José Luis Retana, nuevo obispo de Salamanca… y Ciudad Rodrigo

Ciudad Rodrigo Salamanca Retana José Luis Retana
|

El Vaticano ha anunciado hoy varios nombramientos episcopales que afectan a nuestro país. Junto a la inesperada elección de Áznarez Cobo como nuevo arzobispo castrense, se han producido otros dos movimientos episcopales.

El primero de ellos afecta a dos diócesis españolas, y ha caído como un -esperado- jarro de agua fría en una de ellas, la diócesis de Ciudad Rodrigo. Francisco ha aceptado la renuncia del obispo de Salamanca, Carlos López, de 76 años, y en su lugar ha nombrado al actual obispo de Plasencia, José Luis Retana, de 68 años.

Lo llamativo es que el comunicado vaticano dice textualmente que nombran a Retana «como obispo de las diócesis de Ciudad Rodrigo y Salamanca (España) , uniendo personalmente las dos Sedes como episcopios». Termina así la historia de la diócesis mirobrigense, la más pequeña de España, que tenía, por otra parte, casi mil años de historia a sus espaldas.

Por otra parte, el Papa Francisco ha nombrado un obispo auxiliar para Toledo. El elegido ha sido Francisco César García Magán, de 59 años, que hasta ahora ejercía como Vicario General de la archidiócesis.

José Luis Retana

José Luis Retana Gozalo nació el 12 de marzo de 1953 en Pedro Bernardo, diócesis de Ávila. Completó sus estudios filosóficos y teológicos en el Seminario de Ávila de Salamanca. Estudió durante dos años en la Facultad de Teología de Friburgo (Suiza) y finalmente obtuvo la licenciatura en teología y el doctorado por la Universidad de Salamanca.

Fue ordenado sacerdote de Pedro Bernardo el 29 de septiembre de 1979.

Ha ocupado los siguientes cargos: Formador y Profesor del Colegio Diocesano La Asunción de Nuestra Señora de Ávila (1979-1993); Rector del Seminario de Ávila en Salamanca (1993-1999 y 2003-2012); Vicario Episcopal y Secretario Particular del Obispo (1998-2005); Canon de la Catedral (2002-2017); Delegado Episcopal de las Instituciones Diocesanas de Magisterio y Párroco de San Pedro Bautista (2012-2017) y Decano del Cabildo Catedralicio de Ávila (2015-2017).

El 9 de marzo de 2017 fue nombrado obispo de Plasencia y consagrado el 24 de junio siguiente. Dentro de la Conferencia Episcopal fue Miembro de la Comisión Episcopal de Docencia y Catequesis (2017-2020). Desde 2020 es miembro de la Comisión Episcopal de Educación y Cultura.

Francisco César García Magán

Francisco César García Magán

Francisco César García Magán nació el 2 de febrero de 1962 en Madrid. Realizó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor San Ildefonso de Toledo.

Fue ordenado sacerdote el 13 de julio de 1986.

Obtuvo la Licenciatura en Teología Dogmática (1990) y en Derecho Canónico (1992) de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Además, realizó sus estudios de in utroque iure en la Pontificia Universidad Lateranense (1994-1998). y también fue alumno de la Pontificia Academia Eclesiástica (1995-1998).

Después de su ordenación sacerdotal fue Secretario del Vicario General (1986-1988); Secretario Particular del Obispo Auxiliar (1988-1989); Vicario Parroquial de Santa Bárbara (1986-1988) y Capellán de las Hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, en Roma (1989-1998). Trabajó en la Sección de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado (1991-1995) y de 1995 a 1998 asistió a la Pontificia Academia Eclesiástica.(1995-1998). Posteriormente en el Servicio Diplomático fue Agregado y Secretario de la Nunciatura Apostólica en Colombia (1998-2000); Secretario de la Nunciatura Apostólica en Nicaragua (2000-2003), Francia (2003-2006) y Serbia (2006-2007). De regreso a la Arquidiócesis en 2007, fue canónigo del Capítulo Catedralicio (2008-2018); Vicario Episcopal de Cultura y Relaciones Institucionales (2008-2015) y Provicario General (2015-2020). Desde 2020 hasta ahora ha sido Vicario General. Además, fue portavoz de la Comisión de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia de España (2009-2014).

Aznárez Cobo, nuevo arzobispo castrense

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “José Luis Retana, nuevo obispo de Salamanca… y Ciudad Rodrigo
    1. A un obispo hay que pedirle, ante la crisis monumental que está padeciendo la Iglesia, no que sea feliz, sino que sea mártir, un buen obispo, que empiece por mimar unas cuantas familias cristianas para que de ahí surjan vocaciones para el seminario diocesano, en vías de extinción casi todos ellos.

      1. Los nombres propios se deben escribir con mayúscula. Si hablamos de Dios, de Cristo o del Señor, a mí me encanta escribir estos nombres como se merecen y, por tanto, las normas de Internet o de quien sea no me importa. Que se quiere buscar una cosa en Google, la cosa cambia, ya que no es un escrito. ¿Conoce por casualidad a monseñor Retaba?

  1. Las diócesis unidas «en la persona del obispo» no dejan de ser diócesis diferentes con gobiernos diferentes y catedrales diferentes. Muy distinto cuando se funden dos o más diócesis en una sola. Aquí se nombra un sólo obispo como obispo de dos Diócesis. Ciudad Rodrigo seguirá existiendo como diócesis y seguirá teniendo gobierno y clero independiente de Salamanca, al igual que administración y bienes distintos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles