PUBLICIDAD

Francisco, Maradiaga, Zanchetta… y más

|

Resultado de imagen de papa francisco

Esto es un sin vivir y así no se puede vivir.

Specola sigue dándonos cuenta de medios italianos que cada día reflejan hechos impresentables. Y eso sólo tiene un remedio. La refutación indubitable de las imputaciones. El te quiero mucho, confía mucho en ti, lo que sufro al ver lo que sufres… no sirve para nada. La cosas tienen que ponerse claras de una vez. Caiga quien caiga. ¿Recibe Maradiaga cantidades mensuales muy importantes? ¿Si o no?  Recibir grandes cantidades de dólares en sí no es malo. Más bien bueno. Siempre que se apliquen bien. ¿Se aplican bien? ¿Puede una entidad de un país muy pobre dedicar esos dólares a funciones ajenas a esa institución? ¿En merma de sus propias obligaciones? ¿Son ajenas o no? ¿Tiene el cardenal un auxiliar impresentable? ¿Todo es una burda calumnia? ¿Zanchetta, con la salud tan mermada para regir su propia diócesis está capacitado para un elevado puesto en la Curia romana? ¿Hay gato encerrado en lo uno o en lo otro? Todas esas cosas, y más, afectan a la credibilidad del Papa que, como poco, no faltará quien considere que por lo menos es encubridor de cuestiones raras. Y hay que ver la que les ha caído a algunos encubridores. Presuntos o reales.

El Papa siempre va a ser objeto de calumnias o maledicencias por parte de los enemigos de la Iglesia. Algunas tan inverosímiles que ni precisan desmentido. Si alguien acusara a Bergoglio de estar detrás del asesinato de Kennedy sería absurdo entrar a desmentirlo. Los locos con los locos. Pero hay hechos que le comprometen de algún o bastante modo. Por citar un ejemplo menor aunque escandaloso, el ático de Bertone. Que sigue disfrutando delante de las mismísimas narices de Francisco. Ya sé que hay papólatras que afirmarán que los vicarios de Cristo no tienen narices. Pues las tienen. Ya digo que es cuestión de pequeña importancia pero alguna tiene. Y más en persona que mira con lupa otros defectos, imaginados o reales, y no se corta un ápice en denunciarlos.

Todos artículos, para más inri italianos, publicados bajo las narices, vale, las santas narices, del Vicario de Cristo no le hacen el menor bien al Papa ni a la Iglesia. ¿Son falsos? Pues que los desmientan. ¿Son ciertos? Pues a preocuparnos.

Las declaraciones de amor son personales. Y sólo valen eso. ¿Qué Francisco ama mucho a Maradiaga? Pues qué bien para Maradiaga y para Francisco. A nadie nos obliga a más. Lo verdaderamente importante es si lo que se dice es cierto o no. Y eso es lo que tiene que dilucidarse. Ya los amores de cada uno son cosa de cada cual. ¿Amaba el rey Juan Carlos a Corina? Ni lo sé, ni me importa. Me pareció impresentable. Pero es lo único que puedo decir yo. Que no amo ni al uno ni a la otra.

Ya sólo faltaba que vinieran gilipínfanos, que los hay, a imponernos amar a quienes ama el Papa. Más allá de ese amor genérico, teórico y falsísimo de que tenemos que amar a toda la humanidad. ¿A Hitler, Stalin y Jack el Destripador también? Pues yo no. Sin que para nada suponga por mi parte equiparar con esos monstruos a las nimiedades de un Coccopalmerio, Maradiaga, Zanchetta, Trucho, Spadaro, Dannneels, Kasper, Marx, el de Múnich…

Pues eso es lo que se está encontrando el Papa. ¿Buscado? Tal vez sí.

Contubernios vaticanos y laicos perplejos, el amigo turco, el viaje a Rusia y San Alce Negro, un 2018 de cine y la “guía Michelin” para pobres.

http://www.ilgiornale.it/news/cronache/quei-laici-perplessi-su-papa-bergoglio-1478695.html

https://www.ilfoglio.it/chiesa/2017/12/30/news/papa-francesco-complotti-vaticano-171088/

http://www.ilgiornale.it/news/cronache/nomina-bergoglio-che-fa-discutere-1478757.html

Aquí no me invento nada. Simplemente recojo lo que hay.

Alguien podría decirme que hay  muchísimos artículos en los que el Papa va sobre una nube, repartiendo misericordia, abrazando a pobres y hablándonos de la Virgen y del Demonio. Pero eso va de sí, o debería. Es el Papa.

 

 

 

Ayúdanos a seguir informando

7 comentarios en “Francisco, Maradiaga, Zanchetta… y más
  1. bergoglio ha convertido a la iglesia en un grotesco circo de quinta, con bufones de la calaña de antonio spadarito, del trucho fernandez, del bocazas maradiaga, etc.

  2. La corrupción doctrinal lleva de la mano a la corrupción moral. Un mundo sin Dios necesariamente se vuelve contra el hombre. Homo lupus hómini.

  3. La Iglesia va a la deriva doctrinalmente hablando. Los que impulsan la nave hacia las rocas echan cortinas de humo y hablan de oposición a las reformas del Papa jesuita. A la mayoría de los fieles nos importa poco si este dicasterio funciona así o asá, si lleva este nombre o le ponemos este otro, si juntamos tres en uno o separamos uno en cinco. Nos importa una higa si este Prefecto es carrerista o no. Ahuecar en ello la voz contra el discrepante de Bergoglio es demasiado basto para seguirles la corriente.

    Lo mollar, lo nuclear, son los disparates teológicos, un día sí y otro también, del Pontífice. Dogmáticos y morales. Querer llevar todas sus intervenciones a la exaltación de la misericordia da la impresión de querer hacer ver que es una novedad suya. Una suerte de iluminación. Nadie objeta la misericordia, que va ligada al Amor de Dios. No estaría demás afirmarlo alguna vez. Hablar de la justificación por la fe sin exigir las obras, igualar las confesiones religiosas, incluso las religiones, es impresentable. Ver lo que tienen de verdad otras confesiones y otras religiones no significa abdicar del Credo.
    En moral el salto dado por la Amoris Laetitia, de la moral objetiva al relativismo de la conciencia personal, es de aurora boreal.
    Le llaman teología del pueblo, teología de rodillas y demás zarandajas. Santo Tomás se arrodillaba y rezaba. En el siglo XIII. Lo mismo san Buenaventura. Igualar a esos santos con Kasper, que disparata más que habla, puede ser un acto de agradecimiento personal, pero no describe con propiedad el sentido de la adoración y demanda de luz.
    Ahora, en su explicación del nacimiento en Belén, Navidad, no es la primera vez que se le coge en un renuncio en su interpretación del texto sagrado, del relato bíblico. Le da un sentido que no es el escriturístico por mor de hacerlo encajar con los emigrantes y los refugiados.

    Súmase a ello la ausencia de fair play, de transparencia, entre los muñidores de las entrevistas en santa Marta. Nos hemos enterado, porque hoy termina por saberse todo. Recuérdese la pregunta «espontánea» de aquella superiora en un convenio de monjas sobre el sacerdocio femenino. Resultó ser que estaba amañada, lo mismo que la respuesta del Pontífice. Eso es, sencillamente, impresentable.
    Muchos obispos y adictos al Pontífice se esfuerzan en presentar las «ocurrencias» del papa como grandes hallazgos. Ahí los tiene usted hablando de Iglesia en salida, ecología integral, preeminencia del tiempo sobre el espacio y demás zarandajas. Alguien les ha indicado caritativamente que añadan el término «misionera» a lo de Iglesia en salida. Suena menos esperpéntico. Pero sin resaltar mucho lo de misionera, ya se sabe que el Papa no es amigo de la propaganda, sino del ejemplo. Vamos, que Cristo se refugió en el desierto y san Pablo se cerró en un eremitorio.
    La doctrina, don Paco Pepe, la doctrina. Dios quiera que no repita el gesto, ¿feo? ¿autoritario? de incluir alguna ocurrencia más en las Acta Apostolicae Sedis como «doctrina auténtica».
    Lo terrible del Pontificado es la doctrina.

  4. Ya es ilegal e inmoral que el arzobispo como Gran Canciller se lleve dinero de la universidad. Pues los alumnos no pagaron para donarle al arzobispo, sino para que la universidad les de un servicio. Que por irse esos dineros baja de calidad el servicio. No me digan que el CIC autoriza al arzobispo a ponerle impuestos a las instituciones eclesiales, cual es la universidad. Es una inmoralidad que se aplique así el CIC y es un delito civil que se malverse los dineros de los estudiantes. Para más de nuestro país, donde nos falta de todo.

  5. De los artículos que enlaza hoy Speccola, todos muy interesantes, creo que el más revelador es el que recoge el testimonio de diversos laicos italianos perplejos con este pontificado, incluido Franco Battiato.

  6. » Recibir grandes cantidades de dólares en sí no es malo. Más bien bueno. Siempre que se apliquen bien .»
    Lo siento, no señor, este criterio es un error garrafal. La cuestión es ¿ En concepto de qué recibe Maradiaga medio millón mensuales ? ¿ En concepto de rector ? No conozco una sola universidad en el mundo, y menos en los países pobres, que pague un sueldazo tan cuantioso. Esa es la cuestión. Hay que aclarar el título por el que recibe esas enormes cantidades. El fin no justifica los medios, máxime cuando los medios son turbios y el fin nada claro.

  7. Tremendo ambiente de coccos, palmerios y otros estrepto-cocos, neumococos y toda la patuleya de cocós. ¡Lo nunca visto ni imaginado!. Pero con ser un ambiente tan irrespirable que afecta a la moral por defecto de la ortodoxia católica , nada tan deletéreo como el discurso y exigencia de Francisco a la Asociación de Teólogos italianos a los que impulsa a hacer teología para las iglesias y para la Iglesia, lo que supone dejar a un lado la Teología Católica basada y en la FE de la Revelación y hacer teosofía a tenor de las «necesidades» profanas .
    Lean por favor tan enorme descalificación de la Teología de la Religión Católica. La interconfesional Tubimga con Hans Küng como su profeta ha dado sus frutos envenenados.
    Como se había venido afirmando por activa y por pasiva el Vaticano II se convocó como Concilio del Ecumenismo Católico y salió con el llamado «espíritu» del Ecumenismo interconfesional-interreligioso. Es lo que hay. Ruptura y puesta en marcha de procesos deshabilitadores de la Religión Católica asumiendo el secularismo profano de las querencias de la carne, de los ojos y de la prepotencia de la vida.
    Una confusión completa de ascética con dogmática . Vía talmúdica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *