PUBLICIDAD

El Papa propone tres caminos para la paz: diálogo entre generaciones, educación y trabajo

Jornada Paz Papa Francisco
|

Hoy la Iglesia celebra la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, pero también la 55º Jornada Mundial por la Paz. Por ese motivo, El Papa Francisco ha escrito un mensaje bajo el título: Diálogo entre generaciones, educación y trabajo: instrumentos para construir una paz duradera.

«Todavía hoy, el camino de la paz, que san Pablo VI denominó con el nuevo nombre de desarrollo integral, permanece desafortunadamente alejado de la vida real de muchos hombres y mujeres y, por tanto, de la familia humana, que está totalmente interconectada», escribe el Pontífice al principio de su mensaje.

«A pesar de los numerosos esfuerzos encaminados a un diálogo constructivo entre las naciones, el ruido ensordecedor de las guerras y los conflictos se amplifica, mientras se propagan enfermedades de proporciones pandémicas, se agravan los efectos del cambio climático y de la degradación del medioambiente, empeora la tragedia del hambre y la sed, y sigue dominando un modelo económico que se basa más en el individualismo que en el compartir solidario. Como en el tiempo de los antiguos profetas, el clamor de los pobres y de la tierra sigue elevándose hoy, implorando justicia y paz», lamenta Francisco.

«Todos pueden colaborar en la construcción de un mundo más pacífico: partiendo del propio corazón y de las relaciones en la familia, en la sociedad y con el medioambiente, hasta las relaciones entre los pueblos y entre los Estados», señala el Papa.

El sucesor de Pedro propone tres caminos para construir una paz duradera: el diálogo entre generaciones, la educación y el trabajo.

«Todo diálogo sincero, aunque no esté exento de una dialéctica justa y positiva, requiere siempre una confianza básica entre los interlocutores. Debemos recuperar esta confianza mutua», indica el Santo Padre. «Dialogar significa escucharse, confrontarse, ponerse de acuerdo y caminar juntos. Fomentar todo esto entre las generaciones significa labrar la dura y estéril tierra del conflicto y la exclusión para cultivar allí las semillas de una paz duradera y compartida», escribe Su Santidad.

«La crisis global que vivimos nos muestra que el encuentro y el diálogo entre generaciones es la fuerza propulsora de una política sana, que no se contenta con administrar la situación existente «con parches o soluciones rápidas», sino que se ofrece como forma eminente de amor al otro, en la búsqueda de proyectos compartidos y sostenibles».

«Sólo hay que pensar en la cuestión del cuidado de nuestra casa común. De hecho, el propio medioambiente «es un préstamo que cada generación recibe y debe transmitir a la generación siguiente».  Por ello, tenemos que apreciar y alentar a los numerosos jóvenes que se esfuerzan por un mundo más justo y atento a la salvaguarda de la creación, confiada a nuestro cuidado. Lo hacen con preocupación y entusiasmo y, sobre todo, con sentido de responsabilidad ante el urgente cambio de rumbo que nos imponen las dificultades derivadas de la crisis ética y socio-ambiental actual», asegura el Pontífice.

Sobre el segundo camino, la educación, el Papa señala que es la que «proporciona la gramática para el diálogo entre las generaciones», y sobre el tercer camino, el trabajo, «es en la experiencia del trabajo donde hombres y mujeres de diferentes generaciones se encuentran ayudándose mutuamente, intercambiando conocimientos, experiencias y habilidades para el bien común».

«El presupuesto para la instrucción y la educación, consideradas como un gasto más que como una inversión, ha disminuido significativamente a nivel mundial en los últimos años», indica Francisco. «Los gastos militares, en cambio, han aumentado, superando el nivel registrado al final de la “guerra fría”, y parecen destinados a crecer de modo exorbitante», alerta.

«Por tanto, es oportuno y urgente que cuantos tienen responsabilidades de gobierno elaboren políticas económicas que prevean un cambio en la relación entre las inversiones públicas destinadas a la educación y los fondos reservados a los armamentos. Por otra parte, la búsqueda de un proceso real de desarme internacional no puede sino causar grandes beneficios al desarrollo de pueblos y naciones, liberando recursos financieros que se empleen de manera más apropiada para la salud, la escuela, las infraestructuras y el cuidado del territorio, entre otros».

Es necesario, afirma el Papa, «forjar un nuevo paradigma cultural a través de «un pacto educativo global para y con las generaciones más jóvenes, que involucre en la formación de personas maduras a las familias, comunidades, escuelas y universidades, instituciones, religiones, gobernantes, a toda la humanidad». Un pacto que promueva la educación a la ecología integral según un modelo cultural de paz, de desarrollo y de sostenibilidad, centrado en la fraternidad y en la alianza entre el ser humano y su entorno».

La situación del mundo del trabajo, indica el Pontífice, «se ha visto agravada por la pandemia». «Millones de actividades económicas y productivas han quebrado; los trabajadores precarios son cada vez más vulnerables», comenta el Vicario de Cristo.

«El impacto de la crisis sobre la economía informal, que a menudo afecta a los trabajadores migrantes, ha sido particularmente devastador», lamenta el Santo Padre. «A muchos de ellos las leyes nacionales no los reconocen, es como si no existieran. Tanto ellos como sus familias viven en condiciones muy precarias, expuestos a diversas formas de esclavitud y privados de un sistema de asistencia social que los proteja», denuncia. «La violencia y la criminalidad organizada aumentan en muchos países, sofocando la libertad y la dignidad de las personas, envenenando la economía e impidiendo que se fomente el bien común. La respuesta a esta situación sólo puede venir a través de una mayor oferta de las oportunidades de trabajo digno», asegura.

«El trabajo, en efecto, es la base sobre la cual se construyen en toda comunidad la justicia y la solidaridad», señala. «Es más urgente que nunca que se promuevan en todo el mundo condiciones laborales decentes y dignas, orientadas al bien común y al cuidado de la creación. Es necesario asegurar y sostener la libertad de las iniciativas empresariales y, al mismo tiempo, impulsar una responsabilidad social renovada, para que el beneficio no sea el único principio rector», urge el Santo Padre.

«En esta perspectiva hay que estimular, acoger y sostener las iniciativas que instan a las empresas al respeto de los derechos humanos fundamentales de las trabajadoras y los trabajadores, sensibilizando en ese sentido no sólo a las instituciones, sino también a los consumidores, a la sociedad civil y a las realidades empresariales, continúa el Papa. «En este aspecto la política está llamada a desempeñar un rol activo, promoviendo un justo equilibrio entre la libertad económica y la justicia social. Y todos aquellos que actúan en este campo, comenzando por los trabajadores y los empresarios católicos, pueden encontrar orientaciones seguras en la doctrina social de la Iglesia», asegura Su Santidad.

Puedes leer el mensaje completo aquí.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

43 comentarios en “El Papa propone tres caminos para la paz: diálogo entre generaciones, educación y trabajo
  1. Lo siento, pero no hay más que un camino: Jesucristo, quien, además, no ha venido a traer paz sino espada, contra uno mismo, contra el hombre viejo que todos llevamos dentro, desde el pecado original, una verdad de Fe que nunca recuerdas, ni recordarás, pues no crees en ninguna. Para esa lucha contamos con la ayuda de la gracia divina alcanzada por Jesucristo Redentor, el único Redentor. Abu Dabi es la mayor mentira de la historia de la salvación.

    1. Verborrea pagana y masónica, este anti papa y seguro masón NO HAY QUE LEERLE, él odia a Dios y a la Virgen, y te conduce a la apostasía y el error, a la condenación del alma.

  2. Más palabrería, este pontificado solo trae palabrería hueca, pérdida de tiempo, desorientación mundana, editoriales para el new York times
    Tanto blabla del nuevo orden mundial, para no decir que nada tiene solución si no devolvemos a Cristo nuestro Rey como Rey de la sociedad. Y es precisamente los papás modernistas postconciliares quienes se empeñaron en destronar a Nuestro Señor como Rey de nuestra sociedad, con su maldita sana laicidad y la separación Iglesia Estado. Sin Cristo de vuelta en su trono, el día por la paz se convierte en una sarta de tópicos y palabrería hueca que no hace más que agravar la pestilencia de este mundo, porque no dice nada

  3. El único camino es Jesucristo el Príncipe de la Paz: «Mi Paz os doy mi Paz os dejo, no como el Mundo la da». Ni diálogos pachamámicos, inmigracionistas, sinodalidad alemana, , ni ecologismos, ni conferencias de la ONU, Davos, de la UE…. la Paz es sólo atributo del que Es Paz.

  4. Sólo he leído el título, disculpen mi atrevimiento al comentar así.
    La paz la rompemos por nuestras herida internas, por nuestro pasado.Con estas heridas educamos a nuestros hijos hiriéndoles también a ellos.Así se transmite el pecado original. Sí q es cierto q puede haber herramientas q ayuden a q el entorno del niño sea pacífico e influya positivamente en él. Sin embargo heridas siempre habrá.Pero siempre habrá heridas o herencia familiar de personas heridas.

    Si estas heridas no son sanadas la única paz q conseguirá la persona sera la paz q da el mundo.una paz determinada por las circunstancias externas y las relaciones personales.

    La Paz de Cristo es distinta.En el encuentro Él sana nuestras heridas, cura la huella de nuestro pasado en nosotros.Nos hace nuevos.Pq lo q sana es su amor.

    Gloria a él 🙏🙏🙏

    1. «Con estas heridas educamos a nuestros hijos hiriéndoles también a ellos.Así se transmite el pecado original»

      ¡Cómo no iba a faltar la herejía diaria! El pecado original se transmite por generación, sin relación alguna con la educación.

      1. Catolicus,

        Si! Se transmite por generacion! Y educamos a nuestros hijos con nuestro pecado, por lo tanto les transmitimos el patrón.

        Que ganas tiene de discutir!

        1. Sí, les trasmites el pecado, pero no el pecado original (la pérdida de la gracia santificante en los primeros padres, estado que se transfirió a todas las generaciones venideras). Todos nosotros NACEMOS con el pecado original (la privación de la gracia y del estado de santidad), y por la educación, es posible que caigamos en otros («mi pueblo perece por falta de conocimiento» Os 4:6), aunque no necesariamente. Al pecado original NO PODEMOS evitarlo, en tanto que a los otros sí (aunque sin la gracia santificante que se nos confiere en el bautismo, y la práctica de los sacramentos es casi misión imposible).

          1. Rubén de Argentina,

            Sí! Así es.

            Gracias por explicarlo tan bien.

            Pero el centro de mi comentario era q sólo Jesús puede romper esta cadena de dolor q el pecado transmite de generación en generación porque sólo el encuentro con Él cura nuestras heridas internas. Hay cosas q doy por supuestas. Se trata de un comentario en un espacio limitado y no me detengo a puntualizar tanto.

            Feliz año nuevo!

          2. Acs. El centro de tu comentario es que has dicho una her ejía de las gordas. Pero no te culpes, se genera desde los púlpitos. Se llama her ejia naturalista, por la cual el pecado original lo adquieres cuando cometes el primer pecado, por eso había que quitar el limbo, pues la naturaleza humana por sí sola sin cometer pecado personal, ya te salva. ¿Crees en todos los concilios? Mira lo que dice el de Florencia: «quien dijere que el limbo es un lugar intermedio entre el cielo y el infierno, y no una parte del infierno, sea anatema de excomunion».

          3. «Sí! Así es. Gracias por explicarlo tan bien».

            Claro que es así. Justo lo contrario de lo que usted ha dicho. El pecado original se transmite por generación, como ya le ha dicho Rubén y yo. Y sólo se quita con el bautismo. ¿Qué tendrá que ver la educación? Cuando suelte una herejía (aposta o sin querer), al menos cállese cuando le corrigen, que tiene usted tanto orgullo que no soporta equivocarse y que le corrijan, pese a ser una obra de misericordia, y tiene que empezar a marear la perdiz para intentar llevar razón en algo que evidentemente no la lleva, se ponga como se ponga.

          4. Uno,

            Nunca he pensado eso.Ni siquiera había oído nada parecido.Es obvio q na emos con el pecado original. Así lo afirma la Iglesia y así lo creo.Pero también es cierto q por nacer con ese pecado pecamos después. Ysi transmitimos nuestros pecados o las consecuencias de nuestros pecados de padres a hijos es pq hemos nacido con el pecado original. Y en ese sentido lo he dicho.Pero reconozco que no me he expresado bien. No suelo escribir en Español y sé q me expreso mal.

            El centro de mi comentarii era lo q he dicho, la conclusión final ,el último párrafo.

            En cuanto a los concilios sé q le debo una respuesta.Discúlpeme la espera, tengo familia en casa estos días.Recuerdo sus comentarios y que me preguntó donde me encuentro.Le responderé en breve.

            Feliz año nuevo!🤗

          5. Uno,

            Me preguntó donde me encuentro? Me encuentro en la Iglesia, soy Iglesia,cuerpo de Cristo.Tener conciencia de ser cuerpo de Cristo implica obligatoriamente aceptar la tradición desde el principio hasta ahora. En esta ahora está contenida pues toda la tradición por ser cuerpo de Cristo.
            Para mí, q me preocupaba muchísimo por la situación actual de la Iglesia,fueron clave dos cosas:
            1- entender por qué sucedía todo este desbarajuste q estamos viviendo en la Iglesia
            2- entender cual era mi misión en la Iglesia

            La respuesta a lo primero la encontré meditando la cruz de Cristo ,sabiendo q la Iglesia tiene q vivir lo mismo q él.
            La segunda respuesta fue saber q mi misión no era gobernar la Iglesia sino buscar mi santidad.

            Continuo:

          6. Aprendí así a no mirar el pecado ajeno sino el propio pq buscar mi santidad era lo mejor q podía hacer por la Iglesia.

            A partir de todo lo q he dicho puedo aceptar toda la tradición, aún conteniendo errores o contradicciones pq todo esto queda resuelto con la respuesta al punto n°1: porqué está sucediendo todo esto en la Iglesia.

            Así q vivo, sencillamente, feliz. Con mi Biblia y mi catecismo; con los sacramentos y la oración.Con Cristo y con la Iglesia.Sabiendo q este cuerpo tiene muchos miembros, q somos nosotros, y q cada uno tiene una misión distinta en él.Y q no se crece en santidad criticando el pecado ajeno sino mirando el propio y q la Iglesia la guía el Esp.Santo y q nosotros lo único q podemos hacer por ella es ser santos.Y rezar.

            Confío en Cristo,en q todo está cumplido y Él ha vencido al mundo.

          7. Catolicvs,

            Para corregir a alguien, no hablo por los demás sino por usted, se necesita dirigirse a él con un mínimo de educación y respeto. Para corregir a un cristiano se necesita además hacerlo con amor.Entonces se corrige con » autoridad» como hacía Jesús y no como hacían los maestros de la ley. Si usted corrigiera con esa » autoridad» yo le escucharía pero como no lo hace no le escucho.Porque yo soy cristiana, no judía.

          8. Acs. ¿Cómo es eso de que aceptas la Tradición aún conteniendo errores y contradicciones?.
            La Tradición es la doctrina con su culto, siempre igual, y no tiene errores ni contradicciones, pues todo error o contradicción sencillamente no es la doctrina. Si no es la doctrina no hay obligación de creerla, sino que hay obligación de corregirla o denunciarla. Por ejemplo, el error del ecumenismo, ese de que las religiones son amigas y se reúnen para rezar.

          9. Uno,

            Porque meditando la pasión de Cristo he llegado a entender porqué está sucediendo todo esto en la Iglesia.

          10. «transmitimos nuestros pecados o las consecuencias de nuestros pecados de padres a hijos es pq hemos nacido con el pecado original»

            Sólo se transmite el pecado original. El resto de los pecados son actuales: se cometen individual y voluntariamente, sin que se pasen de padres a hijos.

            «puedo aceptar toda la tradición, aún conteniendo errores o contradicciones»

            No confunda Tradición, con mayúscula, que es la Apostólica y que, junto con las Sagradas Escrituras, es una de las dos fuentes de la Revelación y que terminó con la muerte del último apóstol, con otras tradiciones. La Tradición no contiene errores ni contradicciones.

            En cuanto a la forma de dirigirme a usted, que lamento, se deriva de lo que usted escribe a veces. Aún no entiendo por qué no dijo la verdad sobre sus comentarios escritos de madrugada antes de las 5:30, cuando dice despertarse. Lo siento, pero cuando veo indicios de que alguien miente, tiendo a desconfiar de esa persona.

          11. catholicvs,

            Dice esto:
            «Sólo se transmite el pecado original. El resto de los pecados son actuales: se cometen individual y voluntariamente, sin que se pasen de padres a hijos.»

            ¿pues no es eso lo que yo había dicho y que ustedes me han dicho que era herejía??? de verdad que me tiene despistada eh!!!!!
            de todas formas los pecados actuales también se transmiten.Por ej. un padre maltratador es muy probable que tenga un hijo maltratador también.de un padre abusador un hijo abusador, mentirosos hijos mentirosos; o envidiosos etc. Son patrones q se repiten.

            ——–
            Dice: «La Tradición no contiene errores ni contradicciones.» pues entonces porqué una parte de la Iglesia está en contra del concilio Vaticano II????? o es que la tradición se terminó antes de este? sigo despistada
            ——-

          12. Catholicvs,

            En lo de la madrugada del otro día:

            me levanto a las 5:30h. para poder rezar laudes antes de ir a trabajar.O el oficio de lectura. La verdad es que ese día me puse a escribir y después no me dió tiempo a rezar las laudes.Lo de los 13 minutos para rezar no lo entiendo. De las 5:30h a las 6:50h que salgo de casa hay algo más de 13 minutos, por eso ya no le respondí a más a esta cuestión, porque no entendía el razonamiento. Usted sólo me acusaba y me acusaba …llegué a pensar que era usted un troll y así se lo dije, si lo recuerda.

            Tal vez tengamos que calmarnos todos un poco y confiar más en la buena fe de los demás, aunque discrepemos unos de otros. Reconozco también que soy un poco borde cuando me acusan injustamente.

            Bendiciones

          13. «En lo de la madrugada del otro día: me levanto a las 5:30h…»

            No sé por qué insiste sobre este tema: da igual a qué hora se levante y lo que haga con su tiempo. Puede hacer o dejar de hacer lo que quiera, faltaría más. También da igual si escribió comentarios entre las 5:30 y las 6:50, hora en que dice salir de casa: es que hay comentarios suyos anteriores a la hora en que dijo (y dice) levantarse, es decir, cuando según usted aún dormía. Esto es comprobable por cualquiera e incompatible con lo que usted dice.

          14. «¿pues no es eso lo que yo había dicho y que ustedes me han dicho que era herejía???»

            No, no es éso lo que usted había dicho. En mi comentario del 3 enero a las 12:15 am tiene transcritas sus propias palabras y mi respuesta a las mismas (en la que no hay acusación alguna de herejía, a pesar de su afirmación contraria).

            «Los pecados actuales también se transmiten.Por ej. un padre maltratador…»

            No. Lo que usted señala son malos ejemplos (pueden influir negativamente pero no obligan a nadie a pecar, ni se transmiten los pecados de otro). El pecado es una desobediencia voluntaria a algún Mandamiento de Dios o de la Iglesia. Todas las personas tienen entendimiento y voluntad, así como libre albedrío, por lo que los pecados se cometen individual y voluntariamente. Es dogma de fe que todo bautizado puede, con la ayuda de Dios, cumplir los Mandamientos.

            (SIGUE)

          15. «pues entonces porqué una parte de la Iglesia está en contra del concilio Vaticano II?????» o es que la tradición se terminó antes de este?

            Querrá decir que por qué una parte de quienes dicen pertenecer a la Iglesia rechazan los 20 primeros concilios ecuménicos (hay más que los que usted señala, por lo que resulta sorprendente que sólo se fije en lo minoritario y obvie el grueso).

            En cuanto a lo segundo, ya se lo he dicho anteriormente. ¿No lee lo que le escribo? La Tradición es, junto con las Sagradas Escrituras, una de las dos únicas fuentes de la Revelación, que terminó con la muerte del último apóstol.

          16. Catholicvs,

            Dice: «Querrá decir que por qué una parte de quienes dicen pertenecer a la Iglesia rechazan los 20 primeros concilios ecuménicos (hay más que los que usted señala, por lo que resulta sorprendente que sólo se fije en lo minoritario y obvie el grueso).»

            me da igual decirlo de una manera que de la otra.Lo quiere así pues así, es lo mismo. el tema es que ,si como dice usted, no hay contradicción en la tradición ¿por qué unos sólo aceptan la tradición hasta el concilio V-II y otros sólo a partir de ese concilio? esta era mi pregunta.

            En mi primer comentario yo he dicho que se transmitía el pecado original de padres a hijos y ustedes han puesto el grito en el cielo acusándome de cometer herejia. No entiendo porqué ahora es usted el que me dice que es sólo el pecado original el que se transmite de padres a hijos…

          17. «¿por qué unos sólo aceptan la tradición hasta el concilio V-II y otros sólo a partir de ese concilio? esta era mi pregunta.»

            Parece que sigue sin entender que la Tradición Apostólica (que es fuente de la Revelación) acabó con la muerte del último apóstol. Lo único que ha hecho la Iglesia desde entonces es conservarla y transmitirla. La cuestión sería si lo hace mejor o peor antes o después del último concilio, o si hay gente que acepta la Tradición Apostólica o está en contra de ella. Y sobre eso se han escrito ya ríos de tinta, excediendo con mucho lo que se podría decir en los comentarios de una página web.

            «En mi primer comentario yo he dicho que se transmitía el pecado original de padres a hijos […] acusándome de cometer herejia»

            No se limitó a decir que se transmitía así, sino que se hacía al educar a los hijos, lo cual es falso y una herejía.

  5. CARDENAL ANTI MEDIDAS COVID ES CENSURADO

    La televisión estatal de Mauricio, MBC, censuró el mensaje de Navidad del cardenal de Port-Louis, de 80 años, según anunció la diócesis el 28 de diciembre.

    Un párrafo eliminado de 179 palabras trataba de los efectos negativos de las medidas Covid, las normas de cuarentena y el aumento del trabajo desde las oficinas en casa, que alimentan un «clima de miedo». Piat hacía hincapié en las consecuencias económicas, como el aumento del coste de la vida y la caída de la moneda.

    La diócesis calificó la censura de chocante, hiriente e irrespetuosa con la libertad de expresión y la cultura religiosa. Anunció una queja formal ante la Autoridad Independiente de Radiodifusión.

    La MBC confirmó la censura de los fragmentos «no conformes» y emitió el mensaje completo el 29 de diciembre, cuando ya no le importaba a nadie.

    1. Bien ahí recordando el lema de Auschwitz al que sugerentemente apunta Ber «Gog» Lio con su homilía. El único camino es Cristo: «Yo soy el camino, la verdad y la vida» y «separados de mi, no podeis hacer nada».

  6. Existe un problema especial de dialogo entre generaciones ¿o es lo mismo que ha existido siempre desde que el hombre es hombre?

  7. Esa paz que propone Francisco, que involucra en la formación de personas maduras a las religiones, así, en plural, es anticristiana, contradictoria e ilusoria en un mundo bajo la influencia de Satanás. Cierto es que el camino marcado por Jesucristo es signo de contradicción (cf. Lc 2, 34), y causa de división (cf. Lc 12, 51), pero no sólo es el único que lleva a la salvación sino que también trae tanta más paz cuantos más sean los que transitan por él.

    «Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?». Él respondió: «Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán» (Lc 13, 23-24).

  8. Pasan los años las décadas los siglos y el hombre no acaba por convencerse que no habrá paz hasta que no la haya en cada una de las almas.Y esa Paz solo es posible por la Gracia De Dios.Y sabemos los católicos verdaderos que está solo se logra por l confesión de los pecados conforme a la Tradición de l Iglesia y la comunión.
    Educación ,diálogo parece mentira que después de tanto tiempo no hayamos aprendido estas cosas.

  9. Recemos por el Papa Francisco para que no tenga que escuchar de nuestro Señor Jesucristo las terribles palabras que San Pedro escuchó: «apartate de Mí Satanás porque tus pensamientos no son los de Dios.

  10. FRANCISCO DIMISIÓN, Este debería de ser el grito de guerra para este año, decirlo claro y alto. Por lo menos tan alto como para que se entere el mundo. El mundo cristiano claro. Movilización general en todos los ámbitos de la iglesia. Mientras que no salgamos de aquí nada conseguiremos. El proceso es inevitable e irreversible, van a por todas. Hay que decir basta. Ahora o nunca. Si se callan estos hablarán las piedras….

  11. Pero Cristo Rey, príncipe de la paz cuando reina en las naciones y las sociedades, eso ya no se lleva.
    Una lástima.
    Doctrina cambiada.

    1. Eso de que el diálogo entre ancianos y niños produzca paz habría que comprobarlo, es una idea tan general que no concreta nada real.
      ¿Que la educación genere paz puede significar que una sociedad ignorante no tiene paz aunque tenga la paz de Cristo? Durante siglos ha habido ignorancia y paz al mismo tiempo.
      Qué el trabajo produzca paz es muy relativo. En la Alemania nazi había trabajo para todos, sin embargo no generó paz. ¿Trabajar haciendo armamento da paz? Pues no sé. Hay gente sin trabajo que tiene la paz de Cristo.
      Suena bastante a libertad igualdad y fraternidad

  12. El mensaje de Francisco es, como no cabía esperar de otra manera, claramente errático. Hace un listado de cosas que según él atentan contra la paz, y se olvida de aspectos tan graves como el aborto, que en estos momentos es el que causa mayor número de asesinatos en el mundo.
    El clamor de los abortados se eleva en un grito silencioso del que el obispo de Roma no quiere hacerse eco.

    1. Además, Francisco vuelve a proponer un pacto de educación y medidas globalistas, todo lo cual fomentará el ataque contra la paz, ya que la línea de consensos que promueven la mayoría de las instituciones internacionales, conculcan las virtudes cristianas.

      1. Muy cierto! Lo dijo la Madre Teresa cuando recibió el premio Nobel de la Paz: «No habrá paz en el mundo mientras exista el abominable crimen del aborto»

        Lo que pasa es que el Papa Francisco es un político de Izquierdas, no es un hombre de Dios.

  13. El Papa en el mundo de Yupi. Al parecer no hay islamismo, terrorismo, tiranías, persecuciones, regímenes comunistas, oligarquías sectarias y cristófobas, magnates empeñados en reinventar la sociedad y al propio hombre, instituciones mundialistas comprometidas en la desaparición del derecho natural y la dignidad de la persona… El capellán de la ONU se dedica a abroncar en cada ocasión a lo que queda de catolicismo y a masajear a sus patronos. ¡Qué vergüenza y qué ganas de dar portazo si no fuera por aquello de que no hay mal que cien años dure!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles