El obispo de Mallorca decide batallar contra las monjas jerónimas por el monasterio de Santa Isabel

Sebastiá Taltavull, obispo de Mallorca Sebastiá Taltavull, obispo de Mallorca
|

El Obispado de Mallorca no se rinde y seguirá batallando contra las monjas por la titularidad del convento ubicado en el centro histórico de Palma.

La Diócesis que preside el obispo Sebastià Taltavull ha interpuesto un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS) contra la sentencia de la Audiencia Provincial en relación a la propiedad del Monasterio de Santa Isabel, y que determina que el enclave pertenece a las monjas jerónimas.

En un comunicado, el obispado balear explica que ratifica así su postura al considerar la sentencia de la Audiencia como no ajustada a derecho.

A mediados de mayo, la Audiencia ya desestimó un recurso por la propiedad del monasterio y confirmó la decisión del Juzgado que reconocía a las religiosas como dueñas de este complejo. En aquel momento, el Obispado informó que se daba un plazo para analizar los pasos jurídicos a seguir. El litigio incluye tres fincas ubicadas en la calle Porta del Mar de Palma: dos viviendas de 96 y 99 metros cuadrados y la iglesia y convento, con una superficie construida de 6.418 metros cuadrados.

El Juzgado declaró que la congregación es la propietaria de estos tres inmuebles «por haber adquirido su dominio mediante la posesión inmemorial, durante el transcurso de más de 30 años, pública, pacífica e ininterrumpida».

En un recurso contra esa sentencia, el Obispado insistió en que era el propietario de las tres fincas del Monasterio de Santa Isabel porque en virtud de una Ley de 1860 adquirió el dominio de todos los monasterios de la isla desamortizados que todavía no se habían vendido, incluido éste; y posteriormente los bienes fueron confiscados por el Estado en 1933.

Además, señalaba que la congregación no dispone de un título de propiedad «vigente, válido y eficaz», y que desde 1855 las monjas nunca habrían poseído el monasterio como dueñas sino que lo habrían ocupado por mera tolerancia del Obispado.

La Audiencia no acogió sus argumentos y declaró que las propietarias de los tres bienes inmuebles antes de las desamortizaciones eran las Jerónimas. Por segunda vez, un juez daba la razón a las religiosas y le decía al obispo de Mallorca que son ellas las legítimas propietarias y no están de ‘okupas’. Por tanto, el Tribunal vuelve a imponer las costas al Obispado quien sigue derrochando el dinero de los católicos en pleitear contra unas monjas.

 

Nuevo varapalo judicial al obispo de Mallorca: las Jerónimas son las propietarias del Monasterio de Santa Isabel

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
15 comentarios en “El obispo de Mallorca decide batallar contra las monjas jerónimas por el monasterio de Santa Isabel
    1. Pues, si pagará la costas de su sueldo, pero lo hace de las ayudas que dan los fieles a la Iglesia. Es evidente que esos 6,000mt2; deben valer una fortuna y el pago de costas, no debe ser nada contra lo que podría embolsillarse, por que ese de católico tiene poco, lo único que le importa es el dinerín en el bolsillo. Tal vez tenga que darse algún que otro golpe más, mostrando a todos los que es y así terminar de desprestigiarse a si mismo, tal vez esa sea la forma elegida por Dios, para que quien sabe de convierta.

    1. Buenas tardes don Pedro Ramos.
      Estás religiosas Jerónimas, nada tienen de «beliradas».
      Son unas religiosas ejemplares.
      Le pido pues que antes de escribir, reflexione y conozca de lo que publica.
      Feliz noche.

  1. ¿Y para qué quiere el monasterio el obispo, si las monjas le dan uso religioso? ¿Para sacar pasta?
    Me temo seriamente por el Valle y tantas otras cosas.

  2. Con toda la crisis que hay en la Iglesia, en la sociedad, se ponen a litigar en los juzgados. Y por que? Por propiedades y dinero. Cierto que el demonio ve y se divierte: “hacen todo solos sin necesidad que yo intervenga……”!

  3. Las Jerónimas son de las órdenes religiosas que mejor están que mas sanas y vivas se conservan en medio de la debacle monástica que aqueja a la Iglesia. Cerca de mi casa hay un convento de Jerónimas y hay exposición del Santísimo todos los días, horas santas, rosarios y se dice la misa con recogimiento y respeto, dicha por excelentes sacerdotes; nada que ver con las «Beloradas». En cambio al mierda de Taltavull le avala su contínua metedura de pata, al menos, desde que es obispo, así como su opi9nión sobre los bienes de la franja. ¡Menudo pájaro!

  4. Con el debido respeto, Señor Obispo, y en Nombre de Jesucristo, Al Que recibo cada día con Su Carne, Sangre, Alma y Divinidad íntegras:
    ¿No tiene mejor cosa que hacer que pleitear contra una Orden Religiosa ante los tribunales civiles de forma contumaz, contra las monjas?
    Ya le han dicho y reiterado -como es de sentido común- que el Convento es de las que lo ocupan pacíficamente desde tiempo inmemorial.
    ¿Tanto le interesa esa propiedad para el bien de las almas -porque supongo que esa es su intención final- pleiteando contra Consagradas a Dios?
    Yo le sugeriría, todo ello con el debido respeto que he invocado más arriba, que se hiciera unos Ejercicios Espirituales de San Ignacio completos.
    Es que lo que está haciendo desprestigia mucho a Nuestra Santa Madre Iglesia… y desconcierta a muchos fieles.

  5. Antes las exclaustraciones las protagonizaban los revolucionarios liberales mediante las amortizaciones. El gran exclaustrador Mendez, luego llamado Mendizabal, apodado «El judío» persiguió a las órdenes religiosas y las echó de los conventos a base de decretazo para luego dárselas a sus amigos de sinagoga y de logia. En la Universidad de Alcalá de Henares se llegaron a criar cerdos, leer a Javier Paredes que tiene mucho que decir sobre eso. Su mujer lucía las joyas que adornaban a la Virgen en uno de sus conventos rapiñados. Madoz, otro de su secta fue otro ministro posterior que rapiñó todo lo que fue quedando. Por no hablar de la invasión napoleónica ni de la guerra civil del 36.

    Ahora son los propios marranos infiltrados en la Iglesia católica, que entraron ya desde tiempos de Pablo VI, con Baggio el judeo-masón que se encargó de nombrar obispos, los que están llevando a cabo esa labor de destrucción. Algunos no quieren darse cuenta.

  6. Es lamentable que el obispo de Palma pretenda quedarse un monasterio que según toda lógica pertenece a las monjas jerónimas.
    Taltavull perderá en los tribunales.

  7. Los casos de las clarisas de Belorado y las jerónimas de Mallorca son muy diferentes. No tienen casi nada en común.

    Salvo una cosa muy importante en común: el enorme patrimonio inmobiliario de las órdenes y congregaciones religiosas, la gran mayoría de las cuales (no es el caso de Belorado) van camino de la extinción.

    Sobre ese enorme patrimonio inmobiliario tienen ya puestos sus ojos Roma (de ahí la centralización monástica prescrita en 2018 por la instrucción Cor Orans), los obispos y logreros de todo tipo.

  8. «el Tribunal vuelve a imponer las costas al Obispado quien sigue derrochando el dinero de los católicos en pleitear contra unas monjas».

    ¡París bien vale una Misa!
    ¡Esa propiedad vale un Perú en Mallorca!

    1. En mi ciudad de Granada no es la primera vez que el arzobispado ha pretendido quedarse con el patrimonio de los conventos que se van cerrando, organizándose un gran escándalo. Los prelados son ante todo bribones, todo por la pasta, y después que venga todo lo demás.La lista del latrocinio de la iglesia sería interminable, es una pena que no aprendieran cundo fueron ellos las víctimas de la desamortización. Bueno si aprendieron decidieron ser ellos los ladrones. Ay Añastro, Alí Babá y los 40 bribones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles