El Papa recibe al líder del Sodalicio de Vida Cristiana tras la investigación que el Vaticano llevó a cabo en verano

José David Correa González con el Papa Francisco en una foto de archivo José David Correa González con el Papa Francisco (Foto de archivo)
|

El pasado viernes 1 de diciembre, el Papa Francisco recibió en Roma a José David Correa González, Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana.

Este encuentro llega tras la reciente investigación que encargó el Vaticano en verano para investigar los casos de abusos en el seno de esta Institución religiosa de origen peruano.

Al terminar la JMJ, Francisco recibió el informe de Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, los dos hombres que envió a Perú para investigar al Sodalicio. Cabe señalar que el sacerdote español Jordi Bertomeu se ha convertido en pieza clave dentro del Dicasterio para la Doctrina de la Fe a la hora de investigar casos de abusos en cualquier punto geográfico. Bertomeu también fue enviado por Francisco a Bolivia para investigar las acusaciones de abusos que pesaban sobre la Compañía de Jesús.

Durante el tiempo que duró la misión, del 25 al 29 de julio, el dúo de investigadores se entrevistó con víctimas, directivos del Sodalicio y autoridades religiosas.

Las críticas del cardenal Barreto al Sodalicio

El Sodalicio es una de esas tantas instituciones intervenidas por Francisco. En una nota remitida a este medio en verano, el Sodalicio remarcó que son «una sociedad de vida apostólica laical de derecho pontificio, y apreciamos profundamente el acompañamiento que la Santa Sede ha venido realizando en los últimos años en nuestro proceso de renovación. A lo largo de este camino, hemos sido transparentes en nuestras acciones y hemos buscado sinceramente corregir los errores del pasado».

A pesar de ello, quien se ha mostrado públicamente como enemigo de este grupo es el cardenal Barreto. En una entrevista a principios del mes de noviembre, el purpurado peruano dijo que «nos llamó la atención que el Papa tomó la decisión de enviar a monseñor Scicluna y a un sacerdote del (Dicasterio para la) Doctrina de la Fe, el padre Jordi Bertomeu. Pude hablar con ellos. No es la primera vez que hay una comisión, ha habido tres comisiones, pero sin efecto, y personalmente, y también la propia Iglesia, no entiende por qué la Santa Sede (no) toma la decisión de disolver esta organización, que desde el punto de vista de los abusos, han sido muy graves, y también el aspecto económico, entonces espero que pronto tengamos una decisión al respecto, porque la justicia de Dios tiene que ser rápida, tiene que ser rápida».

El cardenal jesuita aseguró que «dicen que hay algunas complicaciones, pero yo personalmente no lo entiendo, entonces confío en que pronto tengamos una decisión de acompañar a esas víctimas, que están (esperando) desde hace 20 años».

Encuentro entre Francisco y el líder del Sodalicio

Este medio se ha puesto en contacto con el Sodalicio de Vida Cristiana para conocer el contexto de esta visita y la conversación que ambos mantuvieron.

Desde el Sodalicio explican a InfoVaticana que «en el marco de la 100 Asamblea organizada por la Unión de Superiores Generales (USG) y por la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) en Roma del 22 al 24 de noviembre en las cuales participan congregaciones con aprobación pontificia, nuestro Superior General José David Correa, solicitó ser recibido en una audiencia privada con Su Santidad el Papa Francisco».

El encuentro tuvo lugar el 1 de diciembre, en el estudio de la Sala Pablo VI. El Sodalicio detalla que durante la audiencia el Superior General compartió con el Santo Padre información actualizada sobre la realidad del grupo, abordando diversos aspectos vinculados a la vida y misión apostólica de esta comunidad. Por su parte, el Santo Padre «lo alentó a continuar con los esfuerzos de renovación en comunión con la Iglesia».

La última vez que Francisco había recibido a José David Correa González en audiencia privada fue en el 2021.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “El Papa recibe al líder del Sodalicio de Vida Cristiana tras la investigación que el Vaticano llevó a cabo en verano
  1. José David, mi exhermano de comunidad. Nunca viví bajo el mismo techo con él en las muchas comunidades que viví. Su mamá es o era una querida. Hice más amistad con la hermana consagrada de José David y con su hermano, exsodálite como yo. Me siento amigo de los dos últimos. Con José nunca tuve oportunidad y tiempo para conocerlo más de cerca. No tengo ni idea de cómo él manejó las cosas después de haber sido escogido como Superior General. Solo sé que le tocó la época posterior
    a los momentos graves de denuncias. Esta ida de Scicluna-Bertomeo les agarró de sorpresa. Pensaban que estaba todo encaminado. Es la segunda vez que la sorpresa ocurre. A primera fue cuando fueron intervenidos aún obedeciendo al delegado ad nutum. Les aseguro que las medidas del Papa no entran en el caso de las «misericordiadas» papales. Es verdad que abusos sexuales fueron «pocos» y de menos de 10 miembros, pero el estrago físico y psicológico pasa de una centenar de personas. Habrá una decisión final… A ver!

  2. Por lo visto, la crítica que le hacen al papa Francisco es porque investiga abusos sexuales y violaciones.
    Que pretenden que se las tapen?
    Solo la VERDAD nos hará LIBRES.
    Porque solo CRISTO es el CAMINO, VERDAD Y VIDA.
    Porque solo CRISTO es AYER, HOY Y SIEMPRE!

    1. «Por lo visto, la crítica que le hacen al papa Francisco es porque investiga abusos sexuales y violaciones. Que pretenden que se las tapen?»

      Usted delira. ¿Cómo se va a reprochar tal cosa a Francisco, que ha tenido protegido durante más de un año a su amigo, el abusador convicto Zanchetta, en el hotel de lujo «Santa Marta» del Vaticano, donde vive, haciendo obstrucción a la Justicia argentina, negándose, no ya a entregar al delincuente, sino a facilitar siquiera la documentación solicitada? O el vergonzoso disimulo con otro abusardor: McCarrick, al que sólo echó del sacerdocio varios años después de que se hiciera público el escándalo por parte de toda la prensa mundial. Y no hablemos del caso Rupnik… Y a la inversa: acusa y destituye a inocentes (caso Romanones) o pisotea el Derecho (caso Gaztelueta). Francisco investiga tanto como «Lo País», que si no encuentra nada, se lo inventa. Vamos, lo más alejado de la verdad de la que habla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles