El jefe del episcopado alemán, “decepcionado” de que no se haya aprobado la licitud de las relaciones homosexuales

Georg Bätzing Georg Bätzing, presidente de los obispos alemanes (Foto: Synodaler Weg/Maximilian von Lachner)
|

Georg Bätzing, obispo de Limburgo y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (CEA), ha mostrado su “decepción” por el hecho de que no se haya aprobado en la asamblea sinodal un texto que declaraba lícitas las relaciones homosexuales activas y que obtuvo una mayoría de votos.

“La sexualidad entre personas del mismo sexo, también expresada en actos sexuales, no es… un pecado que causa la separación de Dios, y no debe ser juzgado como intrínsecamente malo”, se afirmaba, entre otras ‘perlas’, es el documento “La vida en las relaciones exitosas: los principios de una ética sexual renovada” presentado ayer para su votación en la asamblea sinodal alemana.

El texto no ha sido aprobado, pese a contar con una mayoría de votos episcopales, porque no alcanzó la mayoría exigida de dos tercios. El sesenta y uno por ciento de los obispos alemanes votantes estaban a favor de la resolución, según informes iniciales de los medios alemanes; 33 obispos votaron a favor de la moción, 3 se abstuvieron y 21 obispos votaron no, lo suficiente como para detener la aprobación de la resolución.

En el texto se sostenía que “no será posible reorientar la pastoral sin redefinir significativamente el énfasis de la enseñanza sexual de la Iglesia”, y que es «urgentemente necesario superar algunas de las restricciones en cuestiones de sexualidad, tanto por razones de ciencia sexual como de teología».

Considerar lícita una actividad que la Iglesia, y antes que ella el Antiguo Testamento, ha juzgado siempre y en todo lugar como una “abominación” no es exactamente, a nuestro juicio, “redefinir un énfasis”. Ni siquiera es “desarrollo de doctrina”. Es llamar blanco a lo que siempre se ha llamado negro, es decir, es afirmar alto y claro que la Iglesia Católica no es infalible en lo moral y que se limita a predicar opiniones, no verdades.

Y, sin embargo, Bätzing está “personalmente decepcionado” por su no aprobación. “Para mí esto significa que la práctica de la sinodalidad aún no ha ido lo suficientemente lejos”, dijo Bätzing el jueves.

Tampoco el expresidente de la CEA, miembro del exclusivo consejo de cardenales que ha asesorado al Papa sobre la reforma de la Curia y encargado de las finanzas vaticanas, cardenal Reinhard Marx, estaba contento. Por el contrario, ha declarado estar “muy decepcionado. Los obispos también deben defender públicamente sus posiciones y deben justificarlas”.

Y uno se pregunta hasta qué se debe seguir fingiendo que la mayoría de los obispos sigue en comunión con Roma, que no hay cisma hasta que se declare formalmente, aunque la doctrina que defienden sea significativamente diferente a la que predica la Iglesia Católica.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “El jefe del episcopado alemán, “decepcionado” de que no se haya aprobado la licitud de las relaciones homosexuales
  1. ¿cuantos habitantes del Mundo, se consideran católicos?, podrian ser mil millones. Despues de leer esta noticia, del pecaminoso camino sinodal aleman, y otras muy semilares en estos tiempos que corren, he decidido perdir, yo, que hayan mil millones de iglesias catolicas, en el mundo. Asi cada uno podra elegirse, asimismo, como su propia iglesita. Y decidir que es pecado y que no es pecado, sin necesida de votaciones sinodales. Yo me molestaria menos, al leer las noticias sobre la sinodalidad alemana

  2. Pues no le queda nada, cuando vaya a rendir cuentas, y por su aspecto es mas pronto que tarde, le van decepcionar todavía mas y para siempre. Esa si que va a ser buena. Que espabile que viene el oso y le come.

  3. Varios obispos ya han dicho que en sus propias diócesis van a aplicar el texto rechazado, empezando por el propio Bätzing. Además, ese texto están buscando cómo meterlo en el sínodo de Francisco, el que llaman ‘sínodo de la sonodalidad’.

  4. «No penséis que he venido a abrogar la Ley o los Profetas; no he venido a abrogarla, sino a consumarla. Porque en verdad os digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ni una tilde pasará de la Ley hasta que todo se cumpla».
    Evangelio del apóstol San Mateo 5, 17-18.

  5. Yo preguntaria: Cuántos de esos obispos practican las relaciones con otros hombres? Huele muy mal nola Iglesia alemana sino algunos obispos alemanes. Lo primero que se pudre es la cabeza y en Alemania ya está `podrida. Si no están de acuerdo que se separen y funden su iglesia como Lutero pero que no pretendan imponer a sus fieles una doctrina que ha sido condenada unanimemente desde el A.T.

  6. Me alegro profundamente de su decepción y de la del incalificable cardenal Marx, de ideología intercambiable, según los días.
    Estos pajarracos de m…da quieren cambiar ellos solitos la doctrina de la Santa Madre Iglesia. EPorque si, oiga, porque ellos lo valen. Han estudiado una teología falsa, plagada de errores teológicos, sustentada sobre una filosofía racionalista, atea, hecha por auténticos lunáticos que proyectaron en sus escritos sus desequilibrios mentales y se lo han creídos todo. Se han tragado hasta los posos teorías propias de dementes como Theilard, Schilebeeks, Congar y otros semejantes, cuyos delirios mentales son comparables con los de cualquier mente enferma a punto de entrar en un centro psiquiatrico.
    Además, revestidos de una tremenda soberbia, porque, claro, ellos son alemanes, superiores en conocimientos al resto de los mortales…
    Infelices, ¿Acaso no sabéis que habéis de dar cuenta mas pronto que tarde de todos vuestros desvaríos?

  7. Eso es ver el vaso medio lleno. Pero hay 33 obispos a favor de la libre sodomía, que sostienen que no es pecado. Aunque sólo fuera uno, debería marcharse o ser destituido.

  8. ¿Y por qué no dimite?
    Menudo rollo macabeo tienen éstos.
    Son escándalo.
    Pero quiero pensar que el Esposo de la Iglesia no tolerará que la violen tanto.

  9. Al parecer muchos obispos y sacerdotes alemanes y de otros países quieren legalizar lo que ellos practican en la oscuridad.

    Me alegro que, de momento, no lo hayan logrado.

  10. Este «señor» por llamarlo finamente es un infiltrado de esa mafia lavanda.Solo puedo pensar que esta allí por infiltración y por dinero. Me cuesta comprender como su superior jerárquico no lo suspende… Será otro que tal baila? No hay otra explicación… Y que vayan a dar por..
    a otro lado… Pero se venden al poder y al dinero y con plena libertad de expresión y no se cortan ni un pelo… Los no homosexuales, muchos callados por cobardía o por no estar muy convencidos… Qué asco!

  11. Catalina Emmerick llamaba a los alemanes «alemanes bribones» , y qué razón tenía, eso es lo que son. ¡¡Marchaos ya y dejad de seguir emponzoñando y confundiendo a los fieles!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles