PUBLICIDAD

Coccopalmerio: ‘Si el Papa está siendo atacado, significa que lo está haciendo bien’

|

Infovaticana en Roma entrevista al cardenal Francesco Coccopalmerio, el miembro de la Curia romana que termina cada frase con una sonrisa, se declara enemigo de la “moda femenina”, niega todas las acusaciones hechas en su contra y asegura que, si fuera el Papa, habría invitado a tomar el aperitivo a los cardenales de los Dubia.

El vuelo con destino a Roma salía dentro de una hora, todavía no éramos muchos en la puerta de embarque. El sol de enero entraba por uno de los grandes ventanales de la T4 de Barajas y alumbraba, como si de una aparición se tratara, a un hombre con alzacuellos que concentrado leía y subrayaba unos papeles colocados sobre un maletín negro.

Cuando alzó la mirada le reconocí enseguida. Se trataba del cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos hasta el pasado mes de marzo. Antes de que nos llamaran para embarcar, me acerqué hasta su sitio y con unas torpes palabras que poco se asemejaban al italiano me presenté a su eminencia, que amablemente aceptó mantener un encuentro en Roma.

Un mes más tarde, desde el corazón de Italia, les cuento la historia de este miembro de la Curia romana que termina cada frase con una sonrisa, se declara enemigo de la “moda femenina”, niega todas las acusaciones hechas en su contra y que asegura que, si fuera el Papa, habría invitado a tomar el aperitivo a los cardenales de los Dubia.

¿Quién es Francesco Coccopalmerio?

Puedo definirme como un cristiano que cree en Jesús y espera en Él.

Nació en Milán, en San Giuliano Milanese. Durante la Segunda Guerra Mundial su familia se ve obligada a trasladarse al pueblo de su madre…

Sí, eso es cierto. Viví durante dos años en el pueblo de Sernio, en la provincia de Sondrio, en la zona de Valtelina, en las montañas que están al norte de Milán en la frontera con Suiza. Estuvimos ahí dos años, en casa de mis abuelos. Mi madre nació allí y esa era la casa de sus padres. Ahí recibí la primera comunión y cursé también los primeros años de colegio.

¿Fue en Sernio donde recibió la llamada de Dios al sacerdocio?

No…cuando supe mi vocación fue una percepción, digámoslo así, interior y espiritual. Fue en torno a la mitad de la segunda escuela media, en el año 1951.

¿Cuántos años tenía?

Trece.

PUBLICIDAD

Y desde entonces, ¿ha tenido alguna crisis de Fe?

Quizá durante mi vida no…durante mi vida reciente, aunque no puedo decir que he tenido una crisis, sí he tenido tentaciones.

¿Tentaciones?

Sí, pensar que nuestra Fe no sea verdadera. Yo creo que todos hemos tenido estos momentos de tentación, que deben ser superados con la Gracia del Espíritu Santo. He conocido recientemente un sacerdote muy bueno, un misionero que me decía que tenía grandes crisis de Fe, por lo que creo que el Señor no elude a ninguno esta experiencia.

Tenemos grandes santos como la Madre Teresa de Calcuta… o primero diría a Santa Teresita del Niño Jesús, que han tenido estas experiencias del “espíritu en la noche”, un oscurecimiento, como si el Señor se hubiese retirado completamente de su vida. Jesús también tuvo esta experiencia en la Cruz.

¿Ha logrado superarlas?

Lo he superado no gracias a mí, sino gracias al Espíritu Santo. Hay una bonita oración que de vez en cuando se dice en el Breviario que dice: “Señor te agradecemos que hoy también nos has conservado en la Fe”. Y ves como todo depende de su Gracia, es Él quien nos conserva en la Fe.

Echando la vista atrás, volviendo a sus 13 años cuando descubrió su vocación y entró en el seminario, ¿alguna vez pensó que llegaría donde se encuentra ahora?

No. Recibí propuestas para hacerme jesuita. Porque en la escuela veían en mí a una persona muy estudiosa, intelectual, y me invitaban a irme con ellos, donde me decían que podía cultivarme en estos aspectos. Pero yo siempre he querido ser un sacerdote diocesano, de mi diócesis de Milán, donde nací y crecí. Después, en un cierto punto, mi Arzobispo de aquel tiempo me preguntó si quería estudiar Derecho Canónico, algo que hice en Roma durante tres años y desde entonces comenzó mi vida como servidor de la Iglesia y operador del Derecho, como docente y sobre todo como operador en la Curia de Milán… y después se ha desarrollado así.

Los cardenales Brandmüller y Burke han escrito una carta dirigida a los asistentes a la cumbre sobre abusos sexuales a menores que comienza esta semana en el Vaticano. En ella advierten de “la plaga homosexual que se ha extendido dentro de la Iglesia” e invitan a los obispos a “romper el silencio” durante el Encuentro. Por su parte, el Arzobispo Charles Scicluna ha señalado que el 80% de las víctimas de abuso sexual son varones. ¿Cree usted que existe un vínculo entre la homosexualidad y los abusos clericales?

Yo no soy psicólogo, esto tiene muchos problemas y es difícil juzgarlo. Tampoco podría si fuera psicólogo, debería ser un especialista de este sector, entonces no puedo hacer ningún juicio. Es cierto que la homosexualidad es difusa, es un hecho notorio. Que existe una relación entre la homosexualidad y el abuso, puede ser, pero no puedo asegurarlo porque no soy un competente del sector.

¿Cree que se debería de tratar este tema durante la cumbre?

Pienso que podrían hablar de esto, sí. Pero no conozco de qué van a hablar.

En el contexto de la plaga de abusos que está sufriendo la Iglesia, ¿qué medidas cree que tendrían que tomarse en el control de los candidatos al sacerdocio?

Se debería estudiar y profundizar en este tema. Yo por ejemplo siempre he sostenido la necesidad, no la oportunidad, la necesidad de que todos aquellos que quieren ser admitidos al seminario para ordenarse presbíteros o diáconos, deben ser todos sometidos a un serio examen psicológico.

El Código del Derecho Canónico dice que cuando el rector o el obispo admiten a una persona al seminario, son solo ellos los que pueden dar un testimonio de salud psíquica y física del candidato. El testimonio de salud física puede darla un médico, pero la prueba psíquica debe ser dada por un psicólogo, de un médico de la psique. Es necesario entonces que exista este examen, no basta decir: “Sí, es una persona que parece buena”. La psique debe ser examinada con una cierta atención, yo siempre he sostenido esto.

Mi posición, que creo que es la justa, siempre ha sido contrariada. “No es necesario, alguno puede hacer este examen, pero no todos…” Esto no, es necesario que se haga este examen y que se demuestren los aspectos de cada personalidad.

¿Y qué ocurre si se descubre que la persona tiene problemas psíquicos una vez ordenado?

Se le puede decir: “Mira, ya no eres idóneo para el sacerdocio y te dispensamos de esto”. Se debe ver cada caso, porque hay casos simples que pueden resolverse con una terapia y casos más complejos. Pero en el caso de que no sea curable, podemos decirle también: “No es tu posición, tu ministerio”.

En febrero de 2007 fue nombrado presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, cargo que ha desempeñado hasta el año pasado. ¿Cuáles son los mayores retos a los que se ha enfrentado como presidente de este Consejo?

El primer reto es hacer entender que el Derecho es una realidad importante, más bien esencial. Una cosa que pasa desgraciadamente en la Iglesia es que se piensa que el Derecho no es una realidad eclesial, que no es una realidad espiritual. Está considerado como algo externo, como algo relacionada con el Estado. Existe una dificultad de aceptar el Derecho. Probablemente porque se ha entendido en un modo incorrecto. Lo primero es hacer entender que el Derecho es una cosa importante, porque está esencialmente conectado con la persona. Cuando hablamos del Derecho no hablamos de cualquier cosa externa a la persona, sino que hablamos de la persona en sí misma con esta cualidad. El primer reto siempre ha sido este.

Y después hay otros problemas relacionados con varias cuestiones del Derecho. Hemos trabajado mucho en aspectos sobre todo del derecho penal, porque es algo que nos pidió el Papa Benedicto, de modo que lo teníamos que lograr que fuera algo útil para la Iglesia. Estas son las cuestiones en las que hemos trabajado más. Hemos hecho muchos cambios. Si ves el libro que yo he escrito, “El Pontificio Consejo de Textos legislativos”, verás que ahí explico la identidad de este dicasterio, que se ocupa del Derecho de la Iglesia, y también su evolución.

Recientemente he concedido una entrevista a un periodista italiano que me preguntaba también sobre este problema, qué es el Derecho. El Derecho es una realidad muy compleja. Son una serie de normas e indicaciones que te dicen quién eres y qué debes hacer. Tú, por ejemplo, eres una periodista y debes dar noticias buenas, sujetas a la verdad y con juicios correctos que ayuden a las personas, y debes hacerlo a través de los medios de comunicación. El Derecho de la Iglesia es aquel que te dice “tú eres un hombre de Fe, seguidor de Jesús, y tu comportamiento como tal debe ser este”. Estas normas son propias de la persona. El Derecho de la Iglesia es el código que recoge estas indicaciones y estas normativas. Algunas normas ya están en la Sagrada Escritura, Jesús nos dice por ejemplo “ve a curar al enfermo”. Otras normas se van creando con el paso del tiempo.

¿Podría darme un ejemplo?

Por ejemplo la prudencia en la relación con los menores, metemos esta cuestión de la pedofilia. Esta norma es una norma que se dirige a los fieles y en modo particular al sacerdote. Antes no estaba porque quizá no era necesario y ahora está porque es necesario. El Derecho es el conjunto de todas esas normas que si los fieles las ponen en práctica, son buenos fieles. Es importante que haya un conjunto de normas que se puedan conocer y que haya también un código que contenga estas normas, porque si no, tú no sabes qué eres ni que debes hacer. Es importante que exista.

Yo siempre hago esta comparación: Está la Congregación para la Doctrina de la Fe, que dice que la doctrina debe ser correcta, debe ser buena, debe corresponder a la Revelación divina. Es un dicasterio que garantiza el correcto ejercicio de la doctrina. Y también debe haber otro dicasterio que garantice el comportamiento correcto y que diga “un buen cristiano debe comportarse de este modo”. Yo pongo en paralelo estos dos dicasterios. Uno te habla de la doctrina y el otro del comportamiento.

Después de que el Papa aceptara su renuncia en marzo del año pasado, Filippo Iannone fue designado como su sucesor al frente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos. Sin embargo, todo apuntaba a que el elegido sería Juan Ignacio Arrieta Ochoa, su número dos.

Esto no corresponde a la realidad. No sabemos cuál es la orientación del Papa. Es verdad que Arrieta Ochoa estaba al mismo tiempo que yo estaba en el dicasterio y esto puede hacer que alguno piense espontáneamente que él era el sucesor, pero el Papa puede decidir de modo diverso.

Se le considera uno de los cardenales más cercanos a Francisco. En una ocasión dijo que “si el Papa es atacado, significa que está haciendo las cosas bien”…

Sí. Sobre esto quiero decir que, si la Iglesia, el Papa, no solo el Papa pero el Papa digamos como cabeza de la Iglesia, no hiciese nada o hiciera cosas sin significado, ninguno haría nada en contra de la Iglesia, la Iglesia sería ignorada, la dejarían en paz. Si en lugar de esto, la Iglesia con el Papa hace cualquier cosa, digamos de profético que acaba con cualquier cosa mala, cualquier persona, cualquier sujeto que hace el mal, lo ataca. Pero esto no debe sorprender porque todos los profetas han vivido este tipo de ataques. Los profetas hablaban de Dios y Jesús profeta también sufrió ataques en su contra. Y estos ataques pueden ser verdaderamente un signo de que la Iglesia está haciendo bien, está diciendo las cosas buenas que inevitablemente fastidian a quien no es bueno. Si todos fuésemos buenos, ciertamente no habría reacciones en contra de la Iglesia.

Para mí es un signo que puede ser negativo porque es un obstáculo, una guerra contra la Iglesia, pero también positivo porque significa que la Iglesia está haciendo bien, a mi juicio. Que luego la Iglesia tenga muchas cosas negativas, no tanto como Iglesia pero como personas que forman la Iglesia, no se puede evitar.

En febrero de 2018 publicó un libro sobre el capítulo octavo de la exhortación Amoris Laetitia. ¿Por qué encontró necesario hablar de este apartado?

Escribí sobre este capítulo porque es el que tiene una mayor relación con mi especialización. El Derecho laboral, el comportamiento, las intenciones, la praxis. Pongo atención sobre todo en este capítulo porque es un capítulo muy rico y más bien confuso.

¿Por qué confuso?

Confuso en el sentido que hay cosas que podrían ser dichas con más claridad o con un orden lógico mayor. A veces se dice una cosa que podría haberse dicho antes, que podría a su vez haberse dicho después…Quería hacer una lectura guiada tratando de hacer más legible y más claro el texto. Pero no he querido hacer un comentario mío al capítulo octavo, ni añadir nada sobre el capítulo, simplemente hacer una lectura guiada y aclaratoria, espero, de este texto.

En septiembre de 2016, cuatro cardenales solicitaron una aclaración al Papa Francisco sobre Amoris Laetitia. ¿Qué opina que todavía a día de hoy el Santo padre no haya contestado a los Dubia?

Esta es una elección suya. Yo, si estuviese en su lugar, habría llamado a los cuatro y les habría dicho: Hermanos, vayamos a tomar un café, un aperitivo, o cenemos juntos para hablar. Yo habría actuado así, pero él se ve que piensa distinto.

A finales de junio de 2017, los medios informaron que la Gendarmería vaticana había interrumpido una orgía homosexual con drogas en las estancias vaticanas de Monseñor Luigi Capozzi, su secretario de entonces. Unos meses más tarde, un periódico estadounidense aseguraba que usted también se encontraba en el piso de su secretario esa noche. ¿Estuvo realmente ahí, cardenal?

Todo lo que han dicho es falso. Lo increíble es que se han inventado todo.

¿También lo de Capozzi?

Todo. Él no ha hecho nada grave. Se han inventado que en su apartamento había un encuentro entre homosexuales, con droga, y que yo no podía saberlo…¡Todo falso, todo inventado!. Y ¿por qué es así? Para hacerme daño principalmente a mí y para hacer daño al Papa.

Como decirlo… mira, en la Curia, en el Vaticano ¿quién hay? Está uno como Coccopalmerio que es amigo del Papa y entonces… ¿entiendes? Desgraciadamente las cosas vienen así. Y ¿qué puedes hacer? Cuando uno te encuentra por la calle, saca el arma y te dispara, ¿qué puedes hacer luego si estás muerto? El problema es que no quieren creerlo. Ahora se ha desmentido, cada cierto tiempo vuelve a salir este tema y hace algunos meses hubo una noticia de este caso y ahora ha habido un desmentido oficial. Pero, mientras la noticia falsa se da con gran magnitud, el desmentido siempre es más pequeño.

¿Han tomado medidas contras aquellos que aseguran lo opuesto?

No hemos hecho nada… Pero es triste que sea así.

Y su eminencia, si eso es cierto, ¿no le desespera que digan esas cosas sobre usted?

Sí. Porque también quien no te conoce dice «él también estaba». Es una carga pesada.

¿Qué opina sobre la ideología de género, aquella corriente que niega la existencia de diferencias biológicas entre hombres y mujeres y del llamado grupo LGBT?

Esta teoría del género es muy compleja. Como he dicho antes, yo no soy un psicólogo ni experto en esta materia. Lo mismo puedo decir ahora sobre este tema. Hay cosas que deben estudiarse y ser profundizadas por varios expertos. Pero me parece que hay algunas cosas que de inmediatamente no se pueden aceptar. Que tú por ejemplo eres un hombre y después declaras que eres una mujer, esto me parece una cosa… O también negar que exista una diferencia, al menos de tipo físico, entre un hombre y una mujer. Algunas cosas me parecen que no se pueden negar. “Yo decido que no hay ninguna diferencia, entonces debe ser así”, eso no es correcto.

He estado estos últimos meses en un país de América Latina donde me han dicho algo que no sabía y me he quedado sorprendido que existe esta teoría del “machista” por la cual el hombre domina a la mujer, sobre todo a la esposa. Y me explicaban un ejemplo de un hombre que llega al banco con una mujer, y el funcionario del banco cuando hablaba con él era respetuoso y cordial. En cuanto la mujer abría la boca, el funcionario se daba la vuelta y no la escuchaba. Una cosa increíble. Se debería estudiar toda esta parte.

También aprovecho la ocasión para decir que estoy muy preocupado y que creo que hay que hacer algo contra la moda femenina.

¿La moda femenina?

Sí. Ahora cuando comienza el verano, se puede ver, también en la Plaza de San Pedro, como en general todas las chicas van vestidas casi como si estuvieran en la playa. Para mí esto no es una cosa aceptable, porque suscitan al hombre diversas reacciones que pueden ser superadas con la inteligencia, con la bondad y con la virtud. Pero ¿por qué se debe poner en dificultad a las personas? Deben saber que también hay personas “no normales” que no tienen esta inteligencia, esta virtud, y caen fácilmente. Aquí se debe hacer algo. Las chicas no pueden salir así, deben vestirse de un modo no provocativo de forma que no susciten al otro sexo unas reacciones de este tipo. Esto querría que se dijera. Mi opinión puede ser popular o impopular, pero me parece justo decirlo.

Este jueves sale a la luz el libro «Sodoma», del sociólogo francés Frédéric Martel, quien defiende a partir de extensas entrevistas a los más altos cargos del Vaticano que el 80% de los consagrados que hay en el Vaticano son homosexuales. ¿Qué puede decirme de estas afirmaciones?

No lo sé…me parecen unas afirmaciones que no convencen. Puede haber homosexuales que tengan esta tendencia, y al mismo tiempo superen esta condición. Y puede que haya otros que de vez en cuando pueden caer en esto. Pero me parece una cosa excesiva que necesita una demostración.

El excardenal McCarrick ha sido reducido al estado laical. ¿Es el caso de los abusos un ejemplo de que la misericordia debe ser superada por la justicia?

Esto es un tema del derecho penal. Si dices “yo debo perdonar, tengo que tener misericordia hacia incluso aquellos que son graves pecadores”. Al mismo tiempo la Iglesia debe también decir que no está de acuerdo, que este tipo de acción no es un bien, no puede aceptarse. Debe de haber una reacción al mal que inmediatamente se dirige a la persona que ha hecho el mal. Cuando tu das a una persona una posición oficial, un encargo, es porque esa persona debe realizar esa función que se le ha encargado. Si esta persona no está en grado de cumplir esto que se le ha dado, hay una reacción contra el acto cometido, pero también una sanción digamos de imposibilidad de continuar con su trabajo, con su actividad.

Tú puedes también tener misericordia por la persona, pero se debe también acabar con el mal y quitar a la persona el encargo que ha recibido. Esto no va en contra de la misericordia, porque la misericordia también se puede demostrar a la persona con la cercanía, con la oración y también con la amistad. Esto sería en el plano personal. La sanción penal y administrativa es algo público. La amistad, la cercanía y la oración es algo privado. Hay que hacer esta distinción. Pero si la Iglesia ve que este sacerdote ha cometido abusos y no se hiciera nada, rápidamente se diría que la Iglesia aprueba este comportamiento. La reacción significa que este comportamiento está equivocado y es un mal.

¿Cree que se debería pedir responsabilidades a aquellos que sabían lo que ocurría y callaron?

Esto no puedo decírtelo porque no he examinado el caso. Que lo supieran o no lo supieran no lo puedo decir. Sobre estas cosas, sobre este problema de haber cubierto estos comportamientos, puede ser explicado también. Cuando tú tienes un hijo…¿tú estás casada?

No…

Pues si tu tuvieras un hijo, que hace algo malo, algo grave, ¿cuál es tu reacción inmediata? “Esperemos que ninguno lo sepa, porque quiero que mi hijo sea respetado». Con esto me refiero a que no se trata de un encubrimiento que justifica la mala acción. También se puede cubrir porque muchos fieles harían un escándalo de esto. Entonces el pastor, el obispo, dice: «Esperemos que no se sepa para evitar un escándalo».

Pero ellos permitieron que McCarrick continuara haciendo el mal…

Si cubrir significa dejar que se continúe, esto no…se debe intervenir y decir «mira, tú no puedes seguir haciendo lo que estás haciendo, te quito tu oficio». No se debe cubrir en este sentido. Pero se puede entender también que pueden existir este tipo de encubrimientos, en el sentido propio de decir «esperamos que no se sepa para que no haya un escándalo». Se puede entender que ha habido también encubrimientos en este sentido, pero si esto significa que se permite que continúe haciendo el mal, entonces evidentemente no está bien. Se necesita ver que ha ocurrido, caso por caso.

Durante la Audiencia General del pasado miércoles, el Papa Francisco dijo que “no se puede rezar como cotorras”. ¿Cómo reza usted, cardenal?

Yo tengo, como creo que todas las personas, una rutina de oración cada día. Como sacerdote celebro la santa Misa, también celebro la liturgia de las horas. Luego doy mucha importancia a la Lectio Divina, una parte de la Sagrada Escritura y lo leo no como si fuera un libro cualquiera, sino como palabra de Dios, como algo que Jesús te está diciendo en ese momento. También doy mucha importancia a la visita al Santísimo. Suelo permanecer delante de Jesús un cuarto de hora, porque permite una relación de amistad, de tú a tú. Y también dedico siempre un tiempo de oración a la Virgen, rezando el Santo rosario. Y luego está la confesión, que lo hago no sé, una vez al mes.

Cuando uno reza, por ejemplo a la Virgen María, hay que pensar a quién estamos dirigiéndonos, a esta extraordinaria persona que es la madre de Dios y hay que rezar pensando en ella. Pero muchas veces no es fácil, te puedes distraer. Pero en este sentido es importante también la vocalización.

Bajando las escaleras del palazzo del ex Sant’Uffizio para volver a casa recordé aquella mañana en el aeropuerto de Barajas, cuando reconocí al cardenal por todo aquello de lo que se le acusaba. Dicen que la mirada es el reflejo del alma, y aunque solo Dios lo sabe, sus ojos parecían decir la verdad.

 

 

63 comentarios en “Coccopalmerio: ‘Si el Papa está siendo atacado, significa que lo está haciendo bien’
  1. En el testimonio de Mons. Viganò, en el que afirma que el Papa Francisco conocía la depredación homosexual del entonces Card. McCarrick sobre seminaristas y sacerdotes jóvenes, Viganò detalla cómo el Card. Coccopalmerio, el arzobispo Vicenzo Paglia (el que estaba a favor de asesinar a Alfie Evans), el Card. Edwin O’Brien y el Card. Renato Martino pertenecían a una «corriente homosexual»:
    «Fuente de alto rango: el cardenal del Vaticano asistió a la fiesta homosexual aderezada con drogas, y el Papa lo sabe»
    «La fuente confirmó que «de hecho, [el Card. Coccopalmerio] ‘estaba al mando’ de la fiesta cuando los gendarmes del Vaticano irrumpieron [en el departamente de su secretario Luigi Capozzi], y que estos le conminaron a ausentarse del lugar antes de empezar a efectuar los arrestos»
    lifesitenews.com/news/source-vatican-cardinal-was-at-drug-fueled-homosexual-party-and-pope-knows

  2. ¿Qué va a resolver una cumbre cosmética convocada por los mismos responsables de encubrir abusos y favorecer «ambientes homosexuales» en la Iglesia?
    El P. Santiago Martín, como siempre iluminado por el Espíritu, va en la misma línea que los cardenales Burke y Brandmüller y Mons. Viganò: lo que estamos viviendo hoy es causa de la pérdida de la fe por una parte importante del clero que se remonta a hace décadas; a lo que yo añado: y que ha sido rematada por un golpe de Estado contra Benedicto XVI para colocar a un títere de la mafia masónica-lavanda de San Galo que está terminando la obra de destrucción de la barca de Pedro:
    youtu.be/KMK-5B81c0E

    1. «lo que estamos viviendo hoy es causa de la pérdida de la fe por una parte importante del clero que se remonta a hace décadas; » A mi modo de ver, lo que estamos viviendo son las consecuencias de la infiltracion comunista en la Iglesia para destrozarla por dentro. Pensad un poco si durante ya casi 50 años no se habla ni del In fie rno (por la cen su ra) ni del Pur ga t orio, con las pe nas que esos dogmas conllevan pues la gente al perder el mi e do de perderse por toda la eterni dad, cree que la Iglesia permite todo lo que Dios prohibia y ancha es castilla. Al perder la vergüenza y el que diran tenemos al clero comunista infiltrado libre para endoctrinar al gusto de Lenin y comparsas a la humanidad entera. Tambien hay una teoria: Se espera la llegada del Me sias. Llegara cuando todo parezca que se ha perdido y tengo la sensacion de que se esta provocando la grave catastrofe moral para ver llegar al Salvador, en todo caso buscad: Soros y el mesianismo. Soros se da prisa pues es viejo.

  3. No es clericalismo, es lujuria, pero esto nunca lo dirá Coccopalmerio, uno de los hombres fuertes de Francisco, sostenido hasta los 80, defensor de la desastrosa Amoris, del homosexualismo, del nulivorcio exprés, de la comunión de adúlteros y protestantes por derecho consorte, de la pérdida de identidad de la Iglesia Católica, etc. etc. No hace falta que defienda a Capozzi, a quien quiso promover al episcopado. Los zanchettas y maccarris superan con creces todo lo imaginable.

    1. Señor mío, esta cita se refiere a dejar la gloria o la condenación eternas de las almas a Dios. Sin embargo, como se suele decir, la Iglesia Católica nunca nos ha pedido que nos quitemos el cerebro al entrar en ella, tan sólo el sombrero. Y desde luego que es incuestionable que este hombre, lamentablemente como muchos otros en la jerarquía eclesiástica, no es trigo limpio. Hay hechos y datos, no suposiciones.

    2. Se ha convertido en el nuevo mantra. Cuanto hay que amordazar a la Santa Iglesia Católica y taparle la boca, se suelta de lo «no juzguéis y no seréis juzgados» y asunto resuelto. Pues a mí no me importa ser juzgado si quien lo hace tiene argumentos y razones para hacerlo, de la misma manera que yo, como hijo de la Santa Iglesia, seguiré juzgando lo que considere oportuno.

    1. Esta clase argumentos descalifica a quien los hace.

      Yo no sé si es cierto no lo que se dijo de su secretario; me veo obligado a concederle el beneficio de la duda.

  4. ¿Cuál es la razón de este artículo? NO LO ENTIENDO.

    La verdad es que no le encuentro sentido a esta entrevista al cardenal Francesco Coccopalmerio.
    Con todo lo trágico que estamos viviendo en la Iglesia lo último que me esperaba era la dedicación de un espacio en Infovaticana a un cardenal que ha hecho mucho daño a la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo. («Según LifeSiteNews el Cardenal Coccopalmerio estaba en la orgía gay en que fue detenido su secretario» (Infovaticana, 11 octubre, 2018). «El escándalo sexual del Vaticano ante el que las autoridades guardan silencio. Una presunta redada policial en una fiesta gay fue reportada por diversos medios del mundo sin ser desmentida por la Iglesia católica» (Infobae, 10 de julio de 2017)…).

    1. LONELY
      En tu jerga eso quiere decir que es un buen muerde almohadas.

      IV
      La entrevista es completamente evitable. O se pregunta con garra y con datos, y confrontando o para eso es mejor no hacerla. Si no pueden ser agresivos con un corrupto, lo mejor es no acercarse.
      Este individuo lo menos que se puede decir de el es un corrupto eclesial, luego además parece que también moral. Es un individuo a evitar, no entiendo que le entrevisten así.
      ¿Por qué no le ha preguntado la supuesta periodista: sabe usted que todos los católicos informados, le consideran un corrupto?
      ¿Celebra usted misa a diario? ¿Sabe usted que si es homosexual activo esta cometiendo sacrilegio cada vez que celebra misa sin arrepentirse y confesarse?
      ¿Es usted homosexual? En los tiempos que corren esto es lo primero que hay que preguntar a un sacerdote u obispo.

    2. La oración sea o no superficial, digo yo que dará igual, porque ahora lo que no está bien visto es el rezar como las cotorras. Sinceramente, nunca he visto rezar al animalito. Pero puede que pertenezca a una especie desconocida para el resto de los mortales y de la que solo tienen conocimiento en el Vaticano.
      Ya tenemos que si conejas, que si cotorras. Esto va a parecer Faunia…

  5. La cumbre de abusos del Vaticano fue un “gigantesco encubrimiento de un encubrimiento masivo”, declaró Michael Voris durante una cobertura de noticias para Church Militant del evento el 22 de febrero.

    Voris se refiere al caso de McCarrick. Según él, el Vaticano evitó una investigación exhaustiva porque McCarrick fue un creador de reyes (de nombramientos) durante décadas. Por lo tanto, tal investigación descubriría muchas verdades incómodas.

    Sobre los dos cardenales de McCarrick, Cupich y Tobin, Voris pregunta: “¿Qué es lo que McCarrick quería haciendo escalar a estos dos hombres a los niveles superiores de la jerarquía?”

    Voris también nombra a los cardenales de McCarrick, Farrell y Wuerl. Él está convencido de que ocultan información mientras aseguraron que estaban «sorprendidos» por las noticias de su mentor.

    1. Voris recuerda que una propuesta durante la reunión de los Obispos de Estados Unidos en noviembre para iniciar una investigación dirigida por laicos, con el fin de llegar al fondo del caso McCarrick fue detenida por el Vaticano. Cupich dijo que este problema se resolvería en la cumbre de los abusos.Pero esto no ha sucedido porque, según Voris, nunca hubo intención de hacerlo.
      Más bien: se necesitaba hacer algo público para dar la apariencia de que se había hecho algo.

  6. Pero si el reconoce que el secretario pertenece a la jaula de las locas y el se encontraba en ese lugar,el apartamento del secretario.un artículo sacado de las crónicas rojas de los periódicos en todo el mundo y quien fue el que se inventó está compañía corporativa católica que en este siglo 21 sigue dando malos frutos

    1. Nada de compañía corporativa. Esto es la Iglesia Católica. Santa porque su fundador es Santo.
      Satanás la ha intentado destruir siempre y no lo conseguirá ni él ni todos las marionetas de las mafias insertas en el Vaticano para sentar en la sede petrina al anticristo.

  7. Vaya reunión de Cotillas en este pseudo-medio….!!!
    y siempre con la misma cantaleta…!!!
    No pueden inventarse otros chismes…??? ya es demasiado monótona su cantaleta…
    Por favorcito… más creatividad y un poco más de sentido común…no ven que se van a enfermar del hígado… ??? qué pena con lo bonita que es la vida cristiana y querer reducirla a este museo de momias… eso de por sí ya es bastante enfermizo…patológico… Y patético.
    Creo que también a los devotos de este pseudo-medio habría que pasarles por un profundo test psicológico, no solo a los seminaristas…

    1. ¿De qué «vida cristiana» puede hablar todo aquel que esté despreocupado de la crisis que sufre hoy la Iglesia por la mafia homosexual encaramada en tantos puestos de poder eclesiales?

      1. Ah, entonces ¿la vida cristiana solo consiste en atacar a los gays y a Francisco?, ¿ no hay nada más despues de dos mil años de historia?, ¿ a esto reducen ustedes la vida cristiana?

    2. El aburrimiento es un método que hemos escogido a posta para ahuyentar a ciertos moscardones y que desistan de entrar por derribo. Pena que algunos sean más persistentes que otros, debido quizá a que en su propia vida padecen un aburrimiento mayor que el que encuentran aquí y no pueden vencer la tentación de husmear y de COTORREAR, algo que siempre achacan a los demás.

    3. Para ser un «católico normal» resulta que frecuenta demasiado estos tugurios y «pseudo-medios». ¿No será que el enfermizo, patético y con síntomas patológicos es usted? Hale, a seguir siendo «normal» por ahí…

    4. ¿Qué pasa que tu estabas con el en la orgía? ¿Esa es vuestra creatividad?

      Claro que un cardenal sea un corrupto es un chisme. Lo mismo que MAC CARRICK.

      Es curioso te quejas de que en IV están siempre con lo mismo, y que no tienen sentido común, y…. pero eso si, tu todos los días fichas.
      Aplicate el cuento. ¿No dices que es malo venir por aquí?
      Anda anormal, vete a consolar a MAC CARRIK y ya veras, como te limpia el hígado, y te abre de mente y de too.

    5. También habría que pasarle a usted un test a ver qué es lo que se le pasa por la cabeza para entrar aquí solo para sufrir leyendo los comentarios del pseudomedio lleno de cotillas.
      He buscado en el santoral por ver si encontraba un santo especializado en lo suyo y nada…no hay forma.

  8. «Todo. Él no ha hecho nada grave. Se han inventado que en su apartamento había un encuentro entre homosexuales, con droga, y que yo no podía saberlo…¡Todo falso, todo inventado!. Y ¿por qué es así? Para hacerme daño principalmente a mí y para hacer daño al Papa.»

    Que niegue su presencia allí, es esperable, pero que niegue lo de Capozzi, que hace tiempo que es noticia y cosa sabida en todas partes, le quita credibilidad a todo lo que pueda después decir.

  9. Pues yo felicito vivamente a Almudena por conseguir las últimas entrevistas en exclusiva
    Es todo un acierto y un notición. Siempre viene bien un conocimiento más cercano de los personajes más o menos importantes de todos estos acontecimientos dolorosos y, a la par, históricos.
    Pienso que Coccopalmerio se muestra como personaje inteligente. pero ambigüo y que cae en contradicciones: aunque explica cosas con mucho sentido común e incluso podría pasar por una persona tradicional, lo estropea al afirmar que él lo único que ha hecho es escribir un directorio para que los puntos más controvertidos de Amoris Laetitia sean leídos y comprendidos ordenadamente. Para nada parece interesarle su ortodoxia.
    Por otro lado, atribuye cualidades proféticas (?) al pontificado de Francisco y piensa que. si es criticado es porque hace cosas, parece que, en su opinión, todas buenas.
    En ningún momento empatiza con las víctimas de abusos, ni siquiera parece que le preocupe el caos doctrinal (sigue)

    1. Yo también la felicito. ^^

      Además me la imagino con su italiano de Villa Arriba (como mi inglés de Quintana de la Sierra), tratando de conseguir una entrevista con estos hombres solemnes de riguroso negro, que la mirarán como las vacas al tren mientras les habla……creo que pagaría por verlo.

      Enhorabuena!

  10. ¿Por qué la periodista trata al cardenal de Vd., y el cardenal le trata a ella de tú?
    ¿No es eso clericalismo? (En el sentido de siempre; no en el de ahora)

    1. No, no, no, un hombre viejo, ve a una persona joven como eso, persona joven, un tanto niña, y es claro que la tutea,.Ella a su vez, lo ve viejo, adulto mayor, o como se diga, y le muestra respeto, aunque nada pasaría que fuera al revés,. Éso no es nada malo, ni entra ninguna corriente filosófica, por favor, Rafa, no exageres, 😯😏

  11. Y para vergüenza histórica la Misa final a puerta cerrada en el aula regia. En un papa tan populista es increíble que se haya llegado a la situación de tener miedo de rezar con los fieles. Se nos habla de iglesia de puertas abiertas, de hospital de campaña, de la iglesia en salida, del diálogo, de tantas tonterías, y lo que estamos viendo es unos pastores acobardados que se encierran en la imagen más absurda de la ‘autorreferencialidad’ que tanto critican. Incluso las páginas consideradas amigas, ya no saben qué decir. Es tan evidente el fracaso de este encuentro que no entusiasma ni a los propios defensores de este pontificado. Estamos llegando a un punto en el que defender a una víctima de pedofilia es ponerse en contra del Papa Francisco. El tiempo coloca a cada cual en su sitio y, a Francisco, ya lo ha colocado: con los sodomitas abusadores, que no con las víctimas, por mucho teatro que se le eche, que quedad en eso: teatro.

    1. Jamas os he visto defender a las víctimas, en realidad solo nombrais de refilón a las victimas de homosexuales, ignorais por completo a las niñas o a las monjas que han sufrido abuso, esto no es una cuestión de víctimas, es un arma en contra de los gays y de Francisco, hasta su llegada apoyabais que las victimas eran enemigos de la iglesia, la llegada de Francisco y el objetivo de atacarle hizo que replantearais la estrategia y que las victimas de gays fueran utiles, cuando le veais una utilidad al resto de victimas tambien las usareis, de momento siguen aparcadas de vuestro discurso

  12. Este pseudo-medio es milagroso: es tan lefebrista como protestante…
    Vivaaaaa….bravoooo…. Y sigan con su loquera…
    Lo único preocupante (y mucho) es el daño que pueden estar haciendo a la Iglesia y de eso algún día tendrán que dar cuentas…
    Felizmente no muchas personas entran aqui: siempre son los mismos y los mismos temas y el mismo rollo y la misma loquera y la mísma paranoia y la misma depresión según la cual todo está negro negrisimo…
    De chiste…si no escandalizaron a ningún pequeño….

    1. La verdad hace daño, mucho daño, a quien vive en y de la mentira. La Luz hace daño, mucho daño, a quien vive en y de la oscuridad, las tinieblas.

    2. Católico Normal, relájate, toma un the, date un baño tibio, y ya no seas negativo, mira que te puedes quedar así: 😬😲😖😤😭,. Mejor se feliz, ! La vida es bella!, Visítanos, ( bueno, con permiso de Infovaticana), yo no soy quien para andar invitando, pero creo que a ellos no les parecerá mal.😋

  13. Me parece sensato lo que dice, pero los veo que pasan un poco «de puntillas» sobre la homosexualidad, por la presión mediática externa yo creo.

    Si tenemos un 80% de relaciones entre hombres, y cualquier sacerdote jóven o maduro sabe que, en la puerta, suele tener mujeres a las que «les pone» el clerygman….

    Pues hombre, algo de mayor contundencia también se les podría pedir ahí, sospecho, sobre el coladero de homosexuales (aún sin mala intención, buscando respuestas, etc.) que fueron en su día los seminarios.

    Lo engloban en la pornografía, me parece coherente, pero hay que matizar las cosas un poco más, a mi entender para prevenir.

    Ya discutimos por qué un homosexual no puede ser sacerdote, José y yo.

  14. Aunque nunca publican mis comentarios. Almudena quiero decir, bien por ti. Eso es periodismo catolico, muy bien. Soy conservador no me da pena decirlo, pero no soporto a veces que se vaya mas alla de decir la verdad y se caiga en el morbo, como si no hubieran otros temas que publicar tambien.

  15. «Dios me quiere como soy, pero no me deja donde estoy». Debo reconocer lo que soy para poder llegar a ser lo que Dios quiere de mí: la santidad. Tengo que reconocer mi pecado. En esta cumbre no se reconoció el pecado personal ni eclesial, entonces cómo llegar a la santidad?

  16. Según Coccopalmerio, la historia fue inventada para dañarlo a él y al papa Francisco. Se mantiene la duda de por qué le llevó tanto tiempo a Coccopalmerio negar la historia. Si es inventada y yo soy el Cocco, la niego el mismo día del invento.

    1. Quizá porque nadie le preguntó. O más seguramente, porque, si lo negó, nadie lo reprodujo. Este reportaje de Almudena, ¿acaso será retransmitido por todas las cadenas mundiales? ¿se enterarán todos los católicos y no católicos que sí se enteraron de las calumnias? En cualquier caso, es muy de agradecer que los acusados se puedan defender y explicar y que Almudena Martínez-Bordiú haya hecho esta entrevista.

  17. Indudablemente, es inteligentísimo y se ha defendido con una perfecta esgrima dialéctica, pero… aunque mientras no esté probado, tenga que concederle el beneficio de la duda, mi opinión personal al respecto es que no le creo.

  18. Jose pone el dedo en la llaga.
    Este artículo es una maniobra.
    Hay que recordar el nombre de la periodista : Almudena, para No creerle.
    Vigano, en cambio, dice la verdad y nada más que la verdad.
    Han cambiado el título de la nota en infovaticana, vergüenza !
    Todo esto huele MAL.

  19. Me pregunto a qué viene esa entrevista al Cocopalmerio este. Parece un lavado de cara. Con cuánto ha sobornado el Vaticano a Infovaticana para hacerle callar porque esto es un «blanqueo sodomítico» en toda regla, en mi opinión

  20. No lo estará haciendo tan bien cuando, quienes lo critican y con toda razón, no son los enemigos de la Iglesia, que le aplauden, sobre todo los pelotas de dentro, sino los católicos de verdad, que están, estamos, muy hartos de alguien que, en vez de confirmar en la fe, utiliza la cátedra de Pedro para exponer sus teorías particulares, casi siempre desafortunadas cuando menos. Un desastre.

  21. Se lava las manos con mucha habilidad y en los temas urticantes escapa a su deber ineludible de pronunciarse con claridad. Por ejemplo, en lugar de condenar la ideología de género que hoy día corrompe en las escuelas a los niños de medio planeta, desvía su respuesta a un ataque al machismo, buscando situarse en lo políticamente correcto y que nada tiene que ver con lo que le preguntaron. Y así todo.

    Si Lifesitenews mintió respecto a la orgía, él y Capozzi deberían demandarlos penalmente, que es lo que corresponde hacer en honor a la verdad. O como mínimo, exigirles un desmentido y una disculpa pública, a ser publicada en los principales medios del mundo.

    Y la foto, qué decir: no lo ayuda.

  22. El hecho de que uno sea atacado no es en si mismo síntoma de nada, puede ser porque lo hace muy bien y la banda de envidiosos le cerca o porque lo hace muy mal y las críticas son acertadas. Jesús mismo no fue atacado por todos, fue atacado por el Sanedrín, que sería el equivalente judío al Vaticano, pero tenía muchos seguidores que, si bien no tenían poder alguno, manifestaron tener una logística extraordinaria dada la rapidez con la que se extendió el Cristianismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles