¿Evitó Francisco un Motu proprio más duro para el Opus Dei?

Papa Francisco Opus Dei Fernando Ocáriz y Mariano Fazio junto al Papa Francisco (Opus Dei)
|

Hay quien apunta que así fue. Que el recién nombrado cardenal, el jesuita Gianfranco Ghirlanda, ha estado en desacuerdo con la configuración jurídica del Opus Dei es algo que viene de lejos. En concreto desde la bula Ut Sit de san Juan Pablo II.

Con la promulgación de la nueva Constitución Predicate Evangelium el pasado mes de marzo, Francisco inició un proceso de reforma de la curia romana. Una de las novedades, fue la decisión de pasar las prelaturas personales del Dicasterio de los Obispos al Dicasterio del Clero.

El papel del cardenal Ghirlanda

El propio Ghirlanda explicó en la rueda de prensa que «lo que ha hecho el papa Francisco es restablecer la coherencia dentro del orden canónico entre la competencia del dicasterio y la acción de la prelatura personal, el modo cómo las prelaturas personales están configuradas en el código, en plena coherencia con el Vaticano II y la legislación de Pablo VI», dijo en referencia al nuevo encaja del Opus Dei en la Iglesia.

El cardenal jesuita y experto canonista, es de los que ha considerado al Opus Dei como «una iglesia dentro de la Iglesia» y que gozaba de un poder y un encaje demasiado beneficioso gracias a la protección de san Juan Pablo II.

Entre los planes iniciales, fuentes solventes apuntan que estaba previsto enviar al Opus Dei al Dicasterio de la Nueva evangelización. Esto finalmente fue corregido y las prelaturas personales, la Obra en este caso, quedó incardinada en el Dicasterio del Clero. Quienes defienden este movimiento, argumentan que la gran mayoría de temas que trata el Opus Dei con la Santa Sede tiene que ver con el clero de la prelatura y por ello no verían con malos ojos cambio.

Es público la buena relación que mantienen el Papa Francisco con el número dos del Opus Dei, el también argentino Mariano Fazio y encargado de lidiar con la curia romana. Según apuntan algunas voces, Francisco habría rebajado el tono de un primer documento que llegó a sus manos y que iba a ser mucho más duro para la todavía única prelatura.

A pesar de esto, todavía existe cierto temor dentro del Opus Dei a que puedan llegar nuevas indicaciones de Roma, como desde nombrar un cardenal comisario al estilo la Orden de Malta o los Heraldos del Evangelio o incluso hacer de la Obra una especie de fraternidad sacerdotal en donde los sacerdotes sean los únicos miembros «oficiales» de la prelatura y los laicos queden marginados a un papel de meros colaboradores externos sin vínculo jurídico.

Motu Proprio y reforma de Estatutos

Tras el Motu proprio del pasado mes de julio, el Opus Dei tiene que modificar parte de sus Estatutos, que deberán ser revisados y aprobados de nuevo por la Santa Sede. Si bien es cierto, que desde Roma no se ha dado mayores indicaciones en el sentido de hacia qué dirección han de reformarse, por lo que no es descartable nuevas conversaciones entre el Papa y el prelado para aclarar exactamente lo que se quiere con la reforma de los Estatutos.

Además, esta reforma en la que ya trabajan canonistas de la prelatura, podría suponer la celebración de un Congreso extraordinario dentro del Opus Dei para dar el visto bueno y seguir los cauces previstos para reformar los Estatutos de la Obra, a pesar de la insistencia en el año 1982 de san Juan Pablo II tras la bula Ut Sit de que eso no se tocase.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
45 comentarios en “¿Evitó Francisco un Motu proprio más duro para el Opus Dei?
  1. Es evidente que lo que se busca es afectar la obra del Opus Dei, que si nos guiamos por las palabras de NSJ; “por sus frutos los conoceréis”, esta al escrutinio público la gran labor en todos los campos; religiosos, educación, salud…desde todas sus escuelas, universidad de Navarra, sus excelentes hospitales de fama mundial, en formación eclesial, en fin, las instituciones por ellos regidos se caracterizan por la excelencia! En contraste las regidas por jesuitas dan mucha pena y de que hablar! Que fea es la envidia!

    1. Afortunadamente para los opusinos, los jesuitas se extinguirán antes. 15 años, más o menos.
      En cuanto a obras , también han tenido grandes y prestigiosos centros de todo tipo.

  2. San Juan Pablo II, que fue un buen Papa, promocionó la Obra, otorgándole un estatuto legal adecuado a su naturaleza y acorde al derecho canónico, todo lo cual favorecía el desarrollo de la labor que, por inspiración divina, había organizado San Josemaría.
    Pero el Papa Francisco, por desafecto al Opus Dei, y haciendo uso de su habitual talante autoritario, ha dispuesto una modificación que perjudica gravemente la acción de la prelatura, en detrimento de las almas.

    1. Es evidente que el motu proprio podía haber sido peor (todo es empeorable), pero el aprobado por el Papa ya es suficientemente malo como para que podamos ver ningún atenuante a su inicua acción. Y lo defino claramente como inicuo, porque falta equidad en ese motu proprio, que una vez más, no emana del celo apostólico, sino de la ideología de Francisco.

      1. Entre en CV2 y su Opus, tiraron abajo el pilar fundamental del régimen confesional de Franco, dando paso al régimen masonico actual.
        Era cuestión de tiempo que lo empezarán a pagar, pero su peloteo al poder, ahora se han vuelto ecológicos y siempre forofos del Papa de turno, les ha salvado de la quema, pero es cuestión de tiempo que en caída libre se acaben

  3. Sarna con gusto no pica…pero mortifica.
    Nunca entendí el entusiasmo de los miembros de la Obra por Francisco. Era evidente su animadversión por la institución, sus modus operandi y por todo lo que significa.
    Como todo aquello que huela a católico intentará destruirlo, apropiándose previamente de sus riquezas. Yo espero, no se si en vano, que, al menos les sirva para abrir los ojos, que ya va siendo hora. Y que se den cuenta también de que tienen al enemigo en casa, y en lo más alto.
    Hay verdades que son muy costosas de admitir, pero la alternativa es enterrar la cabeza en la arena. Dejaremos de ver el peligro, pero este no desaparecerá, sino que aumentará porque desactivamos nuestras defensas.

  4. Los jesuitas no debían de ser obispos nunca. San Ignacio no lo quería. Y menos mal que la FSSPX no llegó a pactar con el Vaticano actual. Ahora serían desarticulados.

    1. O sea, que monseñor Williamson tenía razón: no es posible el acuerdo con el que te quiere destruir. El opus demuestra cómo terminan las prelaturas: terminan en la nada. El Acuerdismo ha fracasado. Ahora ya saben de dónde sacar más obispos si no los quieren consagrar.

  5. Nada de lo que se la ha hecho al Opus Dei se ha hecho sin el consentimiento de Francisco. Y viniendo de dos jesuítas la cacicada, es normal, pues ya desde el principio o inicios de la Obra, los jesuítas han mirado con celos y envidia la labor apostólica de la Obra, tanto es así que en Barcelona «carcas» curas jesuitas-digo «carcas» porque por entonces eran «tradicionalistas» y nada «progres» o marxistoides a lo teología de la liberación y cumbayás- iban por casas de padres de jovencitos numerarios avisándoles que sus hijos se iban a condenar en el Infierno si seguían en el Opus Dei, como sufrió en sus carnes Laureano López Rodó. Todo huele a que sigue la envidia y el odio jesuítico al Opus Dei, los malditos celos, la envidia, pecado capital.

    1. El Codex Iuris Particularis es subsidiario de normas de mayor rango. Y el Código de Derecho Canónico y los MPs del Papa son de mayor rango.

      Los estatutos de la Obra pueden decir que el cargo de prelado sea vitalicio, que si mañana Francisco ordena que sean mandatos de 5 años y máximo dos mandatos seguidos (como ha dictado para el resto de movimientos, véase CyL) a la Obra no le quedará otra que tragar. Y los mecanismos de modificación también puede saltárselos un Papa con un Motu Proprio.

      1. ¿De qué normas de «menor rango» habla? La ‘Prelatura de la Santa Cruz y del Opus Dei’, que es su nombre oficial, fue erigida como tal por Juan Pablo II en la Constitución Apostólica en forma de bula «Ut sit» el 28 de noviembre de 1982 (un año antes del Código de Derecho Canónico vigente, que fue promulgado por él mismo el 25 de enero de 1983 y que entró en vigor el 27 de noviembre de ese año).

        El instrumento jurídico que hasta ahora ha regulado esta Prelatura personal (la única que hay). desde el mismo momento en que fue erigida, la propia Constitución Apostólica nos la aclara: primero, que es en aplicación de lo previsto por el Concilio Vaticano II, en el Decreto «Presbyterorum Ordinis» nº 10. Y segundo, que la Prelatura «se rige por 1) las normas de derecho general, 2) POR ESTA CONSTITUCIÓN y 3) por sus propios Estatutos» (no sólo por 1 y 3). ¿Y qué dice «Ut sit»? Veamos:

        1. «La jurisdicción de la Prelatura se extiende a los CLÉRIGOS incardinados en ella Y A LOS LAICOS, en este caso en cuanto al cumplimiento de las obligaciones peculiares asumidas por el VÍNCULO JURÍDICO, mediante convención con la Prelatura. CLÉRIGOS Y LAICOS dependen de la autoridad del Prelado para la realización de la tarea pastoral de la Prelatura».

  6. El problema del Opus, es que eran una Iglesia dentro de la Iglesia.
    Un sacerdote vinculado al Opus, destinado en una diócesis ¿a quien obedece, a su prelado o al Obispo diocesano?
    Creo que el Papa, ha acertado de pleno

  7. «hacer de la Obra una especie de fraternidad sacerdotal en donde los sacerdotes sean los únicos miembros «oficiales» de la prelatura y los laicos queden marginados a un papel de meros colaboradores externos sin vínculo jurídico.»
    Es que eso es lo que dice el Código de Derecho Canónico que son las Prelaturas Personales

    1. Ya le he respondido más arriba, pero si insiste se lo repito aquí:

      La ‘Prelatura de la Santa Cruz y del Opus Dei’, que es su nombre oficial, fue erigida como tal por Juan Pablo II en la Constitución Apostólica en forma de bula «Ut sit» el 28 de noviembre de 1982 (un año antes del Código de Derecho Canónico vigente, que fue promulgado por él mismo el 25 de enero de 1983 y que entró en vigor el 27 de noviembre de ese año).

      El instrumento jurídico que hasta ahora ha regulado esta Prelatura personal (la única que hay). desde el mismo momento en que fue erigida, la propia Constitución Apostólica nos la aclara: primero, que es en aplicación de lo previsto por el Concilio Vaticano II, en el Decreto «Presbyterorum Ordinis» nº 10. Y segundo, que la Prelatura «se rige por 1) las normas de derecho general, 2) POR ESTA CONSTITUCIÓN y 3) por sus propios Estatutos» (no sólo por 1 y 3). ¿Y qué dice «Ut sit»? Veamos:

      1. «La jurisdicción de la Prelatura se extiende a los CLÉRIGOS incardinados en ella Y A LOS LAICOS, en este caso en cuanto al cumplimiento de las obligaciones peculiares asumidas por el VÍNCULO JURÍDICO, mediante convención con la Prelatura. CLÉRIGOS Y LAICOS dependen de la autoridad del Prelado para la realización de la tarea pastoral de la Prelatura».

        1. sigan creyéndose sus propias ensoñaciones, que el golpe con la realidad será más fuerte.
          El actual prelado escribió un artículo académico en 1991 defendiendo por qué el prelado debería ser obispo y la naturaleza jerárquica de las prelaturas personales. Ahora se la han tenido que envainar y donde dije digo digo Diego. Llega un momento que la tramoya no aguanta y como sigan en sus trece el final puede ser muy desagradable.

          1. Nada de lo que le he escrito es una «ensoñación» y usted no puede negar ninguno de los puntos. Lo del prelado obispo o no, no lo he mencionado en ninguna parte. ¿O usted lo lee en alguna parte de mi comentario? Y no sé por qué se dirige a mí en segunda persona del plural: yo no soy, ni he sido nunca del Opus Dei, ni guardo ninguna relación con dicha prelatura. Pero su comentario ose va por los cerros de Úbeda ante lo evidente. Y lo evidente es que Francisco está en proceso de demolición de la obra de Juan Pablo II (sólo hay que ver lo que ha hecho con el «Pontificio Instituto para la Vida y la Familia Juan Pablo II», expulsando a todos sus miembros y metiendo en él a pro-abortistas y pro-homosexualistas, que acaban de felicitar a James Martin, S.J. en Twitter por su gran labor de demolición de la moral católica).

    2. Es que eso es no entender qué es el Opus Dei. No es una sociedad sacerdotal en la que los laicos son meros colaboradores. La presencia de sacerdotes en el Opus se produce despu´és de los laicos. Estos son la pieza fundamental de la Obra; el motu proprio le da la vuelta al calcetín; es decir, o no entiende nada o es mala fe. me inclino por un 75 % / 25 %.

  8. A mi entender el Papa Francisco, a metido la pata hasta el corbejon. Y no digo mas.

    Mi opinion personal: los jesuitas tan progres, no entienden el Opus Dei. Sera por envidia, que ellos se extinguen y la Obra sigue cada vez mas fuerte?

    Que se hace en la obra: rezar, y no criticar. Decia San Josemaria Escriva: hay que amar al papa sea quien sea…Tambien decia: amo a la iglesia a pesar de los pesares.

    A veces obedecer cuesta muchisimo.

    1. «no nos entienden». La misma matraca de siempre.
      Y eso de que la obra cada vez más fuerte… cerrando centros uno tras otro, cada año ordenan menos sacerdotes y no cubren bajas (excardinaciones y decesos), la media de edad de los laicos cada vez más alta, etc.

      1. No sea manipulador: gerfran no ha dicho «no nos entienden», sino «los jesuitas tan progres, no entienden el Opus Dei. Sera por envidia, que ellos se extinguen». ¿Es mentira que los actuales jesuitas son progres (yo más bien diría heterodoxos)? ¿Es mentira su indisimulada envidia del Opus Dei, que les sustituyó en la Iglesia hace mucho tiempo? ¿Es mentira que se extinguen a toda velocidad y que no tienen reemplazo generacional, siendo la mayoría más viejos que Matusalén? Lo que usted describe al final de su deposición no el Opus: son los jesuitas.

      2. es que defender que la Obra es una entidad de sacerdotes en la que los laicos son meros colaboradores es no entender de la misa, la media. ¿Dónde queda la labor de los numerarios? ¿Y la de los supernumerarios? No olvidemos que al principio no había sacerdotes en la Obra.

  9. Yo soy numerario del Opus Dei desde hace casi 40 años, y cada vez estoy más contento de serlo. Pienso que aunque nos convirtieran en cooperativa agraria de ámbito universal con estatutos propios todos seguiremos haciendo lo mismo: rezar mucho, trabajar muy bien y querer a todo el mundo. Si yo creo a la mayoría de los fieles de la Prelatura nos preocupa mucho más el día a día de nuestra vida cotidiana que el dicasterio del que dependa la Obra.

    1. Pues haberos constituido desde un principio en cooperativa agraria y os hubieráis ahorrado millones de vueltas en despachos y millones de papeles con el famoso traje jurídico ahora tirado a la basura, lo que dices no te lo crees ni tu y el recorrido de las mentiras es corto. ¿Acaso no te acuerdas ya, en tus cuarenta años de numerario, de la famosa intención especial???? Y de fieles de la prelatura olvídate ya, porque el motu proprio habla una sola vez de los laicos y de la siguiente manera: » y con la cooperación orgánica de los laicos…». Es decir, un prelado con clérigos y poco más… Dicho esto, también te digo que no estoy de acuerdo con lo que os han hecho…

    2. ¡ Qué tontería! . Piensa las consecuencias de pertener a una cooperativa agrícola: llevas 40 años viviendo con otros numerarios, entregas tu sueldo , si trabajas, a la cooperativa, a cuyo favor has testado, tienes dirección espiritual y confesor asignado, dedicas tres horas diarias a normas de piedad, has hecho votos o compromisos, soportas correcciones fraternas constantes, haces cursos de retiros, lees lo que te dejan, controlan tus correos, etc etc. ! Vaya obligaciones imponen las cooperativas agrícolas! .

  10. DESPUES DE CASI 100 años, el Papa y su curia “actual”, no saben que hacer con la Prelatura, que avanza sin parar. Y sólo se les ocurre retenerla a base de “Motu Propio”. LES VIENE GRANDE, COMO LES VINO GRANDE, CUANDO AÚN VIVÍA EL FUNDADOR. QYE VERGÜENZA ! Dentro de la propia Iglesia a tortazo limpio, y a callar. Gracias Papa Francisco, va a batir su propio record de enfrentamientos de unos contra otros. HAGAN LÍO SEÑORES, YO EL PRIMERO !. VERGÜENZA, DECEPCIÓN, TRISTEZA…y lo que quieran añadir mas.

  11. Si mal no recuerdo el fundador del Opus Dei decía que está para servir a la Iglesia como ella quiere ser servida. Pues bien, la Iglesia a través de su máxima autoridad está dejando muy claro como quiere ser servida. ¿Aceptará el Opus Dei lo que se le está pidiendo y cambiará lo que tenga que cambiar? Ahí está la cuestión…

    1. Otro «nuevo» usuario tratando de blanquear la obra de demolición de Francisco, al que confunde con «la Iglesia» (nada menos), pese a su continua enmienda a la totalidad de la obra de todos sus predecesores (incluyendo a Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI). ¿Aceptará usted que Francisco no puede cambiar la fe católica, que no puede cambiar? Ahí está la cuestión…

  12. EL OPUS DEI HARÁ LO QUE LE DIGA EL PAPA. ASÍ LO DEJÓ BIEN CLARO EL FUNDADOR. NO HAY MAS QUE DECIR:
    »—¡Más!: no esperes siquiera, a veces, que te comprendan otras personas e instituciones, que también trabajan por Cristo.

    »—Busca solo la gloria de Dios y, amando a todos, no te preocupe que otros no te entiendan».
    San Josemaría Escrivá, Forja, n. 255. —

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles