Eric Sammons: Por qué no firmé el llamado a la renuncia del Papa Francisco

Eric Sammos, Editor Jefe de la revista Crisis Magazine Eric Sammos, Editor Jefe de la revista Crisis Magazine
|

(Eric Sammons en Crisis Magazine)- La semana pasada, un grupo de 17 católicos prominentes publicaron un “Llamado a la renuncia del Papa Francisco ”. En la extensa declaración, afirman que “las palabras y acciones del Papa Francisco han provocado una crisis sin precedentes en la Iglesia Católica”. La declaración detalla una larga lista de presuntos crímenes (contra el derecho canónico, civil, natural y divino) cometidos por el Papa Francisco durante su pontificado, así como supuestas herejías que ha promulgado.

Debido a estos crímenes y herejías, los firmantes piden que el Papa Francisco renuncie al cargo papal. Si se niega, los firmantes solicitan que los cardenales y obispos pidan a Francisco que renuncie. Si Francisco aún se niega, los firmantes finalmente pedirán a los cardenales y obispos que declaren que ha perdido el cargo papal. Como ve, esta declaración es más que un simple llamado a la renuncia del Papa Francisco; es un llamado a su deposición.

En la mayoría de los momentos de la historia de la Iglesia, tal declaración sería impactante y escandalosa. Pero no vivimos en «la mayoría de los tiempos»; Vivimos en una época sin precedentes en la que el titular del cargo papal es una fuente de división y confusión, más que de unidad y claridad, como pretendía Nuestro Señor. Los tiempos desesperados llevan a medidas desesperadas, como dicen, y pedir la dimisión e incluso la destitución del Papa es claramente una medida desesperada. Pero eso no necesariamente la convierte en una mala medida.

Antes de la publicación de la declaración, me pidieron que agregara mi nombre, pero lo rechacé. He firmado declaraciones públicas similares en el pasado, pero no me sentí cómodo añadiendo mi firma a esta en particular y me gustaría explicar por qué.

Primero debo dejar claro que, si bien no conozco a todos los firmantes, sí conozco a algunos, y tengo un profundo respeto por dos en particular: el Dr. Peter Kwasniewski y John-Henry Westen. No dudo de la sinceridad de sus motivos, y sé que han pensado en esta declaración en oración e incluso con temor. No fue una decisión precipitada tomada por frustración humana lo que los llevó a firmarlo, sino un profundo amor por la Iglesia, por el oficio del papado y por las almas.

Además, aunque no he investigado a fondo todas las afirmaciones hechas en la declaración, en general estoy esencialmente de acuerdo con su análisis del pontificado de Francisco. Este pontificado ha sido profundamente escandaloso y esta declaración será un recurso útil para los historiadores cuando escriban sobre esta mancha negra en la historia del papado.

Entonces, ¿por qué no lo firmé yo mismo?

En primer lugar, creo que estas declaraciones públicas tienen rendimientos decrecientes. Cuando se publicaron los primeros hace unos años, se trataba de una historia real: católicos distinguidos dispuestos a criticar públicamente las acciones de un Papa. Pero me parece que la mayoría de los católicos ahora adoptan un enfoque de “hombre mordedor de perro aburrido”. No es ningún secreto que muchos católicos tienen serias preocupaciones sobre el Papa Francisco y están dispuestos a expresarlas públicamente, por lo que otra declaración no es realmente de interés periodístico ni eficaz para mover la aguja en la discusión.

En segundo lugar, me parece un poco indecoroso que los laicos pidan la dimisión del Papa. El papado no es un cargo político en el que iniciamos procedimientos de impeachment cuando no nos gusta lo que está haciendo el titular del cargo. Pedir la dimisión del Papa suena un poco como si los republicanos intentaran derrocar a Bill Clinton o los demócratas hicieran lo mismo con Donald Trump. Si bien el papado siempre ha estado rodeado de maquinaciones políticas, los llamados públicos para que el Papa renuncie o los obispos para presionarlo para que renuncie es, en mi opinión, un paso demasiado lejos.

También está el problema de que Francisco es el sucesor inmediato del primer Papa que renunció en ocho siglos. Que dos papas renuncien, uno tras otro, da una fuerte impresión de que el papado es simplemente otro cargo político que puede ser manipulado y controlado por facciones políticas de la Iglesia. Esta fue la impresión del papado durante la pornocracia del siglo X, y condujo a una disminución extrema del cargo.

Pero tengo una preocupación más profunda. Tenga en cuenta que mis dos preocupaciones hasta ahora son cuestiones prudenciales. Entiendo que los católicos de buena voluntad puedan no estar de acuerdo y siento que el daño causado por este papado supera con creces el daño que podría resultar de una declaración pidiendo la renuncia del Papa. Mi última preocupación es más apremiante, porque es de naturaleza teológica.

La declaración declara: “Si el Papa Francisco se niega a renunciar, el deber de los obispos y cardenales es proceder a declarar que ha perdido el cargo papal por herejía”. Se trata de una afirmación atrevida, porque lo cierto es que es un punto debatido en la teología católica cómo se puede deponer a un Papa, o incluso si es posible. Los teólogos han debatido esto en el pasado sin una resolución definitiva (a pesar de lo que pueda insistir esa cuenta católica anónima en Twitter). Sin embargo, esta declaración declara que es “deber” de los obispos y cardenales hacerlo.

¿Pueden los cardenales y obispos declarar que un Papa en ejercicio ha perdido su cargo? Si es así, ¿cuántos prelados se necesitan para legitimarlo? ¿Una mayoría, más del 25% o algo más? ¿Qué pasa si otros cardenales y obispos rechazan esa declaración? ¿Qué pasa si el Papa se niega a aceptar la declaración?

Todas estas son preguntas sin respuestas definitivas. Hace varios años escribí un artículo argumentando que un Papa no puede ser depuesto, una posición compartida por el obispo Athanasius Schneider. Sin embargo, desde que escribí esto me he vuelto menos seguro de ese punto de vista. La historia es confusa, incluida la historia papal, y creo que se puede argumentar que los papas anteriores han sido depuestos en raras ocasiones, generalmente por emperadores. Dicho esto, todavía no existe un mecanismo claro hoy en día para deponer a un Papa (¡aparte de quizás volver a tener un emperador!).

Entonces, para mí, una declaración que pide a cardenales y obispos que depongan a un Papa es poner el carro delante del caballo. En primer lugar, sería necesario llegar a un acuerdo sobre si tal deposición es posible y, de ser así, el mecanismo para hacerla realidad. Hasta entonces, esos llamamientos son prematuros.

Mi corazón está con los firmantes de este llamado, y los católicos deben enfrentar las profundidades del escándalo de este papado. Necesitamos orar por el Papa y la Iglesia, y exponer los errores y crímenes del Papa Francisco. Pero pedir su deposición no hace más que aumentar la confusión de nuestros tiempos en lugar de ayudar a aliviarla.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
35 comentarios en “Eric Sammons: Por qué no firmé el llamado a la renuncia del Papa Francisco
  1. A mí, como buen don nadie, me da igual saberlo; ni siquiera sé exactamente quién eres… Cuéntaselo tú, oh gran hombre, al Ángel del Señor en tu juicio particular. Que pudiste y no quisiste («No es lo que parece…» «Puedo explicarlo…»).

  2. Los papas se ELIGEN, no se CAMBIAN, como un político.

    EL Sr. vestido de blanco, hizo unas declaraciones, en el avión!, no son textuales, pero casi: se puede cambiar un papa y no pasa nada. Lo cual denota cual es la percepción de esta persona sobre el papado.

    Estará hasta que Dios disponga, dado que sus pastores son incapaces de corregirle, como lo van a «deponer» ?.
    Y no deja de ser el flagelo que Dios manda como castigo a nuestras infidelidades.

    Por lo demás, no se puede deponer al que no obstenta el cargo de manera legitima. Solo afirmarlo significa que lo reconoces como tal.

    1. Mientras discutimos aquí, ellos siguen su programa: profanar uno tras otro los templos de la Cristiandad («Casa de mi Padre», «Casa de oración», según Jesús de Nazaret) con sacrilegios gay o idólatras, bajo el mutismo complaciente de la Santa Sede. Empezaron fuerte procesionando a Pachamama por la nave central de San Pedro. Ahora van poco a poco con bodas homosexuales: Chicago, Miajadas en España…

      1. De acuerdo con lo que dice. Pero como va a derrocarlo, con?
        Los pastores ya vemos como están. No abren la boca ni para defender el Evangelio de Nuestro Señor.

        Solo podemos esperar la intervención de Dios. Esta se hará presente cuando dejemos de seguir a un falso pastor, cuando «gritemos» que es un impostor, cuando no se le disculpe, cuando no se le de autoridad. Mientras a sufrir, rezar, y mortificarse.

        Mientras se le reconozca como lo que no es, el está tan ancho. Es lo único que le importa.

        Yo llevo desde el 2013,soportandole y sufriendo sobretodo el silencio de aquellos que saben más que yo. Que incluso su vida de piedad es aparentemente más pura y recia.

        1. Hoy el Evangelio nos dice que no podemos mirar para otros hermanos. Tan solo SÍGUEME!, eso es lo que le dice Jesucristo a Pedro.

          Solo queda Dios y su Providencia, a eso me agarro. Y
          si esta es la prueba final de la Iglesia, muchos sucumbiran.
          Es dogma de fe que Cristo vuelve, y el mismo hace la pregunta:encontraré fe en esta
          tierra?

          Yo hoy, y ayer estoy «sobreviviendo» al video de como el enviado de Omella consumió a Nuestro Señor,en la parroquia del Espíritu Santo. Y
          Hago lo que puedo hacer:abrir la boca, rezar, y tratar de seguirle. Soy una simple oveja.

          1. Pero el quietismo es pecado. Si todo fuera eso, ahora seríamos moros, no habría habido Cruzadas «me espero sentado y rezando»… Eso no es así…

            El Señor no hizo eso. Él habló, y siguió hablando cuando le dijeron que se callara, lo perseguían pero Él seguía HACIENDO lo que tenía que hacer, no sólo ORANDO… y los apóstoles tampoco callaron, no se amedrentaron, no dijeron «viene el Señor, me escondo rezando y espero»…

            Es horrible excusarse para terminar siendo un «tibio» de los que el Señor vomita de su boca, no podemos acabar así…

  3. La última abdicación no fue hace 8 siglos, supongo que se refiere a S. Celestino V, sino la de Gregorio XII, en 1415, que lo hizo para poner fin al Cisma de Occidente. Con esta afirmación, por otra parte, se reconoce implícitamente que Benedicto XVI nunca abdicó.

    1. Decir que «Francisco es el sucesor inmediato del primer Papa que renunció en ocho siglos» denota un pelín de desinformación por parte de este señor: los papas (todos ellos) son sucesores DIRECTOS e INMEDIATOS de San Pedro (que fue, sí, el primer papa… pero que jamás renunció; ni en ocho siglos, ni en veinte).

      1. Se habrá quedado a gusto diciendo semejante sandez. Francisco es el sucesor directo e inmediato de Benedicto y el sucesor ni directo ni inmediato de Pedro, al menos en lengua castellana, en el idioma que usted se ha inventado quizás no, para no ser gay, hay que ver como le gusta tocar las pelot…

        1. No hace falta que demuestre su incultura cada día. Hace tiempo que no tiene rival como el troll más lerdo de Infovaticana.

          Una pista: los papas ya eran sucesores directos de San Pedro antes de que existiera la lengua castellana o español. Pero, como usted es un tarugo que ni sabe Historia, ni mucho menos Teología, y la ignorancia es muy atrevida, pues aquí le tenemos a usted y sus gracietas paletas, trolleando en una web católica (sin saber nada de la fe católica, que ya es atrevimiento), aunque con nulo resultado, siendo tan inútil. No sólo es el más lerdo, sino el más incompetente: ni es listo, ni culto, ni gracioso, ni cabrea a nadie, hace el ridículo sin pudor… Lo de siempre: masoquista.

  4. Es un tema complicado. Pero tenemos un Papa que ha socabado la Moral y Fe de la Iglesia con la «Amoris Laetitia», «Fiducia Supplicans», y muchisimas declaraciones.
    Esta claro que quedarse de brazos cruzados a esperar que se muera no es una opcion. Aunque las medidas no provoquen la dimisión de Francisco, al menos Dios y la historia no les podrá reprochar que no hicieron nada.
    Como dice la Biblia «si no adviertes al pecador, te pediré cuentas de sus pecados».

  5. Todos cometemos pecados de omision, claro son pecados y hay que confesarlos .
    Agradezco a cada uno de los valientes catolicos que firmaron esa carta .
    Esa carta es un grito en el desierto , es un grito como el de Juan el Bautista que se atrevió a decirle a Herodes lo que no era correcto o como aquel profeta que se presento y confronto a todo un elegido de Dios el gran Rey David por asesinato y adulterio. A estos no le mandaron una carta , fueron personalmente a decirselo.
    Soy de la opinión que es la hora en la que no debemos de callar debemos pronunciarnos y decir lo que no es catolico, lo que va encontra de nuestra fe , independientemente del resultado . Todos aportamos nuestro granito de arena desde diferentes ambitos, posibilidades y al final todo cuenta. Al que tiene más se le pedira más, podemos ser como el avestruz y esconder la cabeza o podemos marcar la diferencia haciendo algo diferente.
    La peor lucha es la que no se hace. Tengo esperanza siempre hay una primera vez.

  6. Si hay que sufrir al Papa, se le sufre. No es eterno. Los tiempos de Dios no son los nuestros. A rezar por el Papa, a sacar a la luz lo bueno, a resistir en lo que rectamente hay que resistir, y confianza en el Señor de la historia. No hay más, ni menos para un católico.

      1. Y de esa cobardía y quietismo (que es pecado) se sigue valiendo el siniestro Bergoglio y sus secuaces.

        Es el quietismo, ridícula caricatura del recogimiento y vida contemplativa, que coincide en realidad con el más repugnante egoísmo.
        El quietista no quiere meterse en nada. So pretexto de concentración y oración, se encastilla en su aislamiento y ociosidad sin pensar en nadie fuera de sí mismo ni preocuparse de otra cosa que de sus propios intereses.
        Es muy cómodo no meterse en nada ni abandonar un instante la dulce ociosidad —il dolce far niente— pero no es lícito llamarse discípulo de Jesucristo que precisamente por haberse metido en todo acabó muriendo en lo alto de una cruz.
        Antonio Royo Marín

  7. Me parece acertado el artículo.

    ¿No decía la madre Teresa de Calculta que lo que ella cambiaría en la Iglesia sería a ella misma, que falta le hacía?

    Si este Papa es un mal Papa, quizás es que yo no sea lo suficientemente humilde y deba dejarme santificar más (o de una vez).

    Yo no puedo cambiar al Papa, pero sí abrazar la propuesta de Jesús.

    Oración y mortificación.
    Micho puede la oración del justo. (Ahora entiendo por qué mi oración no surte efecto…)

    Ánimo, y a dejarse santificar.

    1. Por esa regla de tres no se puede denunciar nada porque uno también incurre en pecados. Solo faltaba que no pudiera denunciar las barbaridades de Francisco, hasta un criminal puede denunciarlo, además las barbaridades de Francisco hacen más daño que las de Biden, aunque parezca imposible. Estoy un poco cansado de oír la misma monserga:la culpa es de los fieles. Y? No puedo tirar huevos a esta jerarquía traidora?

  8. No es fácil resolver la situación. Primero porque no está clara: hay qienes creen que Francisco es el Papa aunque sea un desastre, otros creen que no hay Papa desde la muerte de Benedicto XVI, otres desde Pío XII…. y hasta creo que algunos niegan que haya Papa desde San Pío X. Yo estoy de acuerdo con las tesis del obispo más fiel a la Tradición que tiene hoy la Iglesia, Monseñor Schneider: Francisco es Papa válido y un Papa no puede ser depuesto contra su voluntad. Y ahora, a ver qué pasa.

    1. No te inventes con lo de san Pío X.
      Pues entonces se trata de que renuncie por voluntad propia, ya lo hizo BXVI, Francisco con más razón, es cuestión de pedírselo por activa y pasiva y a todas horas, y armando lio

  9. La otra, y es la que creo y objetivamente está demostrado en lo que pondré a continuación según se desprende de las propias palabras de Benedicto XVI, es que él NO HAYA RENUNCIADO AL «MUNUS» U OFICIO PAPAL y por ende Francisco no es Papa verdadero. Además sabemos que NO pueden haber 2 Papas, solo 1. LEAN Y MEDITEN ÉSTO, ES CONTUNDENTE E IRREFUTABLE:

    Dijo Benedicto XVI el 27 de febrero de 2013 en la Audiencia general:

    “Permitidme volver de nuevo al 19 de abril de 2005 [cuando fue elegido y acepta ser Papa Benedicto XVI]. La seriedad de la decisión reside precisamente también en el hecho de que a partir de aquel momento me comprometía siempre y para siempre con el Señor (…) El “siempre” es también un “para siempre” -ya no existe una vuelta a lo privado-. Mi decisión de renunciar al ejercicio activo del ministerio [MINISTERIUM] no revoca esto» [OFICIO O MUNUS].
    ACLARACIÓN: El «MUNUS» (u oficio) es la unción Divina para esa función ÚNICA (de ser Papa). El «MINISTERIUM» es el ejercicio..

      1. O sea, ¿que ahora se cree usted cardenala y que va a elegir papa algún día? Pero, ¿no profesaba usted la fe atea por ser sodomita? Está usted bastante peor de lo que ya aparentaba. Igual se ha extralimitado con los antidepresivos porque nadie le hace caso en Grindr (por patosa y caducada) y de ahí sus desvaríos (incultura aparte).

  10. BENEDICTO XVI NUNCA DEJO DE SER PAPA PORQUE RENUNCIÓ AL «MINISTERIO» PERO NO AL «MUNUS» U OFICIO PAPAL. MEDITEN ESTO Y LA DECLARATIO Y VERÁN CLARO QUE SU RENUNCIA ES INVÁLIDA:

    Dijo Benedicto XVI el 27 de febrero de 2013 en la Audiencia general:

    “Permitidme volver de nuevo al 19 de abril de 2005 [cuando fue elegido y acepta ser Papa Benedicto XVI]. La seriedad de la decisión reside precisamente también en el hecho de que a partir de aquel momento me comprometía siempre y para siempre con el Señor (…) El “siempre” es también un “para siempre” -ya no existe una vuelta a lo privado-. Mi decisión de renunciar al ejercicio activo del ministerio [MINISTERIUM] no revoca esto» [OFICIO O MUNUS].

    Fuente:
    https://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/audiences/2013/documents/hf_ben-xvi_aud_20130227.html

    ACLARACIÓN:

    El «MUNUS» (u oficio) es la unción Divina para esa función ÚNICA (de ser Papa)

    El «MINISTERIUM» es el ejercicio del Gobierno que deriva de ese Munus.

    QUIEN QUIERA VER QUE VEA!

      1. Cuando usted vuelva a ser joven, poco más o menos. Ay, perdón, qué desliz por mi parte, mentar la soga en casa de Norma Desmond…

    1. Así es. Los curas y sobre todo los obispos saben de esto, más seguro que ud y yo… pero CALLAN, hacen como que «no existe» y es cosa de «conspiranocios» y «sedevacantistas» …

      Por eso estamos como estamos, rodeados de papólatras, cómodos, vagos en la fe… esos son los que «llevan el rebaño» ¿A dónde?

      1. A donde?
        Al vacío? la nada? a un lugar sin Dios:el infierno, siendo su primera pena, la ausencia del mismo, por toda la eternidad.

        La causa de este «quietismo», que nombra en otros comentarios, según mi opinión son:ceguera, comodidad, falsa prudencia, por no dividir, ciego que guía a otro ciego, falta de valentía…e ignorancia, la mayoría. Y una posición psicológica de protección :disonancia cognitiva.

        Uno ve la verdad hasta donde puede aguantar. El problema es que cuanto más la bloqueas, la verdad, más difícil es volver a encontrarla. Quedas atrapado en tu propia trampa.

        Para aquellos que vemos más allá pueden existir otras tentaciones:perder la esperanza o dejarte abatir ante la conducta de quien debería ser faro.

        Estamos en una situación endiablada. Todos. Mucho cuidado.
        Que Dios no nos abandone.!

        1. Se me olvida una causa fundamental: obediencia, entregando tu voluntad, si tu inteligencia te muestra otra cosa, no a la verdad, sino a tu superior. Y aquí, la verdad, es crucial. No se trata de opiniones intrascendentes.

  11. La Palabra de Jesús jamás pueden caer al vacío.Jefe del estado más pequeño:Soberano con los3 poderes(monarquía no democrática), según Constitución actual(año2000).Como estado religioso, el Soberano Real,Jesús, y elPapa ejerce como su Mayordomo(Mt. 16,18-19; Jn.21,15-17; Is.22,20- 23).Riesgo de todo papa: soslayar que está al servicio delSeñor, de suPlan Salvífico y del marco doctrinal entronizando la Palabra de Dios, la Tradición de la Iglesia y el Depósito de la Fe (1Tm.6,20;Tt.2,1).Francisco tiene contradicciones que cambian los significados, la doctrina y la unidad (1Cor.1,10;Jn.17), transgrediendo los límites del poder terrenal contra la autoridad divina; para el hombre es imposible redefinir el bien y el mal, contrariando los Mandamientos (Ex.20,14;1Cor.6,9), la Tradición de la Iglesia (2Tes.2,15;1Cor.11,2) y en el Depósito de la Fe (1Tm.6,20); mandado ejercer jerárquicamente: “confirma a tus hermanos.”Lc.22,31-32 y “Apacienta mis ovejas (…) tú sígueme”.Jn.21,14-22.

  12. La Palabra de Jesús jamás pueden caer al vacío. Ratzinger, conociendo perfectamente los modernistas (https://www.infocatolica.com/blog/delapsis.php/1802080159-ratzinger-profetizo-la-letani), fue instrumento del Espíritu de Verdad (Jn14,17;16,13-15): siendo elevado a la Sede de Pedro, para que diera al traste con los acuerdos de los “modernistas” para quitar del medio a Benedicto XVI y, a la luz del derecho construyó su “renuncia” inválida, con la genialidad que todo mundo la creyó verdadera. El Espíritu de Verdad jamás puede “negarse a sí mismo”(2Tm.2,13;Mt.12,25) y, por lo mismo, todo este “magisterio” fallido nunca proviene de Él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles