El arzobispo de Toledo pide perdón por «las negligencias en el cuidado y respeto del templo»

Catedral de Toledo perdón (ArchiToledo)
|

Ayer por la tarde, en al baptisterio de la Catedral Primada, tuvo lugar la celebración de la apertura de la fase diocesana del Sínodo de la Sinodalidad, que terminará en Roma en octubre de 2023. Pero la expectación de este acto recaía en el anuncio del arzobispo de la archidiócesis de Toledo, Francisco Cerro Chaves, por el que habría un acto penitencial con motivo del videoclip de contenido sensual grabado en el templo un mes antes.

La celebración fue presidida por Cerro Chaves, y en él concelebraron el arzobispo emérito de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, el obispo emérito de Segovia, Ángel Rubio Castro, y más de un centenar de sacerdotes de la archidiócesis.

La celebración, según informa la diócesis, comenzó en el baptisterio de la catedral, donde tuvo lugar el anunciado acto penitencial, en el que se pidió perdón a Dios “por los pecados del Pueblo de Dios, sacerdotes, vida consagrada y laicos, y las negligencias en el cuidado y respeto del templo”.

También se pidió perdón “por las faltas de docilidad y comunión con el Santo Padre y el Colegio de los sucesores de los Apóstoles; por los pecados contra la unidad y la comunión en la Iglesia, por las críticas destructivas, intencionadas o inconscientes y superficiales”.

Además, todos los asistentes pidieron perdón al Señor “por todas las opresiones, injusticias, violencia que atentan contra la libertad y los derechos del hombre en el plano político, social, laboral y familiar”, y por “las inmoralidades y corrupciones que condicionan y empujan al individuo a una degradación moral o física, disuelven los vínculos familiares y desenfocan los verdaderos valores de la vida”. Finalmente, se pidió perdón “por los escándalos y por los abusos a las personas vulnerables”.

Tras el acto penitencial y la profesión de fe, la celebración continuó en el altar del templo. Al comienzo de su homilía, el arzobispo de Toledo dijo que “nos unimos a toda la Iglesia universal que con el papa Francisco nos ha convocado a esta realidad. Nosotros lo hacemos, como se hace en todos los sínodos, pidiendo perdón, arrepintiéndonos de nuestros pecados y viviendo en esa clave fundamental de conversión”.

Cerro Chaves esperó que “seamos capaces de vivir este sínodo que nos convoca el Papa y posteriormente comenzar nuestro Sínodo diocesano con esos tres grandes subrayados: los laicos, la vida consagrada y los sacerdotes”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
16 comentarios en “El arzobispo de Toledo pide perdón por «las negligencias en el cuidado y respeto del templo»
  1. Muy mal que el arzobispo pidiera perdón por «las faltas de docilidad con el Santo Padre», cuando ante la confusión doctrinal e ideológica de Francisco, resistir a sus errores no es falta sino virtud.

    1. Una cosa es estar en comunión con el Papa, sea quien sea, y es lo que debemos hacer los católicos y otra cosa es estar a partir un piñón con las ocurrencias personales del Papa de turno, que es lo que está haciendo la mayor parte de la jerarquía eclesiástica actual

    2. Es virtud y fidelidad a Cristo resistir y combatir la confusión doctrinal, de carácter intencional, de Bergoglio, por oscuras influencias e intereses de imponer la agenda malthusiana.

  2. Cuánto cuesta pedir perdón sin disculpas ,sin adornos.Cuanto cuesta hacerlo austeramente .Me confieso de esto y punto.
    Pedir perdón sin propósito de enmienda tampoco vale.Para los católicos el propósito de enmienda es tener claro que sin la Gracia De Dios volveremos a pecar .Por tanto el propósito es si fuese necesario comulgar cada día ,confesarse de pecados veniales rezar a nuestra señora la Vitgen el Santo Rosario para que tenga a raya al Diablo.Ese es el propósito de la enmienda de los católicos porque sabemos que sin la Gracia todo es en vano.

  3. Solo falt´´o pedir perdón por las emisiones de CO2 y por no meter inmigrantes en casa (Nosotros, no el Obispo). Ah y por ser demasiado rígidos.
    Quizá en otro momento. El Gran Arquitecto comprende que ese no es el momento, que ya nos hemos mofado suficientemente de Dios.

    Que vergüenza. Se ríen de los católicos en nuestras caras.

    1. Y lo que es peor: se ríen de Dios. Recemos por estas pobres almas consagradas que han traicionado a Jesus. Lo han vendido por unas monedas. Que se arrepientan. Que Dios se apiade de ellos cuando llegue su hora.

  4. Eso hacen los corruptos, piden perdón pero se quedan la pasta. Cinismo. Que pidan perdón por cerrar las iglesias y abandonar a las ovejas en la tormenta, por impedirle el alimento del alma para su salvación. Que pidan perdón por eso y prometan nunca más volver a abandonarnos.

  5. A quién tiene que pedir perdón es al Altísimo. Además de ello, y para probar que todo el asunto no es intencionado, planificado y doloso, y con un alcance e intención peor de lo imaginado, como primado de España, este indigno Arzobispo que ha profanado repetidamente la Catedral de Toledo, debe de dimitir. Irrevocablemente. Las peticiones de perdón a los fieles de estos máximos jerarcas ante hechos tan graves son, sencillamente insuficientes y difícilmente creíbles como muestra de verdadero arrepentimiento. No hablamos de una persona cualquiera ni de unos hechos más o menos privados.
    Si en la sede de una gran corporación como Banco de Bilbao Vizcaya o Ferrovial se filma algo parecido, utilizando la simbología de esa corporación como fondo, no creo que a nadie le quepa duda de que el Presidente de esa Corporación no es adecuado para el puesto… y sería mucho menos grave.

  6. Menudo «acto de reparación». ¿Qué han reparado exactamente? Su credibilidad no, desde luego. Ha faltado pedir perdón por la erupción del volcán de la palma (por otras absurdeces ya lo han hecho).

    Al final, lo único que parece movilizarles es el dinero (o la falta del mismo, mejor dicho). Pues habrá que ir pensando en qué emplear el que iría destinado al cepillo o la X de la declaración de la renta. Igual así entran en razón y cumplen lo que se supone que deberían hacer, ya que no les sale ‘motu propio’.

    1. Puede que no cuiden debidamente de los templos, pero es natural, pues las preocupaciones con la Casa Comum son mucho más importantes…

  7. El arzobispo personalmente no pide perdon. Habla en general pero ni mucho menos por el, añadiendo varios perdones que tenemos que pedir los demas para quedar por igual o mas culpables que el. Vaya pastor del dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles