PUBLICIDAD

El Vaticano mintió sobre el encuentro del Papa con Kim Davis para no disgustar a Obama

Francisco se reunió con la funcionaria encarcelada por oponerse al 'matrimonio' homosexual y el Vaticano calificó de 'falsas' las informaciones sobre el encuentro.El Papa Francisco y Barack Obama durante la visita apostólica del Santo Padre.
|

En septiembre de 2015, durante el viaje de Francisco a Estados Unidos, se publicó que se había reunido en la Nunciatura en Washington con Kim Davis, la funcionaria encarcelada por negarse a tramitar el “matrimonio” de dos homosexuales. El Padre Lombardi se precipitó a calificar de ‘fake news’ las noticias sobre la audiencia, dejando a Kim Davis como una mentirosa y asegurando que el Papa solo había saludado a la mujer junto a decenas de personas.

El arzobispo Carlo María Viganó era entonces Nuncio en Estados Unidos, y relata ahora cómo fue ese encuentro y cómo el Vaticano mintió para no irritar a Barack Obama.

Según el propio Juan Carlos Cruz relató al New York Times anteayer, Francisco le habría dicho que Viganó saboteó su viaje a Estados Unidos. Según aseguró el Papa en la conversación con Cruz, el encuentro fue una “encerrona”. Esto habría dicho Francisco según Juan Carlos Cruz:

“No sabía quién era esa mujer, y él la cogió para saludarme y, por supuesto, hicieron una gran publicidad. Y me horroricé y despedí al nuncio”.

A continuación, el documento en el que el exnuncio Viganó relata cómo fue en realidad el encuentro entre el Papa y Kim Davis

El Papa Francisco se reunió de manera privada con Kim Davis: esto es lo que realmente ocurrió

por

Su Excelencia Carlo Maria Viganò

Arzobispo titular de Ulpiana

Nuncio Apostólico

El 28 de agosto de 2018, el New York Times ha dado a conocer parte de una conversión que Juan Carlos Cruz, la víctima más conocida de los abusos sexuales del sacerdote Karadima y del obispo Barros, supuestamente tuvo con el Papa Francisco.

Inexplicablemente, en su conversación con Cruz, parece ser que el Papa habría hablado de su encuentro con Kim Davis, que tuvo lugar en Washington el 24 de septiembre de 2015, afirmando que no sabía nada de su caso antes de dicho encuentro.

Ante tal afirmación del Papa, me siento obligado a explicar cómo se desarrollaron realmente los hechos.

Al final de la cena en la Nunciatura de Washington la noche del 23 de septiembre de 2015, le pregunté al Papa si me podía conceder media hora, porque necesitaba someter a su atención, y posible aprobación, una iniciativa delicada y de fácil realización, a saber: reunirse personalmente y de manera totalmente confidencial, fuera del alcance de los medios de comunicación, con Kim Davis, funcionaria del Condado de Rowan, en Kentucky, y la primera ciudadana americana condenada y encarcelada durante una semana por haber ejercido su derecho a la objeción de conciencia.

Al inicio de nuestro encuentro la noche del 23 de septiembre, le entregué al Papa un memorándum de una página que resumía el caso Davis (aquí enlaces al italiano y al inglés). El Papa se mostró inmediatamente favorable a dicha iniciativa, pero añadió que el encuentro tendría implicaciones políticas y dijo: “No soy un experto en estas cuestiones, por lo que sería mejor que usted le preguntará al cardenal Parolin su opinión”.

Eran ya las 21:30, por lo que fui personalmente con dos de los consejeros de la Nunciatura (un italiano y un lituano) al hotel donde se hospedaba el séquito del Papa, situado a poca distancia de la Nunciatura. Dado que yo había avisado por teléfono de mi llegada, Su Excelencia Mons. Angelo Becciu (Sustituto de la Secretaría de Estado) y Su Excelencia Mons. Paul Gallagher (Secretario para las Relaciones con los Estados y responsable de la Sección Política de la Secretaría de Estado) ya estaban esperándome en el hall del hotel. Inmediatamente me notificaron que el cardenal Parolin se había retirado a su habitación y que no consideraban apropiado molestarle, ya que ellos podrían informarle de nuestro encuentro a la mañana siguiente.

Nos reunimos en un pequeño salón del hotel. Como he dicho, éramos cinco personas. Les entregué el mismo memorándum que había entregado al Papa, exponiendo su contenido y explicando la razón de mi visita, que había sido solicitada por el Papa. Tras considerar el caso, mons. Becciu fue inmediatamente favorable al encuentro privado entre el Papa y Davis antes de que el Papa abandonara Washington para ir a Nueva York.

Mons. Gallagher, aunque era favorable a la idea dada la importancia de defender el derecho a la objeción de conciencia, dijo que sería oportuno verificar desde el punto de vista del derecho consuetudinario si había razones que desaconsejaran el encuentro; es decir, si las medidas judiciales contra Davis habían concluido o seguían abiertas. Hice que hablara con el canonista de la Nunciatura, el cual, antes de ser sacerdote, había sido juez en los tribunales militares americanos y, después, profesor de Derecho Canónico. Tras la conversación aclaratoria con el canonista, que le dijo que no había obstáculos procesales, Mons. Gallagher dio su opinión incondicionalmente favorable al encuentro entre el Papa y Kim Davis.

A la mañana siguiente, después de la misa que el Papa concelebró con nosotros en la Nunciatura, informé al Santo Padre de la opinión positiva de sus dos principales colaboradores, que debían referir al cardenal Parolin nuestro encuentro. Entonces el Papa dio su consentimiento y organicé todo para que Davis viniera a la Nunciatura sin que nadie se diera cuenta, recibiéndola en un salón aparte. Todo fue más fácil porque Davis ya estaba en Washington, puesto que había sido invitada para recibir un reconocimiento oficial (el Cost of Discipleship Award) del Family Research Council.

Antes del encuentro, avisé al fotógrafo de L’Osservatore Romano que no debería publicar las fotografías de este encuentro sin la autorización de sus superiores. Él, naturalmente, respetó las órdenes, pero hizo demasiadas fotografías, que nunca han sido publicadas, y que actualmente están custodiadas en el archivo fotográfico de L’Osservatore Romano. También le pedí a Davis que me prometiera que no informaría del encuentro a los medios de comunicación hasta que el Papa estuviera de vuelta en Roma, al final de su visita pastoral a los EE.UU. Davis mantuvo fielmente su promesa.

A primera hora de la tarde del 24 de septiembre, antes de partir hacia Nueva York, el Papa entró, tal como estaba previsto, en el salón donde Kim Davis y su esposo le estaban esperando. El Papa la abrazó afectuosamente, le dio las gracias por su valentía y la invitó a perseverar. Davis estaba muy emocionada y empezó a llorar. Después, volvió a su hotel en un coche conducido por un gendarme pontificio y acompañada por un monseñor americano y un miembro del personal de la Nunciatura.

Cuando el Papa ya había vuelto a Roma procedente de Filadelfia, después del Encuentro Mundial de las Familias, la noticia del encuentro con Davis estalló en los medios de comunicación. Una avalancha de llamadas telefónicas, de faxes y emails llegaron a la Nunciatura de Washington y a la Sala de Prensa del Vaticano, muchos con insultos y protestas, pero también muchos en favor del encuentro del Papa con Davis. En un artículo del 30 de septiembre de 2015, el New York Times informó que “Vatican officials initially would not confirm that the meeting occurred, finally doing so on Wednesday afternoon, while refusing to discuss any details” [“inicialmente, los oficiales vaticanos no confirmaron el encuentro, pero el miércoles por la tarde sí lo hicieron, aunque se negaron a dar detalles del mismo”]. La Sala de Prensa vaticana emitió una declaración —sin que sus superiores en la Secretaría de Estado me consultaran—, en la que se afirmaba que el Papa no había recibido a Davis en audiencia privada y que, como mucho, tal vez la había saludado entre muchas otras personas antes de partir hacia Nueva York. El padre Rosica y el padre Lombardi incrementaron aún más las mentiras, y fueron citados así en la edición del New York Times del 2 de octubre de 2015: “But the Rev. Thomas Rosica, a Vatican spokesman, said on Friday that the office of Archbishop Viganò had extended the invitation to Ms. Davis and that the Pope was probably not briefed about her case. And the Rev. Federico Lombardi, the chief Vatican spokesman, depicted the meeting as one meet-and-greet among many” [“Pero el padre Thomas Rosica, uno de los portavoces del Vaticano, dijo el viernes que la oficina del arzobispo Viganò había extendido la invitación a la Sra. Davis, y que el Papa probablemente no había sido informado sobre el caso. Y el padre Federico Lombardi,    portavoz principal del Vaticano, ha descrito el encuentro como un saludo rápido entre muchos”]. ¡Esta es la transparencia existente en la Santa Sede bajo el Papa Francisco!

A la mañana siguiente, hacia las 6 hora de Washington —lo recuerdo bien porque acababa de entrar en la capilla de la Nunciatura—, recibí una llamada del cardenal Parolin que, agitado, me dijo: “¡Tiene que venir inmediatamente a Roma, porque el Papa está furioso con usted!”. Fui lo más rápidamente que pude y fui recibido por el Papa en la Domus Sanctae Marthae hacia las 7 de la tarde del 9 de octubre, al término de una de las sesiones vespertinas del segundo Sínodo sobre la Familia.

El Papa me recibió durante casi una hora, de manera afectuosa y paterna. Inmediatamente me pidió disculpas por la molestia de hacerme ir a Roma, y me dedicó muchos elogios por el modo cómo había organizado la visita a los EE.UU. y por el increíble recibimiento que había tenido en el país. Nunca se hubiera esperado tal acogida.

Para mi enorme sorpresa, durante este largo encuentro, el Papa no mencionó ni una sola vez la audiencia con Davis.

En cuanto mi audiencia con el Papa terminó, llamé de inmediato al cardenal Parolin y le dije: “El Papa ha sido muy amable conmigo. No me ha dirigido ningún reproche, sólo elogios por el éxito de su visita a los EE.UU”.   Entonces el cardenal Parolin me respondió: “No es posible, conmigo estaba furioso respecto a usted”.

Este es el resumen de los hechos.

Como he mencionado al inicio de este escrito, el 28 de agosto de 2018, el New York Times ha publicado una entrevista con Juan Carlos Cruz, en la que Cruz daba a conocer que, durante su encuentro con el Papa en abril de 2018, el Papa le habló del caso Davis. Según Cruz, el Papa le dijo: I did not know who the woman was and he [Msgr. Viganò] snuck her in to say hello to me — and of course they made a whole publicity out of it. And I was horrified and I fired that Nuncio” [“No sabía quién era esa mujer y él [Mons. Viganò]  la coló [en la Nunciatura] para que me saludara. Y claro, le dieron mucha publicidad al asunto. Yo estaba horrorizado y despedí a ese nuncio”].

Uno de los dos miente: quién, ¿Cruz o el Papa? Lo que es cierto es que el Papa sabía muy bien quién era Davis, y tanto él como sus colaboradores cercanos habían aprobado la audiencia privada. Los periodistas pueden verificar los hechos preguntado a los prelados Becciu, Gallagher y Parolin, como también al mismo Papa.

Lo que es evidente es que el Papa Francisco ha querido esconder la audiencia privada que le concedió a la primera ciudadana americana condenada y encarcelada por objeción de conciencia.

+ Carlo Maria Viganò

Arzobispo titular de Ulpiana

Nuncio Apostólico

30 de agosto de 2018

Fiesta de Santa Juana Jugan y del Beato Alfredo Ildefonso Schuster

Traducción de Elena Faccia para InfoVaticana

 

51 comentarios en “El Vaticano mintió sobre el encuentro del Papa con Kim Davis para no disgustar a Obama
  1. Felicito a Infovaticana también por este artículo. Vigano sabe de lo que habla, su testimonio es coherente y en el Vaticano, se van descubriendo nuevas mentiras, cada vez con mayor frecuencia. Qué cerca parece estar el cumplimiento de la profecía de La Salette, sobre la pérdida de fe de Roma. Falta que aparezca el anticristo, para que lo lleven y coloque allí su sede, puesto que ya están invitando a homosexuales, y otros destructores de la fe católica.

  2. ¿Y dónde queda el mandamiento divino de NO MENTIR?
    Estoy verdaderamente muy escandalizada con todo lo que está pasando. Nunca me imaginé tener que vivir cosas así dentro de mi amada Iglesia. Pero sigue firme mi confianza en la promesa de Su Cabeza: “Las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella”.

  3. Me alegro que se sepa la verdad. Bravo por Viganò. Esta muy claro, con las pistas que da que su información es fácilmente comprobable. Y se si hubiese inventado esta historia entonces Viganò sería un sicopata…va a ser que no.

  4. Gracias, InfoVaticana, por vuestra labor poniendo en conocimiento del mundo hispano informaciones relevantes en este momento crucial para el futuro de la Iglesia.
    Francisco debe tener algún problema de bipolaridad, cada vez resulta más evidente que es una persona no apta para el cargo que ejerce… Creo a pies juntillas a Mons. Viganò, me parece que habla como profeta del Señor y que es Él Quien lo está moviendo a hablar para salvar a Su Iglesia. Gloria a Dios.

  5. La revista America, de la Compañía de Jesús, intenta desacreditar el testimonio de Mons. Viganò alegando que McCarrick desempeñó funciones de manera pública durante el periodo de Viganò como nuncio en EEUU, incluyendo una visita ad limina al Papa Benedicto XVI en el año 2012, por lo que, según la revista de los jesuitas, Viganò estaría mintiendo sobre la existencia de sanciones impuestas por el Papa Benedicto XVI a McCarrick:
    americamagazine.org/faith/2018/08/29/mccarrick-kept-robust-public-presence-during-years-he-was-allegedly-sanctioned

    1. Si no hubo sanciones, ¿por qué El Cardenal Wuerl, luego de haber recibido una llamada del Nuncio Viganó, canceló un encuentro programado de McCarrick con seminaristas?

  6. La revista America, de la Compañía de Jesús, intenta desacreditar el testimonio de Mons. Viganò alegando que McCarrick desempeñó funciones de manera pública durante el periodo de Viganò como nuncio en EEUU, incluyendo una visita ad limina al Papa Benedicto XVI en el año 2012, por lo que, según la revista de los jesuitas, Viganò estaría mintiendo sobre la existencia de sanciones impuestas por el Papa Benedicto XVI a McCarrick.

    1. Mons Viganó no controlaba ni supervisaba sanciones a un Cardenal, no es la función de ningún Nuncio. La revista América sigue las instrucciones del anti-papa a sus cloacas mediáticas: desacrediten a Viganó que luego hablo yo, presentándome como víctima, y sin contestar las imputaciones bien fundamentadas del ex-nuncio.

  7. Bien, Mons. Viganò lo aclara todo reafirmando que las sanciones contra McCarrick existían y le fueron ratificadas en múltiples ocasiones por él su predecesor Pietro Sambi:
    lifesitenews.com/news/vigano-doubles-down-mccarrick-was-restricted-under-benedict-but-he-didnt-ob

    McCarrick “ciertamente, no obedecía”, Viganò contó a LifeSiteNews.
    “¿Pueden imaginarse al Papa Benedicto, de un carácter tan apacible como el suyo, diciento, ‘¿Qué está haciendo usted aquí?’ enfrente de los otros obispos?”, dijo Viganò refiriéndose a la presencia de McCarrick en la visita ad limina de 2012.

  8. Un vídeo publicado por la agencia Catholic News Service, de la Conferencia de Obispos de EEUU, titulado “El Papa se encuentra con Viganò” muestra el momento del encuentro de Mons. Viganò con Francisco en Junio 2013, cuando Viganò afirma que el Papa le dijo que él no quería obispos ideologizados para EEUU sino moderados; el vídeo, curiosamente, está cortado en el momento exacto en que el Papa Francisco le hace dicho reclamo a Viganò:
    youtu.be/bywCzrlxsK0

  9. Convendría revisar porqué ya el entonces superior de Bergoglio presentó un informe desaconsejando que fuera nombrado obispo. Por lo que vamos conociendo, tiene una personalidad manipuladora, que le lleva a decir a cada uno lo que más le interesa, sin importarle faltar a la verdad y desacreditar a quienes le estorban. No sé si es algo patológico, pero quizá habría que recomendarle que renuncie, o declararle incapacitado para el puesto.

  10. Quiero expresar mi agradecimiento a Monseñor Viganó por su lucha valiente, digna de un creyente, para que aflore la Verdad, que es Cristo mismo. Absolutamente verosímil su relato. Bergo glio se cree inteligente mintiendo todo el tiempo. Tiene una fe ciega en la mentira -sabemos quien es el Príncipe de ella- y piensa que mintiendo arregla todo para quedando como héroe y víctima, su juego macabro.

    Que Dios bendiga a este gladiador suyo, el Monseñor Viganó, y espero que le conceda larga vida. Y le aconsejo que la cuide, puede estar en peligro.

    1. Sí señor. Todo un gladiador que SE CALLÓ hasta ahora, que ha salido todo a la luz gracias a un Gran Jurado de los EEUU en Pennsylvania (no gracias a Viganò, ¿verdad?.

      Un gladiador paralizado durante todo este tiempo, incapaz de dar un paso adelante por las víctimas y DENUNCIAR ante un juez lo que sabía… Un gladiador que PERMITIÓ que muchos niños continuaran siendo violados, sabiéndolo…

      Con gladiadores así la Iglesia está a salvo, claro que sí.

      ¿Qué les pasa a todos ustedes? ¿No distinguen lo que es moral de lo que no lo es? ¿No distinguen lo que es ser un ciudadano ejemplar de lo que es un cobarde, un desgraciado… que permite qeu continúe la pederastia…? ¿Qué clase de ética les guía? ¿Es ésto lo que les enseña la Biblia?

      1. Desidereo.

        Está bien. Viganó no denunció antes. ¿Significa eso que no pueda denunciar ahora?
        Ud. lo califica de “cobarde” y “desgraciado”. Como diría Francisco: ¿Quién es usted para juzgar?

  11. Francisco no irrito a Obama, servidor del príncipe de este mundo, por agradar a los servidores de satanas Francisco mintió yendo contra el 8 mandamiento : no darás falso testimonio ni mentiras. Así, Francisco seguro irrito a Dios. A Dios no se le puede engañar. De Dios nadie se burla.

    1. Vaya por Dios. Ahora nos ponemos con tonterías…

      Pues cambie usted “ciudadano” por “persona”… o incluso por “católico”…

      Un católico ejemplar, conocidos los HECHOS, denuncia ante la justicia los desmanes del cardenal, y ofrece TODO su apoyo a las víctimas, impidiendo, como ocurrió, que se les acose, ridiculice, etc…

      Ponerse a discutir sobre los “términos” o acordarse de Robespierre, con la que está cayendo… en fin. Así está la Iglesia Católica.

      1. Desidereo.
        A excepción de los santos, no existen los católicos ejemplares. Todos somos pecadores. Le sugiero que sea cuidadoso con sus juicios; no conviene “escupir para el cielo”, como dicen en mi tierra, porque el esputo nos puede caer encima.

  12. Mira,memo.
    Los términos son tan fundamentales que,por ello,existe todo un terrorismo semantico al servicio de los cambios de paradigma que está imponiendo el NOM.
    San Pablo recomienda no acudir a los tribunales civiles,si bien tal cosa sólo puede ser permisible si los tribunales eclesiasticos fueran cien veces mas duros y efectivos.
    El mal viene de que,abolido de facto el pecado, sólo resta el delito .Pero ahi entra la maraña de buenismo,corporativismo,y otras mandangas clericales
    Personalmente, jamás me he encontrado con un solo caso de abusos.Me he educado durante siete años en un internado masculino,he cursado estudios superiores,he hecho la mili en una compañía de doscientos tios,y en un CIR de dos mil.Y ni sombra de mariconeo.Lo testimonio alto y claro,en elogio de todos esos centros educativos en los que me formé.

    1. Gracias por el insulto. Con él usted mismo reconoce su impotencia para argumentar conmigo.

      ¿Terrorismo semántico? Lo que hay que oir…

      ¿Acaso cambia algo en el fondo de mi frase si en vez de “ciudadano ejemplar” escribe usted “persona ejemplar”? ¿Cómo lo escribiría usted? ¿Acaso me equivoco?

      Que San Pablo recomiende no acudir a los tribunales no hace sino confirmar lo que digo yo: Que ese es el problema. Y usted mismo, después de llamarme memo, lo reconoce al hablar de corporativismo, etc…

      Yo todo eso del NOM, agenda LGTB, lobby LGTB, etc… como que no lo veo, ¿sabe usted? Pretender que un 2% (o así) de LGTB pueden dictarle la agenda a un 70% de católicos en España… como que no. Igual que neoconservadores, filofascistas y demás: Etiquetas que se pone al contrario para encasillarle y olvidarse de la discusión.

  13. P. O’Connor, quien murió en 2005, expulsado de los dominicanos y suspendido del sacerdocio, cuenta una apasionante historia de la toma homosexual de varios seminarios, como St. Bernard’s en Dubuque, Iowa. Tan desenfrenada era la homosexualidad, que tuvo que ser cerrado.

    Usted se estará preguntando: ¿apeló el p. O ‘Connor su suspensión, – infligida por militantes clericales homosexuales – a Roma? Sí, lo hizo. Y la apelación fue rechazada. En las palabras del Padre. O’Connor: “había demasiados homosexuales en el Vaticano, que respaldaban a Donald J Goergen [el perseguidor de O’Connor]”. Por lo visto, ya antes salía caro denunciar a los acosadores sexuales.

  14. Sancho , Francisco es un psicopata.
    Los psicopatas carecen de moral, tienen su propia “moral “
    Practican la manipulación , la crueldad y la venganza, y mienten permanentemente.
    Cuando están acorralados , como ahora, se descontrolan , y cometen garrafales errores.
    Estamos asistiendo al derrumbe de el y de muchos, que es preciso que sea lo más universal posible, para esperar un renacimiento de la verdadera Iglesia.

  15. Lo siento, pero yo le creo a mons. Viganó y no le creo al papa Fracisco.
    El papa Francisco aparece, cada vez más, como un mentiroso, manipulador y maquiavélico…

  16. Lo siento, pero yo le creo a mons. Viganó y no le creo al papa Fracisco.
    El papa Francisco aparece, cada vez más, como un mentiroso, manipulador y maquiavélico…

  17. 1)Cruz no es trigo limpio. En cuanto a la acusasión de él contra dos obispos, Barros y Valenzuela de haber encubierto los abusos de Karadina y de haber estado presentes ellos, parece que es mentira. Y entiendo que otros que eran del grupo juvenil de Karadina niegan que se haya dado eso. Por otro lado, un abusador jamás comete sus fechorías en presencia de otros, sino más bien presiona a las víctimas para que se queden callados. Es más, él dijo que no iba a pedir dinero, pero ha metido una demanda por $600,000.

    2) Que el Papa Francisco diga o actúe de una manera con una persona y luego lo contrario con otro es perfectamente creíble dado que según los argentinos que lo conocen y según lo que relata Henry Sire en su libro El Papa Dictador Francisco es peronista, y este era el modus operandi de Perón. También dicen que jamás renunciará que “un peronista nunca renuncia”.

  18. De etiquetas,nada.Vuelvo a recalcar la importancia de los términos,en conexion con las realidades que significan.El nominalismo es falso.Que pretendas negar la realidad del NOM,o la del lobby gay, demuestra el amor que tienes por la verdad.Pregunta al colegio Juan Pablo II de Alcorcon al respecto.O simplemente paseate esta mañana por delante de tu Ayuntamiento,y comprueba cómo en su balcón hay una bandera arcoiris sin venir a cuento.
    Me reafirmo en san Pablo:No hay que acudir a tribunales paganos.
    Claro que esto viene más atrás que Bergoglio.Si “el espíritu está dispuesto,pero la carne es débil”,ni te cuento lo que pasa cuando se esta convencido de la inexistencia del pecado,del demonio,y de la eterna condenacion.Eso si:La misericorditis salvaje que predica ese hombre,lo único que hace es agravar el problema,pues da un “barra libre” para pecar…

  19. Insisto en la importancia de los términos,detrás de los cuales hay realidades.El nominalismo no se sostiene.
    NOM,lobby lgtb,no son meros términos,etiquetas.Son,desgraciadamente ,realidades poderosísimas,que han incrustado sus tentáculos ,y de qué manera,en el mismísimo organigrama eclesial.Por poner un ejemplo,que le pregunten al Colegio Juan Pablo II,de Alcorcón,su opinión sobre el tema.Entre otras cosas,los téminos no persiguen,no acosan,no intimidan,no multan,no cierran…Las realidades,sí.

  20. Efectivamente, Carlos, las realidades son lo que importan, y no los términos o lo que “usted” piense de esos términos.

    Tenemos el ejemplo a mano: ¿Qué poder tenía ese supuesto lobby LGTB hace 40 años? Nada, cero. ¿Verdad? Y en cambio, hace 40 años los sacerdotes YA estaban violando niños a tope, ¿verdad? Luego no es ningún lobby ni ninguna agenda, ni gaitas, responsable de lo que ha ocurrido, está ocurriendo y seguirá ocurriendo en la Iglesia Católica.

    Pensar que los LGTB se han metido a curas en masa para dinamitar la Iglesia desde dentro… o algo así… en fin.

    El mundo ha cambiado. Las parejas, TODAS, ya no tienen 6 o más hijos, simplemente. Punto.
    Y es un fenómeno mundial. ¿Culpa de los LGTB? No. Precisamente esos AHORA sí quieren tener hijos (que antes no tenían).

    ¿Por qué? Pues porque vivimos mejor. Porque tenemos medios, tecnología, conocimiento. Porque la mujer se gana sus lentejas, a la par con su marido. Nada de NOM ni gaitas. LIBERTAD.

  21. Algunos entienden la libertad al revés. Como la libertad de una cafetería a colgar un cartel de “negros no” o “gitanos no”, o para prohibirle a dos chicas darse un beso.

    No, eso no es LIBERTAD. La libertad consiste en que un católico pueda hacer la señal de la cruz, o llevar una cruz colgada del cuello por la calle, y una pareja de lesbianas pueda llevar a sus hijos al colegio, y nadie le diga nada ni a unos ni a otros. Y vivan en paz, respetándose, unos y otros.

    Los católicos se empeñan, una y otra vez, en pretender imponer LEYES contra los derechos de los demás, de legislar la vida de los demás, de meterse en el dormitorio de otras parejas. y cuando le niegan ese derecho, protestan y hablan de “terroristas semánticos” y chorradas parecidas.

    LIBERTAD. La libertad de alguien para creer o no creer. Para amar o no amar a quien le parezca. Para pecar o no pecar. Para casarse o no casarse. Para besarse o no besarse. Para tener los hijos que le parezca.

  22. LIBERTAD para vivir su vida, como decidan, y que Dios les juzgue tras su muerte.

    Los católicos quieren JUZGARLES ahora, en vida. Quiere DECIDIR qué pueden y qué no pueden hacer. Quieren hacer de DIOS.

    1. ¡Nones!
      Los católicos no tenemos derecho a juzgar a nadie, pero sí estamos obligados predicar nuestra fe. Si al resto le gusta, bueno, y si no, es problema de ellos.

  23. Gran frase de Desidereo: «Algunos entienden la libertad al revés». Curiosamente él no se la aplica, él es moralmente superior, él es… ¿ÉL? Los católicos tal, que si los católicos pascual… Sea valiente y reconozca de una vez que es usted cristianófobo. Por cierto, ¿qué es esa chorrada de que solo un 2% no puede gobernar a otra mayoría? ¿Conoce usted algo de historia, fenómeno?, ¿conoce la actualidad? Suelen ser las minorías quienes gobiernan a las mayorías. Hay ejemplos para aburrir hoy y ayer…

    1. ¿Podría usted dar uno solo?

      No. No soy cristiano fono. Me da asco, náuseas, la pederastia. Me da asco que Las muriera en el Vaticano. ¿A usted no?

      Que yo soy moralmente superior lo ha dicho usted, no yo. Se agradece que lo reconozca usted…

  24. Totalmente falso.
    Desde el posconcilio(incluso antes),el clericalismo en masa ha cambiado de paradigma.
    1.El infierno no existe.
    2.El demonio no existe.
    3.El pecado no existe.
    4.Todos,hagamos lo que hagamos,estamos salvados.Es una puesta al día de la vieja apocatástasis de Orígenes;el cual,aunque creía en el demonio,también acababa salvándole.
    Eso,en cuanto a la “teología”.
    El mundo,a su vez,imbuido del deísmo masónico enciclopedista,que arrumba toda la cosmovisión católica,a lo suyo;pero resultando que “lo suyo”,tiene una convergencia utilísima con toda la anterior pseudoteología.Eliminado el pecado,el único límite lo pone la ley civil;la cual,si hoy considera delito la pederastia,considerando tal las relaciones con menores de 18 años,mañana puede considerar otra cosa,con tal de que lo apruebe un parlamento:Desde reducir drásticamente tal edad,hasta eliminarla del todo.De hecho,ya exiesten asociaciones que reclaman que la pederastia deje de ser ilegal.Todo se andará…

    1. Que “existan” no significa nada. También existen sacerdotes que dicen que la homosexualidad no es pecado.

      Siempre existirá de todo en esta sociedad…

      ¿Usted qué quiere? ¿Que no existan límites al sexo con menores? ¿Le parece mal?

      1. Pero si es usted, Desidereo, el que está en contra de las leyes y promueve la libertad absoluta. Le recuerdo sus palabras: «Los católicos se empeñan, una y otra vez, en pretender imponer LEYES contra los derechos de los demás, de legislar la vida de los demás». Para empezar, los católicos no imponen nada, a mí por lo menos nunca me han impuesto nada, ¿a usted sí? Los verdaderos católicos se empeñan en hacer el bien, en proteger precisamente al más indefenso, como lo es el menor. «LIBERTAD. La libertad de alguien para creer o no creer. Para amar o no amar a quien le parezca. Para pecar o no pecar. Para casarse o no casarse. Para besarse o no besarse.» Debería matizar todo su párrafo, en especial su frase: «Para amar o no amar a quien le parezca». Ha dicho que le da asco y náuseas la pederastia, muy bien, lo celebro; pero si no matiza su párrafo, el mismo párrafo lo alienta. ¿Y si un pederasta dice amar a un niño? ¿Cómo lo contrarrestra su mediocre y cínica filosofía? Sea consecuente.

      2. Los que no quieren que existan límites al sexo con menores son organizaciones homosexuales y homosexuales activos (NAMBLA, The Advocate, Gay Community News, Ruth Bader Ginsburg, ILGA, etc.

  25. Ha costado,pero finalmente Desidereo ha mostrado su patita.De lobo,y a medio enharinar.
    Bueno,y es algo.
    Cuento con su incondicional apoyo para poder casarme,libremente,con diez mozas y con mi perrita,que me adora y sé que me guardará fidelidad hasta la muerte…

    1. Carlos Núñez:

      Me sorprende que quiera usted casarse con su perrita, pero no seré yo quien se oponga.

      Me pregunto qué espera usted del estado. ¿Pensión, herencia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles