El obispo de Cuenca permite la vuelta de la Misa Tradicional

José María Yanguas Sanz
|

El obispo de Cuenca, José María Yanguas Sanz, ha comunicado que concede el permiso para poder seguir celebrando la Misa Tradicional como se venía haciendo hasta ahora.

«Desde noviembre de 2018 se celebra en Cuenca una vez al mes, la Santa Misa con el «missale romanum» de 1962, con autorización de nuestro Obispo Mons. Yanguas», informa el grupo que celera la Misa Tradicional en Cuenca. ayer, hicieron público el comunicado en el que aseguran que «con gran alegría os comunicamos que el próximo domingo día 23 a las 6 de la tarde retomamos la Misa Tradicional en Cuenca. Celebra el P. Juan María Sellas. Deo gratias!».

José María Yanguas Sanz, Obispo de Cuenca
El obispo de Cuenca, José María Yanguas Sanz, celebrado la Misa Tradicional

El pasado 31 julio, a raíz de la publicación del Motu Proprio, Traditionis Custodes, por el papa Francisco, todos aquellos que deseen celebrar utilizando el Misal Romano de 1962, deben presentar una solicitud formal al obispo diocesano, quien consultará a la Sede Apostólica antes de otorgar esta autorización. Los sacerdotes que ya celebran según el rito antiguo deben solicitar al obispo la autorización para seguir disfrutando de esta facultad.

Desde el Grupo de Oración de Padre Pío Nuestra Señora del Rosario de Cuenca y con carta del 1 de septiembre de 2018 dirigida Monseñor Yanguas, Obispo de Cuenca, se hizo la petición formal para que el Grupo de Oración de Padre Pío pudiera celebrar mínimo una vez al mes la Misa por el Rito Tradicional, quien autorizó posteriormente a celebrar esta misa mínimo dos domingos al mes desde agosto de 2020.

En el Reglamento Interno del Grupo y aprobado también por el Obispo el 30 septiembre del 2019 consta en su punto 5 dentro de las actividades del Grupo el promover la celebración de la Santa Misa por este Rito. «Como grupo de fieles que han promovido en la ciudad de Cuenca la Santa Misa por este venerable rito y tanto bien espiritual hemos recibido a través de él, queremos comunicar públicamente uno de los principios que rigen nuestro Grupo y se específica en el Reglamento Interno, es la plena e incondicional adhesión a la Doctrina de la lglesia con obediencia al Papa y los Obispos», aseguró este grupo tras la publicación del Motu Proprio.

«Es por ello y a tenor de lo dispuesto en el Artículo 2 del Motu Proprio Traditionis Custodes estamos a la espera de que Monseñor Yanguas tenga a bien autorizarnos seguir celebrando por medio de nuestro Director Espiritual la santa Misa con el missale romanum de 1962 como veníamos haciendo hasta ahora, los domingos del año litúrgico si así lo dispone, para lo cual pedimos en oración la intercesión de Nuestra Señora del Rosario, de San Miguel Arcángel, de San José, de San Nicolás de Bari y de San Pío de Pietrelcina», publicó en sus redes sociales el grupo celebrante de la misa tradicional.

Dichas plegarias, han tenido su efecto y el obispo de cuenca permite que puedan seguir celebrando la misa con el misal antiguo. esta decisión de Yanguas Sanz se une a la de otros obispos españoles como el de Huelva, Málaga o Toledo, entre otros, que han permitido en sus diócesis mantener este rito tal cual estaba.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
15 comentarios en “El obispo de Cuenca permite la vuelta de la Misa Tradicional
  1. Deo gratias! Para cualquier obispo informado de lo que ocurre en su diócesis son evidentes los buenos frutos que da la Misa tradicional. Sin problemas, sin guerras ni divisiones de ningún tipo. Comunidades discretas, crecientes, jóvenes, llenas de vida comunitaria parroquial y de amor por la Iglesia. Esa es la realidad poco publicitada de la Misa tradicional.

  2. Dios sabrá recompensar el buen criterio de Monseñor Yanguas Sanz y sus colegas en el episcopado. Confiemos en que su positiva actitud de preserve y acentúe en el futuro, y cunda como ejemplo entre otros jerarcas.

  3. UN FUERTE APLAUSO

    Quare me repulisti? Et quare tristis incedo, dum affligit me inimicus? Cuando el Demonio se arrastra sinuosamente entre internet y la televisión, quærens quem devoret, aprovechándose traicioneramente de nuestro cansancio. En esos casos, que todos afrontamos como Nuestro Señor en Getsemaní, Satanás quiere atacar nuestro sacerdocio presentándose persuasivo como Salomé ante Herodes para pedirle la cabeza de Juan Bautista. Ab homine doloso et iniquo erue me. Todos somos iguales a la hora de la prueba. Porque el Enemigo no sólo quiere vencer sobre nuestras pobres almas de bautizados, sino sobre Cristo Sacerdote, cuya unción llevamos.

  4. Por eso, hoy más que nunca la Santa Misa Tridentina es la única ancla de salvación del sacerdocio católico, ya que con ella el sacerdote renace todos los días en esos momentos privilegiados de íntima unión con la Santísima Trinidad y obtiene de ella gracias indispensables para no caer en pecado, avanzar en el camino de la santidad y encontrar un sano equilibrio para ejercer su ministerio. Pensar que todo se pueda despachar como una cuestión de simple ceremonia o estética significa que no han entendido nada de su vocación. Porque la Santa Misa de siempre –y lo es de verdad, y siempre se ha opuesto a ella el Adversario– no es una amante complaciente que se ofrece a cualquiera, sino una esposa celosa y casta, como también el Señor es celoso. CM Viganó.

    1. Pues sería interesante que no solamente se celebrase una vez al mes y con aforo limitado….

      Mi agradecimiento para el obispo de Cuenca. Que Dios le bendiga.

  5. Es que cuando te lees Trento, te entra el canguelo, pues está todo vigente, y ningún Papa o concilio, y menos pastoral, lo puede derogar, sino que hay obligación de acatar.
    Que sigan las vírgenes necias haciendo necedades mientras oyen todas estas verdades.

  6. ¡Concedido!, no obstante, autorícese la celebración solamente el quinto domingo del mes. Notifíquese y cúmplase. Con misericordina, su obispo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles