PUBLICIDAD

El arzobispo novedoso

Carlos Osoro novedoso
|

Se pregunta el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, imaginamos que entre angustiado y perplejo, por qué no nos abrimos a la novedad, y desde aquí hemos de reconocer que en esto, como en tantas cosas, Su Eminencia habla desde el más profundo conocimiento. Porque si alguien en la jerarquía española ha sabido abrirse siempre a la novedad, ese es don Carlos Osoro.

Quienes hayan seguido con alguna atención la carrera eclesial de nuestro arzobispo sabrá que de él puede decirse cualquier cosa menos que sea rígido. Es, por el contrario, extraordinariamente flexible, y no hay novedad bien posicionada que no acoja con entusiasmo. No habiéndole seguido en sus primeros pasos en el escalafón, ignoro si es en él esta virtud innata o fruto del entrenamiento, de esa repetición de actos buenos que nos hace virtuosos. Pero ya puede bucear el lector en las inspiradas prédicas y alocuciones del prelado durante el pontificado de Benedicto XVI que no encontrará en ellas apenas rastro de una especial devoción ecológica, de una exagerada alarma ante lo que la ONU supone que va a pasar con el planeta. Tampoco destaca en sus palabras de ese tiempo el prurito acuciante de recomendar el desmantelamiento de las fronteras o siquiera un barrunto de que los inmigrantes fueran, por decirlo en paradoja, descartados de primera. Incluso sospecho que no llegó a emplear esa palabra, ‘descartados’, durante sus años previos al advenimiento de Francisco, y me atrevería a añadir que nunca entonces sospechó que la Iglesia estuviera “en salida”.

Pero nuestro buen prelado supo mantenerse abierto a la novedad, especialmente a la que llegaba de Roma. Y la última novedad se llama ‘Iglesia de Francisco’, que el arzobispo ha acogido con particular entusiasmo para sus años. No descartamos en absoluto que, a sus bien llevados 76, el cardenal siga abriéndose a cuantas novedades le conceda ver Nuestro Señor. Uno no llega a cardenal cerrándose a novedades, encastillado en viejas y apolilladas rigideces.

La frase de marras está sacada de una carta que el cardenal dirige a los jóvenes, con ese lenguaje zalamero que usan los políticos para hablar con sus potenciales votantes de tierna edad, y es tan fiel la identificación ‘perinde ac cadaver, que ha logrado don Carlos con el Vicario de Cristo que uno creería estar escuchando a Su Santidad en las palabras del arzobispo. Un ejemplo de manual: “Con esta carta quiero invitar a los adultos a escuchar a los jóvenes. Hacedlo a fondo; no os quedéis con caricaturas ni prejuicios. Dispongámonos todos los adultos a escucharlos y a hacerlo con la hondura que ellos tienen. Como en tantas ocasiones, no les demos respuestas preconcebidas o elaboradas desde nuestra realidad. ¿Por qué no nos abrimos a la novedad? ¿Por qué no confiamos también en sus respuestas a las preguntas que nosotros les hagamos?”. El pastor se convierte en humilde discípulo de sus ovejas, aún de las más inexpertas. ¿No es hermoso?

Naturalmente, ‘los jóvenes’ no existen. Es un periodo de la vida que afecta a todo el mundo que no se muere antes y, siendo cada cual de su padre y de su madre, no hay un colectivo que sean “los jóvenes” con iguales reacciones, visiones y experiencias. De hecho, si rasca un poco Su Eminencia, no es improbable que descubra, por un lado, que los jóvenes son la población que más se aleja de la Iglesia, de esta Iglesia de hoy, y, por otro, que muchos de los que permanecen o se acercan de nuevas lo hacen habiendo, sí, encontrado la Novedad que es Cristo, una novedad tan radical, belleza tan nueva y tan antigua, que no necesitan novedades de todo a cien para alimentar su fe.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

19 comentarios en “El arzobispo novedoso
  1. Lo ha clavado Sr. Esteban sobre todo el último párrafo.
    Mi caso: mi hermana n° 1 de los cuarenta en los ochenta, servidor, músico militante de la “movida” socialistas y mundanos… Gracias a Juan Pablo II y al O Dei. Conocimos “la Novedad que es Cristo, una novedad tan radical, belleza tan nueva y tan antigua…”
    Todo lo mandamos a la m. al recibir el perdón que es el AMOR Y LA DICHA PERFECTA. G. a D.

  2. El estamento eclesiástico está a muerte contra Jesucristo. Lo injurian hasta dentro de sus catedrales y el mundo lo ve a diario totalmente pasmado. Pero ellos cuentan como firmes aliados para sus prevaricaciones con los beatos.

  3. Arzobispo de Toledo, dean, este ahora y hace tiempo, el otro y el de mas allá y acá. Esto no hay coj.,, quien lo aguante. Rebelión ya.

  4. Buenísimo artículo….
    Ya he comentado esta noticia diciendo que esta carta de Osoro se merece ser citada en el espacio «La República de los tonnntos» de estadio….

  5. Camuflándose cual político, cualquier colectivo lo lleva bien. Se amolda mejor que la gelatina. Todo le cae bien, es muy simpático.

  6. Si, no se entiende muy bien que es lo que busca. En todo caso cuentan con vuestra credulidad ingenua. Cualquiera estaría exigiéndoles que ya mismo presenten a Jesucristo en persona o no verán un centavo más de vuestra parte.

  7. Y pensar que la tenían tan fácil, bastaba con mantener año tras año, siglo tras siglo, viejas recetas que siempre fueron efectivas. Pero no pudieron, tuvieron que improvisar, inventar nuevas cosas. Y así, es obviamente tan solo cuestión de tiempo para que todo se vaya al garete.

  8. Si hay algo que va en aumento en nuestra Iglesia Católica y que no es precisamente novedoso, es el cretinismo reinante en buena parte de su jerarquía. Sigo insistiendo en la conversión marxista de muchos de nuestros prelados, pero no a la de d. Carlos, de la que seguramente ya algunos serian brillantes admiradores, sino a la de Groucho, haciendo suyas una de las frases más elocuentes de este gran genio del humor: «Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros……» Y como olvidar el brillante dialogo de » La parte contratante de la primera parte….» una escena sublime donde dos personajes esperpénticos tienen un dialogo para besugos muy similar a cualquier alocución de estos prelados nuestros………enhorabuena.

  9. Perfecto el mensaje.

    Osoros está empeñado en acabar con los la obra de nuestra Señora la Virgen Maria en Prado Nuevo del Escorial. Ha logrado dividir a la congregación en dos, ofreciendo a parte de ella terrenos y alojamiento separado, por medio y de la mano del padre Angel y el ayuntamiento por aquellas fechas de izquierda. Todos colaboraron en la fechoría. El ayuntamiento cede los terrenos al padre Angel, que a su vez cede el veneno a los curas y monjas de la comunidad, mientras el obispado anima las discordias manejando a los curas, para segregarlos, ya que ya los tenía en sus manos al pasar a depender del tinglado económicamente. De esta manera ha dividido físicamente y espiritualmente a la comunidad. hace poco Aprovecharon la plandemia para prohibirles a los curas de la comunidad el rezar el rosario en el árbol de las apariciones. Hacen un rosario paralelo en la nave donde imparten la misa.

    1. Aprovechando la plandemia también no se sabe bien por qué, los curas de la Virgen de Prado han quitado los reclinatorios en la nave. Todas esas cosas son órdenes de arriba. Ya no se comulga de rodillas. Objetivo conseguido, cuando la Virgen habló innumerables veces sobre la forma correcta de recibir a su Hijo y el desprecio con que por aquella época se Le trataba en las Iglesias.

      A alguno de los curas, Uno de ellos, el mas cercano a Osoros, no se les cae de la boca la palabra Francisco. Defiende todos sus juegos con la herejía. Aunque hay curas alli que son muy buenos, tienen la equivocada visión de que la obediencia está por encima de la doctrina divina. Si Osoros les dice que hagan la entrada en misa en patinete, lo hacen. La parte religiosa de la comunidad que era muy devota se desliza hacia ya sabemos que.

      La masonería eclesiástica ha hecho este tipo de jugadas en todas las congregaciones y asociaciones donde hay verdadera fe católica.

    2. No deberían caer Uds. en esa trampa.
      Y si anda rondando el falso «padre Ángel», bien claro está quién es cada cual, y de qué parte está.
      Y si no lo tienen claro aún, examinen por dónde llega ese tenue pero persistente olor a azufre.
      Si han «dividido» a la comunidad, ya tienen todas las pruebas de quién hay ahí haciéndoles «propuestas». No le hagan caso y sigan adelante.
      «La Victoria es nuestra, hijos Míos», ha dicho Ella varias veces en otra de Sus Apariciones en nuestra Patria.
      Los demás, darán cuentas. Bien pronto.

  10. Atestiguo que a los niños y jóvenes estos mensajes de hacerles la pelota y decirles que hablen ellos les.. irritan, o desconciertan, o les dan inseguridad («¿de manera que lo importante lo sé yo?»).. en fin que nada bueno producen.
    Aparte, por supuesto, que la Iglesia no esta para eso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles