Decapitan una escultura del Sagrado Corazón de Jesús en San Fernando

Imagen Sagrado Corazón decapitado
|

Un nuevo acto de vandalismo de odio a la fe ha ocurrido en la localidad de San Fernando, Cádiz. En esta ocasión el objeto del ataque ha sido una escultura del Sagrado Corazón de Jesús, situado en la plazuela de la parroquia de Nuestra Señora de la Oliva de la localidad gaditana.

La propia parroquia ha sido la encargada de publicar los hechos a través de sus redes sociales con el siguiente mensaje:

«Queridos feligreses: Con profundo pesar tenemos que informar que en la madrugada de hoy, domingo 6 de febrero, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que se encuentra en la Plazuela de nuestra Parroquia ha sido atacada. Rezamos por quienes han causado estos daños a la imagen del Señor, que ya ha sido retirada de su lugar habitual, en el pedestal de la Plazuela». Tanto la parroquia como algunos grupos políticos municipales, ya han pedido a la policía local que investigue lo ocurrido y detengan a los culpables y paguen los daños causados.

Este acto vandálico por desgracia no es novedoso. Algo parecido sucedió a principios del pasado mes de diciembre en la localidad madrileña de San Lorenzo del Escorial. A las 24 horas de inaugurarse el belén municipal, el Niño Jesús puesto en el pesebre apareció sin cabeza a la mañana siguiente. Al igual que se producen estos hechos vandálicos por desconocidos, que podrían ser considerados delitos de odio, por desgracia, también está en auge los derribos de cruces de plazas e iglesias por parte de distintos consistorios bajo el pretexto de cumplir con la ley de memoria histórica. Muchas de esas cruces, representan a los caídos por defender su fe durante la sangrienta persecución religiosa que se vivió en España durante la Guerra Civil y también meses antes de estallar el conflicto bélico. La gran mayoría de los derribos de cruces, son promovidos por ayuntamientos gobernados por PSOE, IU, Podemos o independentistas de izquierdas cuyo fin es eliminar toda simbología religiosa de la vía pública.

Hace apenas dos semanas, el alcalde socialista de Villagarcía de Arosa inició del derribo de la cruz en la iglesia parroquial. También recientemente, en Cataluña se produjo la escultura del requeté abanderado situado ante el mausoleo donde reposan doscientos requetés del Tercio de Nuestra Señora de Montserrat. Actualmente, también se ha denunciado en los juzgados la retirada de una cruz en la localidad mallorquina de Son Servera, por parte de la alcaldesa socialista. La cruz retirada hace un año en Aguilar de la Frontera por parte del Consistorio gobernado por IU también se encuentra bajo investigación.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
24 comentarios en “Decapitan una escultura del Sagrado Corazón de Jesús en San Fernando
  1. Cadiz ha sido siempre un foco de agitación judeomasónica. Allí viven muchas antiguas familias cuyos miembros más j´ovenes vuelven a las andadas

    1. Parece que estamos volviendo a las ‘andadas’ de los años 30 del siglo XX.Cuando no se aprende de la Historia…se aboca a repetirla.

  2. La decapitación de una escultura puede ser dolorosa para los que amamos a aquel a quien representa pero, personalmente, me resulta infinitamente más dolorosa la decapitación de manos de aquellos cristianos que pretenden separar la Iglesia de Cristo: el cuerpo de la cabeza.

    Ese «Cristo sí, Iglesia no» es una decapitación que me preocupa más porque son cristianos y porque creo que a Cristo le duele mucho más también.

    1. «…la decapitación de manos de aquellos cristianos que pretenden separar la Iglesia de Cristo»

      Se refiere a los cismáticos gays alemanes, ¿verdad? O a tanto heterodoxo que anda suelto por la Iglesia, sin duda. ¿A que sí? Pero esta noticia no trata de éso, sino de la decapitación de una imagen de Nuestro Señor.

          1. ¿No me diga? Como si no se notase que a usted las noticias y artículos que publica esta página le importan un bledo, y que sólo usa la sección de comentarios para colar de matute sus ideas heterodoxas, a ver si puede engañar a algún ingenuo. Ve que no, pero es usted inasequible al desaliento. Pero se ha encontrado con la horma de su zapato. Así que, siga poniendo lo que a usted sí le interesa (que a los demás no), que ya tendrá cumplida réplica. Ah, y bienvenida de nuevo tras su enésima despedida «definitiva» que nadie se creyó (usted no se va ni con agua caliente, no hay peligro).

          2. Le respondo con su propio comentario chulesco:

            «¿Qué parte no ha entendido de «esta noticia no trata de éso, sino de la decapitación de una imagen de Nuestro Señor»?»

          3. Por eso; como no que trata de éso, le confirmo que a usted no le interesa un pimiento de lo que sí trata (lo ha dicho usted misma). ¿Tiene algo que decir sobre el tema, o va a seguir con su «yo, mí, me, conmigo»?

  3. Es un acto de cobardía y realizado por gentuza malnacida, Jesús les ha perdonado, mi perdón exige justicia que no creo sea fácil de conseguir, por lo que irá para largo. Sólo les deseo que su diarrea mental se les materialice en su tarea diaria.

    1. No diga tonterías, Belzunegui. El Papa nada tiene que ver con este acto abominable. España sufre una profunda descristianización, ya desde antes de que empezara el actual Pontificado.

      1. Bergoglio no tendrá nada que ver directamente, pero no olvides que nunca dice nada sobre estos actos vandálicos.
        Solamente se pronunció una vez para decir: «¡Hagan lío!»

      2. Ya sabemos de que pie cogea Jorgito Mario.
        Cuando se decapita o destroza algo muy caro a los católicos, él guarda unh empecinado silencio. Pero cuando se hace o dice alguna cosa sobre nuestros «hermano»s y «hermanitos», ahí sí que habla y habla para enseñar que ellos adoran al mismo Dios, y por tanto, los debemos respetar y tolerar.

  4. Le respondo con su propio comentario chulesco:

    «¿Qué parte no ha entendido de «esta noticia no trata de éso, sino de la decapitación de una imagen de Nuestro Señor»?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles