PUBLICIDAD

El Presidente de la Fundación COPE, investigado en la operación Lezo

|

Pedro Antonio Martín Marín fue nombrado presidente del Patronato de la Fundación Cope el pasado mes de marzo, y es además consejero de la Cadena Cope y de 13Tv. Es uno de los 60 investigados (antigua figura del imputado) en la Operación Lezo, según Europa Press.

La operación Lezo, que lleva una semana copando portadas de la prensa española, ha salpicado ya a los obispos españoles. El presidente del patronato de la Fundación Cope, Pedro Antonio Martín Marín, es uno de los 60 imputados en la operación relacionada con el saqueo del Canal de Isabel II.

Martín Marín (Madrid, 1949), licenciado en derecho, abogado en ejercicio y profesor ayudante de la Complutense, y ha desempeñado varios cargos en el sector público y empresas relacionadas con el sector público. Ha sido Vocal del Gabinete Técnico del Presidente de Gobierno (1.981/1.982), Secretario General de la Cadena Cope (1.983/1.990), Subdirector General de Antena 3 (1.990/1.992), Secretario de Estado de Deportes (1.996/1.998), Secretario de Estado de Comunicación (1.998/2.000), Presidente de Hispasat (2.000/2.004), Presidente de Admira Media (2.002/2005), Miembro del Consejo de Administración de Antena 3 TV (2.004/2.009) y Presidente de Madrid, Deportes y Espectáculos (2.005/2.013).

Álvaro Pérez y el ex secretario de Estado de Comunicación Pedro Antonio Martín, en la boda Aznar-Agag.

Actualmente, además de presidente de la Fundación COPE, Martín Marín es consejero de Cadena Cope y de 13Tv, la radio y la televisión de los obispos españoles, respectivamente, además de miembro del Comité Olímpico Español.

La operación Lezo se inició el pasado miércoles 19 de abril con la orden para detener a 12 personas, entre las que se encontraban el expresidente de la comunidad de Madrid Ignacio González, su hermano Pablo y su cuñado José Juan Caballero.

8 comentarios en “El Presidente de la Fundación COPE, investigado en la operación Lezo
  1. Según parece, toda la basura de este Sistema miserable que padecemos, que ha estado acumulándose durante lustros, está saliendo a la luz a borbotones. Puede ser que sea imparable. Vamos a ver a quiénes o qué se lleva por delante.

  2. Os reisteis de él cuando os avisaba de vuestro final, y del final de vuestras tropelías, creisteis haberle aplastado, total, un quidam, un donnadie… un “medio hombre”, cojo manco, tuerto, pobre, que se calle, dónde va, pobre infeliz, cree que puede algo contra nosotros, ¡ qué iluso!.

    Ahora, el “medio hombre” contempla como desfilan por su puerta la casta de superpoderosos que se creían intocables e invulnerables, tan soberbios que se consideraban inalcanzables e intocables para la Providencia Divina. Craso error. Nadie se librará. Nadie. Que San Zaqueo, más vale tarde que nunca, os dirija por caminos de conversión.

  3. Operación Lezo, lo de siempre. Extorsiones de los de siempre a la jefatura del estado, a la presidencia del gobierno, a varios poderosos, y, hasta de refilón a los obispos. La obra de los de siempre. Con el juez del 11-M, Velasco, que no investiga nada para no encontrar a los autores, jactándose de prevaricar ayer en una entrevista en El Mundo, que le hace Carlos Segovia, un plumilla de Fainé de La Caixa, para que se vea quien maneja el asunto. Dice este juez Velasco, colocado en el juzgado a dedo sin ser titular, el mismo que no investiga el 11-M:

    “Los jueces tenemos que interpretar la ley conforme al pueblo.”

    ?Quién es “el pueblo” que interpreta las leyes de Velasco? ¿El pueblo es él? ¿Es Fainé? ¿Quién ha derogado la Constitución que establece que los jueces estarán “sometidos únicamente al imperio de la ley”? ¿La ha derogado Fainé, Velasco, ambos? Porque si no está derogada confiesa que prevarica y se erige en representante mágico del pueblo.

    Al tipo le tienen bien agarrado desde el principio, por eso le colocaron en el juzgado del 11-M. Es el político del ladrillo de la Ciudad de la costosa Justicia de Valencia, con sus enormes sobre costes, Mágicamente apareció la documentación sobre estos sobre costes en un aparcamiento. Y cualquiera se imagina que Velasco hará lo conveniente para que no se estudien a la luz pública. Los que “encontraron mágicamente” esos papeles se tomaron la molestia de hace un somero análisis, que seguro entendió Velasco:

    “Hallan documentos sobre las obras de la Ciudad de la Justicia de Valencia.
    El aparcamiento exterior de la Ciudad de la Justicia apareció la pasada semana «sembrado» de papeles: eran documentos oficiales sobre la construcción del edificio
    La documentación recoge el importe previsto de cada uno de los trabajos, el importe real y la desviación final así como acuerdos de financación para hacer frente a esas modificaciones”

    Así funciona la Opusticia en este régimen opusino anti español

  4. Supongo que el Almirante Blas de Lezo que era tuerto, manco y cojo es una buena ironía de nuestra benemérita para decirnos que aquí el buque hace aguas por doquier!

  5. Puede un juez presuntamente no ser adecuado ni perfecto, tener debilidades o él mismo no ser muy coherente pero eso no quita importancia ni resta evidencia insoslayable de ninguna manera a los hechos de la corrupción ni puede decirse que se estén inventando tropelías corruptas realmente hechas. Y, por supuestísimo, no se debe ni insinuar, ni que parezca que se dice, que la Guardia Civil sirva a extorsiones al jefe del Estado. Ni de broma. La Guardia Civil está haciendo una labor magnífica persiguiendo el delito sin acepción de personas, y está sirviendo a España, no a poderosos corruptos ni a abogados lacayos. Estoy convencido que muchos guardias civiles saben que el conocimiento de muchas de estas, y otras, tropelías, puede ser duro para la moral colectiva y la consideración de la política y el honrado servicio al bien común, pero también saben que la auténtica regeneración implica, para sanar heridas y evitar gangrenas, que se conozca la verdad. Toda la verdad. Hay que confiar que aunque duela y espante conocer la verdad de la corrupción siempre quedarán españoles de bien para tirar del carro hacia delante.
    Así, es difícil mirar para otro lado cuando personas que blasonaban de buenos gestores, y austeros y que decían que debian hacer recortes ¡ porque faltaba el dinero! no tenían a la misma vez ninguna vergüenza para presuntamente desviar fondos públicos a cuentas privadas o utilizar fondos públicos para pagar la muerte de seres humanos inocentes en clínicas abortivas por citar sólo algunos ejemplos de quebranto de la ley divina y de las leyes humanas.
    ¿Qué clase de sensibilidad podían tener estas personas para administrar dinero público y darse cuenta de las consecuencias de la mala administración que lleva a producir recortes en medicinas o servicios a los más vulnerables de la sociedad por importe de cantidades semejantes a las presuntamente defraudadas?
    Excuso la respuesta.
    Y si, por mucho que algunos pretendan ocultarlo o dejarlo impune , ni quedará oculto ni quedará impune. Básicamente, muchos olvidan que de Dios no se rie nadie, que El protege al inocente y venga al justo, restableciendo la verdadera Justicia prostituida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles