PUBLICIDAD

Bartolomé Buigues: el «obispo déspota» amigoniano alabó el «matrimonio homosexual»

|

El obispo que suspendió a un sacerdote y envió 3 meses a «terapia» por celebrar la Santa Misa en latín (con el misal nuevo, no la Misa Tradicional) alabó publicamente la aprobación del homomonio en su país el pasado año.

Obispo suspende a sacerdote por celebrar Misa Novus Ordo en latín

El obispo costarricense que sancionó recientemente a un sacerdote luego de celebrar en latín la Misa según el Misal de San Pablo VI, también conocida como “Novus Ordo” o “postconciliar”, se ha expresado a favor del mal llamado “matrimonio” gay o igualitario en el país.

En medio de la polémica por la suspensión ordenada por Mons. Bartolomé Buigues Oller, Obispo de Alajuela (Costa Rica), al P. Sixto Eduardo Varela Santamaría, resurgieron las críticas al Prelado por su explícito apoyo al matrimonio gay en Costa Rica, que entró en vigor el 26 de mayo de 2020.

Al concluir la celebración de la Santa Misa el lunes 25 de mayo de 2020, Mons. Buigues Oller destacó que “mañana hay dos acontecimientos importantes”. Uno de ellos, dijo, era el segundo aniversario de su ordenación episcopal.

“Y como saben, mañana entra en vigor el matrimonio igualitario. Es un hecho relevante en nuestro país”, añadió.

El Obispo de Alajuela aseguró en esa ocasión que “para nosotros el matrimonio es la unión entre el varón y la mujer, pero nos alegramos de que también otras parejas también tengan derechos civiles”.

“¿Cómo nos vamos a enojar que otras personas que también tienen algún tipo de vida en común tengan derechos civiles?”, cuestionó, al tiempo que dijo que “tenemos que ser tolerantes, vivimos en una sociedad abierta”.

“Nos alegramos de que haya distintos tipos de relación humana, distintos caminos de familia”, añadió, indicando que “yo creo que allí donde hay una manifestación de cariño y una manifestación de familia de alguna forma, ahí se manifiesta Dios”.

La Misa fue transmitida a través de la página de Facebook de la Diócesis de Alajuela, pero debido a la controversia el video fue eliminado posteriormente.

Al día siguiente, el Prelado leyó un comunicado asegurando su “adhesión total” a la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio, conformado por un hombre y una mujer.

Es una información de Aciprensa

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

20 comentarios en “Bartolomé Buigues: el «obispo déspota» amigoniano alabó el «matrimonio homosexual»
  1. Si Francisco es el primero que falla ¿qué vamos a esperar de sus seguidores?
    La confusión ideológica en que se encuentra este obispo sucesor de Judas, debería ser corregida si tuviéramos una Santa Sede bien gobernada, pero en la situación actual es algo impensable.

    1. Ese taimado lobo se atreve a bendecir con voz suavona y revestido de pontifical lo que denomina «matrimonio igualitario». Tanto exaltar los progres la apertura a lo diferente y al distinto, y ahora resulta que para ellos y para este corruptor mitrado ese engendro es «igualitario» sólo por ser sexualmente uniforme, que es su gran desafío a Dios. La culpa de Francisco promoviendo a tanto orate y retorcido pesará mucho en su juicio si la Biblia al final resulta que es verdad.

  2. Encima de imbécil. cobarde. Después de tirar la piedra, esconde la mano.

    “¿Cómo nos vamos a enojar que otras personas que también tienen algún tipo de vida en común tengan derechos civiles?”, cuestionó, al tiempo que dijo que “tenemos que ser tolerantes, vivimos en una sociedad abierta”.
    ¿Dirá lo mismo cuando se apruebe el «matrimonio poliamoroso»?
    Moseñor, sea todo lo respetuoso que quiera con las personas, faltaría más. Pero sea intransigente con el pecado.

  3. osea, hay que ser tolerantes con las uniones de personas del mismo sexo, o sea, un pecado grave. Pero no hay que tolerar a los que celebran la misa en latín. Hasta mandarlo al sicólogo, ¿para que sea gay friendly? A esto nos ha llevado el señor Bergoglio

  4. osea, hay que ser tolerantes con las uniones de personas del mismo sexo, o sea, un pecado grave. Pero no hay que tolerar a los que celebran la misa en latín. Hasta mandarlo al sicólogo, ¿para que sea gay friendly? A esto nos ha llevado el señor Bergoglio. ¡Qué desgracia de pueblo cuando el cura es loco!

  5. Este tío apesta a azufre. Cupich también. Para allá va a andar si el otro día, para no posicionarse sobre la comunión a políticos no católicos o abortistas, al ver que la alcaldesa era la primera, no le encasquetó la desagradable situación al curilla. No es pensar mal, es que ya sabemos quiénes son y sabíamos cómo se las gastan. Esto, los católicos a los que les importa la Iglesia, que son una minoría. La mayoría son ancianos que se limitan al «juntos como hermanos» y poco más. Porque el laicado no os creáis que da para más. Lo cual me lleva a la siguiente conclusión. Han estado destruyendo la Iglesia desde dentro desde hace décadas. Cuanto antes nos enteremos mejor. Mccarrick solo fue la punta del iceberg.

  6. En el primier caso, fue simplemente para humillar el Sacerdote. En el segundo, simplemente reflejo de la depravión total de la Iglésia atual, con la connivencia del Papa, que deberia haberlo rechazado…
    Y todavia, ciegos, no quieren ver que tipo de Iglésia es esta.

  7. Este obispo sí que tenía que ir al psiquiatra. Lo malo es que algún que otro clérigo estuvo en tratamiento psiquiátrico y ha llegado a las más altas instancias eclesiales.

  8. Esto de mandar a los sacerdotes tradicionales a terapia, sale en el libro: El padre Elias, en el momento en el que surje el Anticristo.
    Creo que en America, también hay algunos sitios donde se han aplicado estas «terapias»

  9. Que se sostenga la posibilidad del estado de legislar en su campo no es herejía. Herejía sería que quisiera que la iglesia casara parejas del mismo sexo. La legislación estatal desde hace más de 100 años está alejada de la fe y moral cristianas.

    1. La condescendencia con el estilo de vida gay no es caritativo ni amoroso, sino condenador, porque se les aísla a los gays de la fuente de la salvación. Lo caritativo es advertirles, sin equivoco, que es un pecado que te va a condenar para la eternidad. No es una orientación, ni una alternativa, ni una situación genética. Esto es un pecado y una perversión que condena las almas de hombres y mujeres. Los sacerdotes gay-friendly dejan a sus ovejas extraviadas para que sean devoradas por los lobos.

    2. Apreciado hermano Sacerdote: Le recuerdo lo que enseña León XIII en la «Inmortale Dei» sobre la necesidad de instaurar el orden social cristiano en la legislación civil, que es «un mandato de la ley natural…la ley natural es eterna, universal e inmutable.»
      Por eso un obispo no puede apoyar leyes inícuas sino sólo las que obedecen a Dios.

    3. Sacerdote, el Estado no es un legislador omnímodo, no todo es susceptible de someter a la aprobación de una asamblea parlamentaria. Así, por ejemplo, ningún parlamento debe pisotear la elemental dignidad de cada ser humano. Ningún parlamento puede, tampoco, legislar contra el orden natural, impreso en el corazón de cada ser humano, sea creyente o no. Dentro de las leyes infaustas que atentan contra dicho orden están las del gaymonio.

      Esa «posibilidad», por tanto, no es admisible para un católico, por la razón precitada.

    4. Estamos muy resignados en cuanto a lo que está sucediendo, dicen que la noche se torna más oscura un rato antes de amanerado , tenemos Profesias de P. Benedicto XVI que la Iglesia tendría que pasar periodos así para que al final fuera Poblada de Sanos Santos . No queremos hablar mal de nadie pero desde que Existe la Palabra Prtocolo y Tolerancia qué tal parece estamos dándole particular uso muy convenientemente y a favor de nuestros propios beneficios.
      La Iglesia al menos en este tipo de país donde vivo; Cuba , está desacreditada muy lastimosamente por quienes vivimos amando al prójimo y en especialmente a los pobres cristianismo y algunos sacerdotes que representan lo que de verdad es la sucecion apostólica!
      Ya no creen que exista

  10. No es que sea herejía: es que es inmoral y mostrarse a favor o incluso tibio provoca escándalo (del que pierde las almas). La Iglesia y sus pastores tienen la obligación de orientar moralmente, y cuando algo atañe a la moral, pronunciarse (negativamente cuando algo es inmoral). A los políticos les votan las personas, no crecen en sus escaños como las setas. Así que, hay que decir muy clarito: a tal partido o tal representante NO se le puede votar para no hacerse cómplice del mal que pretende hacer con su mandato político. En este caso, si este obispo no piensa (y no lo piensa) cumplir con su obligación, lo mejor que puede hacer es callarse, ya que no va a dimitir, pese a que debería (entre otras cosas, por contradecir con sus palabras y su actuación los documentos del Concilio Vaticano II, que son los únicos en los que «presuntamente» cree).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles