Infovaticana
Una firma falsa, el principio del fin de Las Edades del Hombre
a3, Iglesia en España

Una firma falsa, el principio del fin de Las Edades del Hombre

Gabriel Ariza
21 Julio, 2017

La Fundación “Las Edades del Hombre”, en cuyo patronato se encuentran varios obispos españoles, está bajo sospecha de graves irregularidades contables y financieras. Todo viene de muy atrás y la suerte estaba echada desde que en 2005 el secretario general Meléndez dimitiera discretamente.

La Fundación las Edades del Hombre es hoy noticia en todos los periódicos nacionales por presuntas irregularidades contables y financieras. En concreto, una denuncia ante la Audiencia Nacional de la que se hacen eco varias cabeceras acusa a la fundación de “fraude continuado en el recuento de visitantes, falsificación de datos oficiales y financiación irregular”.

El denunciante, Juan José García, director del Museo del Libro de Burgos y propietario de la editorial Siloé, explicaba ayer a El País: “En las cuentas de la fundación no aparecen por ningún lado los ingresos por entradas a las exposiciones”, y añade: “la fundación, en connivencia con la Junta de Castilla y León, miente y falsifica los datos oficiales de visitantes con el claro propósito de seguir recibiendo subvenciones, y esto es un clamor que todo el mundo conoce en la comunidad autónoma”.

Las dudas planean sobre esta y sobre las 21 anteriores ediciones de Las edades del hombre, una actividad artístico-religiosa organizada por una fundación privada que este año ha recibido 900.000 euros de subvención de la Junta de Castilla y León. Subvención que en ocasiones ha alcanzado los 1.800.000 euros, como en 2014, cuando tuvo lugar la edición de Aranda de Duero.

La fundación, por su parte, se defiende atacando al mensajero, y asegura en un comunicado publicado en su página web que “las graves acusaciones vertidas por don Juan José Alonso obedecen exclusivamente a intereses personales y/o empresariales que nada tienen que ver con la actividad de la Fundación Las Edades del Hombre.”

Sin embargo, para quien las dudas no son nuevas, y a quien toda esta historia probablemente no haya sorprendido en absoluto es a los obispos que forman parte de su patronato. El patronato que dirige la fundación Las Edades del Hombre está conformado por los dos arzobispados y nueve obispados de las diócesis de Burgos, Valladolid, Astorga, Ávila, Ciudad Rodrigo, León, Osma-Soria, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora. A la cabeza del patronato está, desde diciembre de 2013, Jesús García Burillo, obispo de Ávila. El Secretario General de la Fundación es Gonzalo Jiménez Sánchez.

¿Dónde arranca la crisis que salta hoy a la prensa?

Todo viene de finales de los 90/principios de siglo, cuando los obispos quieren restaurar el monasterio de Valbuena para fijar en él la sede de la Fundación. Ahí es donde, según fuentes que vivieron desde dentro esa operación, sus excelencias “pierden la cabeza, se meten en un montón de gastos y montan un jaleo enorme”.

Las necesidades de capital eran tales que el sacerdote Antonio Meléndez, secretario general de la Fundación por aquel entonces, pide un crédito importante en Caja España presentando como garantía un documento aparentemente firmado por el director de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, en el que se compromete una subvención pública.

En el bastanteo que hizo el comité de riesgos de la caja, y siempre según las mismas fuentes, concluyeron que el documento era falso, que la firma no estaba emitida, así que llamaron a los obispos con visible enfado y el asunto llegó a los oídos del presidente de la Junta de Castilla y León, que convocó a capítulo a los obispos.

Se pactó la dimisión del secretario general Meléndez, se alquiló Valbuena y la fundación aceptó ser intervenida por el gobierno autonómico: se tapó todo con máxima discreción. Desde ese momento tuvieron que aceptar un comisariado de la Junta, actualmente en la persona de Gonzalo Jiménez, y Las Edades del Hombre se convirtió en un ente más político que religioso.

Por cierto que finalmente el monasterio de Valbuena, una abadía cisterciense, fue reformada y se convirtió en un hotel de lujo con spa bajo el nombre de “Castilla Termal”. ¿Y qué fue de Antonio Meléndez? Salió hacia Madrid, a ejercer de sacerdote, y aún aparece en la Guía Diocesana del Arzobispado, aunque es tarea difícil conocer su destino concreto.

Gabriel Ariza


11 COMMENTS ON THIS POST To “Una firma falsa, el principio del fin de Las Edades del Hombre”

  1. ricardo dice:

    Ojalá que se esclarezcan los hechos y se asuman las responsabilidades. La Iglesia debe ser ejemplar en el manejo del dinero.

  2. maria dice:

    La deriva que ha tomado, con exposiciones anuales, ya hace ver que es una “empresa” de restaurar y exponer para mantener algo que nació para ser temporal. Las obras grandes ya se han visto y ahora hay obras menores y mucho montaje. Hace años que no me llama nada el ir.

  3. Jordi dice:

    Pues es imprescindible una investigación judicial formal de este escándalo.

    Si hay un presunto culpable, entonces debe de ser juzgado.

    Hay que saber el papel de los obispos.

  4. Chus dice:

    Nos gustaría saber mas.
    También queremos saber de la fundación esa CATALANA que construye la Sagrada Familia catalanista.
    ¿ Podría ser que los medios del OPUS catalanista dieran a conocer los CHANCHULLOS de las fundaciones catalanas para la terminación de la Sagrada Familia, nos gustaría que quedara acreditado que allí, donde se nos ha dado el caso Palau ( de la música) y el caso 3% de corrupción generalizada, los millonarios capitales necesarios para terminar ese templo cuyo autor dejo inacabado no salen del dinero PUBLICO, es decir, de todos los españoles: ¿ Podría ser?

  5. Cuando he ido a las Edades del Hombre, hace ya bastante tiempo, no recuerdo que hubiera que sacar entrada y al final del recorrido te ofrecían publicaciones y había una bandeja petitoria para donativos.

  6. Luis dice:

    Mire Chus, NO DESVÍE LA ATENCIÓN. ¿VALE? Esta noticia habla de la Iglesia de la pulcra y seria Castilla y León.

  7. Máximo. dice:

    Gonzalo Jiménez, nunca fue trigo limpio, tiene menos de cura que yo de comunista que no tengo nada. Fue siempre un chulo, ostentoso, estuvo en Caja de Ávila, donde le echaron por más que un motivo. Siempre ha utilizado la iglesia para medrar, trepar y enriquecerse. Jamás llevó alzacuellos, eso sí, fuma en pipa y hasta en las iglesias. Le conozco y nunca nada me gusto.

  8. Jose dice:

    Desde el primer momento las Edades del hombre tenían una finalidad secularista, que estos obispos no quisieron o no supieron ver, que es ir al confinamiento de las imágenes sagradas a la degradación museística. Hago una llamada a los buenos historiadores del arte que tengan fe a hacer estudios de cómo se ha usado no sólo Edades del hombre, sino los miles y miles de paneles explicativos en monumentos de iglesia y en exposiciones para extender una visión masónica, es decir, meramente culturalista y desde el más estricto sectarismo, una gente nombrada por las autonomías, elegida por su condición de militantes anticristianos en los campos de la cultura.

  9. Jakob dice:

    Esta denuncia es un ajuste de cuentas entre empresas privadas dedicadas a realizar incunables y reproducciones artísticas. El director del museo de Burgos es titular además de Ediciones Siloé, gran competidor de Manuel Moleiro, con quien “Las Edades del hombre” tiene acuerdos comerciales. Ahora mismo Moleiro tiene un stand en Las Edades del hombre de Cuéllar.

  10. Chus dice:

    Acaban de nuevo con Castilla , hay que alimentar el supremacismo ROMANO catalán. QUE ES LA IGLESIA DEL OPUS
    Es la geopolítica de la Iglesia. Por eso no hablan de los CHANCHULLOS de la Sagrada Familia mientras finiquitan de los Castilla
    Ahora Castilla ni siquiera puede atraer turismo con el patrimonio artístico que la Iglesia Católica ha amasado a lo largo de siglos de cobrar impuestos a los fieles castellanos.
    Mientras deja que los bienes robados por los obispos catalanistas ( que impone ROMA en las diociesis catalanas) , por ejemplo los bienes de SIJENA, se los queden los supremacistas catalanes apoyados por ROMA. NI SIQUIERA LA DESOBEDIENCIA PALMARIA DEL OBISPO DE LERIDA TANTO A LAS SENTENCIAS DE LOS TRIBUNALES EN ESPAÑA COMO A LOS DEL VATICANO (QUE ASI ES COMO ROMA APARENTA Y PRETENDE QUEDAR BIEN) MERECE CENSURA ALGUNA POR PARTE DE AL IGLESIA OPUSINA.

  11. Lalanda dice:

    Si comparan la Fundación de hace unos años a la actual, se quedarían sorprendidos: a puto de cerrar, sin gestor ni cabeza emergente, Gonzalo Jiménez (todo lo polémico que ustedes quieran, pero un gestor de los pies a la cabeza, tal vez el mejor que tenga la Iglesia dentro) vino a rescatarla; y desde entonces es un organismo autónomo, responsable de sorprendernos cada año con su maravillosa exposición.
    Invito a todos ustedes a asistir a esta edición; disfrutarla, pasearla y madurarla… borrarán automáticamente sus comentarios poco acertados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: