PUBLICIDAD

Javier Belda denunciado por falsedad documental, fraude a Hacienda pública e intrusismo laboral

Javier Belda
|

Infovaticana ha podido confirmar que el sacerdote Javier Belda, hombre de confianza de Osoro para resolver el lío de las fundaciones, tiene puesta una denuncia contra él en el Juzgado de Instrucción nº 53 de Madrid.

Los hechos se remontan al 2 de junio de 2021, fecha en la que fue presentada la querella contra Javier Belda Iniesta donde se relatan “unos hechos constitutivos del delito de intrusismo profesional y ya se atisba también que el relato fáctico podría subsumirse en un delito de falsedad documental”.

El 25 de junio de 2021 se dicta auto por el Juzgado mediante el cual se cita a declarar como investigado a Belda. Declara como investigado el 21 de julio de 2021 y reconoce que no tiene ninguna licenciatura o grado de Derecho u otras titulaciones oficiales. La acusación aporta como pruebas el currículum público y universitario de Belda Iniesta, las asignaturas de la Titulación de Derecho donde ha sido profesor, los Trabajos de Fin de Máster que ha dirigido y las Tesis Doctorales en las que ha sido tutor o director.

Igualmente consta que ha sido nombrado Catedrático o profesor doctor. “Todas estas actuaciones suponen de forma evidente y clara la comisión de un delito de falsedad documental, pues suponen la emisión de documentación oficial sobre estas titulaciones, certificados, etc donde el Sr. Belda Iniesta ha falseado sus datos, faltado a la verdad”, argumenta la acusación contra Belda.

Tras estos datos, el pasado mes de agosto deciden ampliar la querella contra Belda. Se afirma que “falsificó los documentos que le fueron necesarios para aparentar esta doble condición, como llevó a cabo conductas de naturaleza delictiva derivadas de estas, como es la prestación de asesoramiento jurídico, algo exclusivo de la profesión de la abogacía, la docencia en áreas en las que no tenía la formación requerida, la dirección de tesis doctorales y la participación en tribunales doctorales ajenos a su formación como licenciado en derecho canónico e, incluso, la participación en investigaciones financiadas con fondos públicos sobre objetos de los que carecía de la necesaria habilitación”.

La acusación sostiene que Belda se hace pasar por abogado, ha montado un despacho de abogados y asesoría jurídica y realiza las labores de consulta y asesoría jurídica directamente. “El Sr. Belda no solo habría cometido un delito de intrusismo profesional por ejercer como abogado, sino que también podría haber cometido un delito de falsedad documental, tanto por el CV falso que utilizó como, llegado el caso, por los posibles títulos que hubiera mostrado para acreditar dicho CV; por último, su participación como investigador en proyectos financiados con fondos públicos y cuyo ámbito de actuación se alejaban del derecho canónico puede llegar a suponer un presunto delito de fraude a la Hacienda Pública”, asegura la acusación contra Belda. Entre los nuevos hechos denunciados, está la falsedad reconocida implícitamente por el propio investigado en su CV y uso fraudulento de este para su actividad docente.

En la querella, a la que ha tenido acceso Infovaticana, se puede leer que “la actividad fraudulenta y sostenida por el CV del Sr. Belda, cuyo pilar principal era la inexistente licenciatura en Derecho, no se limita solo a personarse como abogado y asesor jurídico -que fue objeto de la querella original- ni a su labor docente, vista en el subapartado anterior. El Sr. Belda expandió sus actos a la investigación académica que, a la luz de lo expuesto, también tiene un claro carácter falsario”. Fruto de esta supuesta falsedad, Belda dirigió tésis doctorales de ámbitos del derecho ajenos a sus conocimientos.

Otro de los aspectos de la denuncia contra Belda, es que a lo largo de los años, ha publicado multitud de artículos y participado en proyectos que, en principio y según parece, han sido sostenidos por fondos públicos. “Todos tienen un punto en común: son proyectos de investigación de áreas del derecho diversas, pero todas alejadas del derecho canónico, con financiación pública, en las que participó el Sr. Belda como doctor en derecho”, explica la acusación.

Por ello, la acusación contra Belda afirma que “podemos estar ante hechos que podrían ser incardinados en el tipo delictivo de la falsedad documental, en relación a los documentos que pudieron justificar la participación del Sr. Belda en esos grupos de investigación, y/o de fraude de subvenciones, si el Sr. Belda se lucró de forma alguna con la financiación de esos proyectos, en los que no podría haber participado”.

De este modo, Javier Belda se enfrenta a la acusación de unos presuntos delitos de falsedad documental, intrusismo laboral y delito contra la Hacienda Pública en su modalidad de fraude de subvenciones, por lo que a Belda se le siguen acumulando los problemas sin que sea cesado de ninguno de sus cargos.

Los escándalos de Javier Belda: «El brazo armado de Roma» que ayuda a Osoro con las fundaciones

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

19 comentarios en “Javier Belda denunciado por falsedad documental, fraude a Hacienda pública e intrusismo laboral
  1. Otro de los personajes bergo liantes para desprestigiar la Iglesia Católica y hacerle el mayor daño posible, con independencia de que esa denuncia prospere o no.

    1. Me sorprende que no vaya vestido de sacerdote porque, últimamente, todos estos demo ledores a las órdenes de Bergoglio van impecables, para en gañar todo lo que puedan.

  2. Durante años enteros se ha engrandecido a este personaje con puestos, premios, cargos y cátedras en la UCAM de Murcia. Mendoza lo utilizó además, con la anuencia de Paglia y Osoro, para reventar el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II e impartir en él las doctrinas contra la indisolubilidad del matrimonio de Francisco y el resto de heterodoxias. No hay derecho a esto que están haciendo con la Iglesia católica.

    1. Pues no parece Mendoza proclive a ese tipo de intenciones. Se le podrá tachar, quizás, de otros defectos que tendrá el hombre, pero «modernista» no tiene aspecto de ser. Francisquita, tampoco. Y la doctrina tradicional sobre la Familia, parece ser vivo ejemplo de fiel seguidor de la misma.
      Tendrá otras miserias, el hombre, pero por ahí… me temo que no aciertan.

      1. Repasa el elenco de profesores que entre Mendoza (al que Osoro alabó llamando «hacedor» en un discurso), Paglia y Osoro han puesto en el Instituto Juan Pablo II, del que sólo se ha caído Belda. Fíjate, por ejemplo, en el nefasto Fernando Vidal, que el otro día se posicionaba sibilinamente con el Gobierno en su ataque despiadado a los católicos que rezan ante los abortorios. Y luego me cuentas eso de que Mendoza no es modernista ni francisquista. Mendoza es de lo que le conviene a él en cada momento.

          1. Sí, si es como Ud. dice, probablemente tenga razón respecto al personaje, y se trate de un caso de «adaptación al medio ambiente», según lleguen los aires percibidos. Lo cual sería triste, eso desde luego.
            No sabría decirle.
            Un servidor tiene recuerdos de años atrás. Toda una época en la que reinaban el mismo S. Juan Pablo, y el Card. Ratzinger.

  3. Parece que hayan contratado a todos los malhechores variopintos y los hayan ordenado sacerdotes y obispos para perjuicio de la Iglesia católica y una pretendida demolición de la misma.
    Menos mal que sabemos de boca de nuestro amado Señor que no prevalecerán.

  4. Interesante la foto que ilustra el articulo, la cual nos muestra al personaje dedicando algunas de sus acertadas palabras a la audiencia que ahí estaría escuchándole decir cualquiera de sus doctas ocurrencias, edificándoles en el buen hacer, en la prudencia de los actos, nobleza de intenciones. Unos asistentes unánimes en aclamar, al final del acto, la sinceridad y veracidad en todas sus palabras, con las que el ingenio de este doctor de toda sabiduría tuvo a bien edificarles en tan notoria ocasión.
    ¿Y cuándo será la próxima vez en que este nuevo fénix de los ingenios consentirá premiarnos con sus intachables razones y elocuente y sabio discurso?
    No habrá sala suficientemente grande para acoger a todo el público que seguro acudirá a escuchar tan feliz discurso.

  5. Vaya par de pájaros que se han juntado en Madrid.
    Y los dos tienen en común el haber falsificado su curriculum académico inventándose titulaciones universitarias de las que carecen.
    ¿Cómo no se les caerá la cara de vergüenza con lo relativamente fácil que es desemascarar semejantes mentiras?

  6. He tratado indirectamente con el Sr. Belda y puedo garantizar que tiene un nivel académico e intelectual bastante elevado, no es que me lo hayan contado, que lo he visto, por tanto, para mí todo esto está siendo una grandísima sorpresa.
    Creo firmemente en el derecho a la presunción de inocencia del Sr. Belda, y en tanto en cuanto, no tengamos sentencia firme yo seguiré pensando que esto debe ser un enorme mal entendido, pero en caso de confirmarse sería un escándalo de tres pares de narices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles