El ‘Orgullo’ y el Sagrado Corazón son ‘celebraciones complementarias’, dice el jesuita Martin

James Martin
|

James Martin, el mediático sacerdote jesuita perejil de todas las salsas LGTBI, lo ha vuelto a hacer. En la revista de la asociación católica LGTBI Outreach ha escrito una tribuna explicando por qué es partidario de celebrar este mes como el mes del Sagrado Corazón y el mes de Orgullo Gay, es decir, por qué un sacerdote puede animar a celebrar el orgullo al mismo que tiempo que la suprema humildad, la glorificación de una condición que la Iglesia juzga intrínsecamente desordenada y la del amor que tiene por los hombres el Hijo de Dios.

Ya nos explicó en una tribuna previa que el “orgullo” del Orgullo no es del malo, sino del bueno; que no es soberbia, sino de esos orgullos legítimos que nos hacen estar orgullosos de lo que somos, aunque no llega a explicar por qué nadie habría de sentirse orgulloso, en un sentido ‘bueno’ o ‘malo’, por el sexo de las personas que le atraen.

“Tal como yo lo veo -dice Martin en la tribuna-, ambos eventos no son contradictorios, sino complementarios. Porque cada uno de ellos nos dice algo sobre cómo Jesús ama. Y es providencial que ambos coincidan en junio”.

Martin se sabe a salvo. Es asesor de un dicasterio vaticano, cuenta con el beneplácito expreso de Su Santidad y con la protección de los obispos más favorecidos en Roma; concretamente, uno de sus principales y más expresos valedores, el obispo de San Diego, Robert McElroy, acaba de ser designado para el cardenalato por Francisco, por delante de su inmediato superior, el metropolitano de Los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, José Gómez. Sobre todo, puede darse cuenta con solo abrir los ojos y estar atento de que la atmósfera en las altas esferas eclesiales es cada vez más complaciente con el lobby lavanda.

Hay, naturalmente, un problema: la sodomía, el acto que constituye el núcleo de la actividad sexual de los varones homosexuales, no solo está claramente condenado por la Iglesia de forma inequívoca, sino que ha sido incluso desde antes considerado con especial severidad. Y Martin no puede, por tanto, defender las relaciones homosexuales sin colocarse inmediatamente al margen de la doctrina de la Iglesia.

Pero Martin es un jesuita en toda la extensión de la palabra, es decir, también según el tópico infamante que se ha colgado sobre los miembros de la Compañía de Jesús como maestros de la ambigüedad. Así, Martin nunca ha caído en esta trampa.

Tampoco lo necesita, aunque cualquiera entiende que si el sacerdote se presentara en el Orgullo exhortando a la castidad y al celibato a sus amigos del lobby perdería inmediatamente su tribuna privilegiada. Y, naturalmente, no lo va a hacer.

El jesuita James Martin anima a los fieles a participar en el ‘Orgullo LGTBI’

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
47 comentarios en “El ‘Orgullo’ y el Sagrado Corazón son ‘celebraciones complementarias’, dice el jesuita Martin
  1. El inicuo Martin dice lo que dice, porque el Papa le mantiene donde está, y aun le felicita, sin corregirle en sus errores. Por eso Francisco es tan culpable de ese apoyo a la ideología de género.
    Francisco y Martin trabajan para el NOM, con el fin de expandir el pecado de la homosexualidad y demás perversiones lgtbi.

    1. Martín tiene rostro, nombre y apellidos. Tú escribes muchas barbaridades y lo haces desde el anonimato, él es más hombre que tú que no das la cara.

      1. Usted sí que tiene rostro: de cemento armado. Y una fijación enfermiza contra quien defiende la fe católica (y al contrario: siempre defendiendo a quien ataca la doctrina y moral católicas).

      2. Claro, porque tú escribes dando nombre, apellido y documento de identidad. Es increible tu hipocresía. Si llamas barbaridades lo que escribió el Sacerdote Mariano, entonces estás llamando barbaridades a lo que escribieron los apostoles Pablo, Juan y Judas, porque el padre lo único que hace en su comentario es hacerse eco de tales enseñanzas. ¡Pero que sabrás tú engendro del averno! Ya tendrás tiempo para arrepentirte entre llanto y crujido de dientes. ¡Vete de aquí Satanás!

      3. Edu

        Tú también escribes desde el anonimato, payaso. Ya para la primer estupidez que se te ocurre y te sale mal, jajaja, qué pajero más inútil

  2. Por un lado la celebración de la miseria del hombre y por el otro la del amor del Sagrado Corazón de Jesús que ama al hombre aún a pesar de su miseria, que le crucifica.

    James Martin se ha olvidado de un punto importante, crucial creo yo, que es el amor del cristiano al Sagrado Corazón de Cristo. Porque el cristianismo es una historia de amor «bilateral» entre Dios y el hombre.

    Y esto es lo que creo que todos deberíamos preguntarnos (seamos homosexuales o no) :

    ¿por quien late nuestro corazón, por nuestra miseria o por el Corazón de Cristo?

    Y ahí está la respuesta.

    1. Claro mujer: Cristo está todo el día crucificado y sufriendo muchíssssimo en el cielo, pese a lo que dice la doctrina católica en el cielo se sufre muchísssssimo (ya lo sabe usted, que se lo ha interpelado el diario monjil condenado por el Santo Oficio). Y todo por el bilateralismo de la adúltera pródiga, a la que los de Emaús perdonaron los pecados sin arrepentirse por tener mucho amor sinodalisticoespialidoso. Sin duda es porque el tiempo es superior al espacio, y así aunque le sobre tiempo sigue viviendo en un cuchitril, pero muy amoroso, ya que el corazón de Pablete (el apóstol, que si pongo «San Pablo» queda muy católico de puntillas y encajes y súper rígido) late muy interpeladamente por el desbarajuste del Cuerpo y en la Iglesia cabe el hereje Martin, Pedro Sanchez, los cismáticos alemanes y hasta Caperucita Roja. Y hay que preguntarse: ¿será por la interpelación amorosa sinodal que la miseria crucifica a la Casa Común? He dicho.

    2. Esto es lo que crees, pero nunca sabemos si alguna vez afirmarás algo.
      ¿Bilateral? Creo que el mercurio es más pesado que el plomo…

  3. Todos somos pecadores, pero el que no se lamenta de sus pecados, sino todo lo contrario se siente orgulloso de ellos, está a un paso del infierno.

  4. Lo de Martin, además de absurdo, es blasfemo.
    Pero él nunca será comisariado por Francisco, porque a Francisco le gusta eso.

    1. No se puede decir mayor monstruosidad. Y el papa, a por uvas. A ver como justifican esto los trolls de turno. A no ser que sean del gremio de este señor, claro.

  5. Cuando crees haberlo escuchado todo, viene este y abre la boca para dar rienda suelta a su imaginación… mira que hay que ser muy retorcido para atreverse a comparar el Sacrastisimo corazón de Jesús con la podredumbre de la doctrina LGTBI….
    Hch 20, 30-31
    2 Tim 4,3-4
    1 Jn 2,19
    2Jn 1,7
    Judas 1,4

    En fin a Palabras necias oídos sordos… pues la sabiduría del mundo es necedad ante Dios.

  6. Qué hijo de su madre. No pongo más para que no me censuren el comentario. Manchar y pervertir así la devoción de las devociones como es el Sagrado Corazón de Jesús. La iniquidad de esta gente no conoce límites.

  7. La devoción al Sagrado Corazón de Jesús es la devoción al corazón que más ha amado a la humanidad. No entiendo como aquí escribe gente con el corazón podrido de odio y racismo contra el Papa y van a comulgar de rodillas y con los ojos en blanco como beatas de pueblo, no escupen en el atrio pero se sientan en el altar. Ahora cual fariseos se rasgan las vestiduras por los homosexuales y no aceptan que entre sus rigideces más de algún enclosetado o enclosetada hay por aquí. Dios os perdone.

    1. «No entiendo como aquí escribe gente con el corazón podrido de odio y racismo contra el Papa»

      Yo tampoco: ¿qué hace usted escribiendo aquí? Para confesarse emplee esos muebles de madera llamados «confesionarios» que tienen en algunas iglesias. Eso sí, evita decir que los actos homosexuales son pecado y que este jesuita heterodoxo (valga la redundancia) está en el error y provoca escándalo. Al ysted, como buen anticatólico, le da igual, pues comparte ideas con él.

      Y lo del «racismo» contra el Papa lo ha bordado: ¿se puede decir una idiotez mayor? Jajajajaja. Estos son los «defensores» de Francisco. Espero que jamás me «defiendan» a mí.

    2. Corregir no es odiar, es un acto de caridad al que nos comprometimos el día de nuestra confirmación, es fidelidad y amor. Preocuparse por la salvación del prójimo, aún en perjuicio de su carne es verdaderamente amor, esa es la caridad.
      Oponerse a un pecado no es tener es odio, sino de amor y fidelidad a Dios.

      «La devoción al Sagrado Corazón…», eso es cierto, el corazón que sufrió para pagar por los PECADOS del hombre, y salvarlo de LA CONDENACIÓN ETERNA a la que estaba obligado por causa de su pecado.

      Comulgamos de rodillas y con los ojos modestos por amor y respeto de dios, «los ojos blancos de beata de pueblo» los pones tú cuando ves a James Martin y escuchas a lady gaga

      El fariseo es quien cambia la ley de Dios por conclusiones personales, osea, TÚ, y bien que te rasgas la ropa cuando te recuerdan lo que es pecado.

      1. Edu, tu día del orgullo ya se acerca, si sigues haciendo esas rabietas aquí, vas a estropear tu tanga, y la necesitarás, tú vete tranquilo, aquí te esperamos en julio

        ¿Que estamos rígidos de armario? Edu, ¿insultando como en los ’90? Tendrías que que ser más moderno, aunque, luego, flexible no estás siendo, rígido.

        Los que van por allí acusando de fariseos los otros es que se sienten Cristo. Las fariseos rechazaron al Señor, la mismo que que tú ahora.
        No seas rígido

    3. Es extraño que no hayas escrito racimo en lugar de racismo.
      Pero vamos a lo más importante: ¿forman parte de alguna raza todos los sodomitas?

    4. Edu, tú sí que das la sensación de estar lleno de odio y resentimiento contra todos. Que Dios te perdone también a tí, que falta te hace. Lo único que haces cuando vienes aquí es insultar y encima sin motivo, hablando ex cathedra sin ser papa.

  8. Vaya, vaya, vaya…
    Sin el menor pudor el tío gay esté celebrando misa y cogiendo a nuestro Jesús.
    Qué espera de su eternidad?
    No creen en nada, es más es un contra – Dios

  9. Porqué cierran seminarios donde hay hombres a punto de ordenarse que pueden llevar almas al cielo y no frenan la loca carrera de este tipo que las exhorta a seguir en su pecado y con el agravante de que lleven al Sagrado Corazón como bandera.
    Anda muy sobrado porque está cobijado bajo la sombra de un grueso árbol.

    1. Tienes ud razón .
      Y es que Martin ni siquiera dijo que son «compatibles», dijo que son «complementarios», vea Ud, Bergoglio no le gusta la tradición, castiga a Mons Rey, no le gusta que rechacemos las vacunas aborteras de sus superamigos millonarios, castiga a Mons Fernández. No castiga a ni a Alemania ni a Martin, pues, está de acuerdo.

  10. Complementarios como la obediencia y la rebelión; como el bien y el mal; como Jesucristo y Satanás. Ya me imagino a alguno de los que este jesuita y sus valedores descarrían, saliendo de adorar al Sagrado Corazón para ir a participar en un desfile del «Orgullo», vestido con un tanga, un alzacuellos y una mitra; en caso tener pechos, propios o implantados, puede añadir una estola con los colores de la bandera LGTBIQ+, que algo cubre. Eso sí, no garantizo que no vaya a llover azufre y fuego, como en Sodoma y Gomorra.

  11. Cada vez que Jaime Martín «habre» su boquita, le da 10 bastonazos a Bergoglio… y éste sigue sin hacer nada contra este indigno, procaz y miserable, mientras que sanciona a los tradicionalistas en Arecibo, Toulon, Traditionis custodes y Amoris laetitia…

  12. Jajaja… eres un crack Carlitos, cuando quieres subir las visitas en la RR.SS y en la web pones cualquier cosa sobre homosexualidad y/o Martin… y te forras!
    Todos los desocupados pseudocatólicos peleándose por ver quién es más fiel, quién excomulga más o quién atina mejor a pillar herejes… un circo de tullidos psicoespirituales que se revuelven entre sus propias babas cuando les arrojas la carnaza que les gusta.
    Mucho animo con tu cotolengo ‘periodista’ jeje

    1. «Todos los desocupados pseudocatólicos peleándose»

      Menos mal que usted, ocupadíssssssimo, ha encontrado un momentito de nada para deleitarnos con su sabiduría «hípercatólica».

      «…un circo de tullidos psicoespirituales que se revuelven entre sus propias babas»

      Del que usted es el máximo exponente, sin duda. Tiene usted una sospechosa filia con las «babas» (ayer soltó lo mismo con otro de sus nicks). ¿Por qué no coge a Edu, Sacapuntas, Metepuntas, ACS, Probe Migue, Sota de Bastos de Oros y de Copas, Carlos Daniel, al Legionario y demás patulea y se los lleva a dar una vueltecita por ‘Herejía Digital’, por ejemplo? Allí van a estar ustedes mucho más cómodos que aquí. Y además allí están tan solitos… (así les suben las visitas un poco, que las tienen por los suelos).

      1. Jos,, no escribas mientras te pintas,, te van a quedar los labios como el del
        Guasón,, luego las «chicas» se reirán de tí,,, loca.🤩🌈

          1. Santa Cruz,

            He estado buscando por internet los libros escritos por Justo Collantes y he encontrado uno que se titula » oración de los salmos» y he supuesto q se trata del comentario a los salmos al que se refería usted.Lo he buscado en Amazon y en otras páginas pero, o no figura o no está disponible.

            Sabe donde podria conseguirlo?

          2. Oye tú, » Santa Cruz»
            ¿Y desde cuándo nos conocemos si
            se puede saber?
            ¿Y porqué si nos conocíamos no me pediste un milagro siendo yo tan
            » santa» antes????
            Y ésa defensa de Jos te delata.
            Además, que andas leyendo lo que pongo,, yo no leo lo que dices
            Déjame en paz .

      1. ACS, el libro debe de estar descatalogado, bueno son dos tomos de mas 1.000 páginas en total de la Editorial Edapor, Núñez de Balboa de Madrid, Publicaciones de la Facultad de Teología de Granada. Si no lo encuentras en estas direcciones, Quizás como es una edición de 1988 lo encuentres en Iberlibro. Merece la pena el buscarlo. Saludos

  13. Ya sabemos todos de qué patita cojea este sujeto, así que ni caso.
    Si quiere salir en el «Orgullo» subido en una carroza semidesnudo y con arneses de cuero es su problema.
    De corazón le deseo que no vaya a contraer la viruela del mono.

  14. «El Espíritu Santo abandonará quizá este cuerpo social histórico, llamado Cristiandad, arrebatando consigo a la soledad más total a los suyos, dándoles dos alas de águila para volar al desierto. Y entonces la estructura temporal de la Iglesia existente será presa del Anticristo, fornicará con los reyes de la tierra -al menos una parte ostensible de ella, como pasó ya en su historia-, y la abominación de la desolación entrará en el lugar santo. “Cuando veáis la desolación abominable entrar adonde no debe, entonces ya es.”» P. Leonardo Castellani SJ Argentina. 1899 – 1981«El Espíritu Santo abandonará quizá este cuerpo social histórico, llamado Cristiandad, arrebatando consigo a la soledad más total a los suyos, dándoles dos alas de águila para volar al desierto. Y entonces la estructura temporal de la Iglesia existente será presa del Anticristo, fornicará con los reyes de la tierra -al menos una parte ostensible de ella,( cont )

  15. (Cont ), como pasó ya en su historia-, y la abominación de la desolación entrará en el lugar santo. “Cuando veáis la desolación abominable entrar adonde no debe, entonces ya es.”» P. Leonardo Castellani SJ Argentina. 1899 – 1981

    1. Susana, muchas gracias por trasladarnos aquí los textos premonitorios de mi admirado Castellani tan difíciles de conseguir en España. Saludos

  16. Eso ofende a Nuestro Señor Jesucristo, son palabras injuriosas de blasfemia pura. El tal James ha escandalizado. Más le vale compaginar se con la gracia, que no sabe el día ni la hora. En cuanto a su capo Paco, omite y peca.

  17. No sé como se atreve a decir esa barbaridad. Todavía si en esa parada o cabalgatas fueran honestamente vestidos, tendría un pase. Pero de la forma obscena y chabacana en la que desfilan y lucen sus miserias es de lo más deprimente

  18. Los LGTBI pueden ser dignos de pena y rezar por ellos, como nos manda la Iglesia, porque es de pura caridad.
    Pero mezclar al Sagrado Corazón con la fiesta -generalmente anticristiana- de «estos» es un inequívoco signo satánico.
    ¿Y tú tienes el cuajo de consagrar el Cuerpo de Cristo cada día?
    ¡Tú y Satanás sí que sois complementarios, réprobo blasfemo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles