PUBLICIDAD

Los medios generalistas han vuelto a entender mal al Papa

|

Al menos, si atendemos a los bomberos de guardia que han salido a ‘interpretar’ las palabras de Su Santidad sobre la conveniencia de uniones civiles para parejas homosexuales en un documental recién emitido, la prensa generalista mundial ha entendido que Su Santidad respalda lo mismo a lo que la Iglesia se había opuesto hasta ahora.

Es una rutina a la que este pontificado nos tiene muy acostumbrados: Su Santidad hace declaraciones que, prima facie, parecen revolucionar la doctrina o, al menos, la posición prudencial que la Iglesia había mantenido hasta ahora, los católicos ‘progresistas’ hacen la ola y los ‘conservadores’ salen rápidamente a explicarnos por qué se le ha entendido mal en un ejercicio de malabarismo léxico a veces muy notable.

Y es muy posible que estos últimos tengan razón, de que hay un modo -casi siempre lo hay- de interpretar las palabras de Su Santidad en, digamos, una “hermenéutica de continuidad”, y que nuestra obligación como fieles hijos sea defender la opción menos escandalosa por lealtad y deber filial.

En cualquier caso, no es así como se ve desde fuera, como lo ven los grandes medios, los que llegan a todo el mundo. No todos llegan quizá tan lejos como el popular gratuito británico -el de mayor circulación en el país- Metro, que abre directamente con este titular: ‘El Papa bendice las bodas gays’, pero el meollo se parece mucho. La mayoría de la prensa ‘seria’ va más por la línea de The Scotsman: ‘El Papa Francisco respalda las uniones civiles del mismo sexo’, que The Telegraph alarga así: ‘El Papa Francisco respalda las uniones civiles en comentarios que encantan a los liberales pero deprimen a los conservadores’.

Quizá el que más dañinamente lo ha entendido sea The New York Times, aunque solo sea porque sigue siendo el que marca la línea editorial de toda la prensa convencional de Occidente: ‘Breaking News: El Papa Francisco expresó apoyo a las leyes de unión civil para parejas del mismo sexo, su declaración más fuerte hasta la fecha y una quiebra con la doctrina de la Iglesia’.

¿Se equivoca ‘la Dama Gris’? Digamos que sí; no es exactamente amiga de la Iglesia esta cabecera. Pero, por otra parte, ¿cuál se pensaba que sería el resultado?

La pregunta es relevante por lo que decía al principio, porque es ya una rutina constante, porque ha sucedido ya decenas de veces, y la Santa Sede y el Papa -que ha sido años arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina- no pueden ignorar cómo funciona el panorama mediático.

De hecho, en el muy progresista episcopado norteamericano ya se han alzado voces como la del ordinario de Providence, Thomas Tobin, reaccionando abiertamente contra las declaraciones del Papa. En un comunicado publicado en la página oficial de la diócesis se lee: “La declaración del Papa Francisco contradice claramente lo que ha sido desde hace tiempo la enseñanza de la Iglesia sobre las uniones civiles del mismo sexo”. 

12 comentarios en “Los medios generalistas han vuelto a entender mal al Papa
  1. Ya me he preparado una cervecita y unos tacos de jamón ibérico con picos de pan para sentarme a leer a los conservadores de costumbre, haciendo piruetas para salvar y justificar las palabras de Francisco. Ubi Petrus ibi Ecclesia, ubi Franciscus ibi Ecclesia. Llevan más de 50 años haciendo equilibrios y jugando con las palabras, porque hace más de 50 años que en el Vaticano guardaron en un cajón el principio de no contradicción.

  2. Yo conozco a otros que ya han empezado a hacer circular por las redes las explicaciones de Aciprensa: “El Papa y las uniones homosexuales. Matices esenciales: Qué dijo exactamente, a quién se lo dijo, en qué contexto lo dijo”. Lo de siempre, gafas de madera o tintadas de rosa.

  3. Hasta el Opus Dei está recomendando Fratelli Tutti y aplauden todo lo que dice.
    San Josemaría desde el Cielo estará lamentando la deriva de la Obra.

  4. O Papa Francisco, como todos sabem, tem um discurso dúbio; assim, fica de bem com todos!
    E é disso de que acusam a linguagem do Vaticano II: textos com muita retórica e muito dúbios…Logo, ele deve saber bem onde quer chegar.
    E a informação caiu como uma “bomba” em todo o mundo!

  5. Podría objetarse que se trata solamente de “una opinión privada” del Pontífice, que no compromete el Magisterio ordinario papal ni mucho menos la enseñanza de la Iglesia al respecto. Sin embargo, surge la pregunta: ¿Cómo es posible que un Papa, en un tema de moral, que aparece tan claro en la Revelación y la Enseñanza de la Iglesia, pueda pensar tan distinto y atreverse a hacerlo público? ¿No piensa en las consecuencias? ¿Es consciente de lo que sus palabras y sus gestos pueden provocar en los fieles e incluso fuera de la Iglesia? (ver: La declaración publicada por el Senador italiano Macello Pera en ilfoglio.it de hoy). Dijo Benedicto XVI en la Homilía de la Misa de inicio de su Pontificado: “El Papa no es un oráculo. El también debe ponerse todos los días a la escucha de la Palabra de Dios”. El Papa no es el señor de la Iglesia. El es “Vicario” del Señor de la Iglesia. Sólo en cuanto tal, reciba nuestra obediencia, respeto y afecto.

  6. Hasta una conferencia internacional para aclarar lo que dijo el papa y sobre todo que, según esta conferencia, que no dijo nada contrario a la doctrina de la iglesia, para mañana viernes, tratando de apagar el fuego. Una conferencia para decir que el papa no dijo lo que dijo. a lo que hemos llegado.

  7. Belzu, si tienes las cosas tan claras y eres tan soberbio en tus opiniones, ¿por qué no te presentas en el próximo cónclave y te eligen como nuevo obispo de Roma?…Prometo ir a visitarte si te pones mitra con ínfulas, sobrepelliz y birreta con plumas…

  8. Si, según Santa Teresa, humildad es andar en verdad, los que la propugnamos no somos soberbios sino humildes, pues no soy yo quien posee la verdad, es la verdad quien me posee a mí: BXVI.

  9. Vamos a ver, independientemente de los dimes y diretes del papa, en la iglesia hay muchísima intolerancia.

    Un buen amigo mío es muy católico y homosexual. Él vive en castidad y no hace daño a nadie. Lo que no hay derecho es que en la iglesia siempre se tenga que topar con comentarios intolerantes por parte de los feligreses que están en los grupos burlándose de los homosexuales. Él no dice abiertamente que lo es, pero se ha ido muchísimas veces muy dolido y le hacen daño continuamente.

    A causa de esto, algunas veces ha estado tentado de irse de la iglesia y ya sabéis donde puede caer una persona así.

    Creo que los católicos deberían tener más claro que no hay que rechazar a un homosexual ni burlarse de él. Se condena la sodomía, no el que una persona sea atraída por personas del mismo sexo, y más si esa persona es célibe.

    Acordándome de mi amigo, e independientemente de lo que diga el papa, creo que esto es algo que muchos católicos deberían verse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles