Cardenal Müller: «El Vaticano no puede abandonar al cardenal Zen a la razón de Estado»

Papa Francisco Muller
|

En declaraciones al diario italiano Il Messaggero, el exprefecto para la Doctrina de la Fe, cardenal Müller, llamó la atención sobre la ausencia del cardenal chino Joseph Zen en el reciente consistorio y pidió que el Vaticano se preocupe por su suerte cuando va a ser enjuiciado en su país.

En el reciente consistorio, donde se impuso la birreta a los nuevos cardenales, hubo una ausencia clamorosa: el cardenal Joseph Zen, encausado por el gobierno chino por sus protestas contra el régimen. Doble ausencia, en realidad, porque no solo no hubo declaración oficial alguna preocupándose por su suerte o denunciando su persecución, sino que tampoco lo mencionaron siquiera el Papa, el Secretario de Estado o alguno de sus colegas.

Salvo, ahora, el cardenal alemán Gerhard Müller, que en declaraciones a Il Messaggero denunció este descorazonador silencio: Habrá un juicio injusto el próximo mes. Nadie ha planteado la gravísima cuestión de nuestro hermano zen. No hubo ningún documento de solidaridad, ninguna petición para que se rece por él”.

Müller cree que precisamente el consistorio era la ocasión perfecta para que todos los cardenales se solidarizasen con Zen, pero no pierde la esperanza: “Espero que no sea abandonado”.
El cardenal alemán es plenamente consciente de cuáles son las razones, digamos, ‘diplomáticas’ que podrían explicar esta triste pasividad hacia un hermano cardenal: los pactos secretos con Pekín, que tantos quebraderos de cabeza están causando. “Evidentemente, existen razones políticas por parte de la Santa Sede para evitar tales iniciativas”, señala Müller. “Me refiero al acuerdo para la renovación de obispos firmado recientemente con el gobierno de Xi. Siento decir esto, pero no podemos someter los intereses de la Santa Sede y del Estado Vaticano a la dimensión eclesial ya la verdad”.

Pero la Iglesia no puede supeditar su acción a la razón de Estado, insiste. “Quizás la Iglesia debería ser más libre y menos atada a las lógicas mundanas del poder, en consecuencia más libre para intervenir y, si es necesario, para criticar a aquellos políticos que acaban suprimiendo los derechos humanos. En este caso, me pregunto por qué no criticar a Beijing. Zen es un símbolo y fue arrestado con un pretexto, no hizo nada, es autoritario, valiente y muy temido por el gobierno. Tiene más de 80 años y lo hemos dejado solo».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “Cardenal Müller: «El Vaticano no puede abandonar al cardenal Zen a la razón de Estado»
  1. El cardenal Müller está muy acertado en sus comentarios.
    Francisco ha traicionado al cardenal Zen y a los católicos fieles de China.

  2. Y a quién no ha traicionado este tal bergoglio? El otro día dije al párroco de mi lugar que porqué no habría el Sagrario durante el día. Todos los bares abiertos y el Sagrario cerrado. Por un oido le entró y por otro le salió. Tiene buenos seguidores. Traidores a Cristo y a la Iglesia. Así nos va.

  3. Querido y admirado Cardenal Müller! Usted es un caballero educado, no comprende, en su candorosa decencia, los modales de su superior actual! No respondió a las «dubia», no recibió al anciano Cardenal Zen que recorrió medio mundo para verlo, se burló del Cardenal Burke cuando éste estuvo gravemente enfermo, se rió de los sacerdotes que llevan la acostumbrada sotana y sombrero…y se ríe de todo el pueblo de Dios mientras manipula a piacere la bimilenaria doctrina católica…!

  4. Pues claro que el vaticano puede abandonar al cardenal Zen, no lo ha hecho hasta ahora, no lo hizo con los católicos chinos por medio de un acuerdo secreto con China para la formación de una Iglesia cismática comunista y después creo que ha retirado su embajada para dejar al gobierno hacer y pasar.
    ¿Cómo que no se puede?
    ¿A qué comunidad de católico de a pie en un país no católico el Vaticano y Bergoglio han defendido con firmeza?
    A la Iglesia de Laodecea o juicio dado a los pueblos, o sea, gobierno democrático.
    Traducción P. Castellani:
    Conozco tus obras
    porque no eres ni frío ni cálido
    ¡Ojalá que fueses frío o caliente!
    Pero porque eres tibio
    Ni frío ni caliente
    Empezaré a vomitarte de mi boca.
    Porque dices:
    «Rico soy y próspero
    No necesito de nadie»
    Y no sabes que eres mísero
    E indigente
    Y pobre y ciego
    Y desnudo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles