PUBLICIDAD

‘El nuevo orden mundial se arroga el poder para sentenciar a muerte a nuestros hijos’

|

El obispo de San Sebastián denuncia la situación en la que se encuentran Alfie Evans y sus padres. Por su parte, el obispo de Alcalá de Henares ha alzado la voz para pedir oraciones por este niño y reivindicar el derecho de los padres a custodiar el bien de sus hijos, recordando que la patria potestad no puede ser ni extinguida ni absorbida por el poder público. 

«El nuevo orden mundial se arroga el poder para sentenciar a muerte a nuestros hijos». Esta es la denuncia que ha hecho el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, refiriéndose al caso del pequeño Alfie Evans.

La justicia británica ha ordenado que retiren el soporte vital y dejen morir a este niño de 23 meses a pesar de la oposición de sus padres, Tom Evans y Kate James, a los que también se les ha prohibido llevar a su hijo a un hospital en Italia para tratar de mantenerlo con vida.

A través de un mensaje publicado en Twitter, Munilla se ha preguntado si ante una situación así «nos vamos a quedar con los brazos cruzados».

‘La patria potestad no puede ser ni extinguida ni absorbida por el poder público’

También el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, ha denunciado la situación del pequeño Alfie y de sus padres y ha hecho un llamamiento a orar por ellos.

Asimismo, en una nota publicada por el Obispado de Alcalá de Henares, el prelado señala que, como explica el Cardenal Elio Sgrecia, expresidente de la Academia Pontificia para la Vida, lo que está sucediendo con este niño «es un ataque a la institución familiar».

Reig Pla reivindica el derecho-deber de los padres a custodiar el bien de sus hijos y recuerda que «es tal la patria potestad, que no puede ser ni extinguida ni absorbida por el poder público».

El obispo de Alcalá de Henares insiste en denunciar, como ya ha hecho en otras ocasiones, que la arquitectura jurídica de muchos estados en materia de matrimonio, familia y vida se ha constituido en una «estructura de pecado».

PUBLICIDAD

A continuación, el mensaje del obispo de Alcalá de Henares sobre el caso del pequeño Alfie Evans:

El obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, ruega oraciones por el niño Alfie Evans cuya situación tiene conmovido el corazón de sus padres y de tantas personas de buena voluntad.

Ataque a la familia
Como explica el Cardenal Elio Sgrecia, expresidente de la Academia Pontificia para la Vida, lo que está sucediendo con este niño “es un ataque a la institución familiar. Todo nace del estatismo; nos estremecemos cuando recordamos lo que causaron en el pasado los regímenes totalitarios”. [en línea]. [Consulta: 25-4-2018]. Disponible en web – Léase: https://infovaticana.com/2018/04/25/sgreccia-caso-alfie-evans-ataque-la-institucion-familiar/

Es necesario recordar el derecho-deber de los padres a custodiar el bien de sus hijos, ya que “es tal la patria potestad, que no puede ser ni extinguida ni absorbida por el poder público, pues que tiene idéntico y común principio con la vida misma de los hombres.” (León XIII, Encíclica Rerum Novarum, 10). “Según el principio de subsidiariedad, ni el Estado ni ninguna sociedad más amplia deben suplantar la iniciativa y la responsabilidad de las personas y de las corporaciones intermedias.” (Catecismo de la Iglesia Católica, n.1894). “A la actuación del principio de subsidiariedad corresponden: el respeto y la promoción efectiva del primado de la persona y de la familia” (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, n. 187).

Obstinación anti-curativa
Por su parte Roberto Colombo, catedrático de Genética, miembro de la Academia Pontificia para la Vida y responsable del Laboratorio de Biología Molecular y Genética Humana para el Estudio de enfermedades hereditarias y raras de la Universidad del Sagrado Corazón de Milán afirma que “los ingleses se refieren al ensañamiento terapéutico con el término ‘therapeutic obstinacy’ [obstinación terapéutica], pero en este caso se podría hablar de una ‘obstinación anti-curativa’”. “Es lo contrario de los auténticos ‘cuidados paliativos’, que se proponen atender al paciente incurable hasta el último instante de su vida, sin provocar prematuramente su muerte con una eutanasia por omisión. Hay que liberar la medicina de una ideología mortal que niega desde la raíz su vocación al servicio de la vida”. [en línea]. [Consulta: 25-4-2018]. Disponible en web – Léase: https://www.religionenlibertad.com/con-alfie-hay-una-obstinacion-anticurativa-por-parte-del-hospital-denuncia-63934.htm

Unámonos al Santo Padre el Papa Francisco que en su tweet publicado el 23 de abril en su cuenta oficial de Twitter, @Pontifex, ha expresado: “conmovido por las oraciones y la amplia solidaridad en favor del pequeño Alfie Evans, renuevo mi llamamiento para que se escuche el sufrimiento de sus padres y se cumpla su deseo de intentar nuevas posibilidades de tratamiento”.

Estructuras de pecado
Mons. Reig Pla insiste en denunciar, como ya ha hecho en otras ocasiones, que la arquitectura jurídica de muchos estados en materia de matrimonio, familia y vida se ha constituido en una «estructura de pecado» (Cf. San Juan Pablo II, Encíclicas Sollicitudo rei socialis, 36-40 y Evangelium vitae, 24). Hay que recordar que «la  elección  democrática  de  los  legisladores  y los  gobernantes  los  legitima  a  ellos en  cuanto  tales,  pero  no  a  todas  sus  decisiones,  que  serán  correctas  si  se  adecuan  a  la dignidad de la persona, e ilegítimas si se oponen a ella» (Conferencia Episcopal Española, Comité para la Defensa de la Vida, La eutanasia, Cien cuestiones y respuestas sobre la defensa de la vida humana y la actitud de los católicos, octubre de 1992).

¡Que Dios, por intercesión de su dulce Madre, la Santísima Virgen María, ayude a Alfie Evans!

Alcalá de Henares, 25 de abril de 2018
San Marcos, Evangelista

El padre de Alfie se reúne con los médicos para negociar el traslado del niño a su casa

2 comentarios en “‘El nuevo orden mundial se arroga el poder para sentenciar a muerte a nuestros hijos’
  1. Este «derecho» a la «muerte digna» recuerda demasiado a la «muerte piadosa» que practicaron los médicos del nacionalsocialismo. Algunos de los argumentos que usan los médicos y jueces británcios con Alfie Evans y antes con Charlie Gard, los habían usado sus colegas en los años 30 del pasado siglo.
    No deja de ser una contradictio in términis dar vivas al «derecho» a la «muerte digna»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles