PUBLICIDAD

El Papa se une a la «alegría» de la celebración de la independencia de México

Papa Francisco independencia México
|

Nuestro corresponsal en México, Guillermo Gazanini Espinoza, autor del blog Sursum Corda, nos trae hoy la carta que el Santo Padre ha enviado al presidente del episcopado mexicano con motivo del bicentenario de la independencia del país azteca.

En la rueda de prensa de ayer del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, funcionarios del gobierno de la República dieron a conocer las diversas actividades en torno a los 200 años de vida independiente de México.

Durante el encuentro con los periodistas, en un mensaje videograbado, el presidente de la Conferencia Episcopal, Rogelio Cabrera López, dio a conocer la carta que el Papa Francisco ha enviado con motivo de este aniversario y que fue entregada al presidente de la República de manos del nuncio apostólico Franco Coppola.

En la misiva, en la que Francisco reconoce unirse «a la alegría de esta celebración», el Papa señala que «para fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país».

«Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos. Por eso, en diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización», escribe el Pontífice.

«En esa misma perspectiva, tampoco se pueden ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del Pueblo mexicano, provocando con ello un profundo sufrimiento», dijo, refiriéndose a las guerras cristeras de principios del siglo XX.

Les ofrecemos la carta completa:

A su Excelencia Reverendísima

Mons. Rogelio Cabrera López

Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Querido hermano:

Con motivo del Bicentenario de la declaración de la Independencia, quiero hacerte llegar un cordial saludo, a ti y a los demás hermanos obispos, a las autoridades nacionales y a todo el Pueblo de México. Celebrar la independencia es afirmar la libertad, y la libertad es un don y una conquista permanente. Por eso, me uno a la alegría de esta celebración y, al mismo tiempo, deseo que este aniversario tan especial sea una ocasión propicia para fortalecer las raíces y reafirmar los valores que los construyen como nación.

Para fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país. Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos. Por eso, en diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización. En esa misma perspectiva, tampoco se pueden ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del Pueblo mexicano, provocando con ello un profundo sufrimiento. Pero no evocamos los dolores del pasado para quedarnos ahí, sino para aprender de ellos y seguir dando pasos, vistas a sanar las heridas, a cultivar un diálogo abierto y respetuoso entre las diferencias, y a construir la tan anhelada fraternidad, priorizando el bien común por encima de los intereses particulares, las tensiones y los conflictos.

El aniversario que están celebrando invita a mirar no sólo al pasado para fortalecer las raíces, sino también a seguir viviendo el presente y a construir el futuro con gozo y esperanza, reafirmando los valores que los han constituido y los identifican como Pueblo –valores por los que tanto han luchado e incluso han dado la vida muchos de vuestros antecesores– como son la independencia, la unión y la religión. Y en este punto, quisiera destacar otro acontecimiento que marcará sin duda todo un itinerario de fe para la Iglesia mexicana en los próximos años: la celebración, dentro de una década, de los 500 años de las apariciones de Guadalupe. En esta conmemoración, es bello recordar que, como lo expresó la Conferencia del Episcopado Mexicano en ocasión del 175º aniversario de la Independencia nacional, la imagen de la Virgen de Guadalupe tomada por el Padre Hidalgo del Santuario de Atotonilco, simbolizó una lucha y una esperanza que culminó en las “tres garantías” de Iguala impresas para siempre en los colores de la bandera. María de Guadalupe, la Virgen Morenita, dirigiéndose de modo particular a los más pequeños y necesitados, favoreció la hermandad y la libertad, la reconciliación y la inculturación del mensaje cristiano, no sólo en México sino en todas las Américas. Que ella siga siendo para todos ustedes la guía segura que los lleve a la comunión y a la vida plena en su Hijo Jesucristo.

Que Jesús bendiga a todos los hijos e hijas de México, y la Virgen Santa los cuide y ampare con su manto celestial. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí.

Fraternalmente,

Francisco

Roma, San Juan de Letrán, 16 de septiembre de 2021

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

48 comentarios en “El Papa se une a la «alegría» de la celebración de la independencia de México
    1. Yo soy católico de España y ni me incomodan las palabras del Papa ni tampoco el que México sea independiente.
      Me pregunto, en primer lugar porque hidaspes se permite auto nombrarse portavoz de los católicos españoles.
      Y en segundo lugar, también me pregunto por qué debería incomodarte que México sea independiente.

        1. Y desconoce la historia de México. El latrocinio y la violencia que trajo la independencia mexicana para los mexicanos fue brutal. El que me parece un problema para reconciliarse con la historia es el p apa. La viga y la paja.

      1. Yo soy español y me ofende. La evangelización de España fue ejemplar así como todo lo que hizo nuestro país en México. Cuando se fueron los españoles, México estaba un nivel parecido al de los EEUU. 50 años más tarde eran invadidos por los norteamericanos y ahora son lo que son. Si hay un país al que la Iglesia le debe agradecimiento es a España. Empeñó hombre, dinero, sangre y lágrimas en la lucha contra el hereje y la Evangelización de los pueblos. Muchas veces a pesar de Roma. Y ahora que venga este señor a pedir perdón por algo que no ha hecho y que tampoco es responsable me parece de traca. Además que compra la leyenda negra de Obrador y otros como él, que nos venden lo mala que es España para esconder la vergüenza en la que han convertido a un México gobernado por el narco y la inseguridad. Para mandarle a esparragar

        1. Es venderse al mundo, que es lo que significa ser políticamente correcto. Nunca mejor dicho: débil con los poderosos. Y poderoso con las carmelitas.

      2. A mí tampoco me incomodan las palabras del Papa y tampoco entiendo tanta susceptibilidad y resentimiento. ¿Vamos a enfadarnos cada vez que una de las antiguas colonias del vasto imperio español celebre su independencia? ¿cada año? o igual es que cualquier excusa es buena para insultar al Papa.
        Yo prefiero aplaudir la mención del Papa a las guerras cristeras.

        1. Pedir perdón por lo que hizo Cortés o los suyos en SIGLO XVI!!!! es una tontería, la diga el Papa o lo diga el tío del bar. Ni él es responsable de esos pecados ni tiene nada que ver con eso. No nos quejamos de que los mexicanos celebren su independencia. Nos quejamos de que tire el legado de la evangelización de América al guano comprando el discurso de Obrador.

      3. A monseñor Argüello deberían suspenderle en comprensión lectora.
        El Papa Francisco dijo: “Celebrar la independencia es afirmar la libertad, y la libertad es un don y una conquista permanente. Por eso, me uno a la alegría de esta celebración.”
        Luego como el antónimo de la libertad es la opresión, Francisco está llamando a España opresora, y se alegra de que Méjico se independizara de España.

        1. Francisco habla de una mirada retrospectiva que “incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria.”
          Eso es sumarse al discurso de la izquierda que quiere hacer un falso revisionismo histórico para enarbolar la leyenda negra contra España.
          Francisco dice que hay que: “reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos. Por eso, en diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados … que no contribuyeron a la evangelización.” Eso es criticar la evangelización, decir que se hizo mal, y pedir perdón por la misma.

        2. El Papa argentino dijo: “Valores por los que tanto han luchado e incluso han dado la vida muchos de vuestros antecesores como son la independencia.”
          Eso es considerar la independencia como un valor en sí mismo, cuando en el caso de Méjico no lo es, ya que no se encontraba en una situación de invasión ni de sometimiento, sino que gozaba de verdadera libertad formando parte del Imperio Español que le llevó la religión y la buena civilización, y siempre lo consideró como parte de la Hispanidad y miró a sus habitantes como hermanos.

          1. Y además, si bien muchos mejicanos dieron la vida por la independencia, ellos son los que iniciaron la guerra, y también causaron muchas muertes entre los españoles, ya que más de 250.000 españoles murieron por culpa del independentismo mejicano del que tanto se alegra Francisco.

    1. Lea usted más, e infórmese correctamente. Por otra parte, que este Papa se alegre por el desgarro que supuso que Nueva España se convirtiese en un Estado masónico, es más que preocupante, asi como una muestra más de su hispanfobia.
      Luego, a lo largo de esos dos siglos, México ha sido una clara muestra de anticlericalismo. Se ha perseguido de muchas maneras a la Iglesia y a los católicos.

      Así que lo señalado por Hidaspes es lo que pensamos y sentimos muchos otros CATÓLICOS españoles, que presenciamos no sin cierto grado de pasmo, los continuos ataques a nuestra Historia y Tradición en nombre de un falso indigenismo de naturaleza eminentemente marxista.

      Menos mal que cada vez está más cerca el final de este nefasto papado.

      1. Totalmente de acuerdo con usted. Los amigos masones de Bergoglio fueron quienes destrozaron Méjico y otras provincias españolas en América. Quizá por eso se alegre tanto. Flaco favor le hace a la Iglesia, y a España, uniéndose a la Leyenda Negra. Y más en esta época que estamos viviendo, de contínuos ataques hacia ambas. Poco seso y poca cultura demuestra tener, también.

  1. El Papa Francisco ofende y difama a España.
    Ante este grave desplante, el Gobierno debería llamar a consultas al embajador ante la Santa Sede.

    1. Que Méjico luchará contra España y se independizara, fue una injusticia y una ingratitud, que costó la vida de más de 250.000 españoles. Y el Pontífice de la Iglesia no puede unirse a la alegría por esos hechos.

      1. Que Francisco diga que hay que hacer: «una relectura del pasado… Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria», es sumarse al discurso de López Obrador y del resto de la izquierda, que quiere enarbolar la leyenda negra contra España.

        1. Que Francisco diga: «tanto mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados…que no contribuyeron a la evangelización», es sumarse a la petición de Obrador de que el rey de España pida perdón a M´éjico.
          Francisco está pidiendo perdón por la forma como la Iglesia española evangelizó Méjico, y eso es inadmisible. Nuestra labor fue brillante. Si hubo algún fallo, fue tan aislado, que no merece ni mención. Un buen pontífice habría dado gracias a España por su labor evangelizadora.

          1. El Santo Padre no está pidiendo perdón por “la forma en que la Iglesia española evangelizó Méjico” sino por los actos u omisiones que no contribuyeron a la evangelización. Que desde luego, los hubo, aunque si hoy la sociedad mejicana es mayoritariamente católica es debido a la acción de España. No me parece que sea tan grave aludir genéricamente a faltas pasadas cometidas por una obra humana, como fue el desarrollo y acción posteriores al encuentro de España con América y a la ulterior emancipación mejicana. Por contra, creo que resulta coherente con el mensaje de apostar por cerrar heridas pasadas.

          2. Qué cómodo pedir perdón por las supuesta culpas de otros (casualmente muertos y que no pueden defenderse de las acusaciones). Y por las propias, ¿cuándo? ¿Hacemos una lista de cosas por las que debería pedir perdón? No me refiero a los pecados que sólo se dicen al confesor, si no a los escándalos y errores cometidos y dichos públicamente y que no sólo exigen arrepentimiento, si no también reparación. Eso sería «apostar por cerrar heridas» (y hacer justicia) y no tanta cháchara.

      2. Nunca le fue mejor a Méjico que cuando era española. En 1550 ya había Universidad, del mismo rango que la de Salamanca. E imprenta. Y otros muchos adelantos. Con la independencia llegó el desastre. Como en todas las provincias españolas en América, azuzadas por los masones.
        Es indiscutible que el Papa siente una satisfacción especial siempre que tiene la ocasión de denostar a España.

        1. La evangelización de México fue ejemplar, igual que la de todo Sudamérica. Pero este hombre es así. Nada más que veáis que no pisa España… Y si viene va a «Santiago que no a España». Vaya tela…

        2. Mexico no existía antes de la llegada de Cortés y luego fue La Nueva España incluyendo la mitad de lo que es ahora EEUU. Con el Virreinato del Perú fue la zona más rica del mundo. Bergoglio odia España, odia El México católico que dos veces se levantó contra la nefasta Maso sria. Méjico no tiene nada que celebrar.

  2. Es toda una alegría pasar del virreinato más próspero de España a una colonia del imperio anglo que sólo le ha traído desgracias como a todos los demás.

    1. Y el oro está en Londres, fue el pago por la segregación. Qué paradoja, con España era independiente y con la segregación pasa a ser dependiente de los que dijimos.

        1. Parece que no se puede pedir a este pap a que conozca ya no algo de historia, sino lo que dijeron sus antecesores antes de hablar. Y para qué tiene a todo ese ejército de funcionarios, diplomáticos, expertos en historia, archivística… Es que no es un mindundi sin educación ni medios que habla en cualquier bar sin consecuencias…

  3. Papa, no le haga caso al mandatario con lo de pedir perdón. El perdón que quieren éstos políticos masones, es por habernos traído a Cristo, Nuestro Señor. Qué perdón ni qué perdón, GRACIAS, MIL GRACIAS.
    Si no fuera por tanto valiente español, ahora diríamos:
    God save the Queen,,, 😁😁
    ¡¡Qué horror y espanto¡¡
    da hasta escalofrío 🥶
    Gracias también por la lengua española. Tan hermosa.
    Los muertos fueron de los dos lados. Dios es el Juez Supremo.

  4. Lo más divertido de todo es que el presidente de Méjico, que nos exige a los españoles que pidamos perdón porque nuestros antepasados fueron a conquistar aquellos parajes y a evangelizar a sus moradores, es de Santander.

  5. Igual podría pedir perdón él, porque mis antepasados no salieron del valle de Tena hasta hace apenas unas décadas. Quienes esclavizaron a los indios serán los antepasados de los López Obrador y otros criollos como él. Esos mismos que se independizaron de España ¡qué casualidad! justo cuando España quiso poner fin a los privilegios feudales que les permitían explotar gratis la mano de obra india. LA HIPOCRESÍA DE TODA LA MORRALLA QUE ESPAÑA ESPARCIÓ POR ALLÍ DA NÁUSEA.

  6. El problema es que el «papa» se está llevando por delante el prestigio de todo el clero que, pensando como nosotros, sin embargo, calla. Ver tanta cobardía en tantos durante tanto tiempo, mina la moral. Entre tanto hereje y tanto paniaguado, nos estamos quedando huérfanos de pastores…

  7. Hombre, pues en esa misma línea, yo el 6 de mayo me uniré a la alegría del festejo del «saco de roma», efectuado por las tropas españolas mas los lansquenetes (mercenarios protestantes al servicio del Emperador Carlos V), el año 1527. Y lo haré brindando con buenos caldos yen el deseo de que se repita y por que Dios no permita que las intenciones de su vicario sigan siendo nefastas, El sabrá como hacerlo…

  8. «se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano»

    Eso de sentimiento religioso es una expresión secularista que Bergogli0 hace suya.

    ESO ES lo que para él es la fe Cristiana: un sentimiento religioso más, cuyo ganado hay que gestionar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles