PUBLICIDAD

El Papa asegura que el recorte de impuestos a los ricos es una ‘estructura de pecado’

papa francisco serioVatican Media
|

También los paraísos fiscales.

Ayer fue un día especial en el Vaticano, uno de esos en que se convierte en el centro de una especie de sucursal de la ONU. Tuvo lugar un evento en la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales -la que encabeza Sánchez Sorondo- en la Casina Pío IV, epicentro habitual de este tipo de encuentros.

La propia directora del FMI, Kristalina Georgieva, lo anunciaba muy contenta en las redes sociales. “Inspirada para estar de vuelta en el Vaticano para participar en la conferencia Nuevas formas de Solidaridad hacia la inclusión fraternal, la integración y la innovación”, dijo. Al final del evento estaba muy agradecida al Papa, como expresó en twitter y nos contó Carlos Esteban.

“¡Compartimos plenamente su visión de que la economía global necesita ser más inclusiva, más fraterna y debe preocuparse por nuestro hogar común, nuestro planeta!”, dijo la directora del FMI.

El Papa comenzó su discurso diciendo que “el mundo es rico”, pero que, sin embargo, “los pobres aumentan a nuestro alrededor”. “Estas realidades no deben ser motivo de desesperación, no, sino de acción. Son realidades que nos mueven a que hagamos algo”, dijo el pontífice. Hay esperanza, ya que “se trata de problemas solucionables y no de ausencia de recursos”.

“El nivel de riqueza y de técnica acumulado por la humanidad, así como la importancia y el valor que han adquirido los derechos humanos, ya no permite excusas”, afirmó Bergoglio. Según el Vicario de Cristo nos toca ser conscientes de que “todos somos responsables”. “Esto no quiere decir que todos somos culpables, no; todos somos responsables para hacer algo”, añadió.

Estos son datos “casi oficiales”, dijo el Papa, “las 50 personas más ricas del mundo tienen un patrimonio equivalente a 2,2 billones de dólares”. Esas cincuenta personas, nos dice Su Santidad, “podrían financiar la atención médica y la educación de cada niño pobre en el mundo, ya sea a través de impuestos, iniciativas filantrópicas o ambas cosas. Esas cincuenta personas podrían salvar millones de vidas cada año”, aseguró.

Francisco, citando a Juan Pablo II mencionó las llamadas ‘estructuras de pecado’. La Iglesia “advierte que estas benéficas instituciones, tanto públicas como privadas, pueden decaer en estructuras de pecado”, dijo el Papa. “Las estructuras de pecado hoy incluyen repetidos recortes de impuestos para las personas más ricas” afirmó el pontífice, “justificados muchas veces en nombre de la inversión y desarrollo” y los “paraísos fiscales”.

Les ofrecemos el discurso que dio el Santo Padre a los presentes, publicado en español por la Ofcina de Prensa de la Santa Sede:

Señoras y señores, buenas tardes. Quiero expresarles mi gratitud por este encuentro. Aprovechemos este nuevo inicio del año para construir puentes, puentes que favorezcan el desarrollo de una mirada solidaria desde los bancos, las finanzas, los gobiernos y las decisiones económicas. Necesitamos de muchas voces capaces de pensar, desde una perspectiva poliédrica, las diversas dimensiones de un problema global que afecta a nuestros pueblos y a nuestras democracias.

Quisiera comenzar con un dato de hecho. El mundo es rico y, sin embargo, los pobres aumentan a nuestro alrededor. Según informes oficiales el ingreso mundial de este año será de casi 12.000 dólares por cápita. Sin embargo, cientos de millones de personas aún están sumidas en la pobreza extrema y carecen de alimentos, vivienda, atención médica, escuelas, electricidad, agua potable y servicios de saneamiento adecuados e indispensables. Se calcula que aproximadamente cinco millones de niños menores de 5 años este año morirán a causa de la pobreza. Otros 260 millones, de niños, carecerán de educación debido a falta de recursos, debido a las guerras y las migraciones. Esto en un mundo rico, porque el mundo es rico.

Esta situación ha propiciado que millones de personas sean víctimas de la trata y de las nuevas formas de esclavitud, como el trabajo forzado, la prostitución y el tráfico de órganos. No cuentan con ningún derecho y garantías; ni siquiera pueden disfrutar de la amistad o de la familia.

Estas realidades no deben ser motivo de desesperación, no, sino de acción. Son realidades que nos mueven a que hagamos algo.

El principal mensaje de esperanza que quiero compartir con ustedes es precisamente este: se trata de problemas solucionables y no de ausencia de recursos. No existe un determinismo que nos condene a la inequidad universal. Permítanme repetirlo: no estamos condenados a la inequidad universal. Esto posibilita una nueva forma de asumir los acontecimientos, que permite encontrar y generar respuestas creativas ante el evitable sufrimiento de tantos inocentes; lo cual implica aceptar que, en no pocas situaciones, nos enfrentamos a falta de voluntad y decisión para cambiar las cosas y principalmente las prioridades. Se nos pide capacidad para dejarnos interpelar, para dejar caer las escamas de los ojos y ver con una nueva luz estas realidades, una luz que nos mueva a la acción.

Un mundo rico y una economía vibrante pueden y deben acabar con la pobreza. Se pueden generar y estimular dinámicas capaces de incluir, alimentar, curar y vestir a los últimos de la sociedad en vez de excluirlos. Debemos elegir qué y a quién priorizar: si propiciamos mecanismos socioeconómicos humanizantes para toda la sociedad o, por el contrario, fomentamos un sistema que termina por justificar determinadas prácticas que lo único que logran es aumentar el nivel de injusticia y de violencia social. El nivel de riqueza y de técnica acumulado por la humanidad, así como la importancia y el valor que han adquirido los derechos humanos, ya no permite excusas. Nos toca ser conscientes de que todos somos responsables. Esto no quiere decir que todos somos culpables, no; todos somos responsables para hacer algo.

Si existe la pobreza extrema en medio de la riqueza —también riqueza extrema— es porque hemos permitido que la brecha se amplíe hasta convertirse en la mayor de la historia. Estos son datos casi oficiales: las 50 personas más ricas del mundo tienen un patrimonio equivalente a 2,2 billones de dólares. Esas cincuenta personas por sí solas podrían financiar la atención médica y la educación de cada niño pobre en el mundo, ya sea a través de impuestos, iniciativas filantrópicas o ambas cosas. Esas cincuenta personas podrían salvar millones de vidas cada año.

A la globalización de la indiferencia la he llamado “inacción”. San Juan Pablo II la llamó: estructuras del pecado. Tales estructuras encuentran una atmósfera propicia para su expansión cada vez que el bien común viene reducido o limitado a determinados sectores o, en el caso que nos convoca, cuando la economía y las finanzas se vuelven un fin en sí mismas. Es la idolatría del dinero, la codicia y la especulación. Y esta realidad sumada ahora al vértigo tecnológico exponencial, que incrementa a pasos jamás vistos la velocidad de las transacciones y la posibilidad de producir ganancias concentradas sin que estén ligadas a los procesos productivos ni a la economía real. La comunicación virtual favorece este tipo de cosas.

Aristóteles celebra la invención de la moneda y su uso, pero condena firmemente la especulación financiera porque en esta «el dinero mismo se convierte en productivo, perdiendo su verdadera finalidad que es la de facilitar el comercio y la producción» (Política, I, 10,1258 b).

De manera similar y siguiendo la razón iluminada por la fe, la doctrina social de la Iglesia celebra las formas de gobierno y los bancos —muchas veces creados a su amparo: es interesante ver la historia de los montes de piedad, de los bancos creados para favorecer y colaborar—, cuando cumplen con su finalidad, que es, en definitiva, buscar el bien común, la justicia social, la paz, como asimismo el desarrollo integral de cada individuo, de cada comunidad humana y de todas las personas. Sin embargo, la Iglesia advierte que estas benéficas instituciones, tanto públicas como privadas, pueden decaer en estructuras de pecado. Estoy utilizando la calificación de san Juan Pablo II.

Las estructuras de pecado hoy incluyen repetidos recortes de impuestos para las personas más ricas, justificados muchas veces en nombre de la inversión y desarrollo; paraísos fiscales para las ganancias privadas y corporativas; y, por supuesto, la posibilidad de corrupción por parte de algunas de las empresas más grandes del mundo, no pocas veces en sintonía con algún sector político gobernante.

Cada año cientos de miles de millones de dólares, que deberían pagarse en impuestos para financiar la atención médica y la educación, se acumulan en cuentas de paraísos fiscales impidiendo así la posibilidad del desarrollo digno y sostenido de todos los actores sociales.

Las personas empobrecidas en países muy endeudados soportan cargas impositivas abrumadoras y recortes en los servicios sociales, a medida que sus gobiernos pagan deudas contraídas insensible e insosteniblemente. De hecho, la deuda pública contraída, en no pocos casos para impulsar y alentar el desarrollo económico y productivo de un país, puede constituirse en un factor que daña y perjudica el tejido social. Cuando termina orientada hacia otra finalidad.

Así como existe una co-irresponsabilidad en cuanto a este daño provocado a la economía y a la sociedad, también existe una co-responsabilidad inspiradora y esperanzadora para crear un clima de fraternidad y de renovada confianza que abrace en conjunto la búsqueda de soluciones innovadoras y humanizantes.

Es bueno recordar que no existe una ley mágica o invisible que nos condene al congelamiento o a la parálisis frente a la injusticia. Y menos aún existe una racionalidad económica que suponga que la persona humana es simplemente una acumuladora de beneficios individuales ajenos a su condición de ser social.

Las exigencias morales de san Juan Pablo II en 1991 resultan asombrosamente actuales hoy: «Es ciertamente justo el principio de que las deudas deben ser pagadas. No es lícito, en cambio, exigir o pretender su pago cuando este vendría a imponer de hecho opciones políticas tales que llevaran al hambre y a la desesperación a poblaciones enteras. No se puede pretender que las deudas contraídas sean pagadas con sacrificios insoportables. En estos casos es necesario —como, por lo demás, está ocurriendo en parte— encontrar modalidades de reducción, dilación o extinción de la deuda, compatibles con el derecho fundamental de los pueblos a la subsistencia y al progreso» (Carta enc. Centesimus Annus, 35).

De hecho, los Objetivos del Desarrollo Sostenible aprobados por unanimidad por todas la naciones también reconocen este punto —es un punto humano— y exhortan a todas los pueblos a «ayudar a los países en desarrollo a lograr la sostenibilidad de la deuda a largo plazo a través de políticas coordinadas destinadas a fomentar el financiamiento de la deuda, el alivio de la deuda y la reestructuración de la deuda, según corresponda, y abordar el problema externo deuda de los países pobres muy endeudados para reducir la angustia de la deuda» (Objetivo 17.4).

En esto deben consistir las nuevas formas de solidaridad que hoy nos convocan, que nos convocan aquí, si se piensa en el mundo de los bancos y las finanzas: en la ayuda para el desarrollo de los pueblos postergados y la nivelación entre los países que gozan de un determinado estándar y nivel de desarrollo con aquellos imposibilitados a garantizar los mínimos necesarios a sus pobladores. Solidaridad y economía para la unión, no para la división con la sana y clara conciencia de la corresponsabilidad.

Prácticamente de aquí es necesario afirmar que la mayor estructura de pecado, o la mayor estructura de injusticia, es la misma industria de la guerra, ya que es dinero y tiempo al servicio de la división y de la muerte. El mundo pierde cada año billones de dólares en armamentos y violencia, sumas que terminarían con la pobreza y el analfabetismo si se pudieran redirigir. Verdaderamente, Isaías habló en nombre de Dios para toda la humanidad cuando previó el día del Señor en que «con las espadas forjarán arados y con las lanzas podaderas» (Is 2,4). ¡Sigámoslo!

Hace más de setenta años, la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas comprometió a todos sus Estados Miembros a cuidar de los pobres en su tierra y hogar, y en todo el mundo; es decir, en la casa común, todo el mundo es la casa común. Los gobiernos reconocieron que la protección social, los ingresos básicos, la atención médica para todos y la educación universal eran inherentes a la dignidad humana fundamental y, por tanto, a los derechos humanos fundamentales.

Estos derechos económicos y un entorno seguro para todos son la medida más básica de la solidaridad humana. Y la buena noticia es que mientras que en 1948 estos objetivos no estaban al alcance inmediato, hoy, con un mundo mucho más desarrollado e interconectado, sí lo están. Se ha progresado en esto.

Ustedes, que tan amablemente se han reunido aquí, son los líderes financieros y especialistas económicos del mundo. Junto con sus colegas, ayudan a establecer las reglas impositivas globales, informar al público global sobre nuestra condición económica y asesorar a los gobiernos del mundo sobre los presupuestos. Conocen de primera mano cuáles son las injusticias de nuestra economía global actual, o las injusticias de cada país.

Trabajemos juntos para terminar con estas injusticias. Cuando los organismos multilaterales de crédito asesoren a las diferentes naciones, resulta importante tener en cuenta los conceptos elevados de la justicia fiscal, los presupuestos públicos responsables en su endeudamiento y, sobre todo, la promoción efectiva y protagónica de los más pobres en el entramado social. Recuérdenles su responsabilidad de proporcionar asistencia para el desarrollo a las naciones empobrecidas y alivio de la deuda para las naciones muy endeudadas. Recuérdenles el imperativo de detener el cambio climático provocado por el hombre, como lo han prometido todas las naciones, para que no destruyamos las bases de nuestra Casa Común.

Una nueva ética supone ser conscientes de la necesidad de que todos se comprometan a trabajar juntos para cerrar las guaridas fiscales, evitar las evasiones y el lavado de dinero que le roban a la sociedad, como también para decir a las naciones la importancia de defender la justicia y el bien común sobre los intereses de las empresas y multinacionales más poderosas —que terminan por asfixiar e impedir la producción local—. El tiempo presente exige y reclama dar el paso de una lógica insular y antagónica como único mecanismo autorizado para la solución a los conflictos, a otra lógica, capaz de promover la interconexión que propicia una cultura del encuentro, donde se renueven las bases sólidas de una nueva arquitectura financiera internacional.

En este contexto donde el desarrollo de algunos sectores sociales y financieros alcanzó niveles nunca antes vistos, qué importante es recordar las palabras del Evangelio de Lucas: «Al que mucho se le da, se le exigirá mucho» (12,39). Qué inspirador es escuchar a san Ambrosio, quien piensa con el Evangelio: «Tú [rico] no das de lo tuyo al pobre [cuando haces caridad], sino que le estás entregando lo que es suyo. Pues, la propiedad común dada en uso para todos, la estás usando tu solo» (Naboth 12,53). Este es el principio del destino universal de los bienes, la base de la justicia económica y social, como también del bien común.

Me alegro de vuestra presencia hoy aquí. Celebramos la oportunidad de sabernos copartícipes en la obra del Señor que puede cambiar el curso de la historia en beneficio de la dignidad de cada persona de hoy y de mañana, especialmente de los excluidos y en beneficio del gran bien de la paz. Nos esforzamos juntos con humildad y sabiduría para servir a la justicia internacional e intergeneracional. Tenemos una esperanza ilimitada en la enseñanza de Jesús de que los pobres en espíritu son bendecidos y felices, porque de ellos es el Reino de los cielos (cf. Mt 5,3) que comienza ya aquí y ahora.

¡Muchas gracias! Y, por favor, voy a hacer un pedido, no es un préstamo: No se olviden de rezar por mí, porque este trabajo no es nada fácil el que me toca hacer y yo sobre ustedes invoco todas las bendiciones, sobre ustedes y su trabajo.

59 comentarios en “El Papa asegura que el recorte de impuestos a los ricos es una ‘estructura de pecado’
  1. Estos demagogos, y especialmente Francis, sólo saben socializar la pobreza. Sus modelos son Cuba y Venezuela. Que se vayan a vivir allí y nos dejen vivir a los demás.

    1. No ganamos para charlatanes bananeros venidos a más por la concertación de mafias con bandas y faldones, pero sin pizca de fe ni alma. Ni un euro al Vaticano, sus complicidades con los inhumanos cárteles comunistas y todos sus múltiples enjuagues corruptos.

      1. Exacto, a Francisco se le olvida a la familia Castro, a la burguesía bolivariana, al líder supremo Kim, a la oligarquía comunista china, a los líderes populistas sudamericanos, a los políticos africanos, a los mafiosos de todo tipo, a las monarquías del petrodólar, a las superfamilias todopodesoros de los Rotschild et alter bimillonarios…

        Que deje a los millonarios tranquilos, el problema está aún más arriba, los todopoderosos agentes de la Agenda Global… Ahí te quiero ver, torero Bergoglio…

        1. “Quisiera comenzar con un dato de hecho. El mundo es rico y, sin embargo, los pobres aumentan a nuestro alrededor.”
          La verdad es que en las últimas décadas y a pesar del tremendo lastre que ha supuesto el comunismo, gracias a las economías de libre mercado, la pobreza extrema en el mundo ha pasado de suponer el 60% de la población, al 9 %.
          Es preciso tomar medidas para que este 9% se reduzca a cero, pero son precisamente de libre mercado y no de trabas económicas al mismo, tal como predican las economías socialistas y/o comunistas.
          Socialismo y solidaridad son conceptos antagónicos.

    2. Cuando desde el IOR el Banco Ambrosiano, el Vaticano invierte millonarias sumas de dinero en compras de edificios de lujo en Chesea en la City londinense o en paraisos fiscales, o en fondos de inversión con inversiones dudosas en materia ética pero muy rentables económicamente….¿ eso son estructuras de pecado?, o es que ” consejos doy que para mi no quiero”. Verdaderamente esto tiene una palabra…. y no precisamente comienza por C de Cristianismo.

      1. Aldebaran de ser cierto lo que comenta del IOR una total incoherencia las palabras del Romano Pontifice o es que el ignora los datos financieros

  2. Causa mucha más desigualdad y pobreza un gobierno Corrupto o de izquierdas que muchos ricos.
    ¿Le dirá algo a sus amigos bolivarianos?
    Ya lo dice el refrán “unos se llevan la fama y otros cardan la lana”.

  3. En los últimos 30 años, el hecho es que ha habido una desminuición notable de la pobreza extrema en el mundo. La pobreza se crea debido a las ideologías, es decir, el neocomunismo, siendo el ejemplo más claro Venezuela, un país que era el más rico de Sudamérica con las reservas de petroleo más grandes del mundo y con otros minerales. ¿Cómo es que 4 millones de sus ciudadanos se han visto obligados a huir del país? Por que se ha creado una narcodictadura que lo ha arruinando. Algo similar sucedió en Zimbabue, que era “la canasta de pan de África”, y ahora está en la vil miseria. ¿Debido a qué? Otra vez, lo mismo la ideología nefasta. Está sucediendo lo mismo en Sudáfrica.
    Si el Papa va a dar discursos sobre la economía, que estudie los datos que no corresponden a sus ideas equivocadas.
    Es verdad que la Iglesia no apoya el capitalismo, pero sí el mercado libre y se ha opuesto desde el principio al socialismo y comunismo. ¿Cómo es que Francisco está calladito sobre Venezuela?

  4. No entiendo por qué no dijo que el modelo a seguir es China. Lo sostiene el Monseñor que tiene al lado y le organiza todas estas reuniones, el inefable Sánchez Sorondo.

  5. ….y dale con la manía marxista de los “pecados estructurales”…… El pecado es personal, de cada uno. Es sumando, sumando, como ocurre, que el pueblo entero esté “pringado”…pero lo arregla cada uno.

    ….igual que…. dale la manía marxista con el reparto de la miseria, que es lo que practican sus países de referencia económica. El reparto de la riqueza es otra cosa: primero hay que generarla y maximizarla….y luego repartimos…

    Sr. Berg og l io: la economía no se estudia “en dos tardes” y menos proponiendo sistemas que YA han llevado a la ruina a muchos países. Dedíquese a lo suyo, confirmar a sus hermanos EN LA FÉ. Zapatero a tus zapatos.

  6. Lo q es un pecado es decir bobadas desde la cátedra de San Pedro. No sabe nada ni de política económica y menos de política fiscal, y no se si sabrá del Evangelio q es de lo de debería hablar. Cuando los impuestos se convierten en confiscatorios el dinero se va, los ricos se van y solo se recauda de los asalariados y la economía se hunde. Cuando no hay incentivo para mejorar porque las subidas salariales se las lleva el Estado la gente no se esfuerza y se convierten en funcionarios de un Estado omnipotente y dictatorial y se reparte pobreza salvo para los miembros del partido Comunista

    1. Exactamente. Retorcer la realidad para acomodarla a la ignorancia o el buscado triunfo del globalismo en la pobreza, con cuatro jefazos controlando a todos, es ser cómplice de la mentira y la esclavitud. De momento,, eliminemos la X y bloqueemos el Óbolo de san Pedro, que ese sí que es un impuestazo de ricos contra el bien común. Anawim, muy bien explicado.

    2. Lo has clavado. Claro y detallado.

      Muy aclaratoria tu última frase: ese sistema…..”reparte pobreza salvo para los miembros del Partido Comunista”.

  7. Los más ricos del mundo y sus multinacionales están encantadíssimos con Bergo Lío y su política de migraciones masivas, que posiblita el abaratamiento de la mano de obra. Todo son abrazos y sonrisas. En agradecimiento ayudan a enjugar un déficit vaticano histórico.

  8. No necesariamente si se obtiene a cambio un efecto equivalente: compra bonos, dona, reinvierte…

    También es un pecado social, y más grave aún, la corrupción del político, pues maneja presupuestos importantes.

    Lo peor de todo, en la escala de pecado social, es sin duda un Estado gamberro (Irán), débil o frágil (Yemen, África central), narco (Méjico), totalitario (China, Cuba, Venezuela), comunista, socialista o populista (Nicaragua, China, Cuba), dictatorial (Arabia Saudí)…

  9. La cosmovisión socialista se fundamenta en que ” el hombre es bueno” y descarta la realidad de que todos somos pecadores. De este fundamento utópico surgen todas las nefastas consecuencias también utópicas, irreales y dañinas que desde el poder de este mundo, al presente, se diseminan indiscriminadamente. Y lo que es mentira, no puede más que causar daño y sufrimiento, bajo capa de bien.
    Es lo de siempre, una de las múltiples obras surgidas del padre de toda mentira.

  10. Las 50 personas más ricas son de izquierda. Crees que son de direcha jajaja, que sólo importa el dinero jajaja ellos tiene muy afinidad con el papa.

  11. Sería bueno que Bergo lio, antes de denunciar la corrupción ajena, se aplicara el cuento y recordara que el Óbolo de san Pedro, limosna realizada con el esfuerzo y sacrificio de los fieles de todo el mundo, ha sido desviado para inversiones inmuebles y películas varias, entre ellas la de Elton John la cual contiene alguna imagen homosexual pornográfica.

    También convendría que no dijera falsedades. Mientras los que entienden afirman que el número de pobres disminuye globalmente año tras año, él dice lo contrario ya que es amigo de instituir un gobierno global comunistoide, que además de solucionar la falsa crisis climática acabe aumentando los impuestos a la clase media para “disminuir” la pobreza y finiquitar el capitalismo.

  12. El que una persona levante un imperio empresarial que llegue a valer miles de millones no significa que la riqueza de esa persona sea la del valor de esas empresas pues la propiedad de estas suele estar compartida por miles de accionistas que con sus aportaciones han permitido el crecimiento del entramado empresarial.
    Muchos comunistas y medios de comunicación caen en la demagogia de demonizar a los que han levantado y dirigen esas empresas atribuyéndoles su total propiedad e insinuando que deberían entregar todo ese capital a los pobres.

    1. Aquí va la lista de los 10 empresarios de medios que se codean con el resto de multimillonarios:

      1. Carlos Slim. El más rico del mundo (69.000 millones de dólares) posee una extensísima lista de empresas propias y participadas, entre las que se encuentra la editora del The New York Times, del que es el tercer mayor accionista. En breve podría adquirir una buena cantidad de acciones del mexicano El Universal.

      2. Warren Buffett. Si bien la mayor parte de las inversiones que le han convertido en el tercer mayor multimillonario del mundo (44.000 millones de dólares) son financieras o en industrias muy alejadas de los medios de comunicación, hace pocos meses se dio el capricho de comprarse el diario de su ciudad natal.

    2. 3. Bernard Arnault. El presidente del mayor grupo mundial de empresas del lujo, LVMH, y cuarto mayor rico del mundo (41.000 millones de dólares) acudió al rescate del periódico económico francés Les Echos en 2007, aunque su peso es menor entre las firmas del conglomerado.

      4. Michael Bloomberg. El alcalde de Nueva York, vigésima fortuna del mundo (22.000 millones de dólares), se hizo de oro con la agencia de noticias financieras que lleva su nombre, Bloomberg, de la que todavía controla el 92% del capital.

      5. Alisher Usmanov. Este uzbeko de nacimiento cuenta con un patrimonio de 18.100 millones de dólares (28º mayor del mundo) que le han permitido, además de ser el máximo accionista del histórico equipo londinense de fútbol Arsenal FC, comprarse medios rusos como los periódicos Kommersant o Gazeta.ru, las televisiones 7TV y Muz-TV, además de otros 33 canales regionales, y participaciones en diversos portales de Internet, Facebook entre ellos.

    3. 6. Príncipe Alwaleed Bin Talal Alsaud. Miembro de la familia real y con una fortuna estimada en 18.000 millones de dólares (29ª a nivel mundial), posee el 7% de News Corporation, el conglomerado de medios de Rupert Murdoch, y es accionista mayoritario de Rotana, el holding panárabe en el que engloba múltiples revistas, cadenas de radio y televisión en varios países árabes.

      7. David Thomson. Este canadiense y su familia, que ostentan la 35ª posición en el ránking de Forbes gracias a sus 17.500 millones de dólares, son propietarios de la agencia global de noticias y editorial Thomson Reuters, además de diversos periódicos (el principal The Globe and Mail), cadenas de radio y televisiones (entre ellas la estatal CTV en Canadá.

    4. 8. Ricardo Salinas. Encabeza la familia propietaria del segundo mayor canal mexicano, TV Azteca, y suma un patrimonio cercano a los 17.400 millones de dólares (el 37º mayor del mundo), que incluye múltiples propiedades en medios y otras industrias en todo el continente americano.

      9. Mikhail Prokhorov. Este ruso afincado en EEUU, además de participar en el accionariado del grupo de medios de Alisher Usmanov (el número 5 de esta lista), a través del cual ha promovido el lanzamiento de revistas como Snob (editada en EEUU pero escrita en ruso) o Russian Pioneer, de marcada tendencia pro Putin. Su fortuna asciende a 13.200 millones de dólares, la 58ª más elevada del globo.

      10. Francois Pinault. El segundo francés de esta lista, cabeza de un patrimonio familiar de 13.000 millones de dólares (el 60º mayor del mundo) que ahora dirige su hijo, famoso por su agitada vida social, puso en pié un imperio que incluye a diversos medios de comunicación franceses como la cadena de televisión TF-1

    5. 8. Ricardo Salinas. Encabeza la familia propietaria del segundo mayor canal mexicano, TV Azteca, y suma un patrimonio cercano a los 17.400 millones de dólares (el 37º mayor del mundo), que incluye múltiples propiedades en medios y otras industrias en todo el continente americano.

      9. Mikhail Prokhorov. Este ruso afincado en EEUU, además de participar en el accionariado del grupo de medios de Alisher Usmanov (el número 5 de esta lista), a través del cual ha promovido el lanzamiento de revistas como Snob (editada en EEUU pero escrita en ruso) o Russian Pioneer, de marcada tendencia pro Putin. Su fortuna asciende a 13.200 millones de dólares, la 58ª más elevada del globo.

    6. 10. Francois Pinault. El segundo francés de esta lista, cabeza de un patrimonio familiar de 13.000 millones de dólares (el 60º mayor del mundo) que ahora dirige su hijo, famoso por su agitada vida social, puso en pié un imperio que incluye a diversos medios de comunicación franceses como la cadena de televisión TF-1 o la revista semanal Le Point.

    7. Aclaración: sé que muchos echarán de menos en este listado a varios “clásicos” de esta industria como Anne Cox Chambers (62ª en la lista de Forbes), Rupert Murdoch (109º), Samuel Newhouse (132º), Silvio Berlusconi (170º), John Malone (200º), Nicolas Berggruen o Arthur Sulzberger, pero el criterio principal a la hora de seleccionarlos ha sido el del volumen de su fortuna, no la cantidad de medios que controlaban como es el caso de estos últimos.

  13. La iglesia catolica española, la de nuestra nación , dedica mas a 13 TV que a Cáritas. ¿ pero señor francisco de que va usted?. No cree que da demasiados discursos y las palabras van por delante muchas veces de lo que dice. No entraré en tirar piedras ni a ricos ni pobres, Dios sabrá de cada uno, pero ni uno ha de ser malo por naturaleza y el otro bueno por que sí….generalizar, castigar, bonificar, premiar, castigar por categorias es un injusto típico. ¿ Donde ha dicho eso Cristo? …Ah si en su exégesis a conveniencia, es lo que tiene la exégesis, que se amolda según el tiempo.

  14. Lo de este sinvergüenza disfrazado de papa no tiene arreglo. ¿Por qué tendría que ser una “estructura de pecado” que un país o una sociedad sean capaces de prosperar sin exigir coactivamente dinero al personal? Yo pensaba que el hombre era el centro de la creación como nos enseña la Iglesia, y no un servidor del estado y la ONU, como nos impone Bergoglio y sus amigos ricachones del NOM.

  15. E invertir el obolo de San Pedro en oficinas de lujo o peliculas filoporno, solo porque son inversiones con posible buen retorno, ¿ no serian una estructura de pecado….???

  16. Les recuerdo a los falangistas que el partido más corrupto es el PP y por lo tanto de derechas. No se a que viene ahora Venezuela si el Papa no ha hecho mención a ningún partido ni ideología, simplemente ha dado a entender que existe la pobreza y que ningún rico (como de costumbre) hace nada para remediarlo. Así tenéis una obsesión con el Papa que raya la locura. Tampoco hay que olvidarse que VOX (la Falange) se ha financiado con dinero iraní, como ellos tan ridículamente han admitido y mira como esta Irán con refugiados y pobres por todos lados. Así que si decimos las verdades las decimos

    1. Dos cositas : el partido más corrupto en 20 veces más q el PP es el PSOE y otra cosita más, el partido financiado por Irán, Venezuela y Bolivia es Podemos.

    2. A ver, lo que sería injusto es que habiendo dotado Dios a a las personas de capacidades, virtudes o cualidades distintas, y en gradisvdistintos se les privadra a esas personas de las oportunidades libertad para desarrollarlas y de su justa disposicion personal.
      Es decir: distintos talentos producen distintos frutos por medio del trabajo personal que se utilizan y disponen según su propietario.

      A partir de ahí, cada individuo es responsable de ejercer o no la caridad cristiana según su amor y responsabilidad para ayudar a cubrir necesidades básicas de su pójimo; aparte de las que proporciona el Estado. A través de los impuestos..de los ciudadanos.
      Pero la ayuda anónima a los desfavorecidos ha de ser libre, en cantidad y calidad a discreción un criterio del que hace la donación
      El papel del Estado.seeia subsidiario en todo caso.

      1. En un mundo de personas as distintas, el resultado o productúvidad de su trabajo será siempre distinto.. Lo.que se ha de proporcionar a las personas son igualdad de oportunidades para el desarrollo de capacidades y cualidades,.y libertad de disposición y disfrute del rendimiento de su trabajo.
        Sólo así hablaremos de la verdaderajusticia y auténtica libertad.

  17. Microsoft da empleo 150000 personas en todo el mundo.
    Nadie duda que los dones y talentos personales de Bill Gates es en gran medida responsable de la creación de este fabuloso número de puestos de trabajo.
    Bill Gates es multimillonario pero su fabulosa fortuna lo ha logrado en gran medida vendiendo sus productos en países en los que no existe la pobreza.Y es claro que esto es así porque en esos países pobres no existe capacidad para comprar los productos de Bill.
    Por tanto Bill ha hecho su fortuna en países donde NO hay pobres.

    Maduro no ha creado ningún puesto de trabajo.Es más,ha destruido centenares de miles de puestos de trabajo.

    Nadie se beneficia de sus talentos para l creación de riqueza porque no los tiene.
    Maduro es multimillonario.
    Maduro es el único causante de la pobreza a la que a abocado a su país.

  18. Una cosa más:
    Maduro ha hecho su fortuna a base de robar a cientos de miles de personas .Roba hasta el punto de llevar a cientos de miles de personas a una muerte segura .

  19. Estructuras de pecado graves son las estructuras de terror de las naciones sovieticas y marxistas.
    Estructuras de pecado graves son las las estructuras de terror al servicio de unos pocos como son las religiones tipo secta como el budismo del islam induismo etc.

    Esas estructuras si son efectivas estructuras de generación de pobreza.

    1. Otro intolerante y fanático religioso. En vez de promover la paz entre hermanos, porque todos somos iguales, sois unos talibanes racistas al servicio de vuestra ideología

        1. A quien he excluido? No pretendas que estos intolerantes obtengan de mi lo ellos no ofrecen a los que son diferentes a ellos, es decir, tolerancia. Ellos discriminan gays, inmigrantes, etc, utilizando y tergiversando a Jesús para sus fines, con interpretaciones literales y arbitrarias sin sentido

  20. Por tanto:
    Tiene alguna obligación moral BIll Gates de dar su dinero para solventar la actividad delictiva y criminal de Maduro sin las debidas garantías de que el dinero se usara para lo que se da y que no acabará de nuevo en manos de estos delincuentes?
    Ciertamente la respuesta es:NO.

    Por favor señores del Vaticano ,dejen de hablar de política ,de sicologia y de otras ramas del saber y divulguen el verdadero mensaje de Jesucristo.

    1. DIOS quiere que cada persona aporte sus talentos desarrollando los al máximo.,.
      Para la formación y desarrollo de la sociedad y creación de la riqueza.

      La cuestión aquí es que los talentos se nos han dado -DIOS- todos igual de dignos.

      El mérito de cada cual será desarrollarlos al máximo en su trabajo personal por amor a DIOS, desarrollo personal y bien común.

  21. En un mundo de personas as distintas, el resultado o productúvidad de su trabajo será siempre distinto.. Lo.que se ha de proporcionar a las personas son igualdad de oportunidades para el desarrollo de capacidades y cualidades,.y libertad de disposición y disfrute del rendimiento de su trabajo.
    Sólo así hablaremos de la verdaderajusticia y auténtica libertad.

  22. DIOS quiere que cada persona aporte sus talentos desarrollando los al máximo.,.
    Para la formación y desarrollo de la sociedad y creación de la riqueza.

    La cuestión aquí es que los talentos se nos han dado -DIOS- todos igual de dignos.

    El mérito de cada cual será desarrollarlos al máximo en su trabajo personal por amor a DIOS, desarrollo personal y bien común.

  23. Estimado papa Francisco: no se lo que es ser rico ¿en relación a qué? Por ejemplo, un jubilado español que te pensión de 400 euros es rico en relación a un joven del la república del congo. Un trabajador en España que cobre 1900 euros es rico en relación a una cajera de un supermercado en España que cobra 800. Y así… Por otro lado no se si bajar impuestos es una estructura de pecado. De lo que estoy seguro es que el politeísmo es pecado y la adoración a la pachaama realizada en el vaticano con su presencia , es decir con su apoyo es pecado mortal y una blasfemia y un pecado contra el espíritu santo. También se, por la GE de la iglesia expresada en su catecismo que los pecados contra el espíritu santo no tienen perdón de Dios. Saludos atentos,

  24. Se trata de equilibrar más las cosas, no de que haya las desigualdades que hay, a las que en cierto modo contribuyen varios eclesiásticos. No entiendo que haya personas que se digan cristianas y vean bien tales desigualdades. Y los que más pueden hacer al respecto son los distintos gobiernos y los poderes económicos, que a fin de cuentas son los que controlan a aquéllos.

  25. Lleva toda la razón, sería un sueño quitarle el poder, dinero, medios, televisiones, trafico de drogas y de órganos, etc. etc. etc. a los ricos, es decir a los comunistas y ver entonces aparecer la justicia en el mundo y que esta gente dejara por fin de de trillar a los paises, las mentes, los bolsillos y la vida de las personas. Un sueño.

  26. Francisco. Tu amigo Soros es una estructura de pecado en sí mismo de dimensiones apocalípticas y ahí está diciendo y mandando lo que tiene que hacer cada país, Vaticano incluido.
    Pero vamos, al final los países que le hacen caso son aquellos con gobierno satánico o masón, perdonen la redundancia.
    Hungría y Polonia ni caso de Soros…

  27. Sr. Aldebarán. Deje de proyectar los pecados de su querido Ber go glio y su camarilla sobre la Santa Iglesia Católica. Es la fe la que ilumina la razón, mientras la ideología la ofusca.

  28. Ya deja de meterte en temas de economía, ecología y globalización

    y dedícate a lo que Dios te pedirá cuando te juzgue por lo que hiciste con su Iglesia.

    El pobre pecador necesita conversión y salvación y de esto tu no entiendes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles