Santiago Agrelo confiesa haber matado a una niña (no, realmente)

|

«Que se calle el mundo: hemos matado a una niña», ha escrito el prelado.

El obispo emérito de Tánger, el español Santiago Agrelo, ha publicado un artículo en Religión Digital, página cuya tendencia es de sobra conocida. En el escrito suelta un batiburrillo de frases acompañando a un tuit que dice: «El caso de una niña brasileña a quien no le permitían abortar, pese a que era legal, ha despertado indignación en toda Latinoamérica. Y ha abierto de nuevo la discusión sobre los derechos de las niñas y mujeres en la región».

La niña de la que habla el tuit, es una brasileña de 1o años que, habiendo recibido abusos familiares, quedó embarazada y quiso abortar. En el hospital al que acudió los médicos se negaron a realizarle la operación, por objeción de conciencia. Por tanto, la niña tuvo que ser llevada a un hospital más lejano, donde finalmente se le practicó el aborto. La niña no sufrió daños y el caso causó una gran polémica en Brasil.

La historia hace más incomprensible el artículo del prelado español, que escribe como si la niña hubiera muerto al serle negada la posibilidad de abortar. «Me moriré sin ver que los discípulos de Jesús de Nazaret, olvidados nuestros libros de normas, de certezas, de convicciones… nos encontremos sencillamente con la vida de las personas que se cruzan en nuestro camino», empieza Agrelo.

«Ante una niña que necesita un abrazo infinito, una acogida infinita que le devuelva un sueño sereno, una ternura infinita que la haga sentir finalmente niña, finalmente amada», dice el obispo, no sabemos si se refiere al aborto. «Nos apresuramos a utilizarla», confiesa el prelado, «siempre al servicio de nuestras normas, de nuestras certezas, de nuestras convicciones, de nuestra ideología, de nuestros saberes… Y ella continúa sola, abandonada, violada, abusada», continúa.

«Guárdense los obispos sus certezas. Guárdense los provida sus convicciones. Guárdense los proabortistas sus códigos de derechos. Guárdense los medios de comunicación sus intereses comerciales e ideológicos», advierte el Sucesor de los Apóstoles.

Entonces confiesa el crimen: «Que se calle el mundo entero, pues hay una niña a la que entre todos hemos matado… Sí, la hemos matado… Le hemos robado todo lo que un niño, al nacer, trae como derecho en el macuto de la vida. Que se calle el mundo: hemos matado a una niña». Qué manía de la posmodernidad esa de disolver la culpa en un ‘todos’, lo que lleva a pensar a que nadie lo es.

Ya conocemos las salidas de tono de este obispo, hace un par de meses confesaba que “hasta un ignorante como yo sabe que hay abortos que de inmorales no tienen nada”. Pero en este caso no se entiende que acuse a toda la humanidad de haber matado a una niña, cuando esta no ha muerto, sí lo ha hecho -asesinada- la criatura que llevaba en su vientre.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “Santiago Agrelo confiesa haber matado a una niña (no, realmente)
  1. Agradeciendo a Infovaticana que parece que por fin ha moderado a quienes se dedicaban a insultar a los comentaristas, me animo de nuevo a comentar, y qué mejor ocasión que contestar a ese prelado que si tuviéramos un buen gobierno en la Iglesia, hace tiempo habría sido suspendido «a divinis».
    Es inadmisible que un obispo afirme que «hasta un ignorante como yo sabe que hay abortos que de inmorales no tienen nada». En esa frase sólo acierta en la primera parte, pues demuestra que no sabe de bioética.
    Agrelo se equivoca gravemente. Entre todos no la hemos matado. Quien la está matando es el obispo emérito de Tánger y los que piensan como él, pues apoyar implícitamente su aborto es lo que mata a esa niña, pues la pone en el resbaladero de la condenación, que es la segunda muerte, la verdaderamente grave. Cuántas almas se pierden por la nefasta influencia de obispos como Agrelo.
    Recemos para que nunca abandonemos las certezas que nos han de salvar.

    1. La hija era una niña, entonces. El titular debe referirse a esa mujer como a la q han matado. Y entonces sobra el paréntesis porq efectivamente lo hicieron.
      Gracias, sacerdote. Necesitamos pastores como usted. Como mujer cristiana y madre, siento rechazo total y absoluto por esos comentarios dentro de la iglesia q rechazan a Cristo-Dios y a su Cruz salvadora. Estamos en una complicada convivencia en occidente, entre ‘neopaganos’ (todos los que no adoran al Dios trino verdadero) y cristianos, incluso, tristemente, en la propia iglesia. Hemos de ir desmarcándonos. Por la madre de la criatura fallecida mucha lástima. Siempre utilizarán casos así para colar como normal el asesinato de los hijos a manos de sus padres. Ya que no han conseguido ayudarla, espero que ahora alguien pueda hacerlo. Ojalá sane sus heridas y pueda seguir adelante. Ojalá alguien le dé a conocer a Jesús.
      Para la criatura pido misericordia. DEP. Espero que Dios la haya acogido. Ya que nosotros no lo hemos hecho.

  2. Obrigada Senhor Padre pelo seu corajoso comentário! Há já tanto tempo que não oiço os nossos Padres falar assim tão frontalmente e com tanta SABEDORIA!!
    Que Deus o abençoe e continue a dar-lhe toda essa Força e Clarividência, para responder com Argumentos Divinos àqueles que estão CEGOS pelo Poder das Trevas!

  3. Dios, y su santa Iglesia, defienden la vida humana, creada por el mismo Dios, al 100%, no al 50%. La misericorditis que padecemos, no sólo por medio del Agrelo que ni siquiera debió ordenarse sacerdote, aplica unos recortes asesinos, que matan al otro 50%. La adopción salva vidas; el aborto mata al hijo y a la madre, que siempre recordará el aborto y pensará: Ahora mi hijo tendría 16 años. Yo lo maté.

  4. Se asesino a la niña, y al bebito, que fue abortado., por las consecuencias son nefastas que esto trae. Si no se quería al bebé debió darse en adopción pero no matarlo.¿ Que paso con el violador?

  5. Ni el embarazo ni el aborto es responsabilidad de la niña por lo cual ni ha muerto físicamente ni tampoco espiritualmente. Ahora bien, estos sucesos dejarán una herida profunda en esa niña. Quien es el responsable? el violador. Quien está detrás del violador? El maligno.

    Todo el mal infligido a la niña viene del maligno , por lo tanto lni nosotros ni la Iglesia es culpable de nada.Todo lo contrario: si la Iglesia hubiera decidido se hubiera salvado una vida, la del hijo.

    En cualquier caso, de lo único que la Iglesia es culpable es de no haber sabido llegar al corazón del violador, en su vida anterior a ese cruel pecado.

    Si Agrelo lo ha dicho así, creo que está claramente confundido.Dios le devuelva la cordura 🙏🙏🙏

    Oremos por la niña, su familia y por la conversión del violador .🙏🙏🙏😔

  6. Bien, se habla de todo: del ser no nacido, su madre, del violador, del nefasto obispo de Tánger, pero nadie cita ni comenta sobre la familia de esa niña, posiblemente inductora del asesinato, familia sin principios ni moralidad.
    Claro que cabe la posibilidad que alguien mantenga ese comportamiento y lo alabe como algo ético y encima suelten que es una buena familia y muy religiosa.

  7. Si el bebé abortado era una niña entonces sí, han matado una niña.
    En cualquier caso, ha muerto una persona amada de Dios, en aras de una ideología hipócrita y asesina que justifica todo porque le ha dado la espalda a Dios.

  8. Tenemos religiones diferentes. Y punto. El cisma existe pero no se ha formalizado. Somos como esos matrimonios, sin haberse divorciado, hacen vidas completamente independientes.

  9. El uso que se hace de este desgraciado caso por parte de este señor es también un abuso. porque es un oportunismo intolerable y por lo mismo abusivo. Y eso sin entrar en la gravedad que represneta en cuanto a la doctrina de la Iglesia

  10. Que injusticia, que todo un monseñor por el hecho de serlo tenga derecho a decir todas sus barbaridades, y encima se las publiquen.
    Y el pueblo Católico fiel no pueda decir nada a esta curia romana que ya solo se representa a si misma. Solo en este medio nos dejan por lo menos decir lo que sentimos.

  11. Que injusticia que este Hombre, este monseñor valiéndose de los bienes materiales de la Iglesia, viviendo de ellos haga cátedra desde su sillón para ir en contra de la propia Iglesia. Y los jerarcas mirando para otro lado debería estar depuesto.

  12. Otro pseudocristiano renegando de la Cruz que es lo mismo que renegar de Cristo.
    DEP la mujer fallecida, la hija. Dios, ten compasión de ella y de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles