PUBLICIDAD

De los Papas santos y beatos

Papas santos y beatos
|

Hoy hemos conocido que Albino Luciani, que pasó a llamarse Juan Pablo I cuando fue elegido Sucesor de Pedro 33 días antes de su muerte, será declarado beato. Se trata del cuarto Papa que será canonizado o beatificado por el Papa Francisco.

En la historia de la Iglesia ha habido, contando al futuro beato Juan Pablo I, 91 Pontífices santos o beatos. 73 de ellos vivieron antes del año 900; comprensible, ya que en los primeros siglos tuvieron lugar las fuertes persecuciones sobre los cristianos, muriendo muchos pontífices como mártires.

Desde el siglo IX hasta ahora ―siendo concretos, en 1136 años―, ha habido 18 Papas que han subido a los altares; de ellos, cuatro en el último medio siglo.

Como podemos apreciar en este artículo del sacerdote José María Iraburu, del siglo X ningún Papa ha sido considerado tan siquiera beato; dos beatos y dos santos encontramos en el siglo XI, entre ellos, Gregorio VII; en el siglo XII tan sólo un beato, Eugenio III; dos beatos aparecen en el XIII, y un santo, Celestino V, al que conocerán por ser el Pontífice que renunció antes de Benedicto XVI; dos beatos encontramos en el siglo XIV y ninguno en el XV; en el siglo XVI encontramos un santo, san Pío V, el último Pontífice canonizado hasta el siglo XX.

En el siglo XVII hay un obispo de Roma beato, Inocencio XI; en el XVIII ningún Sucesor de Pedro ha merecido subir a los altares; en el XIX encontramos tan sólo al beato Pío IX, que fue beatificado en el año 2000, junto a Juan XXIII, por Juan Pablo II.

El primer Papa elegido en el siglo XX, Pío X, fue canonizado por Pío XII en 1954, convirtiéndose en el primer Papa santo desde prácticamente la batalla de Lepanto, como hemos dicho antes. Desde Pío V hay que retroceder al año 1296 para encontrar otro, cuando murió Celestino V, que hemos mencionado antes: tres Papas santos en 700 años; y otros cuatro beatos.

Sin embargo, tras el advenimiento del Concilio Vaticano II la santidad de los Papas ha explosionado: todos los Papas desde ese momento han subido a los altares ―sin contar, evidentemente, a los vivos Benedicto y Francisco.

Juan Pablo II beatificó a Juan XXIII, como hemos dicho anteriormente, y en 2014 Francisco canonizó a los dos Papas citados, habiendo sido beatificado el Papa polaco por Benedicto XVI en 2011. Francisco también beatificó en 2014 a Pablo VI, al que más tarde canonizaría en 2018. El último Pontífice posconciliar que quedaba, Juan Pablo I, ya tiene aprobado el milagro de su beatificación, que tendrá lugar previsiblemente en 2022.

El dato, sin lugar a dudas, llama la atención, y creo que cabe preguntarse acerca de la facilidad con la que se canoniza en los últimos años, y con ello no me refiero -sólo- al pontificado de Francisco, sino décadas atrás.

Desde que existe proceso regular de canonización se han proclamado 1726 santos, pero a un ritmo muy irregular. Desde 1592 a 1978 -386 años- solo ha habido 302 nuevos santos. Es con Pio IX cuando el proceso empieza a coger velocidad, creando el último Papa Rey 52 santos. Pero la gran aceleración se dispara con Juan Pablo II quien llega incluso a reformar el proceso para hacerlo más rápido y menos riguroso, proclamando 482 nuevos santos. Y, tras un cierto parón con Benedicto XVI -44 canonizaciones-, llegamos al presente pontificado: 899 nuevos santos.

Francisco ha canonizado más santos que sus predecesores en más de cuatro siglos

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

55 comentarios en “De los Papas santos y beatos
  1. Es tiempo de rebajas en la Iglesia. Decrece la exigencia para ser canonizado, y ello reduce el papel testimonial de los santos. Ahora basta ser un buen cristiano y estar en sintonía con la línea ideológica dominante, y si además es Papa postconciliar, la elevación a los altares se logra fácilmente.

  2. No sólo Francisco Juan Pablo II abrió la mano hasta dejarla plana, y también canonizó a muchos, incluso en un mismo día, mirar la lista desde su apertura.

  3. Seminarios vacíos, crisis de vocaciones sacerdotales y religiosas, parroquias con pocos fieles y envejecidos, comunión en la mano y de pie, falta de Fe en la presencia real de Cristo en la eucaristía, confesiones comunitarias, divorcio, matrimionio civil, apostasía social y personal, laicismo, pederastia… ¿Santos? Por sus frutos los conoceréis.

  4. «Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que por sus frutos los conoceréis».
    (Jesús de Nazaret)

  5. Lo penoso es que todavía no se haya canonizado a Pío XII. Sólo por sus documentos, discursos, Encíclicas, y haber proclamado el Dogma de la Asunción, debería ser elevado a los altares.
    ¿será por que es preconciliar?

  6. Todos estamos llamados a la santidad,ser Papa,es una tarea tannnn grande,que te pone de rodillaas.Yo creo que muchos papas deben ser santos,aunque no lo sepamos.Dios,en las Sagradas Escrituras,dejó bastante claro,la humanidad de Pedro.Hoy día,Pedro,tal vez con alguna cosita,nos hubiera escandalizado.Sólo Cristo,es perfecto,los demás,somos defectuosos,inclusive,los santos más grandiosos.Los que reconocen sus miserias,bajan la cabeza ,se humillan y después,miran al cielo y piden a Dios,que les de lo que ellos no tienen.En esos momentos,es cuando estos seres humanos,comunes y corrientes,empiezan a elevarse.Ser santos,es normal,los santos no andan con muchos efectos especiales,aman a Cristo y dan fruto.Cumplen en el día a día su deber de estado,con amor.Alguno volará o hará alguna cosa especial,pero por lo general,son normales,eso sí,los que saben mirar,reconocerán a Cristo en ellos,pero sin estridencias.

    1. Bien dicho, ¡dan fruto!, pero es allí donde está la verdadera crítica, ¿cuáles fueron los frutos de los cuatro, para la Iglesia, que fue su labor particular?

  7. Cuando lo hizo JP II era santisimo, si lo hace este es un demonio en la tierra. Cosas de fanáticos religiosos. Son papistas del papá anterior, y no reconocen la obvia continuidad. Olvidan, niegan, lo de Asís, las bendiciones chamánicas a su santon favorito, los zapatitos rojos de su héroe renunciador en el concierto de las bellas religiones, solo un poquito falsas pero de buena fe, mil desviaciones doctrinarias, el obvio carácter de gay tapado y mentiroso , además, del santo rey del concilio . Y se creen parte del resto fiel que salvará a la Iglesia, sin hacer nada, faltaba más.

  8. ¿Por qué no se hace amigos y sale por ahí en lugar de dar la paliza siempre con la misma cantinela? ¿O se trata de una terapia? ¿Se ha quedado a gusto? Hala, ya pasó.

  9. La habéis bordado, con esto de que la señora escritora recurrio a los amarres diabólicos para tentar y seducir al hombre de Dios. Estrictamente, los otros que son por lo general bastante gais, son inmunes a tales amarres. Jua jua jua jua.

    1. Ande, recójase la baba y tómese la pastillita verde. Y la próxima vez no se despiste y deponga su venenito diario en la noticia correspondiente, que se pierde usted con mucha facilidad.

  10. Como al papa no lo eligen (todos) los obispos, y a los obispos no los eligen los presbíteros y, a fin de cuentas, los fieles no cuentan nada en estas elecciones (como ocurría al principio del Cristianismo); como, al final, los Papas son elegidos “desde arriba”, resulta que el Papa Juan Pablo I era un Papa con el paso cambiado, porque estaba en marcha la operación para derribar al Presidente Carter y se nos venían encima Reagan y los Bush. De forma que “tocaban” Papas ultraconservadores, y así pasó lo que pasó. No nos olvidemos que los Papas nombrados desde arriba tienen que marcar el paso con los que mandan en Occidente. Pío XI—liberales; Pío XII—fascistas; Kennedy—Juan XXIII; Johnson—Pablo VI; Reagan y los Bush—JPII y Benedicto XVI; y Obama—Francisco.

    1. Tema del artículo: la canonización de los Papas. Pero él a su bola, con sus obsesiones de siempre, llenas de malísimos ultraconservadores y fascistas…

    1. Con que se cambie la sonda ya ha hecho su buena acción del día, que luego tienen que ir fregando detrás de usted. Ande, échese una siestecita y descanse, que debe de estar agotado hoy (sobre todo de cambiar de nicks, pensando que es ingenioso y que engaña a alguien). Si no diera lástima, sería cómico.

    1. Los procesos se abrieron mucho tiempo antes. Si no hay nada en contra y se han terminado, no los va a meter en un cajón como si no pasara nada. En cambio, los procesos «estrella» de este pontificado suelen ser de personas afines a la ideología que asesinó a estos mártires, como Angelelli o Romero (ambos zurdos sin disimulos).

        1. Naturalmente que hay problema: es incompatible con la fe católica y persigue a la Iglesia, a la que odia. Ahí están los miles de mártires para atestiguarlo. Amén de haber producido dicha ideología más muertos en un sólo siglo que todas las guerras y revoluciones de la historia juntas. Y habla de sectarios… Hay que tener cuajo.

  11. Bien, bien. Igual los primeros profanadores de los mártires fueron los jesuitas amiguetes de los bolcheviques con motivo de la teología de la liberación , otra sinvergüenzada de marca mayor.

    1. ¿»Sinvergüenzada»? ¡Por Dios! ¿Pero qué palabro es éso? Que está aquí para entretenernos, no para hacernos llorar… ¿No sabe trollear sin faltas de ortografía?

  12. Yo no les voy a contar las obras de estos papas,se supone que están opinando porque leyeron por lo menos,el 70 por ciento de las noticias y de los documentes ,reportajes,encíclicas,obras escritas,…………….presupongo que no estoy hablando con gente que habla sin informarse.

    1. Claro, y como usted usa el DRAE, que siempre tiene a mano, en todos sus comentarios… jajaja. También el DRAE admite «presidenta» en lugar de sólo «presidente», que es como debe decirse, sin haber aprobado, en cambio, «colganta», por ejemplo (tiene que seguir diciendo «colgante», aunque sea algo femenino lo que cuelgue, como UNA llave). El DRAE a veces es tan «coherente» como usted.

      1. Y no digamos «jueza», que también admite. En cambio, no admite «juezo», ¡qué cosas! Una vez oí una frase cómica que define estas anormalidades del DRAE: «La juez será jueza, cuando la pez sea peza». Conclusión: usted y el DRAE son súper coherentes.

  13. Si tienen errores doctrinales no pueden ser propuestos como Santos. ¿Da igual ahora y Lutero también puede optar?¿Lo que siempre sirvió ya no sirve? Pues entonces no serán canonizaciónes infalibles sino reversibles y otro pap4 podrá disponer otra cosa. No hay problema.

    1. No sé a quién dirige su comentario, pero es evidente que a usted puede darle lecciones cualquiera, porque no sabe de nada y algo siempre aprendería. Algo bueno tenía que tener trollear, ¿no?

  14. Qué paciencia nos tiene Dios,andamos determinando quien es santo y quien no!!!creemos que nos vamos a salvar por el antes o el después,por favor, que básicos somos!!Un poco de humildad!!

    1. Algunos son muy básicos, ya lo creo: no entienden la diferencia (o fingen no entenderla) entre ser santo y ser canonizado, que es de lo que trata el artículo.

    1. Si está llamando soberbio a Francisco por determinar que los Papas posconciliares son santos, dígalo claramente, que se le ha pegado la ambigüedad (de hecho, es más ambigua que él, si cabe).

  15. Era lógico y esperable, por tres razones: 1) En estos últimos tiempos, las comunicaciones son rapidísimas, lo que agiliza el proceso de información a la Santa Sede, respecto a los méritos de las personas canonizables. 2) La reforma del proceso de canonización, para hacerlo mas ágil, introducida por San Juan Pablo II y que es citada en el artículo, abunda en hacer mas rápidas las canonizaciones. 3) Y sobre todo, la acción divina, cuya providencia, hace que en los tiempos duro abunden los papas santos, ya que su Iglesia los necesita.

    1. ¿Qué tiene que ver la santidad de los Papas -o de cualquiera- con su canonización, que implica presentarlos como modelo? O sea, que las desastrosas decisiones y actuaciones de los Papas posconciliares, que objetivamente son un anti-modelo, además de que sus frutos están a la vista de todos, han sido debidas a la «acción divina» sin que interviniera su libre albedrío, y, por tanto, sin culpa por su parte? O le he entendido muy mal, o tal insinuación suena muy poco católica, además de implicar que los santos son impecables, que no cometen errores, y que Dios no sólo permite el mal, si no que a veces lo quiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles