El caso económico de la diócesis de Almería

Iglesia Almería González Montes y Gómez Cantero
|

El pasado lunes, 10 de enero, el obispo de Almería Antonio Gómez Cantero reunió al clero de la diócesis para hablar sobre asuntos económicos. Cantero estuvo acompañado de un abogado que informaba sobre las normas vigentes de cara a la transparencia institucional y también por el vicario general. 

En esa reunión, se explicó al clero que para evitar cualquier tipo de irregularidad hay que pedir el DNI a cualquiera que haga una donación o aportación y preguntar sobre la procedencia de dicho dinero.

Otro de los temas que salió en la reunión y que tiene que ver con la transparencia fue la adquisición del coche del actual obispo. El propio vicario general reconoció recientemente en una carta al clero de Almería, que el coche del obispo Gómez Cantero es un donativo de unas personas, sin especificar quienes, que “conocedoras de la situación económica de la diócesis, se ofrecieron a comprar el coche que les pareció oportuno, y se les agradeció su generoso ofrecimiento”. Infovaticana ha podido confirmar, a través de un documento, que el coche está a nombre del obispo desde el 3 de junio del 2021 y está domiciliado en su ciudad natal, Palencia.

El obispado anunció recientemente, que realizará una auditoría para esclarecer las cuentas de la diócesis. Desde entonces, una de las primeras medidas que tiene previsto tomas Gómez Cantero es la de contratar una empresa externa de servicios que se encargue del personal y por tanto asuma todos los contratos. Fuentes próximas al obispado aseguran que el día que se reunió Gómez Cantero con una de las empresas candidatas a gestionar el personal de la diócesis, estuvo también presente el obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, buen amigo de Cantero y conocido amigo del empresario dueño de la empresa que se ha propuesto. 

Situación económica de la diócesis

A pesar de los cambios hechos dentro de la curia, Gómez Cantero apostó por mantener en sus puestos al ecónomo, Ramón Garrido Domene y el administrador José Antonio Márquez Grajea, al cual Cantero ha recomendado también para la comisión de asuntos económicos de la CEE. El ecónomo ya estuvo en ese puesto durante el mandato del obispo emérito pero se ha convertido en el hombre fuerte de Cantero para los asuntos económicos. Detrás de ellos, hay que destacar la figura de Eduardo Pomares, que siempre llevó los asuntos económicos relacionados con la Iglesia en España cuando estaba en el Banco Popular y así lo hace hoy desde el Banco Santander. Pomares, además de ser director general de Instituciones religiosas del Banco de Ana María Botín, es miembro del Consejo Económico de la Archidiócesis de Madrid.

Tanto el ecónomo como el administrador, de la mano de Pomares, apostaron por unificar todas las deudas del obispado en una. Dando lugar a lo que hoy es el equívoco de la deuda del obispado. Por entonces, persuadieron al entonces obispo Adolfo González Montes, para que aceptara un nuevo préstamo que Pomares ofrecía de cinco millones de euros, es decir, endeudar aún más a la diócesis. La intención de este préstamo es que se aprobase en el consejo de asuntos económicos con la finalidad de que no faltase liquidez. 

La negativa de González Montes a aceptar dicho préstamo, informan fuentes próximas al obispo emérito, propició que Pomares junto con el ecónomo y el administrador comenzaran a dar «explicaciones infundadas sobre el endeudamiento de la diócesis. A ello, se sumó la entrega de documentación a la propia Comisión de Asuntos Económicos de la CEE, sin previa supervisión del Consejo de Asuntos Económicos de la diócesis de Almería.

«Ajeno a todo ello, el obispado de Almería con el Consejo de Asuntos Económicos seguía adelante, sin dejar de pagar ninguno de los pagos a los que había que hacer frente», aseguran fuentes solventes. Además,  el obispado consiguió la recuperación de un terreno en el municipio de Huércal de Almería para venderlo al propio ayuntamiento, además de una casa antigua en la ciudad de Almería que se había adquirido para rentabilizarla, un local en el municipio de Roquetas de Mar y una casa con una gran parcela en Aguadulce.

La intención de la diócesis en ese momento era vender esas propiedades ya que no afectaban para nada esencial del culto o para la caridad o enseñanza de la Iglesia. Informan desde el obispado que esas operaciones económicas habrían reportado entre un millón y medio a dos millones de euros de liquidez a la diócesis. Todo ello, afirman fuentes del equipo anterior, fue paralizado por el nuevo obispo, Gómez Cantero, quien ha pedido financiación a la Conferencia Episcopal y cree que la solución económica pasa por alquiler el seminario. 

Por último, afirman estas fuentes, entre los documentos que se presentaban ante la CEE se incluían todos los gastos de la diócesis pero se obviaron importantes partidas de ingresos dando así durante los últimos años una sensación de deuda irreal pero si susceptible de ser muy llamativa a la hora de estudiar los balances anuales.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
27 comentarios en “El caso económico de la diócesis de Almería
  1. Cada día que pasa nos damos cuenta como todo esto ha sido un plan articulado y una deuda provocada, por el que era y es ecónomo y su cuadrilla, porque no es normal toda esta situación. Ahora la empresa que proponen para la auditoría es amiga de Beltrán… y encima la trama de todo Don Antonio acegado la sigue… que poca vergüenza tienen estos miembros eclesiásticos y cuanto daño están provocando a la iglesia. Es un escandalo, lo del coche otra mentira tapada, y Don Adolfo iba a ser engañado y por ese motivo encima mirad el daño que se le está haciendo… no habrá perdón para tanto daño provocado a todo el pueblo de Dios.

    Para que luego encima los defensores de barraganas pobres publiquen en sus perfiles comentarios sin sentidos y faltos de criterio.
    Espero que este año se termine todo estos problemas, estamos cansados de escuchar deuda y deuda, cuando todo es propiciado por estos individuos, que ya Dios podrá tenerlos amparados porque no existirá perdón.

    Recemos para que cese esto.

  2. Una pregunta a ver si me aclaro. Que diferencia hay entre ecónomo y administrador. Que yo sepa el ecónomo es el administrador de los bienes delegado del obispo. Aclárenme por favor.

      1. Su Nik ya lo dice todo. Usted se despierta todos los días en su jacuzzi que le vuelve loco. Yo y muchísimos trabajadores nos duchamos en el estándar plato de ducha. Al menos sé más original en tu Nick. Un saludo.

  3. Cuando se gasta más de lo que se ingresa, no vamos bien, lo haga quien lo haga. Un principio elemental de buena administración es no alargar el brazo más que la manga. Tantas diócesis están dando un pésimo ejemplo.

    1. No comprendo porque no se hace una lectura comprensiva del texto.
      Todas las diócesis para subsistir y suplir a veces lo que no se aporta, como una familia, han de tener créditos. Es simpático: se exige que los templos estén limpios, las Iglesias restauradas, la caridad los que más… a veces con lo que se aporta por los que exigen no se cubre. Eso hace que sea necesaria la hipoteca.
      Pero eso no tiene nada que ver con lo que dice el artículo. Hay hipoteca si y hay para pagarla también.
      Donde está la esencia: ¿por qué se ha actuado de una forma tan oscura? ¿Qué otros interés hay que no conocemos? ¿Por que quien hubo de desliar el entuerto lo enreda más? Responda usted a eso Belzunegui… porque a eso yo no tengo respuesta.

    2. San Josemaría Escrivá nos dice en Camino, 481: Cuando sólo se busca a Dios, bien se puede poner en práctica, para sacar adelante las obras de celo, aquel principio que asentaba un buen amigo nuestro: «Se gasta lo que se deba, aunque se deba lo que se gaste».

      El problema de hoy es que, en general, nuestros jerarcas apóstatas ni buscan a Dios ni promueven obras de celo, sino endeudamiento puro y duro, en beneficio propio.

  4. ¡A ver si me entero! Deponen al obispo titular imponiéndole un obispo coadjutor con plenos poderes, porque el primero ha hecho un desfalco económico tan grande que ha puesto en peligro la supervivencia de la misma diócesis pero el obispo coadjutor-ejecutor mantienen en el cargo al ecónomo y al administrador de esa época supuestamente nefasta.
    O no me entero de nada, o todo es mentira o es de locos

  5. Parece que la Verdad se abre camino. He visto en distintas publicaciones que los sacerdotes de Almería callan. Soy sacerdote de Almería y no callamos, no somos ajenos a la Verdad. Pero como hables te cortan la cabeza. Entenderlo a lo mejor para la sociedad civil es complicado pero com esta idea absurda y absolutamente incierta de obediencia se resume: conmigo o contra mi. Y el clero no estamos contra nadie, simplemente queremos saber la Verdad.
    Y ya que me he de acoger al anonimato para poder expresar lo que de otro modo me costaría el ministerio. También sabemos que nuestro nuevo obispo nos miente, que su roll de victimismo ya no lo cree nadie y es triste que nuestros compañeros (todos sabemos quienes son y si lee algún cura sabe quiénes son y lo del obispo de Getafe, lo conocéis perfectamente) hayan olvidado el amor a Dios y a la Iglesia provocando este espectáculo. Aquí hay muchas cosas muy pero que muy turbias. Aquello: sí así lo haces que Dios te lo premié, sino q te lo demande.

    1. Muchas gracias por su aportación y ejercer la parresía, a la que tanto invita Bergoglio, para perseguir a quien la ejerce. Su necesidad de anonimato en la Nueva Iglesia de la Misericorditis bergo liante lo dice todo.

  6. A ver, que me aclare.
    El donativo para el coche ¿lo dan a las diócesis por la situación que tiene o al Obispo por guapo?… ¿Y lo pone a su nombre particular? ¿Sin nada a cambio?

  7. El artículo sobre la noticia es peor que una sentencia condenatoria. O no sabe nada acerca del asunto y escribe por no estar callado, o lo que es peor, sabe algo y no lo quiere decir, y vierte murmuraciones.
    ¿Qué pasa con la auditoría prometida, sr. obispo? Publíquela y salga el sol por Antequera …

  8. El artículo sobre la noticia es peor que una sentencia condenatoria. O no sabe nada acerca del asunto y escribe por no estar callado, o lo que es peor, sabe algo y no lo quiere decir, y vierte murmuraciones.
    ¿Qué pasa con la auditoría prometida, sr. obispo? Publíquela y salga el sol por Antequera …
    No trate a sus feligreses como menores de edad.

  9. Pura pornografía, preguntar a la mano derecha del emérito por el tema de las DONACIONES, porqué de eso él sabe mucho y tiene hasta tesis doctoral,sobre el tema. Nombres, parroquias y cifras.Eso hay que aclarar. Sin olvidar a los apadrinados que han comido de la diócesis.

    1. Don Adolfo es INTACHABLE, que insinúa? Lleva una vida totalmente ascética y por cierto lo del famoso Jacuzzi es una burda calumnia.

      1. Es un gran escándalo para la Diócesis de Almeria lo que está sucediendo , todo el Clero tiene miedo y calla sobre lo que pasa.Y me pregunto donde está la transparencia que piden que ni siquiera dicen quien regaló el coche y por qué el Sr Obispo lo ha puesto a su nombre? Esto huele muy mal Ahora que salga ese Canónigo en Facebook siendo tonterias.

  10. Bastante extraño que la persona a cargo de administrar los”jureles” siga en ese mismo cargo. Y la supuesta donación del coche pues huele raro ¿que ha pasado con el Volkswagen que tenia D. Adolfo?. Si éramos pocos se une a la misiva el obispo de Getafe, ¿otro con sed de venganza quizás? esperemos que no se unan al clan los secularizados de la época, que algunos colean todavía. Menudo espectáculo nos están proporcionando, digno de una telenovela. Amén

  11. San Josemaría Escrivá nos dice en Camino, 481: Cuando sólo se busca a Dios, bien se puede poner en práctica, para sacar adelante las obras de celo, aquel principio que asentaba un buen amigo nuestro: «Se gasta lo que se deba, aunque se deba lo que se gaste».

    El problema de hoy es que, en general, nuestros jerarcas apóstatas ni buscan a Dios ni promueven obras de celo, sino endeudamiento puro y duro, en beneficio propio.

  12. Sólo un detalle erróneo del artículo: Cantero no nació en Palencia, sino en un pueblo de la provincia de Santander. Entiendo el equívoco, pues fue en la pequeña ciudad vetocastellana donde ha pasado la mayor parte de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles