Un sacerdote defiende el celibato: «Somos esposos, no solterones, ni funcionarios»

sacerdote defensa celibato Un grupo de sacerdotes de Getafe junto al Papa. Patxi Bronchalo es al que parece señalar el Pontífice.
|

Un sacerdote de Getafe sale en defensa del celibato y una misionera le responde diciendo que no sólo ve el fin del mismo, sino también el sacerdocio femenino.

El sacerdote Patxi Bronchalo, párroco de la Asunción de Valdemoro, perteneciente a la diócesis de Getafe, ha hecho un alegato en las redes sociales, donde cuenta con miles de seguidores, a favor del celibato de los sacerdotes.

Como indica el propio Bronchalo, esta es una cuestión que aparece una y otra vez en el foco mediático, y una de las constantes reivindicaciones del progresismo eclesiástico.

Bronchalo reconoce que el celibato obligatorio, ciertamente, se da en la Iglesia Católica latina. «Las Iglesias orientales valoran el celibato, pero permiten ser sacerdotes a hombres casados». Esta es una cuestión, admite el sacerdote, «que podría cambiar, no hay un mandato directo del Señor en esto».

A lo largo de su explicación, Bronchalo dice que, en ocasiones, detrás de las reivindicaciones en este sentido por parte de eclesiásticos «puede haber también heridas personales dentro de la vivencia su sacerdocio». «Digo “puede”, no afirmo tajantemente», añade.

Bronchalo afirma que es «falso» el argumento de los que dicen que el celibato es impuesto, que no les han dejado elegir. «Claro que nos han dejado elegir. Libremente hemos dicho que si al celibato al recibir la Ordenación, es algo que sabíamos que es parte esencial del sacerdocio», señala.

El sacerdote de Getafe reivindica la figura del sacerdote como esposo de la Iglesia: «El celibato es una cuestión de esponsalidad. Somos esposos, no solterones, ni funcionarios».

Ester Palma, una misionera perteneciente a la joven asociación Servidores del Evangelio de la Misericordia de Dios –a la que conocerán nuestros lectores por haber entrevistado a un satanista-, ha contestado al sacerdote en Twitter que ella ve dos posibilidades «1. Sacerdotes casados. 2. Mujeres sacerdotes. Creo q lejos no debe estar y dogmas en contra tampoco hay».

Olvida Palma que la puerta del sacerdocio femenino está completamente cerrada, con el poder de las llaves, incluidas las que lleva ahora Francisco, que también ha dicho que esa cuestión es definitiva.

Les ofrecemos la defensa del celibato del sacerdote de la diócesis de Getafe:

«Siempre vuelve a ponerse en el foco mediático eclesial la petición de que haya una renovación de la visión del sacerdocio en la Iglesia que permita que hombres casados puedan ser sacerdotes.

¿Has pensado alguna vez por qué los curas no nos casamos?

Lo primero que diré es que ciertamente el celibato obligatorio se da en la Iglesia Católica latina. Las Iglesias orientales valoran el celibato, pero permiten ser sacerdotes a hombres casados.

Es una cuestión que podría cambiar, no hay un mandato directo del Señor en esto.

Lo segundo que diré es que en ocasiones detrás de sacerdotes, obispos y cardenales que piden esto puede haber también heridas personales dentro de la vivencia su sacerdocio. Digo “puede”, no afirmo tajantemente.

Una pregunta para que me entendáis.

¿Qué pensáis denota un hombre casado que se dedicase más a hablar de las nuevas formas matrimoniales que tendría que aceptar la Iglesia en vez de hablar de la belleza de su propia vida matrimonial?

¿Me entendéis?

Hay gente que pide el celibato para nosotros diciendo que no nos han dejado elegir, lo cual es falso.

Claro que nos han dejado elegir. Libremente hemos dicho que si al celibato al recibir la Ordenación, es algo que sabíamos que es parte esencial del sacerdocio.

Y digo “esencial” porque para entender el celibato en la Iglesia hay que darse cuenta de que está en el núcleo de lo que significa ser sacerdotes. El celibato no es un añadido o un complemento de quita y pon según los tiempos.

Os lo explico.

¿Qué está en el núcleo de la vida de los esposos?

La entrega esponsal. El aprender a amarse en donación de la propia vida el uno por el otro, en el plano físico, en el psíquico y en el espiritual.

De hecho la Carta a los Efesios exhorta a los esposos a amar a sus mujeres “como Cristo ama a su Iglesia”.

¿Y cómo ama Cristo a su Iglesia? Dando la vida por ella, toda su sangre, para que ella viva.

Dar la vida engendra vida.

La clave para entender el celibato es que los sacerdotes también somos esposos. ¿De quién? De la Iglesia.

Como todo hombre, también nosotros llevamos en el corazón el deseo de entregarnos, de cuidar, de guiar, de sostener y de dar vida. Tenemos un corazón de esposos.

Como buenos esposos, queremos amar a una sola mujer y amarla durante toda nuestra vida.

Esa mujer es la Iglesia, por ella nos entregamos, a ella cuidamos, sostenemos y guiamos, por ella damos la vida, a ella la defendemos y no tratamos de cambiarla y modelarla a nuestra medida

Se puede entender bien con la fórmula del consentimiento matrimonial:

“Yo, N, te recibo a ti, Iglesia, como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida”

El celibato es mucho más que una antigua tradición, o que una norma disciplinar, o que una cuestión de exigencia práctica. A esas cosas se agarran los que quieren cambiarlo.

El celibato es una cuestión de esponsalidad. Somos esposos, no solterones, ni funcionarios.

El sacerdote es “otro Cristo”. Amamos con corazón de hombre a la Iglesia mujer. Este es el motivo por el cual está reservado a hombres. También por lo que no sea para hombres que manifiesten tendencias homosexuales arraigadas, lo cual es tratado con mucha delicadeza en la Iglesia

Y hasta aquí la explicación. No nos veáis como un trabajador más que hace un servicio sino como esposos que estamos dando la vida cada día.

Gracias por rezar por nosotros. La Paz».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
59 comentarios en “Un sacerdote defiende el celibato: «Somos esposos, no solterones, ni funcionarios»
  1. “Claro que nos han dejado elegir.” Si llama “elegir” a que te lancen terroríficas amenazas de irte al infierno, como yo he visto en ejercicios espirituales.

      1. O sea, que a lo mejor mantienes a una barragana secreta por ahí. Esto es lo que tiene la vocación por recomendación, que al final alguien te colocó y te regaló la plaza vacante. ¿Pero de verdad que Dios te dijo a tí algo?

          1. Como si la Iglesia estuviera empezando a formarse ya llevando 2022 años de vida,, y salen con que las mujeres habrán de llegar al sacerdocio.
            ¿Esta es la Iglesia en salida?
            Salida de sus principios y de cordura.

    1. El celibato no es esencial al sacerdocio, pero entra en la lógica del sacerdocio, pues Cristo era célibe y soltero.

      Ello implica que los sacerdotes deben de asumir la lógica de Jesús, varón célibe, y por ello, el celibato es irreversible e irreformable en la Iglesia latina.

      Si se hiciera voluntario y no obligatorio, sería una causa de cisma y un atentado contra una verdad de doctrina católica, que implica la perdida de la plena comunión con la Iglesia.

      Bergoglio nunca jamás puede autorizar el sacerdocio latino casado. Si lo hiciera, estaría fuera de la plena comunión.

      1. “pues Cristo era célibe y soltero.” ¿De dónde te lo sacas? 2.” Si se hiciera voluntario y no obligatorio, sería una causa de cisma y un atentado contra una verdad de doctrina católica, que implica la perdida de la plena comunión con la Iglesia.” Otro disparate que no se sabe de dónde te lo sacas.

        1. Supongo que se lo ha sacado de los disparates que usted escribe (sobre todo cuando le da por ejercer de «exégeta» bíblico o de «historiador»). Así que, da igual si es un cura rebotado, un re-casado o viviendo un feliz matrimonio con familia numerosa: los disparates siguen siendo los mismos, y totalmente ajenos a la fe católica y al magisterio y práxis de la Iglesia.

          1. Pero vosotros sí que podéis hacer de exégetas bíblicos y de la fe católica y al magisterio y práxis de la Iglesia, la fe católica y al magisterio y práxis de la Iglesia. Por cierto, ¿qué magisterio de la Iglesia es el vuestro que no hacéis más que lanzar los más groseros insultos contra el Papa?

    2. El infierno existe, mal que te pese, y la Iglesia se lo debe recordar a todos.
      Si sientes miedo es porque algo ocultas.
      Todos sentimos temor, pero si confiamos en la misericordia de Dios, no al estilo bergoglista, y nos arrepentimos de corazón, Dios nos salvará.

  2. Pues si ese señor está a favor del celibato, debe recordar que no se ha propuesto prohibir el celibato, pero que no intente que se prohíba casarse a los sacerdotes que están en contra del celibato.

    1. Los sacerdotes no pueden casarse en ninguna tradición liturgica… en las iglesias orientales solo se permitr ordenar a hombres PREVIAMENTE casados antes de ser admitidos en las sagradas ordenes. Si estos locos sinodales quisieran aplicar la misma disciplina para la iglesia latina, todos los sacerdotes actuales seguirian tal cual. Si por el contrario se fueran por la via protestante de dejar que los curas se casen y vuelvan a casar, que Dios tenga piedad dw nosotros.

        1. Qué pesado es usted con la misma martingala: algunos apóstoles (no todos ellos) YA estaban casados cuando conocieron a Cristo. ¿De dónde se ha sacado usted que alguno se hubiera casado tras el inicio de su ministerio? De las Sagradas Escrituras no, desde luego. Y de la Sagrada Tradición (la otra fuente de la Revelación), menos aún. Tiene usted una inventiva alucinante. Y, además, los apóstoles casados dejaron TODO para seguir a Cristo, familia incluida. No es el caso de S. Pedro, que era viudo, como ya le han explicado cientos de veces cada vez que saca el tema.

          1. “¿De dónde se ha sacado usted que alguno se hubiera casado tras el inicio de su ministerio? ¿De dónde se ha sacado usted que no se hubiese casado tras el inicio de su ministerio? 2. “No es el caso de S. Pedro, que era viudo,” Otra cosa que Vd.se inventa.

          2. «¿De dónde se ha sacado usted que no se hubiese casado tras el inicio de su ministerio?»

            De la Sagrada Tradición, que es una de las dos fuentes de la Revelación y que, por lo visto, usted desconoce.

            “No es el caso de S. Pedro, que era viudo”

            No, no me la he inventado yo. Y ya lo hemos debatido largo y tendido. ¿Qué quiere, que volvamos a empezar con lo mismo? La verdad no cambia por más que usted insista en llevarle la contraria.

          3. Mi segunda respuesta es a esta frase suya «Otra cosa que Vd.se inventa», no a la que erróneamente he entrecomillado (que era mía).

        2. Estimado Sota de Bastos, como bien señalo ya catholicvs, San Pedro y los demás apostoles estaban casados PREVIAMENTE antes de recibir la ordenación de manos de Cristo. De todas formas tenemos el caso de San Pablo y creo que de San Juan, que no estaban casados antes de recibir las ordenes y no lo estuvieron despues… con respecto al Concilio de Elvira, el siglo IV es, en mi opinion, lo suficientemente temprano… de todas maneras la abstinencia sexual fue frecuentemente practicada por el clero casado antes del Concilio de Elvira y de eso tenemos numerosos testimonios de la iglesia primitiva.

          1. «¿De dónde se ha sacado usted que no se hubiese casado tras el inicio de su ministerio?» “De la Sagrada Tradición, que es una de las dos fuentes de la Revelación y que, por lo visto, usted desconoce”. ¿De qué sagrada tradición? Otra cosa que se ha inventado.

    2. Esta necesita urgentemente un satisfacer de esos que se han puesto de moda, dale a mi cuerpo alegría Macarena……mientras tanto se olvidará un rato de dar por saco. Y que se lo recete un monseñor modernista, a ser posible alemán, son los mejores.

  3. Siempre que escucho a estas FEMINISTAS, descendientes de EVA y no de MARIA, como mujer, me pongo muy triste, y solo puedo concluir, que todo es VANIDAD, porque, si quieren SERVIR de VERDAD, hay tanto, donde…

  4. Nunca voy a entender la obsesión de algunos por ver a mujeres con sotana… si las mujeres tanto quieren ponerse estola pues que se pasen a las decadentes iglesias protestantes europeas… incluso están los veterocatolicos, que tienen todas nuestras practicas y aceptan todo lo que los progresistas quieren meter en la iglesia (matrimonio homosexual, sacerdocio femenino, etc, etc). Pero no lo hacen porque el objetivo es destruir la Iglesia.

  5. El que instituyó la Iglesia, y celebró la primera Misa y la sigue celebrando en sus sacerdotes es el Señor Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote. La Virgen María con todo lo santísima que es el Señor no la eligió sacerdotiza, el eligió a hombres, los apóstoles, para perpetuar el Santo Sacrificio que es la Santa Misa, no ha mujeres.

  6. No sé quién es peor, él o ella.
    La Iglesia católica permitía ordenar a casados a condición de que se separaran de su mujer y vivieran como hermanos. Como no se cumplía se quitó.
    Todo lo demás es mentira. La degradación del sacerdocio en las iglesias orientales no es ningún aegumento.
    Pero como ambos argumentan partiendo de los mismos principios y leyendas equivocadas, no hay nada que hacer. Según la lógica, ella tiene razón y el argumento del otro se queda sólo en «porque sí». «porque sí» no es ningún argumento.

    1. “La Iglesia católica permitía ordenar a casados a condición de que se separaran de su mujer y vivieran como hermanos. Como no se cumplía se quitó.” Siguen los inventos.

      1. De nuevo, no es ningún invento. Que usted desconozca o quiera pasar por alto lo que ya recogen Tertuliano y Orígenes (¡en el siglo II!), que dieron fe del gran número de aquellos que, recibidas las órdenes, abrazaban la continencia total y perfecta, no quiere decir que sea un invento. No lo es.

        Tertuliano, en «De exhortatione castitatis», da cuenta del gran número de sacerdotes que vivían continentes por habían elegido a Dios por esposo. Igualmente, Orígenes, en «In Leviticum», justifica el celibato sacerdotal con estas clarísimas palabras:

        «Los sacerdotes de la Antigua Ley observaban continencia alejándose de sus esposas durante el periodo de sus servicios al templo; los de la nueva ley no conocen tales inconvenientes, POR SER CÉLIBES».

        Seguramente usted sabe mejor que quienes vivían en aquella época lo que ocurrían entonces, ¿a que sí? ¿A que Tertuliano y Orígenes inventaban? En fin…

        1. Una cosa es que algunos o muchos dejasen de cumplir con sus obligaciones con sus esposas y OTRA COMPLETAMENTE DISTINTA es lo que Vd. dice: “La Iglesia católica permitía ordenar a casados a condición de que se separaran de su mujer y vivieran como hermanos”. Esto es absolutamente falso durante los primero siglos (hasta por lo menos el siglo XI). Y hay una prueba: hasta el cisma con los ortodoxos, que no imponen este incumplimiento de las obligaciones conyugales.

  7. Su argumento para defender el celibato es: «en la iglesia latina es así».
    Lamentable. Porque lo que está diciendo es que el celibato es un invento que desconocieron los apóstoles. Si es un invento, claro que se puede quitar.
    Pero como lo puso Jesucristo, las aberraciones que cometan los ortodoxos es problema de ellos. Os recuerdo que los católicos orientales proceden de esas sectas, pero los defectos se corrigen, no se mantienen como pretenden los modernistas.

    1. No es verdad que los católicos orientales y ortodoxos cometan ninguna «aberración» relativa al celibato; eso son mentiras de los progrezuelos que se inventan de la manga que los orientales no tienen ningún celibato cuando ellos mismo no tienen ni idea de qué es lo que verdaderamente tienen en su tradición histórica.

      En las iglesias católica y ortodoxa orientales no prohíben que halla sacerdotes casados, cierto, pero solo permiten que estén casados si han recibido el sacramento matrimonial antes de la ordenación. Una vez admitidos, deberán guardar la continencia dentro del matrimonio, y si alguna vez enviudan no podrán volver a casarse una segunda vez. Ésa es la verdadera tradición católica oriental.

      1. Pues muchos están convencidos de que los curas católicos orientales se casan y van buscando novia en el seminario. Aquí les enseñan ese cuento para que lo vayan viendo normal.

        1. Toda institución tiene unas reglas unas reglas y normas mínimas de funcionamiento al querer formar parte de la mismas las conoce y si les conviene las asume y las vive y si en camino se da cuenta que ya no le interesa, tan fácil es salir de ellas, se aplica hasta en el trabajo, en el matrimonio y por supuesto en el sacerdocio.

          Que perdiste el encanto la ilusión o no te convino no quiere decir que esa norma no sea importante y tenga valor para la institución.

          Por tanto la norma del celibato es un Valor, como es el MATRIMONIO para la iglesia.

          No es cambiar a la iglesia, cambia tu….

    2. En las epístolas pastorales San Pablo dice que los sacerdotes de todas la órdenes (diáconos, presbíteros y obispos) deben ser «varones de una sola mujer» (μιᾶς γυναικὸς ἀνήρ). Los herejes protestantes afirman que allí San Pablo está mandando que los sacerdotes tienen que estar casados en una relación monogámica, pero esto está mal. Cuando San Pablo afirma que los sacerdotes deben ser varones de una sola mujer se está refiriendo a que ellos solo pueden tener una mujer durante su vida y que no deben volverse a casar una vez enviuden. Eso es lo que significa la frase y esa disciplina es la que los católicos orientales continúan manteniendo.

        1. San Pablo no dice en ningún momento que los sacerdotes TENGAN que estar casados. Pero como entonces TODOS eran conversos, los que YA estaban casados previamente debían estarlo sólo una vez (pues tanto entre judíos, como entre paganos, se permitía el divorcio). En caso contrario se les negaba, pues sería un escándalo que un adúltero fuera sacerdote.

    3. “Pero como lo puso Jesucristo,” No mientas, Jesucristo no dijo que los sacerdotes –ni nadie- debiese ser célibe (sino que algunos lo eran, pero como no añadió “como yo”, o estaba casado o pensaba casarse). Te recuerdo que el Apocalipsis dice: “Y al que añadiese una sola palabra a estas escrituras, que Dios le añada todas las plagas”.

      1. Siguen sin enterarse de que la Tradición apostólica es anterior a la Biblia. Eso significa que es la Tradición es la que explica lo que pone en la Biblia y no al revés.

      2. Sota de Bastos, la Tradición, que es la primera fuente de revelación, anterior a la Biblia, dice que el sacerdote tiene que ser célibe, esté o no casado. La Tradición es la norma básica de la iglesia y la biblia es un producto posterior de esa Tradición. La sola escritura luterana que profesas está condenada. A ver si es posible que entiendas que Jesucristo no puso ninguna Biblia. No captas la idea.

        1. “la Tradición, que es la primera fuente de revelación, anterior a la Biblia, dice que el sacerdote tiene que ser célibe, esté o no casado.” Dos disparates: 1. Anterior a la Biblia. 2. “dice que el sacerdote tiene que ser célibe, esté o no casado”.

  8. En los tiempos actuales la Iglesia cometería un grave error si admitiera a la ordenación a hombres casados. Luego vendrán los divorciados, los separados, los arrejuntados, los divorciados y vueltos a casar, los homosexuales casados por lo civil y así hasta que se complete la lista de los agraviados. Que no caiga en la trampa.

  9. Como no lo defiende Francisco, que es quien debería hacerlo, lo defienden quienes serán debidamente perseguidos y misericordiados por hacerlo.

    ¡ASÍ ES LA NUEVA IGLESIA DE LA MISERICORDITIS BERGO LIANTE, QUE NO ACERCA A LOS LEJANOS Y ESPANTA A LOS CERCANOS!

    Por cierto, la misionera que quiere acceder al sacerdocio y el fin del celibato sacerdotal ¿también quiere casarse? Lo de casarse lo tiene chupao. No tiene más que dejar los hábitos, si es que los lleva, y encontrar pareja, cosa que dudo, pues algunas se casan con Dios porque no hay dios que se case con ellas.

      1. Calle, calle, no dé ideas, que el enemigo está ojo avizor y pueden tomarle la palabra, pues la lista de aberraciones se les está acabando y cualquier sugerencia rápidamente la aplican.

  10. Esa misionera de Satanás que defiende el sacerdocio femenino, llamó hermano a un satanista que, al igual que hizo su jefe con Eva, la engañó, apuntándole reformas como «la igualdad de la mujer dentro de la Iglesia y acceso de ella a puestos de responsabilidad», a lo que ella, seducida por el afán de poder y cayendo en una especie de clericalismo feminista, se mostró de acuerdo; para colmo de necedad, terminó diciendo: «aunque seamos de creencias diferentes creo que podemos entendernos en los esencial, el BIEN de las personas, la Justicia y el Amor y veo que caminamos en la misma dirección”. Hacia el infierno, le faltó decir.

    Por si esto fuera poco bochorno, el mediático sacerdote Daniel Pajuelo, más conocido como Smdani, saltó al ruedo diciendo: «Qué necesarios son estos vídeos, estos encuentros, esta actitud. Gracias Ester y Pablo. Un abrazo».

    1. ¿Tendrán algo que ver los desbarres de esa «misionera» con que pertenezca a una asociación privada de fieles, Servidores del Evangelio de la Misericordia de Dios, aprobada en Alemania, que parece ser un vivero de herejías?

  11. Padre, Dios lo bendiga y aliente. Cuando satanas a vertido tanta baba en algunos comentarios es que le diste donde le duele. Esas pobres gentes frustadas por el rencor merecen mas lastima que desprecio y mas oracion que aclaraciones (que no entendera pues «no tienen oidos para oir».
    Mientras satanas ataque vamos bien porque se ataca lo que se teme y el nos teme,Oremos por estos infelices que tanto odio derraman, asi tendran el corazon!!!!

  12. En el fondo los que mañana, tarde y noche están con la matraca de que sie el celibato, de que si los homosexuales, de que siordenación de mujeres, de que si.. etc. son personas que no aman en hondamente al Señor y tienen una débil vida interior. Pregunta clave: ¿cuanto rato de oración haces cada día a solas en tu despacho o en tu habitación, o ante el sagrario? Me gustaría que algunos de esto sprogres y tibios católicos, me respondieran, sin nmarear la perdiz.

  13. Sería divertidísimo si no fuese tristísimo, que algunos de los que escriben aquí: 1. Para pasarse por el forro las Sagradas Escrituras, apelen a lo que ellos llaman “la Tradición” ¿Y qué tradición es esa? La que les gusta, más la inexistente que se inventan, porque la parte de la tradición que no les gusta la ignoran. 2. Lo que ellos llaman “tradición” son los paganísimos filosofía griega y derecho romano con los que desnaturalizan el Cristianismo. 3. También resulta que, para lo que les gusta, el matrimonio es un sacramento, pero luego alaban a aquellos autores greco-romanos, como Orígenes, que fomentaban que los maridos incumpliesen uno de los derechos fundamentales del matrimonio, viviendo en continencia. A ver si os enteráis de una vez: eso de que el sexo es malo y sucio y sea bueno prescindir de él, no es bíblico ni cristiano: es filosofía pagana de Platón y los gnósticos.

  14. El disparate de poner la tradición por encima de las Escrituras se ve: 1. Esto equivale a decir que podemos inventarnos otra religión completamente distinta. 2. Se contradice cuando, por ejemplo, se dice que el Papa no puede ir contra la tradición, ¿pero los que vinieron después de la Escritura sí que pueden ir contra la Escritura? 3. El mismo S Pablo dijo: Gálatas 1:8-11 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles