PUBLICIDAD

Arzobispo Roche: “La reforma de la Misa es irreversible”

Misa irreversible Roche
|

“Podemos afirmar con certeza y autoridad magisterial que la reforma litúrgica es irreversible”, ha dicho el arzobispo Arthur Roche, en su primera alocución tras suceder al cardenal Sarah al frente de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, dejando diáfanamente claro que ha entendido su misión.

“Necesitamos gente bien preparada y equilibrada” que piense con la Iglesia, dijo Roche, nuevo prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en la apertura del curso del Pontificio Ateneo de San Anselmo.

Roche se quejó de que muchos obispos están preocupados de que los sacerdotes recién ordenados “carecen de preparación y equilibrio” en cuestiones litúrgicas o sucumben a “ideologías eclesiásticas” o sencillamente van por su cuenta en términos de su propia visión de la Iglesia y de la práctica litúrgica. Este estado de cosas, añadió, es parte del marco que motivó el motu proprio papal a principios de verano Traditionis Custodes, que restringe la celebración de la Misa preconciliar.

¿Recuerdan lo que les decía el otro día sobre las paradojas de este pontificado? Pues aquí tienen otra: hay que estar abierto a las novedades, como nos exhortaba la semana pasada el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, pero una vez llegan las novedades correctas, se acabó el innovar con ellas; hay que amar el cambio y acogerlo, pero cambios muy concretos, que se cierran a cambios sucesivos.

Sencillamente, Roche puede decirlo tantas veces como desee, pero lo que desea es imposible como el pasado concilio se encargó de demostrar. La reforma litúrgica podrá contar autoridad magisterial, porque la aprobó un Papa, la aceptaron los siguientes y la defiende con fervor el ahora reinante; pero la Misa anterior, ambiguamente motejada de “Tridentina”, contó igualmente con el sello de Pedro y sus anatemas, se mantuvo durante siglos y, sin embargo, ha sido reversible y revertida.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

54 comentarios en “Arzobispo Roche: “La reforma de la Misa es irreversible”
  1. Y-una-mierda.
    La misa eterna es indefectible porque es el Santo Sacrificio agradable a Dios, no esas chácharas modernistas diseñadas para un mundo putrefacto.

    1. La Misa Eterna… ¿que es eso? La celebración eucarística celebra el misterio eterno de la salvación, renueva el misterio pascual y hace presente el sacrificio único y salvador de Jesucristo. ¿Misa Eterna ? ¿Qué quieres decir con eso?

      1. Un troll haciéndose pasar por el gran Pío IX. Lo que nos faltaba. Yo contesto a su pregunta estimado troll: a lo que probablemente se refiere a Misa Eterna es el de que la Misa no puede cambiar radicalmente (ciertos se quitan con el tiempo, pero sólo pocos y no todo el conjunto, como ocurrió con la Misa sacada de la manga que hizo Bugnini, que cambió el 85% de la Misa y no con fines santos).

      2. No se haga el «sueco», que se lo hemos explicado muuuuuchas veces: la Santa Misa ES el Sacrificio por el cual Nuestro Señor Jesucristo se ofreció a Sí mismo en el Calvario una vez y para siempre y que sigue siendo ofrecido en los altares a Dios Padre, y sólo a Él, hasta la consumación de los tiempos, en que Él volverá glorioso. La llamada «Misa Tridentina» (que no lo es, porque a diferencia de la misa de Pablo VI confeccionada en 1969, no la «elaboró» el Concilio de Trento, sino que tiene origen apostólico), también es conocida como «Misa de los Santos» o «Misa eterna».

      3. Lo que no me mola es saber que la misa post concilio la diseñó un masón, Bugnini, y tira a protestante que atufa. Es válida, no lo niego, pero descafeinada en comparación con la vetus ordo.

      4. El cristiano no va a Misa a cumplir una obligación, va a vivir la Misa, movido por el Espíritu Santo, para ofrecer con Cristo la vida de Cristo y su propia vida a Dios Padre y por lo tanto en la Misa se une el tiempo nuestro que vivimos acompañados por Cristo con la eternidad De Dios.
        Imagino que será eso.

        1. Lo ha intentado, pero me parece que se ha hecho un poco de lío. En primer lugar, los católicos sí vamos a Misa por obligación, pues así lo manda la Santa Madre Iglesia: «Oír Misa entera todos los domingos y fiestas de guardar» (es el primer Mandamiento de la Iglesia). Si se incumple, salvo causa justificada, se peca. Lo que sienta o deje de sentir quien cumple con el precepto es totalmente indiferente (no le exime de cumplirlo). Y en segundo lugar, quien ofrece el Santo Sacrificio a Dios Padre no es usted, ni yo, ni ningún fiel, sino el mismo Cristo (se ofrece a Sí mismo).

          1. Efectivamente es Jesús mismo quien ofrece el sacrificio de Sí mismo, pero lo hace por medio del ministerio de los sacerdotes, porque así es como Él lo ha querido, no hay sacerdotes, no hay ofrecimiento del sacrificio.

          2. ¿Y qué tiene que ver que el sacerdote oficiante ofrezca «in persona Christi» el Santo Sacrificio (sigue siendo Cristo quien se ofrece a Sí mismo a Dios Padre) con lo que se ha comentado hasta aquí? Vamos, que no veo qué pretende haber aportado nuevo, la verdad.

  2. ¿La autoridad magisterial basada en qué? ¿En lo que a ellos les da la gana? Estos se piensan que el Magisterio se inventa las cosas porque sí y eso es palabra de Dios. Se creen dueños de la Iglesia. Usted tranquilo cardenal, que todos ustedes tarde o temprano morirán y ya veremos que pasa después. Panda de chulos…

    1. Sobre Traditionis Custodes, yo cada día estoy más convencido de que estaba ya preparado antes de tiempo. Nada más que veamos lo que escribe: algunos sacerdotes “carecen de preparación y equilibrio” en cuestiones litúrgicas o sucumben a “ideologías eclesiásticas”. Vamos, que todo el que no piensa como ellos está ideologizado. Y si ya les gusta la Tradición deben de tener «algo mental». Vaya forma de tratar el poco rebaño joven que les queda. Qué pastores…

      1. «Sobre Traditionis Custodes, yo cada día estoy más convencido de que estaba ya preparado antes de tiempo»

        Si no lo ha leído aún, le recomiendo el artículo de «The Remnant» al respecto: «La historia oculta de Traditionis custodes», que encontrará en español en la página web «Adelante la fe».

  3. Roche confunde autoridad magisterial con autoridad dictatorial. La misa tridentina está avalada por autoridad magisterial, y como no puede haber contradicción, la presunta irreversibilidad de la reforma de la misa carece de esa autoridad.

  4. Arzobispo Roche: “La reforma de la Misa es irreversible”
    Que iluso

    Más o menos dijo lo mismo S. Pío V y mira la que se armó con el CV-II

    1. Este Señor lo primero que debería de hacer es ponerse un poco a dieta, y adelgazar a fin de dar una imagen no tan epulona y de bien alimentado, más acorde con la iglesia que predica su jefe, una iglesia Pobre para los Pobres, vaya aspecto de Farton

  5. Tan seguro no debe estar dado que tiene necesidad de proclamarlo. Dime de que presumes y te diré de que careces.

    Vaya soberbio. El Tercer Reich pensó que iba a durar mil años; duró solamente doce. La actual celebración de la misa durará el tiempo que Dios quiera permitirlo; escrito está que «el Templo será purificado», así que este ex-sacerdote de Cristo de lo único que puede estar seguro, es que el rito de los apostoles, no puede perecer.

  6. ¿Es posible que la Liturgia Eucarística sufra otros cambios en el futuro? Seguramente es posible, cuales serán? volver al latín como lenguaje litúrgico? es posible… realizar otras propuestas de cambios a la manera de celebrar? seguramente como le ha sucedido a la misa Ambrosiana, al rito Mozárabe, a la celebración eucarística del Camino neocatecumenal.

    1. A los ritos que cita les ocurrió lo mismo que al Romano y en la misma época. No hubo cambio alguno por una evolución orgánica de la liturgia de siempre. Se confeccionó. Y en cuanto a los neocatecumenales, ya en época de Benedicto XVI se les dejó bien claro que no constituyen ningún rito propio, sino que deben ceñirse a las rúbricas del misal de Pablo VI, al que pertenecen.

  7. Ya lo decía yo: en el Vaticano tienen una bola de cristal. A través de ella han visto el fuero interno de los «rígidos» que ofician o asisten a la Misa Tridentina (y por eso «conocen» sus intenciones y si aceptan o no el CVII, sin preguntarles). La misma bola les ha dicho que la misa de pablo VI es irreversible. Como ya han comentado: qué ingenuos. Para empezar, porque se van a quedar sin fieles (los que asisten, muy mayores, se morirán tarde o temprano). Y, en segundo lugar, porque se van a quedar sin sacerdotes (las vocaciones que crecen son las de los círculos tradicionalistas). Así que, ánimo: nadie va a tener que revocar lo que se hizo en 1969, porque como dice el dicho, entre todos la mataron y ella sola se murió.

  8. Dejad de promover a sodomitas y pederastas y no os preocupéis por los que aman la liturgia de siempre, esos ya se preocupan de su salvación.

  9. “Podemos afirmar con certeza y autoridad magisterial que la reforma litúrgica es irreversible”

    Yo alucino. Si se pudo cambiar la Misa tridentina (después de haberlo prohibido el mismo papa) pero la de ahora no se puede cambiar, sólo se me ocurre una explicación posible: que su religión es distinta a la de antes; que se han inventado una nueva religión. ¿De qué otro modo se podría explicar semejante frase sin negar el principio de no contradicción?

  10. Sr. Roche: la iglesia conciliar con su «misa» se extinguirán biológicamente, no tardando. Sus frutos son malos: debacle eclesial, invierno gélido espiritual, abandono y demolición de la religión, y rendición al mundo.

    Y volverá lo que, a pesar de vuestros esfuerzos, florece y construye espiritual y humanamente: la Iglesia católica de siempre y la Tradición, y la Santa Misa Tradicional. El esplendor de la Verdad. Convertíos y pasáos al bando ganador.

    1. No saquen las cosas de quicio. Incluso por encima de Quo Primum (buena protección también) están los frutos: la Misa conciliar vacía iglesias y almas, y la Misa Tradicional las llena.

      Mal que os pese.

    2. ¿Parecido a qué? Vamos, se parecen como un huevo a una castaña, así como quienes promulgaron ambos documentos: San Pío V y Francisco, respectivamente (no hacen falta comentarios al respecto).

  11. Infovaticana:
    Sugiero que den a conocer el «BREVE EXAMEN CRÍTICO DEL NUEVO ORDO MISSAE» que escribió el Cardenal Ottaviani, que fue prefecto de la Congregación para la doctrina de la Fe junto con el Cardenal Bacci.
    Escrito dirigido al papa Pablo VI, que pone en claro el orígen de la actual situación, descrita por un grupo selecto de especialistas en el tema que nos ocupa. Se escribió en el año 1969.

  12. Su enemancia Arzobispo Roche piensa que los laicos son ignorantes y pasivos. Piensa que puede hacer cualquier afirmación y la gente va a creerla porque él es un arzobispo . Comete el agravio de clericalismo. Todos pueden ver que la Misa conciliar es una desviación que rompe la continuidad con la práctica de la fe Católica. El puede proponer una religión nueva con una liturgia nueva pero esto no significa que los fieles tiene que aceptarla. El remedio es destinar las donaciones a la conservación de la Tradición comenzando con el nivel más bajo: la parroquia, el santuario, la congregación. Es necesario formar asociaciones civiles con personaría jurídica que los obispos no pueden confiscar.

  13. Claro. Exactamente igual que la galicana, el rito mozárabe, el ambrosiano, etc. Todos reformados en algún momento. No sé de dónde sacamos tantos adanes que se creen que ellos van a redescubrir y refundar todo. Hay que ser… «poco listo».

    1. ¿Ritos reformados en «algún momento»? Veamos cuándo: a ver, a ver… 1969. ¡Ay, qué casualidad!
      ¿Qué demuestra la súper reforma montiniana exactamente? Es que no lo veo…

  14. Génesis 4:3
    «Y al cabo del tiempo hizo Caín ofrenda a Yahvé de los frutos de la tierra (… y del trabajo de los hombres), y se lo hizo también Abel de los primogénitos de sus ganados, de lo mejor de ellos (=ofrecimiento de esta hostia inmaculada que es Cristo para la redención de vivos y ddifuntos en la verdadera misa), agradóse Yahvé de Abel y su ofrenda, pero no de Caín y de la suya (los frutos de la tierra y del trabajo de los hombres)».
    Los modernistas equivalen a Caín y su misma falsa ofrenda. Terminaron asesinando al autor del verdadero sacrificio, y por ello quedaron malditos.

    1. Decir que el ofrecimiento Novus Ordo (que Dios nos enseña que está maldito) es irreversible, equivale a decir que la doctrina litúrgica puesta por Dios en el rito de tradición apostólica está equivocada. Si eso no es un acto ci s mati co en toda regla, que baje Dios y lo vea. La maldición que han traído, todos la estamos viendo.

  15. A estos a pos ta tas les importa un pimiento que la misa sea de tradición apostólica con un ofertorio que ofrezca lo que ofreció Abel. Ellos no piensan cambiar, van a seguir ofreciendo lo que les trae la maldición hasta el final, porque son desobedientes a Dios y obedientes como mercenarios a la falsa autoridad, pues la autoridad no fue dada a los sucesores de Pedro para inventar nuevas doctrinas. Las nuevas doctrinas carecen de autoridad. ¿Con cuál autoridad el pap4 introduce el ofertorio de Cain en la misa? Pues con ninguna autoridad.

    1. Que cumplan con Dios y por lo menos que se callen esa aberración de ofertorio. Dejen ya de traer maldiciones sobre la Iglesia. Sois vosotros el problema, no la gente.

  16. ¿Qué intención tienen al consagrar ofreciendo esa cosa condenada y maldita por el propio Dios? El Génesis dice que a Dios le importa un pepino tus frutos de la tierra y del trabajo de los hombres, los cereales y las vides para la Cibeles.
    Pues ellos sabrán. Que disfruten con lo conseguido, que el obediente seguirá con la misa de siempre.

  17. Para los Padres de la Iglesia «novum» o novedad era similar a herejía. Los Apologistas Griegos (no necesariamente de Grecia, sino de lengua griega) respondían a la acusación de que el cristianismo era nuevo y por ello no fiable, decían que provenía de Moisés que era mucho anterior a Platón. Cuidado con las novedades o una iglesia «diferente».

  18. Señor Arzobispo Roche: «Nada te turbe, nada te espante; todo se pasa, Dios no se muda. Con la paciencia, todo se alcanza, quien a Dios tiene, nada le falta. Sòlo Dios basta». No hace falta poner esa cara agitada y congestionada, ni blandir ese dedito severo… Se harà como Dios quiere. Y habièndose cargado el precepto de «irreversibilidad» dado por San Pìo V sobre la Misa de Trento, para instalar la Misa del Concilio Vaticano II, nada hace suponer que algo pueda aùn permanecer «irreversible». Sòlo Dios dirà. Quede usted con Dios.

    1. A un obispo no se le exige ser modelo de pasarela. Si sólo fuera por el aspecto, no habría mayor problema. El problema viene por lo que dice o deja de decir (también si fuera modelo de pasarela).

  19. MUY ATINADO CATHOLICUS LO QUE YO IMPUGNO ES SU DOCTRINA CAMBIAR EL RITO ROMANO ES UNA ABERRACIÓN ES ABOLIR LA SACRALIDAD DEL MISTERIO EUCARISTICO Y LAS RELIGIONES PERMANENCEN POR SU RESISTENCIA AL CAMBIO EN EL DEVENIR DE LOS TIEMPOS
    OJALA ROMA REHABILITARA EL RITO VISIGÓTICO O MOZARABE QUE ESTABA MÁS EN CONEXIÓN CON EL BIZANTINO Y EL ARAMEO. LAS MISAS ERAN CANTADAS Y LA CONSAGRACIÓN SE CANTABA TAMBIÉN COMO HACEN LOS RUSOS. ESAS LITURGIAS CONSERVAN MEJOR EL MISTERIO DE LA ADORACIÓN Y NO HABÍA GUITARRAS ESAS SE SUPRIMIERON CON LA REFORMA DE PÍO X PERO PABLO VI LAS REINTRODUJO Y SE ARREPINTIÓ DIJO EL HUMO DE SATANÁS HA ENTRADO EN LA IGLESIA

  20. Para los laicos de «a pie», como yo, les recomiendo un vídeo reciente de Monseñor Atanasius Schneider en «Conoce, vive y ama tu fe», en el que explica muy bien por qué el Papa actual no puede prohibir la Misa Tradicional. Muy buen vídeo y a mí, me ha convencido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles