Kim Davis cuenta cómo fue su encuentro con el Papa

|

La funcionaria encarcelada por negarse a casar homosexuales mantuvo una entrevista con el Santo Padre durante su visita a Estados Unidos. 

«Él me dijo…sé fuerte», relata Kim Davis, la funcionaria encarcelada durante cinco días por haberse negado a emitir licencias de matrimonio a personas del mismo sexo. Como funcionaria en el estado de Kentucky, Davis se negó a colaborar con el «matrimonio homosexual» y alegó para objetar en conciencia motivos religiosos.
Davis se ha convertido en un símbolo en Estados Unidos del derecho a la objeción de conciencia. Por esta razón, fue recibida por el Papa Francisco durante su visita a Estados Unidos. Ella misma relata el encuentro y afirma que Francisco la felicitó por su «valentía» y le pidió “mantenerse fuerte”, al tiempo que le prometió que rezaría por ella.
«También me pidió que rezara por él», cuenta Davis, impresionada por la figura del Santo Padre y emocionada por haber tenido la oportunidad de encontrarse con el líder de la Iglesia católica, algo que nunca se hubiera imaginado como funcionaria en el estado de Kentucky.
La reunión se produjo en la embajada del Vaticano en Washington, el pasado 24 de septiembre. A su regreso a Roma, el Papa Francisco quiso defender en un encuentro con los periodistas el derecho a la objeción de conciencia, también en el caso de los funcionarios, como un derecho fundamental: «Si a una persona no se le permite objetar en conciencia, se le está negando un derecho».
El caso de esta funcionaria ha reabierto el debate en Estados Unidos acerca del derecho a la objeción de conciencia y Davis se ha convertido en un auténtico símbolo de este derecho. El ex gobernador de Arkansas y candidato republicano a la Casa Blanca, Mike Huckabee, declaró que la encarcelación de Davis “acaba con cualquier duda sobre la criminalización del cristianismo en este país”, trasladando de esta manera su apoyo a la funcionaria.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Kim Davis cuenta cómo fue su encuentro con el Papa
  1. La objeción de conciencia, reconocida como un derecho por la Iglesia Católica,
    implica que aquello a lo que se resiste es un mal, indebidamente
    protegido por una ley civil, opuesto a la ley divina.
    Eso es el mariconio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles