PUBLICIDAD

Un sacerdote explica las razones por las que no se vacuna

sacerdote vacuna coronavirus
|

Ya saben que el Papa ha abogado, durante estos meses de pandemia, por la vacunación contra el coronavirus; de hecho, en el Estado del que es jefe, es prácticamente obligatorio inocularse alguna de las vacunas contra el covid si quieres seguir trabajando y el Pontífice ha descrito el hecho de vacunarse como un «acto de amor».

Sin embargo, parece que no todos en la Iglesia católica son de la misma opinión. El último caso lo hemos podido ver en las últimas horas en las redes sociales: un sacerdote de Madrid, Jesús Silva, que cuenta con miles de seguidores, explicaba en Twitter por qué había decidido no vacunarse.

Aquí les dejamos sus argumentos:

«Razones por las que no me vacuno (por orden de importancia).

– Se desconocen con exactitud los componentes de los viales y su repercusión en el organismo.

– Se desconocen los efectos secundarios a medio y largo plazo.

– A corto plazo presentan efectos secundarios (trombos, muertes repentinas, abortos) cuyo riesgo no compensa a alguien de mi rango de edad.

– La implicación de la industria BifPharma y su interés en la extensión de estos viales resulta sospechosa por sus repercusiones económicas.

– Los que buscan una reducción de la población mundial son los mayores promotores de la vacuna, lo cual resulta sospechoso.

– Estos filántropos tienen además la mayor parte de las acciones económicaa de todas las grandes farmacéuticas que producen los viales.

– Tengo anticuerpos de larga duración, que sería lo ideal para toda la población si se dejase curso libre al virus, con medicamentos atenuantes de los síntomas y protegiendo a los más vulnerables (enfermos y ancianos); por esto, no puedo contagiarme ni contagiar.

– El mero hecho del intento de imposición directa o indirecta de una vacuna experimental en un Estado de Derecho supone una vulneración de la libertad.

– El trato discriminatorio hacia los no vacunados supone una vejación hacia la igualdad y la dignidad.

– La eliminación sistemática de las redes de todos los estudios científicos que no concluyen lo mismo que los financiados por la industria BigPharma hacen aún más sospechosa toda esta actuación mundial, y me inclina a pensar que no hay inocencia ni filantropía en este empeño.

– El enfrentamiento y el hostigamiento civil en ocasiones por parte de otros ciudadanos a que está llevando la discriminación hacia los no vacunados recuerda a los planes que buscan dividir a la sociedad para que sea más manejable (divide y vencerás, solve et coagula).

– El miedo a que se somete a la población con la pandemia y la existencia de no vacunados fomenta que los ciudadanos estén dispuestos a renunciar a su libertad en aras a la seguridad que les da un Estado cada vez más totalitario a nivel global.

– Hay serias dudas sobre si la vacunación de la población en base a algunas pequeñas partes del ARN del Covid puede provocar que éste mute tan rápido como lo está haciendo y aparezcan nuevas variantes que estén haciendo inválida la vacunación.

– La vacunación no exime de contagiarse y contagiar, y no hay datos claros sobre que realmente impida la gravedad al padecer de nuevo el virus.

– Muchas personas están muriendo por causas desconocidas; de las que conozco, todas vacunadas».

Tras exponer todas estas razones, el sacerdote madrileño dice que sólo pide «respeto y seriedad», e invita a se piensen bien todos los factores. «Se está etiquetando («negacionistas») a los que no queremos vacunarnos y se nos está acusando de ser unos criminales», señala.

«Tenemos nuestras razones (al menos yo), y al tener anticuerpos no puedo contagiar, por lo que no estoy siendo irresponsable. Tampoco la vacuna asegura nada, pues no hay estudios cien por cien fiables, por lo que aún no teniendo anticuerpos no me vacunaría», confiesa Silva.

El párroco invita a «pensar» y «respetar». «Los anti-vacunas no somos idiotas (al menos no todos). El tiempo dará la razón a quien la tenga. Entretanto hay mucha gente sufriendo y muriendo. Y no sabemos qué efectos tendrá esto a largo plazo», indica.

«Puede que sea peor el remedio que la enfermedad, aún es pronto para saberlo, pero hay motivos razonables para planteárselo y objetar a la vacuna. Restringir el acceso a determinados servicios a personas que han ejercido su derecho a la objeción es totalitario y antidemocrático», afirma el sacerdote.

Finalmente, termina con una reflexión sobre la muerte: «Ánimo a todos y, sobre todo, estemos preparados por si la muerte nos sorprende hoy. Que parece que se nos ha olvidado que de algo se muere. Cuidemos nuestros cuerpos, pero ante todo cuidemos nuestras almas. Y respetemos a los demás. Siempre».

Las reacciones han sido en su mayor parte positivas; sin embargo, algunos han sido críticos, como Alejandro Alfonzo, que le contesta: «Con todo respeto y cordialmente: si nuestros padres hubieran aplicado mismo razonamiento para decidir no vacunarnos contra graves enfermedades en los niños (Ej. Sarampión, Polio, Fiebre Amarilla, Tosferina, Viruela, etc.), hoy aún esos males estarían haciendo estragos».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

106 comentarios en “Un sacerdote explica las razones por las que no se vacuna
    1. ¿Podría usted ilustrarnos, en qué momento una persona adquiere los conocimientos suficientes para analizar cualquier ámbito de su realidad?
      ¿Según usted alguien sin estudios, un pastor que no haya ido al colegio por ejemplo, no tiene la capacidad racional para analizar la realidad y emitir un juicio? ¿Puede votar por ejemplo?
      ¿Usted ha oído hablar de la sindéresis?

      Un virólogo tiene un juicio superior que un biólogo y éste que un médico y éste que un enfermo y éste que un sano? ¿Pero qué dice? ¿Pero qué hace usted comparando a un ser humano con un perro?

      Pero qué tipo de sociedad moral hemos creado…

      En cualquier caso, al padre Silva se le ha olvidado utilizar el argumento que utilizo ante personas que piensan como usted: » No me vacuno porque no me sale…» Con una sonrisa. Amplia.

      Por cierto, no responda a este comentario, que ya tengo a mi loro…

    2. Te regalo mi dosis, la primera y segunda para ti y la tercera para tu perro. Importante la sencilla y simple argumentación de este sacerdote, cualquier persona normal estaría de acuerdo pues el problema se resume en que hay que respetar a las personas. Lamentablemente la televisión ha vuelto loca a la gente.

      1. Los entusiastas de la inoculación deberían saber del éxito que han tenido Japón y la India, utilizando la Ivermectina para revertir el desastre provocado por la «vacunacion».
        Deberían preguntarse porqué se sigue usando un test cuestionado como el pcr, el cual no fue creado con el fin de detectar el virus.
        Y también, porqué el virus se ensaña con Gibraltar, donde el 100 % esta «vacunado» y no con África, donde sólo el 6 % lo está.

    3. Pues si las opiniones de una persona, que ejerce su libertad de pensamiento, de acción y de opinión, valen menos para usted que las de su perro, no le digo nada lo que vale usted y no se lo menciono para no ponerme a su altura ya que tendría que agacharme demasiado para ponerme a cuatro patas.

      1. No ,, lo que ha de estar viendo, es la enorme ya cantidad de personas que se mueren de la » nueva enfermedad» de
        REPENTITIS,, ,, si ya hiciste fila para la 5° dósis de tu bakuna,, ve haciendo tu testamento.,, suertudo,, que has aguantado tanto,,

    4. Pero para mí el argumento más definitivo es que las vacunas son el producto de investigación con líneas celulares de niños masacrados en abortos. Algunas vacunas fueron compuestas con estas líneas celulares y otras son el fruto de investigación con líneas celulares. Por lo tanto éticamente no seré cómplices de abortos que son maquinarias de exterminio de seres humanos. Para mí es más importante la salud del alma que la del cuerpo. Dado todo eso la opinión de Albert L vale menos que la opinión de una pulga. Dios está por sobre todas las cosas.

      1. Efectivamente, lo que indica claramente que dichas bakunas son satánicas.
        Un demonio en un exorcismo ha revelado que las bakunas referidas son suyas, u que habrá hasta siete dosis.
        Por lo que a mí me toca, de las personas de mi entorno que han fallecido en el último año (demasiadas), TODAS estaban bakunadas. No hay más ciego que el que no quiere ver….

    5. Alberto L
      Entiendo por su comentario que vd. sí tiene conocimientos sobre las «vacunas contra el covid 19», también llamadas «terapia genética experimental».

    6. Ese sacerdote está en lo cierto.
      Me parece que eres demasiado severo con él.
      Una cosa son las vacunas que ayudaron a eliminar muchas enfermedades que existieron siempre, pero lo que ocurre ahora es muy diferente.
      Esas vacunas tienen un nombre que se relaciona con la enfermedad… ¿Pero tú sabes qué es coronavirus? ¿tú sabes por qué las «variantes» tienen nombres estrambóticos, como delta, mu y ómicron? ¡Pobre alfabeto griego!

  1. En la época de nuestros padres aun quedaba decencia y ética profesional. Se podía confiar un poco mas en la información y en la ciencia. Ahora hay demasiados conflictos de interés para tener confianza en informantes y patrocinadores.

  2. Esta página es cada vez más patética: los sacerdotes hablan de medicina, los laicos elaboran condenas eternas -es decir hacen de Dios-, falta una monja hablando de fútbol y van a conseguir un montón de lectores.

  3. ¿Qué quieren que les diga? Me fío más del personal sanitario que conozco (varios médicos inclusive) que de Don Jesús en este ámbito. Y todos animan a vacunarse, católicos o no.

    Don Jesús la última vez que estudió seriamente temas de Biología o Medicina sería en el BUP… Y a ver con qué notas.

    1. A todos los que critican los argumentos del sacerdote,que tiene 100% de razón,y sólo usando la lógica.No hace falta darles un máster de virología,porque son conclusiones que puede deducir sin estudios hasta una persona con Síndrome de Down si tiene la mente limpia y en Dios, ustedes así sean Premio Nobel de no se sabe qué, adolecen de este juicio de Dios:
      «CREYÉNDOSE SABIOS SE VOLVIERON NECIOS»
      DIOS LES CEGÓ LA MENTE y no son capaces de ver lo evidente.
      Asique para qué vamos a gastar tiempo y argumentos si lo único que podría serles de ayuda es el ayuno y la oración,para que satán abandone sus mentes cegatas.
      No hay más.

      1. Jajaja pues yo no dije que lo que decía el sacerdote era falso sino que es raro que los sacerdotes hablen de medicina, como que hablen de fútbol o le que sea ajeno a su sacerdocio. Y entonces aparece María, otro botón de esta página jajaja, porque yo no pienso igual que ella en algo opinable afirma que uno parece un chico con sindrome de Down, me trata de insultar con esa calificación, verguenza le tendría que dar, pero no para allí, duda que tenga la mente limpia y en Dios, me aplica la escritura porque me falta el juicio de Dios que dice «Creyéndose sabios se volvieron necios», y afirma que el diablo está en mi mente cegata…..si esto no es patético…más allá de la sinverguenzada de usar de la forma que usó a una persona con sindrome de Down….

    2. «Me fío más de…»

      ¿Y quién le ha dicho que se tenga que fiar de alguien? Usted puede fiarse de quien quiera y hacer lo que le dé la gana. Lo que aquí expone el P. Jesús Silva son sus razones para no vacunarse. Y sobre los conocimientos de este sacerdote usted no puede decir absolutamente nada porque, sencillamente, lo desconoce. No creo que usted tenga el Nobel de Biología por sus estudios sobre virología, así que su opinión vale bastante menos que la de este sacerdote, que al menos da argumentos; usted no ha dado ninguno.

      1. «Y sobre los conocimientos de este sacerdote usted no puede decir absolutamente nada porque, sencillamente, lo desconoce.»

        Está en Internet lo que ha estudiado… y mi opinión efectivamente vale poco, porque (al igual que Don Jesús) no tengo suficientes conocimientos en la materia. Por eso me fío del criterio de todos los sanitarios que conozco.
        Un saludo.

        Al resto no me molesto en contestarles, porque no creo en teorías de la conspiración, ni necesito un exorcismo (¿eh, María? 😉 )

        1. Gracias por su respuesta. Al respecto cabe decir que también estará en internet lo que han estudiado los sanitarios que cita, y no creo que en el currículo de ninguno de ellos aparezcan muchos estudios sobre el Covid-19. Más bien ninguno, porque es nuevo y no hay estudios reglados que impartan lo poco que se sabe al respecto. En cualquier caso, este sacerdote no le está diciendo a usted que no se vacune, sino que da sus razones para no vacunarse él. Habrá quien esté de acuerdo y quien no, pero está en todo su derecho tanto a no vacunarse, como a exponer sus motivos. Y quien opine otra cosa también tiene derecho a exponerlo, naturalmente.

        2. SR,esperemos que no se fíe del criterio de los sanitarios si usted tiene un cáncer en estadio III o IV,y acude a urgencias por un problema médico, tipo una hemorragia, lo dejarán morir como a un perro,aunque le quedaran con tratamiento 6/ 12 meses de vida más.No valdrá usted un pimiento. Y se lo digo por doble experiencia en dos hospitales diferentes y dos casos diferentes. ES LA NORMA GENERAL.
          Desahuciados.Lo único que hacen es dejar que se mueran y ofrecerles la inyección para que sea rapidito y no molesten.
          Y lo de los cuidados paliativos otro engaño como una catedral de grande igual que la mortalidad del Covid.
          Vaya,vaya y fíese del criterio médico y la 0 empatía del personal sanitario, o no vió en el Telediario esa llamada al SUMMA que confirma con pruebas lo que digo,,como te dejan morir si eres un enfermo terminal y encima te atienden como si estuvieras molestando.
          Por favor.
          Son ustedes ciegos que no quieren ver.

    3. Pues lo que dice este sacerdote no difiere de lo que sostiene el premio Nobel de Medicina Luc Montagnier. Lo que pasa es que las farmacéuticas, que no asumen responsabilidad alguna, al igual que los políticos y periodistas pagados para decir las tesis oficialistas, velan más por sus intereses crematísticos que por nuestra salud. Los mismos que quieren reducir la población mundial a 1000 millones, como Soros y Bill Gates, nos quieren salvar con las pseudo vacunas. Algo no cuadra.

      El personal sanitario o cumple con lo mandado o a la calle. No se admite objeción de conciencia laguna. Y menos de ciencia.

  4. Razones legales por las que cualquier persona puede negarse a que le inoculen los componentes de las mal llamadas vacunas.

    Art. 14 de la Constitución Español que prohibe todo tipo discriminación o exclusión.

    Art. 18.1 sobre el derecho a la intimidad.

    Art. 20 sobre libertad de expresión así como difusión de las propias ideas por cualquier medio.

    Ley 41/2002 sobre consentimiento informado y derechos del paciente.

    Ley orgánica de tratamiento de datos de carácter personal (art. 42 RGPD) y art 5.1.t

    Delito de incitación al odio. Art. 510.1 Código Penal.

    La vacunación en España no es obligatoria no se puede prohibir la entrada a ninguna persona por no acreditar su presunta vacunación de la COVID-19, o de ninguna otra enfermedad.

    Los certificados COVID y PCR constituyen delito de falsificación de acuerdo con los artículos 397 y 398 del Código Penal.

    1. Una vacunación impositiva o generalizada, viola los siguientes preceptos del Derecho Internacional Público.

      – Código de Núremberg de 1947.

      – Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de 2005 (UNESCO)

      – Pacto de San José, Costa Rica.

      – Tratado de Helsinki.

      – Carta Internacional de Derechos Humanos (Tratados Europeos)

      – Declaración de Ginebra.

      Todos los tratados y acuerdos internacionales se depositan obligatoriamente ante la secretaría General de las Naciones Unidas, redactadas en cinco idiomas y de obligada incorporación a las legislaciones nacionales de los Estados miembros.
      Por tanto todos esos tratados y acuerdos están incorporados a la legislación española a través de la propia Constitución.

    2. Las vacunas de hace cien años en adelante, han sido probadas y contrastadas durante años, antes de ser inoculadas. Es decir las clasicas que nos han puesto a todos de pequeños. Esta huele mal, se hizo en tiempo record y si hay que poner otras dosis cada 6 meses, mal asunto.
      Lo que si se sabe es que la gente está muriendo repentinamente, como un amigo mio que murió a los pocos meses de dicho pinchazo. En un momento dado estaba bien y de repente no podía respirar, con lo cual se ahogó. Su mujer todavía está esperando el resultado de la autopsia. Deportista y sano. Por qué? A otro amigo le dio un ictus y está con medio cuerpo paralizado. Como estos un montón que las tvs callan.

  5. LEMAS PARA LAS MANIFESTACIONES CONTRA LA DICTADURA GLOBALISTA PSEUDO SANITARIA

    No son las vacunas, es la libertad-Si son voluntarias ¿a qué viene esta guerra?-No a las SS ni a la KGB-Los no vacunados no somos el problema-Basta de aduanas hasta en los bares-Queremos trabajar sin restricciones-Quieren hundir nuestra economía-Los confinamientos dañan la salud-Nos quieren enfrentar los unos con los otros-Dejadnos respirar el aire puro-Queremos abrazar a los seres queridos-Después de nosotros irán a por tí-Los experimentos en casa y con gaseosa-No al terrorismo desinformativo-Se nos quieren metar hasta en nuestra cama-No a la dictadura pseudosanitaria-Más camas de hospital y menos restricciones-Las pseudovacunas tienen muchos fallos-Las pseudovacunas a veces hasta matan-Los insolidarios son los dictadores.

    1. Ni qué decir tiene que este sacerdote será debidamente perseguido y apartado por decir lo que en conciencia estima que debe decir.

      Gracias Don Jesús Silva, por no quitarse la cabeza al entrar en la Iglesia, sino solo el sombrero, como hacía GK Chesterton, que sería otro perseguido.

  6. Dice uno de los «creadores» de la bakuna, mientras se jala los cabellos:
    ¿Cómo convencer a los no bakunados, de que las bakunas funcionan…..y al mismo tiempo explicarles a los bakunados que se pongan la tercera dósis, porque las bakunas no funcionan.
    😁😆

  7. Mi más cordial felicitación a Fernando Beltrán, director de Infovaticana, a quien he criticado más de una vez. Hoy toca felicitar y agradecer, incluso de forma entusiasta, a sabiendas de que a Bergoglio, que seguro lee Infovaticana, no le habrá gustado nada. Por eso la persigue.

  8. Que la nueva variante se llama Omicrón,, 🙂, y que fue una película de ciencia ficción del 68,,
    El que se ríe del sacerdote, tengo la seguridad que en cambio creyó lo de la sopa de murciélago que se comió un campesino y de ahí surgió el covid, 😆😁,
    Apaga la televisión hombre, y verás cómo se acaba el virus y sus curvas,, que ya parece montaña rusa.

    1. No sólo eso,encima sacan la cepa africana el Black Friday.Son unos crack estos satánicos.
      Es que entre eso y ahora el nombre de la nave de la guerra de las galaxias.
      Se están riendo de todos los borregos en su misma cara.
      Amén de que a la vez que infunden el pánico en toda esta gente que no piensa,te dicen que «la nave espacial» cursa con síntomas leves!!!!!
      Pero como saben que los que se lo creen no piensan, se rien de ellos en todo su esplendor.
      Es realmente patético que la gente no haga uso de la razón y de la observación del entorno apagando la televisión.

  9. Las VACUNAS , las crearon los verdaderos científicos, gracias a Dios,,y ayudan a la humanidad.
    Las bakunas la crearon los millonarios, y ayudan a los millonarios. 😁😆,, tienen más
    💰💰💰💰🤪🤪💰💰💰💰 y menos gente,, porque les caemos mal.

      1. La contra argumentación está escrita en todo estudio serio sobre la pandemia. Basta con que lea un poco de lo mucho que hay en lugar de perder el tiempo y la cabeza leyendo los artículos de este vertedero.

    1. Hombre, lo que es inmoral es difamar/calumniar, que es lo que hace usted, pues no puede probar lo que afirma. ¿Se imagina que alguien dijera que darle voz a usted mata gente? Porque está igual de probado que lo que usted dice. Y tampoco creo que tenga un «medidor de buena gente», así que sus juicios son bastante gratuitos.

      1. Y usted qué sabrá de lo que yo sé, a qué me dedico y cuáles son mis criterios ¿De verdad se piensa que un blog anónimo es el lugar para argumentar nada? Lea un poco de ciencia, rece algo más y déjese de decir insensateces

        1. Da igual a qué se dedique o lo que usted sepa: ni su formación, ni su profesión le autorizan ni dan bula para difamar (en caso de que fuera verdad) o calumniar (si es mentira). Eso es lo que es inmoral. Y aplíquese lo que dice a los demás: usted tampoco sabe lo que yo sé de ciencia o de cualquier otra cosa, además de que no hay ninguna insensatez en mi comentario. ¿O acaso sí posee un «medidor de buena gente»? Y si lo decía por lo de su incapacidad para probar su difamación/calumnia, demuéstrelo, porque si éste no es lugar para argumentar, por el mismo criterio tampoco lo es para difamar/calumniar. Que algunos tienen la tecla muy rápida y se meten en lo que ni la Iglesia puede: en el fuero interno (De internis neque Ecclesia).

          1. Realmente, parecía que no, pero sigue habiendo casos de idiocia disarmónica. Al menos no pone su nombre para decidir tonterías, le queda un ápice de sentido común, supongo que para cambiarse el pañal.

          2. Igual cree que ha quedado usted estupendamente soltando exabruptos, pero siento desilusionarle: si previamente ya había quedado mal, con su nueva deposición se ha retratado del todo. Podía haberse ahorrado ponerse tan estupendo, pues ha confirmado, y superado, la catadura moral demostrada por usted en su calumnioso primer comentario, que le describe a usted mismo mejor que a nadie.

  10. A este sacerdote le falta decir la RAZON PRINCIPAL, y es: Porque lo recomienda el papa Francisco. Y como este caballero es un SUPERSACERDOTE, hace lo contrario de lo que diga el Papa. Las demás razones sobran porque no tiene ni idea…

    1. De su respuesta parece deducirse que tiene el mismo valor defender las vacunas como negarse a ellas y creo que ese relativismo es inmoral. Gracias a las vacunas la infección por COVID es menos grave, lo que confirma que entre los ingresados en UCI estén desproporcionadamente representados los no vacunados frente a quienes sí lo están.
      Como los recursos sanitarios son finitos y pueden escasear en caso de un nuevo pico en la crisis sanitaria, estimo que la negativa a ser vacunado debería ir acompañada -en aras de la coherencia- de una renuncia formal y expresa, firmada en el centro de salud respectivo, a recibir tratamiento sanitario en caso de contraer la enfermedad.

        1. No es falso, eso lo primero: para un 90 % de vacunados en las ucis están entrando un 50 %, de modo que esa sobrerrepresebtación de vacunados ¿cómo se explica?

          Y lo segundo: ¿Dónde dejamos entonces el arrostrar hasta las últimas consecuencias una posición moral determinada inspirada en un precepto religioso? A los mártires por la Fe de otros tiempos, ¿cree usted que les importaba en lo más mínimo lo que decía el derecho positivo?

          1. Donde dice “esa sobrerepresentación de vacunados” debe decir “esa sobrerepresentación de NO vacunados”. Creo que se deduce del texto, pero aún así lo aclaro.

          2. Lo que dice no es verdad. Si parte de premisas indemostrables o que no se corresponden con la realidad, le puede salir sobre el papel lo que usted quiera. ¿Quién le ha dicho a usted que se contagien más personas sin vacunar que vacunadas? Es totalmente indemostrable. Puede haber muchísimos casos de gente vacunada que se contagia y que pasa la enfermedad (e incluso fallece) sin pasar por hospital alguno, de lo cual no queda constancia alguna sobre la incidencia real. Incluso teniendo los resultados de una autopsia en la mano, usted no puede decir si una persona ha fallecido de covid o con covid (que no es lo mismo). En cuanto a su último argumento, es disparatado: ¿renuncian los obesos, los alcohólicos, los fumadores, quienes realizan voluntariamente profesiones o deportes de riesgo, etc., a la atención médica? Si es ilegal negarles la asistencia no es por positivismo, sino porque es inmoral, además de que ellos también la pagan.

          3. Y qué autoridad moral tiene un gobierno que miente descaradamente cuando dijo hasta el hartazgo que no pactaría con ETARRAS y SEPARATISTAS y lo ha hecho con total impunidad.Mintiendo descaradamente en la cara de TODA ESPAÑA????
            Quién va a creer que digan que las Ucis están llenas de «no vacunados»…eso por qué…??? Porque ellos lo valen?
            Quién va a creer en la palabra de unos mentirosos. Quién?
            Usted ha ido a las UCIS a encuestar a los que están allí?A ver quién se vacunó y quién no????
            Ustedes tienen más fé en lo que cuentan los mentirosos del gobierno, Ana Ro,Susana Gri,Jorge Ja y Risto Me…,que en Dios.
            Eso sí que es patético.

      1. Señor Enrique,etonces en aras de la coherencia que tampoco se atienda a los que tienen cirrosis por beber alcohol,a los de cáncer de pulmón por fumar,a los que tienen ETS por llevar una vida sexual promiscua,a los que tienen SIDA por tener relaciones sexuales anti natura,a las que van a matar a su hijo porque se acostaron con un señor y no usaron preservativos,a los obesos que no paran de comer,al diabéticoq ue se comió un pastel cuando no debía…etc..etc.
        Mire vamos a vaciar los hospitales y van a quedar para usted solito.Que vayan todos esos pasando a firmar al Centro de salud también.
        No sea ridículo por favor

        1. Lo que dice usted es muy razonable: a eso se llama ser adulto y asumir las consecuencias de los propios actos. Y añadiría más casos de los que ha mencionado. Si ejercemos nuestra libertad y nos oponemos a la inercia totalitaria imperante -que tanto se denuncia por aquí-, hay que ser coherentes. El ejercicio de la propia libertad implica responsabilidad y asunción de las consecuencias.

          1. Había escrito mi comentario anterior sin haber leído previamente el de María, que justamente ha empleado el mismo argumento que yo, porque es evidente la incongruencia de lo que usted plantea. Es tan «razonable» lo que irónicamente le propone, que entonces nadie tendría derecho a recibir asistencia médica (incluido usted), a pesar de pagarla. Sea usted coherente, puesto que exige coherencia: si me obligan a pagar el sistema sanitario soy libre de exigir (y exijo) que me atiendan, porque no me han permitido ejercer la libertad de no pagarlo, y puesto que en algún momento le van a atender a usted por alguna dolencia derivada de su forma de vida elegida voluntariamente (desde si come determinados alimentos, a si coge un automóvil o se baña en una piscina en verano), yo tengo derecho al mismo trato. ¿Usted ha renunciado a la asistencia médica? Porque puedo hacer un listado enorme de cosas por las que, siguiendo su argumento, debería renunciar.

          2. El problema es que el señor Enrique sólo cita a un colectivo minoritario,el de personas sin vacunar, que en el ejercicio de su libertad deciden no inocularse un producto experimental sin licencia,sólo con una autorización de » emergencia «(????).
            Generando odio contra este colectivo.Hemos de recordar que en su mundo totalitario eso es un delito.Por si no lo recuerda.

    2. Las razones esgrimidas por él serían igual de válidas las exponga públicamente o no lo haga, y lo haya recomendado el Papa o no lo recomiende. Así que, su comentario inventándose razones que ni puede conocer, ni se deducen de la noticia, es totalmente absurdo y gratuito.

  11. Pues yo sí me he vacunado. Y lo he hecho fiándome de mis compañeros médicos e investigadores biotecnólogos, colegas profesores universitarios en una universidad católica. Y la mayoría de ellos son fieles católicos, de buena formación profesional y doctrinal. Cuando no domina un tema (y me temo que la mayoría de los que aquí escriben, incluyendo al sacerdote de la noticia, no lo domina) lo mejor es fiarse de alguien competente y que te aprecia. Yo, que no domino el tema y que tampoco sé a ciencia cierta qué es verdad de la variadísima y contradictoria información que uno puede encontrar en internet, me he fiado de mis amigos, que saben y que no me van a engañar. Eso es lo que yo entiendo como fe razonable. Y es el criterio que he seguido. Todos ellos se han vacunado y yo les he seguido en esa actitud.

    1. ¿Y no tienen ningún reparo moral a la utilización de líneas celulares a partir de criaturas humanas abortadas ex profeso? ¿ Y no te han dicho que las pseudo vacunas tienen multitud de fallos, de caducidades, de ineficacias frente a nuevas variantes? ¿ Y tampoco te han dicho de los efectos secundarios nocivos incluso mortales a corto, medio y largo plazo? ¿ No te han dicho que estás jugando a la ruleta rusa? Me temo que no te aprecian mucho.

      1. Lo que ocurre es que muchos se tiran al río, porque uno o varios se lo pidieron.
        Muchos creen que si uno no se vacuna, puede que esté fuera de órbita, y lo hacen para no quedar al margen.
        Triste resulta ver a muchos que con un desmedido orgullo, cuentan que se vacunaron. Pero no piensan que esas vacunas son veneno, y que tarde o temprano, lamentarán haberlas recibido.

    2. ¿No te percatas o no quieres ver que están implantando una dictadura pseudo sanitaria? Ahora van a por los no vacunados, pero mañana irán a por tí.

      1. Querido Beluzegui,
        ¿Por qué dosis de la vacuna contra la gripe va usted? Cada año hay que fabricar una nueva. Cada año, repito. Hay gente que lleva puestas un buen montón de dosis. ¿Les garantiza la vacuna inmunidad total frente al virus? No; ninguna vacuna lo hace. Ahora bien, en caso de contraer la enfermedad se desarrollará en un estadio leve y muy probablemente no cursará en la temible neumonía.
        La vacuna de la gripe también es fabricada por las mismas empresas farmacéuticas que hacen la del COVID.
        Así que si se quiere ser coherente habría que actuar en consecuencia. Hablar de libertad sin responsabilidad es toreo de salón. Por eso sostengo la imprescindible coherencia: si uno estima que puede colaborar con esta empresas no debe aceptar nada que provenga de ellas y por supuesto renunciar al tratamiento médico asociado a la enfermedad.

        1. ¿Obliga alguien a vacunarse de la gripe o es voluntaria? ¿Se la ponen a cualquiera -aunque la pida- o sólo a determinadas personas, como ancianos y personas con enfermedades previas y grupos de riesgo? ¿Está en riesgo de contraer gripe la mayor parte de la población, a la que nadie vacuna? ¿Puede derivar en neumonía y muerte una gripe contraída por el mayoritario grupo poblacional al que no vacunan? ¿Son esas personas irresponsables? ¿Lo son las autoridades sanitarias y/o políticas? ¿Usted renuncia a la asistencia médica por usar un ascensor? ¿Y si se descuelga y acaba herido por vago? ¿No se baña en el mar o piscinas? ¿Y si se ahoga o se le corta la digestión? ¿No prueba la carne, ni nada dulce, ni el alcohol, ni…? Es que le pueden provocar patologías y enfermedades. ¿Va a renunciar a la asistencia médica por vivir? Porque todo lo que haga implica un riesgo de enfermar o de herirse. En vez de ser un demagogo, sea coherente y renuncie.

        2. Señor Enrique yo jamás me he vacunado de la gripe y a mis 45 años nunca he tenido gripe.Pero puedo salir a la calle y me puede caer una maceta del 5° piso en la cabeza.
          Mi padre se vacunaba año sí,año no,nunca tuvo gripe tampoco,pero murió de un cáncer fulminante de pulmón sin haber probado un cigarro en su vida.
          Señor mío,la vida y la muerte están en manos de Dios,esté usted vacunado o no.
          Tan difícil es esto de entender para,alguien que se autodenomina católico?????

    3. ¿Alguno de esos sin duda muy preparados profesionales de la Sanidad conoce al detalle la composición química de esas sustancias que recomendadamente le han inyectado?

      ¿Han podido ver alguna secuenciación, aislamiento, purificación (esa palabra…) que les permita identificar sin la menor duda a ese virus del pangolín y la sopa de murciélago?

      Quizás hasta haya podido detectar, dado que se trata de buenos amigos suyos, alguna mejora sustancial en la salud patrimonial de estos formidables galenos.

      Ya puestos, nunca estará de más preguntarles todo esto y que si tienen a bien mostrarle los trabajos científicos de referencia en los que sustenten su actividad de diagnóstico y tratamiento/profilaxis.
      De lo último, quizás no convenga preguntar muy directamente, por no fastidiar esa amistad, sino indagar de forma más discreta.

    4. Pues yo Juan me fío de un criterio superior al suyo me fío de Dios.
      Y Dios nos dejó su Palabra,allí esta descrito lo que ocurre y lo que ocurrirá Apocalipsis 13,15.
      Usted y sus amiguitos con vacuna o sin ella ,se van a morir irremediablemente como todos, cuando Él así lo decida.
      Y tendrán que rendirle cuentas.
      Usted y todos los que son como usted,que se dicen católicos pero NO LO SON.

        1. Pues querido Juan,para afirmar que todos nos vamos a morir no hay que ser Premio Nobel, es un dato obvio ,objetivo e irrefutable.
          No es porque lo diga yo amigo.
          Que vamos a ser juzgados también es una realidad, lo crea usted o no.Porque lo dice el que lo creó.
          Y el Apocalipsis no es cosecha mía,es Palabra de Dios.
          Pero la mayoría de los mal llamados católicos de hoy le creen más a Fernando Simón que al mismo Jesucristo .

      1. Hombre, morirse hay que morirse, eso no es un descubrimiento, pero no es lo mismo morir cuando uno ha cumplido su misión en la vida que cuando se deja a una esposa joven y varios niños pequeños, especialmente cuando esa muerte era evitable.

        Eso es una irresponsabilidad y quienes lo propugnan unos irresponsables. Y no me vale el ejemplo de los mártires porque ponerse la vacuna no es equiparable a renegar de Cristo y adorar al César. Pero ni de muy lejos.

    5. Y por fin una opinión sensata en esta página. Bravo Juan. Lo mismo he hecho yo.

      No sé si se criminaliza a los antivacunas. A los que nos hemos vacunado se nos tacha de abortistas, inmorales, laxos, desinformados, cómplices del NOM y de Bill Gates.

    1. Pues su comentario (todos sus comentarios, de hecho) no es que rezumen inteligencia y bondad, precisamente. Me temo que lo de usted viene de fábrica y eso no lo arregla ninguna vacuna.

  12. Es una dictadura mundial. No se habla de la cantidad de personas que están goteando de infartos por el veneno que le están inyectando. Vacuna en un año, Eso es ciencia?

  13. 1. Es necesario recordar que la «vacuna» actual es artificial, terapia temporal celular (riesgo de cáncer), experimental, nada se sabe a medio/largo plazo (secuelas y muertes en alérgicos, trasplantados, trombos, enfermedad crónica, vejez, etc.), y se sabe que es de origen humano: industria del aborto ¿accionistas farmacéuticas los políticos y allegados?
    2. Pues, una vacunación universal, cada 6 meses, es una industria millonaria, causa de muerte de millones de inocentes, miedo para control de la masa y dependencia de un Estado/gobierno mundial.
    3. Es un grave error una vacunación universal porque si muta el virus en un vacunado van a morir muchos vacunados. Y si se impone no es por la salud general es por otros motivos. Un católico no debe estar en contra de una vacuna natural, de grupo poblacional y de origen animal (cultivo). Es cuestión de esperar más tiempo y no seguir los postulados del gobierno mundial anticristiano…

  14. Pensé, por sus palabras, que era usted un venerable ancianito, pero tiene pinta de bigardo (Ojo, DRAE.3: Persona alta y corpulenta) musculoso.
    Huele usted a muerto, pero un montón… y muchos de sus seguidores también, pobrecitos míos. Al tiempo.
    Y también huele usted a Infierno, por el gentío que le sigue y por los muertos que, sin duda, provoca.
    Infórmese, Señor Cura, que hoy es bastante fácil. Porque peca usted contra el 5º mandamiento más que Mao (ya sabe, 80/100 M de muertos).
    Prurito insano el alardear de cientificismo «anticapi» con consecuencias desde el sacerdocio. Es pecado grave, P. Silva (Padre Jesús no le cuadra).

  15. «usted a Infierno, por el gentío que le sigue y por los muertos que, sin duda, provoca»

    Faltaba un iluminado decidiendo quién va al infierno y quién no, señalando a una persona en concreto, cosa que la Iglesia no ha hecho jamás. Pero, además, con un argumento totalmente inventado: «por los muertos que, sin duda, provoca». ¿Sin duda? La misma duda de si usted irá al infierno por los muertos que provoca usted (ve qué fácil es escribirlo), y si no, por calumniar o por sus juicios temerarios (tiene varias posibilidades, a elegir). Póngase usted desodorante (por lo de los olores).

    1. Perdón por el retraso, es que estoy muy ocupado. Gracias, pero no hacía falta que me ensalzara de esa forma -¿me espía usted desde el piso de enfrente?- Sí, me paso mis horas libres iluminándome en mi biblioteca y ante mis maquinitas.
      Por los aires y los años que los padecí creo que estoy ante un vulgar rábula si no con título, sí por afición… Si alguien profiere sus falacias ante un juez le mandaría callar… y se llevaría un multazo por nescio -mire el DRAE y no patine de nuevo- y manipulador porque es la Estadística -una ciencia- quien tiene certificado un incremento salvaje de muertos entre los no vacunados. Así que este Mosén Silva acumula -¡seguro!- su millar largo. Lo dicho, al tiempo: el día que alguien lo detecte en un «trazado», lo funden.
      Ah y al infierno van los que cometen pecados, por ejemplo, difundir el mal a sabiendas con o sin sotana, ¡rábula!

  16. Causa mucha pena ver cómo muchos están tan ciegos que no quieren ver la realidad.
    Es anormal que en un año se apliquen dos o más dosis de una vacuna. ¿Alguien recuerda que con las otras vacunas haya sucedido otro tanto?
    Creo que la excepción es la antirrábica.
    A tener mucho cuidado, porque dicen que la próxima dosis será por vía oral. Desconozco si es como la Sabin o si son pastillas.

    1. En un año dice???
      Son tres dosis en 6 meses y hoy El Mundo ya está hablando de la cuarta contra
      la variante de » la nave de la guerra de las galaxias».

  17. La Divina Providencia tiene mi día, la hora, el lugar y tal vez con quién moriré. Elemental análisis pero muy importante que lo diga usted Padre Jesús desde el púlpito y en las redes; raro que casi todos los Pastores de las Iglesias continúen infundiendo MIEDO, COACCIONAN y SOCIOS voluntarios del genocidio planificado en el mundo con las vacunas. Dios el hacedor de vida lo siga iluminando.

    1. ¿Y cómo sabe usted que en los planes de la Divina Providencia no está el ofrecerle a usted la vacuna para que no muera? Dios nos ha dado la razón para que la usemos, no para anularla frente a un fideísmo ciego y predestinacionista.

      1. ¿Y quién le ha dicho que Dios no quiera que muera? Además, no pretenderá decir que alguien muere sin que Dios lo permita y/o contra su voluntad, ¿verdad? El ser humano no puede elegir salvar su vida si los planes de la divina providencia son otros. Por más vacunas que se ponga, si Dios le llama la vacuna no le va a servir para nada. Además, según su argumentación, ¿cómo sabe usted que en los planes de la divina providencia no esté que el comentario de Socorro le haga a usted replantearse las cosas? Aplíquese lo que dice a los demás, porque si Socorro no conoce los planes divinos, usted está en su misma situación. Por lo cual, dicho recurso vale para una cosa y la contraria. Tendrá que buscar otra razón.

          1. Ya lo creo: pregúntele a Judas. Dios permite el mal y respeta el libre albedrío. Pero la última palabra la tendrá Él. Dios saca bien del mal. La Divina Providencia es misteriosa para nosotros, pero Dios tiene sus razones para todo, aunque a nosotros se nos escape muchas veces.

    2. Hombre, morirse hay que morirse, eso no es un descubrimiento, pero no es lo mismo morir cuando uno ha cumplido su misión en la vida que cuando se deja a una esposa joven y varios niños pequeños, especialmente cuando esa muerte era evitable.

      Eso es una irresponsabilidad y quienes lo propugnan unos irresponsables. Y no me vale el ejemplo de los mártires porque ponerse la vacuna no es equiparable a renegar de Cristo y adorar al César. Pero ni de muy lejos.

  18. También puede estar entre los planes de la Divina Providencia el que nos llegue información sobre lo peligrosas e inútiles que son estas «vacunas». La razón sin datos no puede hacer mucho.

  19. Ya lo creo: pregúntele a Judas. Dios permite el mal y respeta el libre albedrío. Pero la última palabra la tendrá Él. Dios saca bien del mal. La Divina Providencia es misteriosa para nosotros, pero Dios tiene sus razones para todo, aunque a nosotros se nos escape muchas veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles