El arresto de Zen, un epitafio para los pactos secretos con Pekín

cardenal Zen comunismo China
|

Los acuerdos secretos entre Pekín y la Santa Sede ha sido una de las mayores apuestas del pontificado de Francisco. El arresto de todo un cardenal por parte de las autoridades chinas parecen hacer inviable el pacto, aunque es solo el punto final de una serie de trágicos despropósitos.

Supongo que, sobre el papel, la idea parecía grandiosa: acabar con un trazo de pluma una historia de desencuentros con respecto al país más poblado del mundo, poner fin a un cisma desgarrador, el representado por la Iglesia Patriótica China, reconciliar a los fieles chinos con las autoridades de su país y, quién sabe, que un Vicario de Cristo pisase por primera vez en la historia tierra china.

Todo eso, suponemos, fue decisivo para que el Vaticano de Francisco, valiéndose de las habilidades negociadoras del defenestrado cardenal norteamericano Theodore McCarrick, llegara a un acuerdo secreto con las autoridades comunistas.

¿A qué comprometen los acuerdos? Siendo secretos, no podemos saberlo con precisión, pero al menos hemos visto en qué ha cedido Roma. Para empezar, reconociendo a la cismática Iglesia Patriótica, hasta entonces condenada, incluyendo sus órdenes sacerdotales y episcopales. Se levantó la condena, se ‘animó’ a algunos obispos de la Iglesia fiel a retirarse para ceder sus diócesis a los ‘obispos patrióticos’ y se acordó volver a una medieval ‘derecho de patronato’ por el que serían las autoridades comunistas, oficialmente ateas, las que elegirían a los obispos en adelante, aunque Roma seguiría reservándose el derecho a consagrar o no al elegido. El “no” no se ha dado todavía.

Más difícil es entender en qué ha cedido Pekín, porque las cosas no parecen haber mejorado en absoluto para los católicos chinos, más bien al contrario. Ha habido en este tiempo nuevas persecuciones, nuevos arrestos, envío de sacerdotes y fieles a los laogai, demolición de iglesias y santuarios, obligación de incluir ideología ‘patriótica’ en las homilías y de sustituir las imágenes religiosas en los hogares por fotos de Mao y Xi Jingpin.

De hecho, los pactos han sido un continuado quebradero de cabeza para los responsables de imagen del Vaticano. Francisco, un Papa particularmente comunicativo y dado a la denunciar de las violaciones de derechos humanos en todos los rincones del globo, ha tenido que tirar balones fuera cada vez que le preguntaban por la represión de las manifestaciones en Hong Kong o el presunto genocidio de los uigures.

Nada en este tiempo, en fin, permitía imaginar qué ventaja obtiene la Iglesia de estos misteriosos pactos pero, de algún modo, siguieron adelante, fingiéndose en Roma que todo iba viento en popa y elogiando incluso el entonces Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias y de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, Marcelo Sánchez Sorondo, al régimen chino como modelo de la encarnación de la Doctrina Social de la Iglesia.

Pero es difícil que se pueda seguir fingiendo armonía después de que el régimen comunista haya detenido, si se confirma la noticia, a todo un cardenal, que no hay tantos en la Iglesia. Y no de cualquiera, sino del mismísimo arzobispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, de 90 años, que ha pasado los últimos años tratando de advertir al Pontífice de los riesgos de fiarse de los comunistas. En la última ocasión, voló desde Hong Kong solo para cruzar unas palabras con el Papa, que ni siquiera quiso recibirle. Las escuchas atentas en Roma son, ya se sabe, algo selectivas.

Pero esa negativa a recibir a Zen muestra hasta qué punto Francisco no quería hacer el menor gesto que pudiera enfadar a su socio chino, pese a todos los desplantes que ha protagonizado hasta la fecha.

Pero ahora -repetimos: si se confirma la noticia- el Papa no puede mirar hacia otra parte. Si deja pasar un ataque tan directo y ultrajante contra la Iglesia por parte del Partido Comunista Chino, abandonando a su hermano cardenal, la conmoción podría salirse de la escala Richter.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
15 comentarios en “El arresto de Zen, un epitafio para los pactos secretos con Pekín
  1. El pacto del Vaticano con China, ha supuesto una traición a la Iglesia martirial que había resistido santamente, y ha acrecentado el control gubernamental dictatorial sobre los católicos chinos. Un craso error del que el arresto del cardenal Zen es un ejemplo.

    1. De error nada. Entre Pekin y Pako no hay mas diferencias que las que ordene el Nuevo Orden Mundial que dirige- tanto Chima como el Vaticano. Dejémonos ya de coñas.

      A pesar de lo que digan los Telediarios (POR FAVOR NO VER MAS ESA BASURA) Desde hace décadas las politicas de China, especialmente la politica de hijo único están dictadas por los mismos oligarcas que mandan a Bergoglio. En cuanto a Rusia, lo mismo digo.

      Esos oligarcas quieren bloques politicos emnfrentados, pero una sola religi´ón mundial

      1. Quieren una guerra mundial para que su Emperador, que presentarán pronto, se muestre como el Gran Pacificador. En ese teatro preparado, Bergoglio y su religión ecuménica le habrá preparado el trono del Vaticano para que se siente y sea adorado por todo el mundo, empezando por los covidiotas.

        Si esto te suena a Chino, lee el ultimo libro de la Biblia.

        1. ¡Lo ha clavado! Hace unos días, en un foro político, algunos alababan a Putin porque presionado por el embargo económico está fomentado de nuevo el patrón oro. ¡Hay que ser cortitos, y mentira parece que entre los católicos tradicionales los haya en tal grado! El sionismo controla el 90 % del oro mundial y el mercado de diamantes (interesante el libro El Kahal-Oro, escrito en 1935 por Hugo Wast); Putin les ha devuelto el dominio que empezaba a tambalearse con el tema de las criptomonedas. Putin obedece como un perro fiel las órdenes del NOM (¡Ojo con Macrón!) y no ha hecho otra cosa que promover los eventos que justificarán la aparición salvífica y pacificadora de «El Simio de Dios». Aquél que pare esta locura de guerra, será el anunciado.

  2. Se desconocen los términos del misterioso acuerdo del Vaticano y la Santa Sede, pero Parolin ya dijo que debería revisarse y no mostró mucho entusiasmo por sus resultados. Es difícil saber si con los enemigos, hostiles o adversarios es mejor una política de confrontación o de conciliación. En la historia ha habido de todo. León XIII aplicó una política de distensión con desigual resultado, exitosa con la Alemania de Bismarck y fracasada con la Francia de la Tercera República, ambas muy anticatólicas. Con la Segunda República española, también anticlerical, no funcionó ni la política conciliadora de Vidal y Barraquer ni la de confrontación de Segura.

  3. La persecución a la Iglesia en China no es nueva, tampoco exclusiva, vean a los protestantes, es permanente, con variaciones.
    El remanido Concilio en su LETRA dice claramente 13. Entre las cosas que pertenecen al bien de la Iglesia, más aún, al bien de la misma sociedad temporal, y que han de conservarse en todo tiempo y lugar y defenderse contra toda injusticia, es ciertamente importantísimo que la Iglesia disfrute de tanta libertad de acción, cuanta requiera el cuidado de la salvación de los hombres . Porque se trata de una libertad sagrada, con la que el Unigénito Hijo de Dios enriqueció a la Iglesia, adquirida con su sangre. Es en verdad tan propia de la Iglesia, que quienes la impugnan, obran contra la voluntad de Dios. La libertad de la Iglesia es un principio fundamental en las relaciones entre la Iglesia y los poderes públicos y todo el orden civil. Documento sobre la Dignidad Humana.
    Los católicos seguirán aunque Roma los abandone…

  4. Penosa la política del Vaticano con el gobierno chino. Mientras tanto, los verdaderos católicos chinos son martirizados de mil y una maneras y ven cómo la jerarquía eclesiástica que debería defenderlos se comporta como los pastores asalariados que abandonan a sus ovejas ante el lobo a la primera de cambio. Pero ¿qué creen? ¿Que los católicos somos tontos? Puede que ignorantes, pero no tontos. Puede que ciegos, pero no tontos. Aunque rezo por ustedes, especialmente por el Papa todos los días, les digo indignada: A ver si el Dios de las sorpresas del que tanto hablan les da una buena sorpresa a ustedes que les haga volver sobre sus pasos. Están traicionando, TRAICIONANDO, a un pueblo fiel y devoto mártir. Escuchen su clamor, el clamor del Cardenal Zen!!! ¿Es que están sordos????? Recemos, hermanos.

  5. Estamos hablando del Partido Comunista Chino, no de la Alemania de Bismarck, que alguna diferencia hay. Entre los enemigos los hay de todas clases, pero un Partido Comunista es un enemigo ateo y no hay precedentes de ningún partido comunista que haya dado el más mínimo paso para que los cristianos puedan aplicar la Doctrina y la Liturgia con unas mínimas garantías.

    1. Depende de que doctrina. Ciertas iglesias ortodoxas coexistieron, supieron navegar entre dos aguas y se beneficiaron, en parte, de regímenes comunistas; por ejemplo la rumana. Por decreto de 1 de diciembre de 1948 el gobierno comunista de Rumanía ordenó la disolución y pase de todos los greco-católicos a la Iglesia ortodoxa rumana, junto con sus templos y propiedades.

      1. Pues Rumanía está llena de iglesias grecocatólicas junto a las ordodoxas (que son mayoría, ciertamente); y también hay en menor proporción iglesias católicas latinas. Así que, de desaparición nada. Es que usted se ha quedado muy anticuado, en un mundo que ya no existe (salvo en su cabeza).

      2. Nicolae Ceaușescu fue ejecutado el 22 de diciembre de 1989.
        Unos días después, el 30 de diciembre, la Iglesia Greco-Católica Rumana fue declarada legal por medio del Decreto Ley número 9. El 2 de enero de 1990 quedó abolido el Decreto de 1948 que había declarado la ilegalidad de la Iglesia Rumana Unida. La Iglesia Greco-Católica recuperó la libertad de culto y tres obispos que habían sido ordenados en secreto, durante la dictadura, salieron de la clandestinidad y ocuparon sus sedes. El 14 de abril de 1990 el nuevo gobierno rumano devolvió a la Iglesia Rumana Unida su autonomía respecto a la Ortodoxa. Actualmente, la libertad de la Iglesia Greco-Católica Rumana está garantizada por la Ley número 489/2006, que regula la libertad religiosa y el régimen general de culto. Fue necesario esperar a la caída del comunismo. ¡Cuánto listo hay en la viña del Señor!

        1. «Fue necesario esperar a la caída del comunismo»

          ¿Y quién le ha dicho lo contrario? Yo no, desde luego. Es usted el que vive en otra época, creyendo que Rusia aún es la URSS, por ejemplo. No es que haya mucho listo: es que hay mucho torpe con mucha imaginación que ni se molesta en leer lo que le escriben otros, atribuyéndoles cosas que se inventa.

  6. No aprendemos, el Enemigo (diablo, demonio, satanas, etc. o sea el Episitu del Mal) es mas listo que el Espiritu del Bien. Y de nuevo nos encaño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles