China detiene a un cardenal y la Santa Sede reacciona “con preocupación”

Cardenal Zen
|

En principio, ser periodista católico debería ser lo más coherente del mundo, porque del católico se presupone su amor por la verdad, lo que nos hace libres. Por eso sorprende que la prensa católica especializada sea tan a menudo un trasunto del mítico diario Buenas Noticias, en el que nunca pasa realmente malo y todo lo que pueda dejar mal a los que mandan se oculta al modo soviético.c

La Santa Sede, según su portavoz oficial, Matteo Bruni, “ha conocido con preocupación la noticia de la detención del cardenal Zen y sigue con extrema atención la evolución de la situación». Vaya, el socio chino arresta a un cardenal, a todo un cardenal, y eso a la Santa Sede “le preocupa”.

Lo leo en un artículo del órgano oficial del Vaticano online, Vatican News, que logra la hazaña periodística de escribir un artículo de quinientas palabras sobre el arresto del nonagenario cardenal chino Joseph Zen, arzobispo emérito de Hong Kong, sin mencionar un solo momento la existencia de un pacto secreto entre la Santa Sede y las autoridades comunistas de Pekín.

Sin embargo, a cualquier periodista que valga su sal se le ocurre que este es el tema más relevante, más significativo de toda esta historia. No se trata meramente del enésimo gobierno que persigue a la Iglesia y encarcela a sus ministros; es un socio, la contraparte de un acuerdo que en el Vaticano se celebra como un verdadero logro y al que se ha dedicado tiempo, energía y dedicación considerables. Este es el contexto, e ignorarlo es un pecado grave, al menos desde el punto de vista periodístico. Porque es más sorprendente el ataque que procede de un aliado que el que viene de un enemigo, y si los pactos entre Pekín y Roma permiten al primero detener cardenales a su antojo, no parece un acuerdo muy inteligente.

Como tampoco parece muy profesional no preguntarse ni en un aparte ocasional qué efectos debe tener el arresto sobre los dichosos pactos. Porque esa es la pregunta que salta inmediatamente a la mente de cualquiera ante este suceso. Si Roma hace como que aquí no ha pasado nada, está lanzando el mensaje de que Pekín puede hacer lo que se le antoje y de que no va a dar la cara siquiera por los más altos pastores de la Iglesia china. Lo que lleva a una pregunta aún más perturbadora: ¿Por qué? ¿Qué hay entre los comunistas chinos, rabiosamente anticristianos, y la cúpula de la Iglesia que pueda convertirla en un rehén, tibia ante todas las injusticias y persecuciones? ¿Cuál es la contrapartida, qué gana la Iglesia?

Porque esta, aunque la más descarada y noticiosa, no es la primera injusticia que, por lo visto, estos pactos obligan a no denunciar. Hemos informado de muchas en estas mismas páginas; ayer mismo citábamos algunas. Y el silencio de un Papa notorio por denunciar las injusticia de cualquier lugar del globo (¿se acuerdan de los rohyngya, que motivaron un viaje apostólico a Birmania?) resulta ensordecedor cuando es China el perpetrador del desafuero.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “China detiene a un cardenal y la Santa Sede reacciona “con preocupación”
  1. Es lamentable el lenguaje tan suave que emplea el Vaticano cuando se trata de su aliada China. Y no esperemos que el Papa condene esta felonía, como no lo hace con los demás crímenes que comete la dictadura china.
    Recemos para que el Señor nos envíe un pontífice fiel.

  2. Solo nos queda rezar, el Vaticano no va a mover ficha Que calvario esta atravesando el Cardean Zen, no lo conozco, pero es alguien que por su limpieza, su lenguaje claro y valiente , siempre que habla me llega al corazón

  3. China es rica, el Vaticano pobre… serà esa la madre del borrego? Tristemente, èste comentario lo hace una catòlica, apostòlica romana, amante de su Iglesia… y amante tambièn de la verdad.

    1. ÁNGELES WERNICKE, se ha de matizar:la IGLESIA SOMOS TODOS LOS BAUTIZADOS, que estamos en gracia de Dios y vivimos según sus mandamientos. La JERARQUÍA es parte de la IGLESIA, El Papa es el vicario de Cristo, su cabeza visible. Este puede ser fiel a Cristo o… ir a su «bola»… YA me entiende…

  4. La pregunta correcta, a mi juicio, no es » ¿Cuál es la contrapartida, qué gana la Iglesia?», sino más bien ¿Qué es lo que saben los chinos acerca de los jerarcas de la Iglesia romana? ¿Cuantos secretos indecentes conocerán de algunos altos prelados para que estos estén calladitos como putas ante tanto atropello?
    Las fotos gays del móvil de Zanchetta, ahora en prisión pagando por sus delitos, pueden no ser más que la punta de un iceberg de un piélago de corrupción moral en las más altas instancias vaticanas

    1. En el Vaticano están de acuerdo con la dictadura china y la quieren llevar a todo el mundo por eso fomentan las agendas de la elite globalista, son su evangelio.

  5. ÁNGELES WERNICKE, se ha de matizar:la IGLESIA SOMOS TODOS LOS BAUTIZADOS, que estamos en gracia de Dios y vivimos según sus mandamientos. La JERARQUÍA es parte de la IGLESIA, El Papa es el vicario de Cristo, su cabeza visible. Este puede ser fiel a Cristo o… ir a su «bola»… YA me entiende…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles