enamorados de Jesucristo y en la Iglesia universal también.
      No nos engañemos, lo que ocurre en Alemania, también ocurre aquí, aunque muchos aún se mantengan dentro del armario.
      La falta de moral que se enseña machaconamente a tra´vés de los medios de comunicación cala, y cala hondamente hasta ensuciar las conciencias de los mismos discípulos del Señor. Un poco de ayuno de medios de comunicación se hace absolutamente necesario en esta época.
      ¿Quién está sin pecado?

  1. Hay logros positivos que evidencian la acción del Espíritu Santo, como los acertadamente reseñados por el articulista.
    Sin embargo, Dios respeta también la libertad del hombre, y por ello permite tanta confusión doctrinal en un Papa que demuestra no secundar al Espíritu Santo, y en tantos obispos, sacerdotes y laicos que están igualmente equivocados.
    Como San Agustín habló de las dos ciudades, aquí podemos también hablar de dos modos de entender la eclesialidad, que están en pugna: La «Iglesia de Francisco» y la verdadera Iglesia Católica.

    1. Francisco está haciendo por el tradicionalismo más q ningún otro papá postconciliar. Aún así persisten los neocones irredentos de la hermenéutica de la continuidad y el novus ordo, otros más puros de corazón se han caído del caballo y pasado al tradicionalismo,, cosa q con un Ratzinger o JP2 jamás habría ocurrido. Dios tiene todo bajo control

      1. Otra obra del Espiritu Santo y de Dios que solo permite el mal actual para sacar un bien mayor. Este castigo de papa que nos merecemos por nuestros pecados va servir para separar las cabras de la ovejas.

  2. Pero ¿Y de donde han «mamado» estas heregias, cardenales, obispos, sacerdotes, religiosos, laigos, etc. Porque este es el verdadero punto doloroso de este problema. Que hemos enseñado a los niños que hoy son autoridades eclesiasticas. Ahi es donde verdaderamente deberiamos reflexionar y mas en españa, donde la formacion religiosa es inexistente.

    1. En los seminario, por un número de años que desalentaría a una tortuga, se enseña algo de provecho a parte de tocar la guitarra?

      Creo que lo único que no se ha recortado sino que ha aumentado es el número de años en el seminario, para aprender mucho menos de lo que antes se enseñaba.

      Yo en parte me reafirmé en la fe por el diablo. Porque lo que pasaba en la Iglesia solo se podía explicar por una estupidez diab´ólica. Y la existencia del diablo me hizo patente que Dios existía. Alabado se Dios.

  3. El Espíritu Santo guía e ilumina, pero hay que escucharle. Francisco y muchos otros cristianos están cerrados y no atienden al Espíritu y por eso pasa lo que pasa.
    Francisco y sus seguidores tienen las Escrituras, tienen la Tradición, tienen el Magisterio definido, pero no lo secundan, y por eso están llevando a muchas almas por derroteros de perdición. Pero no podrán destruir la Iglesia, porque el Espíritu Santo nos auxília.

    1. Y el Espíritu Santo se abre camino por muchos medios, como por ejemplo a través de Infovaticana, que es una bocanada de aire fresco en el erial de los tiempos que corren en la Iglesia profunda.

  4. Estamos viviendo algo parecido a los tiempos de Nuestro Señor Jesucristo, o de un poco antes, es decir, luego de la muerte de Juan Hircano.
    Había también en ese entonces, algunos grupúsculos que interpretaban las Sagradas Escrituras, como sucede hoy día. Pero Dios nos ayudará, ya que en el capítulo 11 del libro del Apocalipsis, se nos ha prometido que vendrían dos testigos fieles, y tal vez, renacería con ellos la predicación del Evangelio y la conversión de los judíos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles