PUBLICIDAD

El Vaticano se desmarca de la funcionaria encarcelada por defender la dignidad del matrimonio

|

En una declaración, el Portavoz de la Santa Sede asegura que «el encuentro del Papa con Kim Davis no debe ser considerado un apoyo del Papa a su posición en todos sus aspectos particulares y complejos».

Ha durado poco más de 48 horas la alegría. El Portavoz de la Sala Stampa de la Santa Sede, el jesuita padre Federico Lombardi, ha salido esta mañana a aclarar que «el encuentro del Papa con Kim Davis no debe ser considerado un apoyo del Papa a su posición en todos sus aspectos particulares y complejos». Añade Lombardi en el comunicado que «Francisco se reunió con varias decenas de personas que habían sido invitados por la Nunciatura para saludarlo cuando se disponía a salir de Washington para la ciudad de Nueva York. Tales saludos breves se producen en todas las visitas papales y son debidos a la amabilidad y disponibilidad características del Papa».

De este modo, Lombardi trata de desmarcar al Papa del apoyo que brindó a Kim Davis, a la que, como ella misma ha relatado, le animó a mantenerse fuerte y le felicitó por su valentía. Es más, Francisco se mostró visiblemente sensibilizado con el derecho de objeción de conciencia, en su viaje de vuelta de Estados Unidos, en el que aseguró que «la objeción de conciencia es un derecho que entra en cada derecho humano. Es un derecho.

Y si una persona no permite hacer objeción de conciencia, niega un derecho. En cada estructura judicial debe entrar objeción de conciencia porque es un derecho, un derecho humano.» Así fue el diálogo del Papa con los periodistas a este respecto. Santo Padre, usted visito a las Pequeñas Hermanas de los Pobres, y nos dijeron que usted quería mostrar su apoyo para ellas y de su caso en la corte. Y, Santo Padre, usted también apoya a las personas, incluso funcionarios del gobierno, que por objeción de conciencia no llevarían adelante por ejemplo una legislación en favor del matrimonio homosexual? ¿Usted apoyaría también este tipo de reivindicaciones en el marco de la libertad religiosa?

«No puedo conocer todos los casos que pueden existir de objeción de conciencia. Pero sí puedo decir que la   objeción de conciencia es un derecho que entra en cada derecho humano. Es un derecho. Y si una persona no permite hacer objeción de conciencia, niega un derecho. En cada estructura judicial debe entrar objeción de conciencia porque es un derecho, un derecho humano. En caso contrario, terminamos en la selección de los derechos: este es un derecho de calidad, este es un derecho de no calidad, este… Es un derecho humano, eh. A mi siempre, y esto va en mi contra, siempre me conmovió cuando de joven leí muchas veces “La Chanson de Roland”, cuando estaban todos todos los mahometanos en fila y delante estaba la pila bautismal, o la espada. Y tenían que elegir. No le estaba permitido la objeción de conciencia. No, es un derecho y si tenemos que hacer paz, hay que respetar todos los derechos.» Incluyendo también a funcionarios gubernamentales… «¡Es un derecho humano! Si el funcionario de gobierno es una persona humana, tiene ese derecho. Es un derecho humano.»

0 comentarios en “El Vaticano se desmarca de la funcionaria encarcelada por defender la dignidad del matrimonio
  1. No debe confundir el derecho a la objeción de conciencia, Sr. Ariza, con el deber de un funcionario de cumplir y hacer cumplir la ley.
    Si esta señora tiene una objeción de conciencia a facilitar matrimonios homosexuales, lo correcto es comunicarlo a sus superiores y que éstos, le cambien el puesto de trabajo a otro donde su conciencia no se vea perturbada.
    Lo que ha hecho esta señora es incumplir sus obligaciones como trabajadora y eso ni este Papa ni ningún otro lo pueden animar.
    USA (y «estepais» antes llamado España por cierto) son estados aconfesionales y los cristianos podemos tratar de influir en las leyes pidiendo lo que consideramos justo; pero si el estado se dota de una ley los funcionarios deben cumplirla, y si tienen objeción de conciencia pedir el traslado. Eso es lo justo. Y el Vaticano lo sabe

  2. El derecho de objecion de conciencia es un derecho humano y como tal esta por encima de cualquier otra ley o normativa estatal.Claro que los estados deben ser aconfesionales,todos,pero nadie puede obligarte a actuar contra tu conciencia y tus creencias. Gran ejemplo nos ha dado esta evangelista a muchos catolicos, tibios y pusilanimes a la hora de defender nuestra fe.

  3. Sr. Carcahunter.
    Lo que has escrito es una falacia. Nadie, nunca, en ningún régimen jurídico está obligado a cumplir con una ley injusta o contraria al orden moral. Por lo tanto, si una legislación (que no debe ser asimilada con la LEY) establece una obligación inmoral o violatoria de derechos humanos, NO DEBE SER CUMPLIDA. Sólo en países gobernados por déspotas o tiranos se puede obligar a la gente a obedecer legislaciones de esta clase. Esta es la esencia de la civilización occidental, que deriva sus principios morales de Grecia, Roma e Israel.
    Ningún funcionario, salvo en el régimen comunista o nazi, puede ser obligado a cumplir leyes inmorales y contrarias a las propias convicciones personales.

  4. Sr. Carcahunter

    La LEY es una «norma general de recta conducta, aplicable por igual a gobernantes y gobernados para desconocidos casos futuros y nunca retroactivos» Julius Paulus Prudentissimus
    jurista romano.

    ¿Acaso lo que la falaz ley americana que obligaría a Kim Davis reúne estos requisitos?

    NO CONFUNDAS LEY CON LEGISLACION. Son dos cosas distintas. La LEY no se sanciona con el voto de la mitad más uno, la LEY se descubre en el orden moral.
    Entonces hay que discernir si los funcionarios deben hacer Justicia o simplemene aplicar la letra de una ley perversa.

  5. Caracahunter, el deber de los funcionarios de la Alemania nacionalsocialista, también era el de cumplir y hacer cumplir la ley. No intente defender lo indefendible. El portavoz del sr. Bergoglio ha vuelto a mostrar su escasa pericia e inteligencia para desempeñar un cargo como el que ocupa.

  6. Por un momento creía que el titular se refería a cuba y que lo siguiente era:
    «el encuentro del Papa con RAU CASTO no debe ser considerado un apoyo del Papa a su posición en todos sus aspectos particulares y complejos»
    Osea que Su Tanguidad estima oportuno aclarar al milímetro que encuentro no supone ningún apoyo a KIM DAVIES, pero no tiene la mas minima necesidad de hacerlo sobre los CASTRO. Curiosa y cínica moral y misericordia. Mas que Vergoña es ligeramente asquerosa.
    ¿Es que no tiene nadie en el Vaticano un poco de vergüenza?

  7. Eichmann era un probo funcionario del régimen nazi; no era mala persona, simplemente cumplía con su deber, aplicar la ley vigente….
    Lamentabilísimo comunicado que nos deja muy mal sabor de boca a quienes todavía defendemos al papa Francisco…

  8. ¡Qué repuesta tan deshonrosa del Vaticano!
    Es la clásica «políticamente correcta».
    Es una acción de «poco hombres» y pensar que están analizando aspectos de homosexualidad.

    Señor líbranos de ésta gente.

  9. Sin duda alguna, los nazis pudieron objetar, y permitir que otros funcionarios que respetaran más las leyes que emanaron de un gobierno elegido democráticamente mandaran esterilizar y/o quemar a enfermos mentales y judíos, así ellos se quedaban tranquilos en su conciencia de que estaban respetando la democracia.
    Estoy de acuerdo con el señor CarcaHunter en que en nuestros estados aconfesionales ninguna religión debe imponer sus creencias, pero me llama la atención que ciertos grupos de poder impongan su creencia (la ideología de género no pasa de eso, y tiene mucho menos fundamento racional que la fe cristiana) y no se le mueva a nadie un pelo. De hecho, los que la imponen son «demócratas» y los que la combaten, «carcas», «fascistas», «homófobos», etc.
    La cuestión no es que los gays que se casen sean malos (muchos de ellos son mejores que yo, estoy seguro), sino que la ley es mala, va a traer consecuencias perjudiciales para la sociedad, y es por eso que esta mujer no quiere colaborar en esa labor. Dejar su sitio a otro es sólo mirar para otro lado, como hicieron los gobiernos occidentales con Hitler, como hicieron tantos funcionarios, y eso no evitó la Soah.
    Si el no querer colaborar con una ley mala lleva al despido o a la cárcel, esta mujer está dispuesta. Me parece más coherente su postura que la que propone el señor carcahunter

  10. Resulta curioso como se aprestan rápido para «aclarar » algunas supuestas interpretaciones que podrían suponer apoyo a quienes luchan por defender los valores del Evangelio , como por ejemplo la de la aceptación y admiración del crucifijo con símbolos anticristianos o esta de aclarar su no apoyo a quienes van contra la ideología de género del nuevo orden mundial mientras por otro lado otras acciones o palabras escandalosamente repulsivas y repudiables para los católicos y cristianos en general no «se aclaran»
    Parece que Kasper y compañía hicieron un buen trabajo.
    Mientras tanto solo nos queda rezar.l

  11. Lo que no se puede perder de vista, en la maraña de chorradas de los bobos profesionales tipo CACAJUNTA, es que Bergolgio sale rapídisimamente al paso para decir que no apoya a esa funcionaria, cuando dias antes ha estado unos dias antes en Cuba, con los Castro de turismo. ¿Y no siente la misma necesidad de decir que no apoya a los Castro?¿Es que en Roma se han vuelto todos malos o necios? Si no querías tener que aclarar nada no haber visto a la funcionaria. Es de subnormales, y eso es la cúpula de la Iglesia. Parecen el Bobierno español. Hasta la Kichner que no tiene ni p idea de nada es mas espabilada.

  12. Y esta bajeza es lo que tiene que decir el portavoz del Vaticano? Es lo mas parecido a Pilatos lavándose las manos en los últimos 2000 años. Ahora se entienden todas las polémicas que rodeaban a las comparecencias de Benedicto XVI y que tenían su origen en la negligencia o mala fe de la secretaria de comunicación del Vaticano. Atrás quedaron los gloriosos tiempos de Joaquín Navarro Valls. Llegaron los jesuitas post conciliares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles