El régimen comunista chino detiene al cardenal Zen

cardenal Zen Summorum Pontificum
|

El cardenal Joseph Zen ha sido arrestado por las autoridades de Hong Kong, según informan los medios locales.

El obispo emérito de Hong Kong, de 90 años, fue detenido en su papel de administrador del Fondo de Ayuda Humanitaria 612, que ayudaba a los manifestantes a favor de la democracia a pagar sus honorarios legales.

El periódico Standard informó que los fideicomisarios fueron arrestados el miércoles por la noche, hora local, según las fuentes.

El líder católico y activista, el cardenal Joseph Zen Ze-kiun, fue arrestado por la policía de seguridad nacional de Hong Kong, junto con la exdiputada opositora Margaret Ng Ngoi-yee y la cantante Denise Ho Wan-sze por presunta connivencia con fuerzas extranjeras

El fondo, que se fundó en 2019, se disolvió el año pasado después de que la policía de seguridad nacional le ordenara compartir detalles operativos, dijo el periódico.

Finalmente, tras pasar unas horas detenido, las autoridades de Hong Kong liberaron al cardenal bajo fianza. Al tener conocimiento del suceso, en una breve nota, la Santa Sede aseguraba que «ha conocido la noticia de la detención del cardenal Zen con preocupación y sigue muy de cerca la evolución de la situación».

Sobre el cardenal Zen

Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong, cumplió el pasado mes de enero 90 años. Un aniversario que el cardenal celebró de forma sencilla junto a sus sucesores: el nuevo obispo Stephen Chow Sau Yan y el cardenal John Tong.

El cardenal Zen nació en Shanghái el 13 de enero de 1932 chino. Fue ordenado sacerdote en Turín el 11 de febrero de 1961.

El Papa Juan Pablo II le nombró obispo coadjutor de Hong Kong el 13 de septiembre de 1996, con 64 años. Fue obispo de Hong Kong el 23 de septiembre de 2002. Benedicto XVI le creó cardenal en el consistorio del 24 de marzo de 2006.

El 15 de abril de 2009, con 77 años, el propio Benedicto aceptó la renuncia de Zen, nombrando a John Tong Hon como sucesor.

El purpurado chino ha sido un firme crítico del famoso acuerdo secreto entre la Santa Sede y el Gobierno comunista de China para el nombramiento de obispos, firmado en 2018. Además, no ha tenido ningún reparo en criticar, durante los últimos años, algunas decisiones que se han tomado en la Iglesia, como la defenestración de la Misa Tradicional o las misas individuales en San Pedro.

El cardenal Zen ha sido muy crítico con el régimen chino y también con los acuerdos firmados por la Santa Sede con el régimen comunista. En el año 2020 se refirió a la persecución que sufren los católicos en China y al pacto secreto firmado por el Vaticano con la administración comunista. China, dice Zen, ofrece hoy la imagen de un país rico, pero “en un régimen totalitario la gente contribuye a la riqueza de la nación sin obtener una parte justa de su prosperidad. En China, la gente es esclava del Partido Comunista”. Y a los esclavos, añade Zen, “no se les permite el lujo de la dignidad”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
21 comentarios en “El régimen comunista chino detiene al cardenal Zen
  1. La dictadura china persigue a la Iglesia, y el Vaticano reacciona con un pacto que supone claudicar ante el Gobierno comunista de ese país.
    El Papa, que habla tanto de sínodo y de escucha, debería atender los buenos consejos del Cardenal Zen.

  2. Con su avanzada edad, si muere como consecuencia de la detención o encarcelamiento, bien por las condiciones en que se desarrolle, bien por cualquier tipo de maltrato, ¿reconocerá Francisco el martirio? ¿O eso sólo procede si el prelado candidato a subir a los altares es montonero (o pro-montonero) y «mártir» de un accidente automovilístico, por ejemplo? Dios guarde a este siervo fiel.

      1. ¿En serio? ¿Y usted cómo lo sabe? ¿Tiene una bola de cristal? Benedicto XVI es una década más viejo que Francisco… y sigue vivo. Además, los cinco años que estipula el Código de Derecho Canónico para iniciar el proceso se los ha saltado Francisco cuando ha querido, como por ejemplo en el caso del sacerdote francés Jacques Hamel, al que degolló en Misa un terrorista islamista: mandó iniciar el proceso a los tres meses de su muerte. Y como en caso de martirio no se precisa milagro que verificar, puede ir bastante rápido. La cuestión es si se daría tanta prisa en iniciar el proceso en el hipotético caso señalado.

        1. Exactamente, esa es una cuestión distinta, una cosa sería si reconocería el martirio que es lo que usted planteaba y otra si aceleraría el proceso, que es lo que ahora plantea al darse cuenta que ha metido la pata, por cierto Benedicto no tiene los problemas de salud que tiene el Papa

          1. Increíble: no sólo mete la pata usted con la chorrada de que «no da tiempo», sino que me achaca a mí meter la pata, cuando todo lo que he dicho es cierto y comprobable. ¿Cómo se puede meter la pata diciendo la verdad? Otra cosa es que a usted no le guste; sobre todo porque deja en evidencia la bobada que ha dicho usted previamente. Si mandó iniciar el proceso del cura francés saltándose lo estipulado por el Código de Derecho Canónico, fue precisamente por reconocerle mártir, como él mismo dijo (no hace falta que usted le puntualice, porque lo dejó bien claro). En caso de no reconocer un martirio, ¿por qué motivo iba a acelerar el proceso, que en cualquier caso siempre llevaría más tiempo porque se necesita la verificación de curaciones milagrosas por la intercesión del candidato? En este caso la aceleración del proceso está directamente relacionada con el reconocimiento del martirio. Si opina sobre lo que no sabe, hace el ridículo.

  3. Una pregunta para los que saben: Un obispo es el sucesor del obispo anterior de la diocesis o es sucesor de los Apóstoles?

    1. Su misma pregunta le da la clave: «Un obispo es el sucesor del obispo anterior de la diocesis…?» Responda usted mismo aplicando la lógica: cuando se crea una nueva diócesis, ¿puede su obispo ser sucesor del obispo anterior de esa diócesis que antes no existía? ¿Verdad que eso es imposible? Además, no todos los obispos son diocesanos (también llamados ordinarios de esa diócesis): a los obispos que no tienen el gobierno de una diócesis existente en la actualidad, se les encomienda una diócesis que ya fue suprimida y que se llama titular (por eso se les llama obispos titulares). Concluyendo: los obispos son sucesores de los apóstoles en lo que se refiere al gobierno ordinario de la Iglesia. Pero no suceden a un apóstol en concreto (salvo el Sumo Pontífice, que es sucesor de San Pedro). De ahí que no haya sólo doce obispos por haber habido sólo doce apóstoles.

    2. Depende del sentido que le des a la palabra sucesor, la misma palabra puede tener distintos significados, se evitarían muchas discusiones inútiles si la gente se diera cuenta de eso.

      1. «Depende del sentido que le des a la palabra sucesor, la misma palabra puede tener distintos significados, se evitarían muchas discusiones inútiles si la gente se diera cuenta de eso»

        Usted siempre inventando: ¿de dónde se ha sacado que la palabra «sucesor» tenga distintos significados? En español sólo tiene un significado, definido perfectamente en el Diccionario de la Real Academia Española: «Dicho de una persona: Que sucede a otra en su puesto o función». La pregunta anterior es a qué persona sucede un obispo, y la respuesta también es una sola: a los apóstoles (a cualquiera de ellos menos a San Pedro, como ya he explicado más arriba). ¿Por qué se mete usted a comentarista en una página en la que ha quedado más que demostrado que no tiene ni idea de los temas sobre los que opina? ¿No tiene nada mejor que hacer? Sinceramente, no sé que le aportará a usted quedar como un ignorante vez tras vez.

        1. Entonces cuando decimos que el tres es el sucesor del cuatro, o que Felipe VI es el sucesor de Juan Carlos I ¿estamos diciendo una cosa sin sentido?

          1. No decimos que Felipe sucede al primer rey que haya existido sino al que estaba inmediatamente antes de él, y todo el mundo lo entiende así, incluso usted, pero no dará su brazo a torcer porque cuanto más ignorante es uno más se reafirma en su necedad

          2. ¡Por Dios! Va a haber que hacerle un mapa o dibujárselo: un rey sucede a otro rey. Un obispo sucede a un apóstol (no a otro obispo). No hace falta que lo entienda: basta con que se lo crea, porque es así (aunque a usted no le guste, cosa que no le importa a nadie y que no va a hacer que cambie la realidad).

  4. » De 1989 a 1996, durante el período de apertura de China, Joseph Zen fue el primer sacerdote chino en Hong Kong que pudo enseñar en seminarios “oficiales” en el continente, pero también en seminarios clandestinos. Pasa así 6 meses al año en la República Popular China, donde adquiere un gran conocimiento de la realidad del catolicismo en China. «

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles