Aznárez Cobo, nuevo arzobispo castrense

Juan Antonio Aznárez Cobo
|

Como se venía advirtiendo en los últimos días, hoy se han producido varios nombramientos episcopales en España.

El nuevo arzobispo castrense de España, sede que estaba vacante desde que el anterior prelado, Juan del Río, falleciera en enero por coronavirus, es Juan Antonio Aznárez Cobo, de 60 años, hasta ahora obispo auxiliar de Pamplona.

Este sábado les contábamos que el actual obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, tenía muchas papeletas para ocupar este puesto. También les hablamos de las posibilidades del actual ordinario castrense, Carlos Jesús Montes Herreros. Sin embargo, en los últimos días, el Nuncio en España, Bernardito Auza, habría urdido este inesperado nombramiento.

Religión Confidencial adelantaba ayer el nombramiento y explicaba los pasos detrás del mismo. Según estas informaciones, el nombramiento de Cobo se habría producido a pesar de que el cardenal Omella hubiera insistido en que el cargo recayera en Gil Tamayo.

Juan Antonio Aznárez Cobo nació el 14 de enero de 1961 en Eibar, Guipúzcoa. Se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza en 1984 y completó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Pamplona.

Fue ordenado sacerdote el 27 de octubre de 1990 y posteriormente se licenció en Ciencias Bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico (1997). Fue Administrador Parroquial de San Juan Bautista en Mendavia (1990-1993); Vicario Parroquial de San Juan Evangelista en Huarte-Pamplona (1997-1999); Párroco de San Esteban en Esparza de Galar, de San Emeterio y San Celedonio en Cizur Menor (1999-2004) y párroco de San Jorge en Pamplona (2004-2009). De 2009 a septiembre de 2012 fue Vicario General de la Arquidiócesis de Pamplona y Tudela y Catedrático de Sagrada Escritura en el Centro Superior de Estudios Teológicos. San Miguel Arcángel de Pamplona (CSET); Profesor Titular de Sagrada Escritura en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Francisco Javier de Pamplona (ISCR) y Profesor Titular de Sagrada Escritura en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

El 9 de junio de 2012 fue nombrado obispo Auxiliar de Pamplona y Tudela por Benedicto XVI y fue consagrado el 9 de septiembre siguiente.

Presidió la ceremonia Francisco Pérez Gonzalez, obispo titular de Pamplona, y además asistieron más de 25 obispos y arzobispos de toda España. Próximo al Camino Neocatecumenal, quienes le conocen dicen de él que es persona de extremada afabilidad y muy querido. Además, es próximo al Opus Dei, en cuya universidad en Navarra es Profesor Asociado del Área de Sagrada Escritura.

En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal para la Liturgia desde marzo de 2020. En 2017 fue elegido miembro de la Comisión Episcopal para la Liturgia y desde 2012 es miembro de la Comisión Episcopal para el Apostolado Secular y de la Subcomisión Episcopal de Familia y Defensa de la Vida. Además de español habla italiano, inglés y francés.

Junto a este nombramiento, el Vaticano ha hecho públicos los del nuevo obispo de Salamanca y Ciudad Rodrigo -sí, se confirma la fusión de ambas diócesis-, que recae en el actual obispo de Plasencia, José Luis Retana Gozalo, y el del nuevo obispo auxiliar de Toledo, Francisco César García Magá, actual Vicario general de la archidiócesis.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

6 comentarios en “Aznárez Cobo, nuevo arzobispo castrense
  1. Cercano al Opus y a los Neocatecumenales.
    Cierto jesuita que susurra al oído de Francisco tiene que estar al borde de un infarto
    🤣🤣🤣🤣🤣

  2. Un arzobispado cada vez más inútil. En las FF.AA. cada vez son menos los que participan en actos religiosos (hoy participación voluntaria gracias a Dios), como la Casa Real actúa de facto como diocesanos de Madrid (véase que todos los acontecimientos importantes, bodas, bautizos, funerales etc… son presididos por el arzobispo diocesano), y por lo que veo, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil optan desde hace tiempo por sacerdotes y obispos diocesanos para celebrar a sus patronos, incluso en lugares donde existe un templo y capellanía castrense (caso de Ferrol, por ejemplo, que me pilla cerca). Eso si, enhorabuena al afortunado, le tocó un buen sueldo (bastante mejor que el de sus compañeros obispos) y con poco trabajo, un auténtico sueldo nescafé…

  3. En el caso de la Guardia Civil el acudir, los que acudan, a los actos religiosos de la parroquia civil va también en su política de siempre de buenas relaciones con las fuerzas vivas del emplazamiento del puesto sea del rango que sea. En Pamplona, por ejemplo, van a la iglesia de los Paúles contigua al edificio de la Comandancia. Del capellán, si le tienen que a veces le tienen, más bien pasan. Aunque del Arzobispado, al menos hace algún tiempo, seguían nombrando capellán. Será para «justificar» el sueldo nescafé…

  4. ¿Tiene algún sentido hoy día el vicariato castrense? Los militares católicos son todos ellos fieles de distintas parroquias y diócesis. Me temo que el nuevo arzobispo, a estas alturas, por muy bueno que sea, no va a pintar nada.

  5. Su primer saludo empieza con lenguaje inclusivo: hermanos y hermanas y acaba con lenguaje franquista: Para servir a Dios y a ustedes…confío en que no sea una vela a Dios y otra al diablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles