PUBLICIDAD

No existe un ‘modelo económico fraternal’

|

No nos parece muy probable que la ‘Iglesia pobre para los pobres’ tuviera invitación en Davos y Bilderberg y los elogios del Fondo Monetario Internacional. Los pobres no suelen tener voz en esos foros; ni siquiera la gente del montón, como usted y como yo.

Y, sin embargo, seis años después de expresar ese anhelo, la Iglesia del Papa Francisco es acogida con aplauso por esos muy exclusivos clubs, y en cuanto al tercero, hoy nos encontramos en la cuenta en Twitter de Kristalina Georgieva, consejera ejecutiva del FMI, este comentario: “Mi inmensa gratitud a @Pontifex por unirse a nuestro diálogo y por sus inspiradoras palabras. Compartimos plenamente su visión de que la economía global tiene que ser más inclusiva, más fraterna y debería preocuparse por nuestra casa común, nuestro planeta @CasinaPioIV #Vatican”.

Ya se sabe que el Papa tiene un especial interés en construir un nuevo modelo económico en este sentido, y está reuniendo a jóvenes economistas de todo el mundo para pergeñarlo. El problema es que no puede existir un ‘modelo económico fraternal’, sin más.

Cualquier modelo económico, desde el peor al mejor, puede ser ‘fraternal’ si sus participantes lo son, pero el modelo en sí mismo no puede producir ‘fraternidad’.

Esta perogrullada es a veces difícil de entender a la primera porque tenemos la costumbre de pensar -de oír a todas horas- que tal gobierno es ‘solidario’ porque invierte mucho en la redistribución de la pobreza. Pero la solidaridad es una virtud. Si te obligan a que entregues tu dinero por ley, con la amenaza de multas o cárcel, no estás siendo solidario, y el Gobierno tampoco, porque el dinero no es suyo. Ser solidario con el dinero de otros está al alcance del más avaricioso.

En general, es una de las constantes que hemos observado en muchos de los discursos más políticos del Papa, su tendencia a imaginar que puede imponerse la utopía en este mundo, el cielo en la tierra, lo que se nos ha dejado claro que no va a ocurrir nunca y parece ignorar el dogma del Pecado Original.

Su posicionamiento extremo en el caso de la inmigración, por ejemplo, que le hace partidario de que todo el Tercer Mundo pueda instalarse en Europa, parece ignorar voluntariamente el sinfín de problemas que a cualquier persona práctica y experimentada se le ocurren como consecuencia de la convivencia bajo unas mismas leyes y en un mismo suelo de pueblos con visiones del mundo, religión, experiencias y actitudes muy distintas.

O su empecinamiento en asegurar que el Islam es una religión de paz, pese a toda una historia que parece avalar la tesis opuesta o un libro sagrado, el Corán, que solo con enormes dosis de ilusión se podría calificar de pacifista. 

Así que, en economía, puede aplicarse un modelo voluntario, que será fraternal solo en las personas fraternales mientras actúen fraternalmente (algo que sin duda explotarán los no tan fraternales en beneficio propio), o se tratará de un modelo coactivo, en cuyo caso no habrá fraternidad en absoluto, ni en unos ni en otros.

Uno puede exigir al cristiano individual que aspire a la perfección, como hace el propio Cristo. Pero funcionar como si la humanidad ya lo fuera es una receta para el desastre.

21 comentarios en “No existe un ‘modelo económico fraternal’
  1. Sí existe un modelo económico fraternal: aquel en el que cada uno crea o fabrica algo que los otros humanos aprecian y necesitan, luego lo intercambian voluntariamente (no bajo coacción) de manera que ambos, el que ofrece y el que compra, ganen algo. Como el campesino que produce papas y con el valor de su cosecha compra ropa, vivienda o servicios médicos. Es la división del trabajo.

  2. “Ser solidario con el dinero de otros está al alcance del más avaricioso.”

    ….como San Luis , Santa Isabel de Hungría , San Caetano , San Luis Orione , San José Benito Cottolengo, San Juan de Dios , San Vicente de Paul , Santa Teresa de Calcuta ….y un montón de avariciosos más que eran solidarios con dinero de otros ….

    1. Su contestación es para encuadrar en la antología de la tergiversación.

      Esos santos, con su total desprendimiento de bienes materiales, daban confianza a muchas personas que les confiaban *voluntariamente* donativos para que ellos (los santos) los administraran a favor de los más necesitados.
      Carlos Esteban dice muy acertadamente que “ser solidario con el dinero de otros está al alcance del más avaricioso”. No dice que todo el que sea solidario con el dinero de otros sea (necesariamente) un avaricioso. El desprendimiento de esos santos les hace incompatibles con ser avariciosos por lo que es evidente que la frase de Carlos hay que interpretarla en su contexto y no es aplicable a ellos.

      Los gobernantes de la izquierda totalitaria *confiscan* a la fuerza el dinero de otros para (presuntamente) hacer solidaridad con ese dinero, pero no hacen (en general) solidaridad con su dinero. Eso si es compatible con ser avaricioso.

    2. Teresita, esos santos que tú dices recibían donaciones de personas adineradas de aquellos tiempos. Santa Teresa de Calcuta no tenían nada ella personalmente. La mayoría de los conventos, abadías, monasterios, hospitales, asilos orfanatos de las órdenes religiosas se edificaron y se sostuvieron gracias a las donaciones de los aristócratas de aquella época, lo mismo que las iglesias, ermitas y catedrales. Bien el patronazgo era un rey o personajes poderosos que financiaban el 90 por ciento de la obra. Bien porque eran profundamente creyentes, por comprar ladrillos en el cielo, o para enterrarse ellos mismos en las criptas y que quedase constancia histórica de su gesta.

      1. No todos los que son ” solidarios ” con dinero ajeno son ” avariciosos ” , ahí la prueba .
        El que tergiversa o que se expresa mal es Esteban .

  3. Qué entiende el autor que es la Iglesia? Una suma de individualidades? Afirma que se puede “exigir al cristiano individual que aspire a la perfección”. No cree en la Comunidad? Jesús nos envía “de dos en dos” y se hace presente cuando nos “reunimos” en su Nombre. La fe la profesamos “en” Comunidad por eso cada Domingo juntos decimos que creemos “en la Iglesia”. Evidentemente no podemos obligar a nadie a ser fraternos pero podemos testimoniar y entusiasmar actitudes fraternales. De eso se trata la vocación de discípulos y misioneros del Reino y su justicia… lo demás vendrá por añadidura.

    1. Entonces estamos perdiendo el tiempo. Dejemos el Evangelio y la Tradición de lado y hagamos lo que nos parezca. Total, “somos malos por naturaleza”, y el “no peques más” de Cristo a aquella adúltera es un irrealismo utópico producto del imaginario del Mesías, tan ingenuo él.

  4. Argentina parece que también vale una Misa y además con comunión incluida. El presidente de Argentina, y su actual compañera, están dispuestos a pasar por todo con tal de conseguir llenar los bolsillos, porque de eso hablamos. El modelo económico fraterno va en la dirección de seguir financiando gobiernos corrompidos que siguen sometiendo a sus países a una situación de pobreza sin fin. Dar más dinero a quien así lo administra es de tontos y en esto se centra el hermanamiento. El hijo trabajador y ahorrador tiene la obligación de financiar al vividor y no pedirle muchas explicaciones. El Papa Francisco está uña y carne, o uña y mugre, con las Naciones Unidas y hasta convoca reuniones en territorio Vaticano. Specola.

  5. Debe ignorar este escritor que los cristianos también utilizamos pasajes de la Biblia para perseguir y matar a judíos y musulmanes. Más habría que aprender de Fray Fernando de Talavera o de Francisco de Asís que querian la paz entre religiones. Sólo un intolerante religioso y racista por ello como diría Voltaire un fanático supersticioso podría defender lo que se defiende aquí

    1. Markus, tú, que consideras oscura la Edad Media, cual buen negrolegendario, ¿cómo llevas eso de defender la armonía de las tres culturas en España en la época islámica habiendo gobernado el islam casi toda la Edad Media hispana? ¿A que ya no te parece tan oscuro el medievo? Déjate de Fray tal y aprende un mínimo de Historia.

  6. Yofre, que fue director del servicio de inteligencia de Argentina durante varios años, tiene muchísima información y muy buena. De hecho, ha escrito más de diez libros sobre la historia reciente del país con base en la documentación a la que accedió en su puesto. Nos ilustra sobre las aficiones masónicas de Su Santidad. Cierto, o no, los hechos son los que son y huelen a los que huelen. Lula estará en el Vaticano para agradecer al Papa Francisco que sostiene la causa de los pobres y además nos lo tenemos que creer. Cosas de la política, y si hace falta ‘marcelito, nos dice Misa, que para eso están los hermanos. Specola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles