El obispo de Córdoba lo tiene claro: «La reforma de la Iglesia depende de la santidad de los sacerdotes y del fervor de los seminarios»

Demetrio Fernández, obispo de Córdoba Demetrio Fernández, obispo de Córdoba
|

El clero cordobés volvió a congregarse en la festividad de san Juan de Ávila, patrón del clero secular español, en la Basílica de san Juan de Ávila de Montilla donde se veneran sus restos mortales.

La Misa estuvo presidida por monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, quien durante la homilía animó a los sacerdotes de la diócesis a que pidan al santo «que transfunda ese celo apostólico que le llevó a ganar muchas almas para Cristo».

Demetrio Fernández recordó que san Juan de Ávila acompañó a diversos carismas por lo que ha subrayado que “un sacerdote diocesano unido a su Obispo es fuente de todos los carismas”.

Asimismo, monseñor Demetrio Fernández ha pedido a los presbíteros y seminaristas “parecerse a San Juan de Ávila”, quien a pesar de ser hijo de familia rica, dejó todo para encontrarse con Jesucristo y vivir como él. “El secreto del corazón de San Juan de Ávila es que se cree aquello que predica, que lo vive en una relación con Jesucristo llena de amor”.

En este sentido, el obispo de Córdoba ha afirmado ante el clero de sus diócesis que «la reforma de la Iglesia depende de la santidad de los sacerdotes y del fervor de los seminarios”.

“Ser sacerdote no es una colocación cualquiera, es una vocación de entrega de la vida entera, cada uno con la capacidad que tenga y el momento en el que se encuentre, pero sin olvidar que el Señor nos llama a ser santos sacerdotes”. Al hilo de esto, ha pedido también a los presbíteros trabajar más por las vocaciones sacerdotales y darle gracias a Dios por el buen Seminario que tiene Córdoba.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “El obispo de Córdoba lo tiene claro: «La reforma de la Iglesia depende de la santidad de los sacerdotes y del fervor de los seminarios»
  1. Reformas?.Lo que hay que hacer es volver a la tradición .Desechar todo lo que del concilio Vaticano 2 supuso un alejamiento de la tradición como por ejemplo los cambios en la liturgia y ya está.

    1. Oración y pedir la protección de la Santísima Virgen María, madre de Dios y madre nuestra, ya que los malos pastores están destruyendo la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo.

  2. Don Demetrio es un buen obispo, pero como todos los que llegan a la jubilación llegan tarde, tarde para denunciar las herejías que se comenten a diario en la iglesia. No le harán ni caso y cuando esté solo en la residencia sacerdotal, se preguntará si hizo lo suficiente para evitar la debacle y el desastre en la iglesia de Cristo.

  3. «A pesar de ser hijo dd familia rica» sobra. No es más meritoria la vocación de un rico que la de un pobre. Si piensa que renunciar, por así decir, al Ferrari tiene más merito que renunciar «al 600», eso indica una cosmovisión viciada, basada en lo material donde no entra la fe. Un hombre entrega su libertad, su tiempo y su vida. No me diga que al de familia rica hay que «agradecérselo» más

    1. «No es más meritoria la vocación de un rico que la de un pobre»

      La vocación o llamada que hace Dios no es meritoria en absoluto, sino una gracia y, por tanto, algo no merecido, la cual se puede aceptar o rechazar, como le ocurrió al joven rico del Evangelio. Dios no obliga a nadie, sino que respeta la libre voluntad de las personas. Y, es evidente que, puestos a dejarlo todo para seguir a Cristo, le costará más esfuerzo hacerlo a quien tiene más que a quien no tiene nada, que no tiene que hacer esfuerzo alguno para abandonar lo que ni siquiera tiene. Así que, sí: es más meritorio.

      «eso indica una cosmovisión viciada, basada en lo material donde no entra la fe»

      Menuda forma de razonar tan viciada: si se está hablando de dejar lo material para seguir la llamada de Cristo, ¿no es una perogrullada decir que está basado en lo material? Claro: lo material está basado en lo material, y lo normal es que cuanto más se tiene, más cueste dejarlo.

      1. No, depende de que ustedes depongan a Francisco o bien dimita Francisco. Incondicionalmente.

        La crisis eclesial está causada directamente y principalmente por Francisco, pero luego por ustedes los jerarcas, unos 200 cardenales y unos 5000 obispos que omiten su deber de defender la Fé católica.

        Todo lo demás, Demetrio Fernández, como tus declaraciones, son palabras vacías que no sirven para nada.

        Solución: dimisión o cese inmediato de Francisco el lunes por falta de competencia y capacidad, y elección de un Papa que sea igual a San Juan Pablo II y Benedicto XVI.

  4. Muchas gracias Monseñor Demetrio Fernandez , da gusto escuchar esas homilías que nos animan a poner a Cristo en el centro de nuestro corazon.
    Coincido que el mundo necesita sacerdotes , obispos , un Papa que se CREAN lo que predican del mensaje de Jesús . Por que estos progresistas liberales hablan de politica , de la guerra , del medio ambiente pero menos de Jesus y ya basta de estos charlatanes que nos tienen hasta la saciedad con sus discursos progres.
    Si estoy de acuerdo necesitamos sacerdotes, obispos , cardenales y un papa que sean fervorosos, santos , creyentes y amorosos de nuestro Señor Jesús , de aqui emerge todo el apostolado.
    Señor danos sacerdotes según tu corazón y con el fervor de San Juan de Avila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles