PUBLICIDAD

Papa Francisco: “Pienso en Santa Sofía, y estoy muy dolido”

|

Fue una frase corta tras el rezo del Ángelus, pero Francisco dejó clara su posición respecto a la situación con Santa Sofía, basílica que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, ha decidido vuelva a ser una mezquita.

Mencionando que ayer se celebraba el día del mar, el Papa dirigió un saludo a todos aquellos que trabajan en el mar. “Y el mar me lleva un poco lejos con el pensamiento: a Estambul. Pienso en Santa Sofía, y estoy muy dolido”, dijo el Pontífice.

Les ofrecemos el Ángelus completo, publicado en español por la Oficina de Prensa de la Santa Sede:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En el Evangelio de este domingo (cfr. Mt 13,1-23) Jesús cuenta a una gran multitud la parábola —que todos conocemos bien— del sembrador, que lanza la semilla en cuatro tipos diferentes de terreno. La Palabra de Dios, representada por las semillas, no es una Palabra abstracta, sino que es Cristo mismo, el Verbo del Padre que se ha encarnado en el vientre de María. Por lo tanto, acoger la Palabra de Dios quiere decir acoger la persona de Cristo, el mismo Cristo.

Hay distintas maneras de recibir la Palabra de Dios. Podemos hacerlo como un camino, donde en seguida vienen los pájaros y se comen las semillas. Esta sería la distracción, un gran peligro de nuestro tiempo. Acosados por tantos chismorreos, por tantas ideologías, por las continuas posibilidades de distraerse dentro y fuera de casa, se puede perder el gusto del silencio, del recogimiento, del diálogo con el Señor, tanto como para arriesgar perder la fe, de no acoger la Palabra de Dios. Estamos viendo todo, distraídos por todo, por las cosas mundanas.

Otra posibilidad: podemos acoger la Palabra de Dios como un pedregal, con poca tierra. Allí la semilla brota en seguida, pero también se seca pronto, porque no consigue echar raíces en profundidad. Es la imagen de aquellos que acogen la Palabra de Dios con entusiasmo momentáneo pero que permanece superficial, no asimila la Palabra de Dios. Y así, ante la primera dificultad, pensemos en un sufrimiento, una turbación de la vida, esa fe todavía débil se disuelve, como se seca la semilla que cae en medio de las piedras.

Podemos, también —una tercera posibilidad de la que Jesús habla en la parábola—, acoger la Palabra de Dios como un terreno donde crecen arbustos espinosos. Y las espinas son el engaño de la riqueza, del éxito, de las preocupaciones mundanas… Ahí la Palabra crece un poco, pero se ahoga, no es fuerte, muere o no da fruto.

Finalmente —la cuarta posibilidad— podemos acogerla como el terreno bueno. Aquí, y solamente aquí la semilla arraiga y da fruto. La semilla que cae en este terreno fértil representa a aquellos que escuchan la Palabra, la acogen, la guardan en el corazón y la ponen en práctica en la vida de cada día.

La parábola del sembrador es un poco la “madre” de todas las parábolas, porque habla de la escucha de la Palabra. Nos recuerda que la Palabra de Dios es una semilla que en sí misma es fecunda y eficaz; y Dios la esparce por todos lados con generosidad, sin importar el desperdicio. ¡Así es el corazón de Dios! Cada uno de nosotros es un terreno sobre el que cae la semilla de la Palabra, ¡sin excluir a nadie! La Palabra es dada a cada uno de nosotros. Podemos preguntarnos: yo, ¿qué tipo de terreno soy? ¿Me parezco al camino, al pedregal, al arbusto? Pero, si queremos, podemos convertirnos en terreno bueno, labrado y cultivado con cuidado, para hacer madurar la semilla de la Palabra. Está ya presente en nuestro corazón, pero hacerla fructificar depende de nosotros, depende de la acogida que reservamos a esta semilla. A menudo estamos distraídos por demasiados intereses, por demasiados reclamos, y es difícil distinguir, entre tantas voces y tantas palabras, la del Señor, la única que hace libre. Por esto es importante acostumbrarse a escuchar la Palabra de Dios, a leerla. Y vuelvo, una vez más, a ese consejo: llevad siempre con vosotros un pequeño Evangelio, una edición de bolsillo del Evangelio, en el bolsillo, en el bolso… Y así, leed cada día un fragmento, para que estéis acostumbrados a leer la Palabra de Dios, y entender bien cuál es la semilla que Dios te ofrece, y pensar con qué tierra la recibo.

La Virgen María, modelo perfecto de tierra buena y fértil, nos ayude, con su oración, a convertirnos en terreno disponible sin espinas ni piedras, para que podamos llevar buenos frutos para nosotros y para nuestros hermanos.

Después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas,

en este segundo domingo de julio se celebra la Jornada Internacional del Mar. Dirijo un saludo afectuoso a todos aquellos que trabajan en el mar, especialmente a aquellos que están lejos de sus seres queridos y de su país. Saludo a todos los que se han reunido esta mañana en el puerto de Civitavecchia-Tarquinia para la celebración eucarística.

Y el mar me lleva un poco lejos con el pensamiento: a Estambul. Pienso en Santa Sofía, y estoy muy dolido.

Os saludo a todos vosotros, fieles de Roma y peregrinos de diferentes países, en particular a las familias del Movimiento de los focolares. Saludo con gratitud a los representantes de la pastoral de la Salud de la diócesis de Roma, pensando en tantos sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos que han estado y están junto a los enfermos en este periodo de pandemia. ¡Gracias! Gracias por lo que habéis hecho y estáis haciendo. ¡Gracias!

Y os deseo a todos un buen domingo. Por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Buen almuerzo y hasta pronto.

20 comentarios en “Papa Francisco: “Pienso en Santa Sofía, y estoy muy dolido”
  1. Parece irónico que uno de los grandes promotores de la invasión musulmana de Europa diga que está dolido por la conversión de Sta. Sofía en mezquita.
    Francisco debería valorar las consecuencias de sus actos y palabras.

    1. Sacerdote católico, de acuerdo con usted. Pero en la iglesia católica pasa como el comején en la madera. Solo abre un pequeño orificio, aparentemente, no pasa nada, pero por dentro los efectos (daños) son devastadores. Los sucesos así, feacientemente, lo demuestran. Quien quiera entender…

  2. Tengo la extraña sensación de que algo le está ocurriendo internamente a este papa no emérito.
    Es solo una sensación.
    Y extraña.
    Pero la tengo.

  3. El padre Serafino Maria Lanzetta entra en el debate sobre el CVII con un artículo interesantísimo y hasta cierto punto conciliador de las posiciones de Viganó, Brandmüller y Schneider. Lo recoge Aldo María Valli en Duc in Altum.

  4. El Papa Francisco nos quiere vender un islam moderado, pacífico, dialogante que solo parece estar en su imaginación. Es evidente que hay musulmanes honestos y buena gente, de hecho estamos viendo conversiones importantes, pero no podemos olvidar la realidad que tenemos delante. El Papa Francisco se ha apuntado al nuevo orden mundial y postula, por la vía de los hechos, la creación de un mix religioso que agrupe a todas las religiones diluyendo sus diferencias y predicando, los llamados en Naciones Unidas, valores trasversales. Se insiste en la ecología, la fraternidad sin paternidad, el buenismo moral y diluye el sacerdocio y la Eucaristía como elementos fundamentales de la fe católica. Estamos viendo cómo en occidente se ‘prestan’ iglesias para cultos musulmanes, e incluso , algunos templos ‘vaciados’ se venden para convertirlos en mezquitas.

    1. Hemos visto al Papa Francisco enfadado por el proselitismo, ese tan malvado que hacían los apóstoles sin temer por su propia vida, en aras de una validez universal de ‘todas las verdades’, sin darse cuenta de que, si todo es verdad, todo es mentira.

      Lo mismo que la peste nos está haciendo, y lo hará mucho más, ver las debilidades de una sociedad sin Dios que se creía omnipotente, la conversión en mezquita de la Basílica de la Santa Sabiduría de Dios no es un hecho indiferente, es la señal de que algo está sucediendo y que, con el respeto debido a todas las formas de pensar y creer, también tenemos derecho a pensar y creer como católicos sin complejos.

  5. No sabemos las causas del profundo dolor del Papa Francisco. Puede ser porque un templo, construido para el Dios verdadero, se convierte en mezquita. Puede ser por la ‘falta de diálogo’ que debiera llevar a Santa Sofía a ser un lugar de cultos variados y coloridos en hermandad. Puede ser porque el buenismo predicado se estrella con la realidad. Ocho palabras y un sonoro silencio. Esperemos que el dolor de Su Santidad no sea estéril y se convierta en el deseo de animar a los turcos a descubrir su glorioso pasado cristiano de profundas raíces apostólicas que creció y dio tantos frutos de santos, de mártires y de sabios que siguen siendo las columnas de nuestra fe. Specola.

    1. Los muros, sobre todo en la parte alta, de Santa Sofía están llenos de grafitis de los cristianos que quedaron atrapados en medio del islam y se revelaban ante la profanación de su catedral. Se pueden observar miles de pequeñas cruces que pretendían suplir los maravillosos mosaicos destruidos o cubiertos para convertirla en mezquita. Nuestra oración por los cristianos, sobre todo los católicos, que viven en la santa tierra de la actual Turquía, a los que nuestra fe tanto debe. El cristianismo llega a España, y al sur de Italia, a través de las florecientes iglesias del norte de África, muchos de nuestros santos de devoción son ‘turcos’. Nuestra liturgia hispana debe todo a Bizancio y Santa Sofía es su símbolo más universal. Nuestra imagen de hoy es uno de los pocos mosaicos no destruidos y que da la bienvenida a quien entra en el universo de la Santa Sabiduría de Dios.

  6. A Specola lo podemos leer en su blog, sin necesidad de copiar y pegar aquí…
    Si todos empezamos a hacer igual la sección de Comentarios se volverá más infumable de lo que ya es gracias a algunos…

  7. Me parece contradictorio que estén dolidos por Santa Sofía y todos los templos convertidos en restaurantes y discotecas. Las profanaciones a las humildes parroquias que han cerrado eso no duele?

  8. Carissimi amici e nemici di Stilum Curiae, come vi ricordate domenica scorsa abbiamo dato notizia dell’improvvisa cancellazione dal dopo Angelus del Pontefice di un ampio paragrafo dedicato alla situazione di Hong Kong. Erano parole di conciliazione, un’esortazione al dialogo e al rispetto dei diritti umani, al rifiuto di qualsiasi genere di violenza. Ma con stupore di tutti quel brano non è stato pronunciato. Ma non è la prima volta che questo accade. Due anni fa un appello che il Papa avrebbe dovuto pronunciare per sottolineare il rispetto dei diritti umani dei detenuti del dittatore Maduro. Solo Marynellis Tremamunno, su La Nuova Bussola quotidiana, ha sottolineato e ripreso questa afasia; e per questo ha ricevuto avvertimenti, o minacce. La ringraziamo per averci ricordato questo episodio. Vi riportiamo qui sotto l’articolo della Nuova Bussola, e il video dell’Angelus del Papa. Dal minuto 9 si vede che il Pontefice alza lo sguardo per non leggere i fogli preparati.

  9. Pues ya verá el Papa, desde el cielo, en el año 2.080, cuando la población musulmana sea mayoritaria en España, lo que sucede. Hay que buscar nuevas formulas de caridad, imaginativas y no lesivas para la cultura cristiana, para atender a los pueblos africanos. La emigración masiva a Europa supone dar un fuerte golpe en contra del cristianismo. Lo lamentaremos, pero será demasiado tarde.

    1. Me recuerda el llanto de Francisco, al reproche de Aixa madre de Boabdil a su hijo, cuando le dijo al abandonar Granada; llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre. Y desde entonces ese paraje se llama el Suspiro del moro.

      Y es que entonces los cristianos tenían tanta o mas fe que los musulmanes, no titubeaban nunca, siempre luchaban hasta el final. y así Dios los sostenía casi siempre, Pero ahora esta i glesia sin fe, no cree en nada y mucho menos en si misma, por lo que está pasando lo previsible, que la fe desaparece, la i glesia se hunde y los enemigos de ella avanzan eufóricos. Y es que la fe hay que defenderla si es necesario con las armas en la mano. Con la vileza y la cobardía de la jerarquía modernista, solo tenemos asegurada la extinción.

  10. Los españoles por no querer aceptar el yugo suave de Cristo, nos veremos pronto obligados a soportar el duro yugo de Mahoma. Nos lo habremos merecido por nuestra apostasía y desprecio de la Religión cristiana.

    Lo que se van a lamentar las feministas, casi todas partidarias de la emigración musulmana masiva, cuando, allá por el 2080, tengan que llevar burka o pañuelo, estar bajo la potestad machista del marido musulman, ablacción de clítoris, matrimonios forzados de conveniencia, castigos físicos de los maridos a las mujeres, homosexuales condenados a muerte, etc……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles