PUBLICIDAD

Cardenal Sarah: “Me rompe el corazón la indecencia con la que se ha tratado a Benedicto XVI”

|

“Me dolió la indecencia con que fue tratado Benedicto XVI. Hasta ahora se ha hablado de elementos ridículos. No hay en el libro una sola frase, una sola palabra contra el papa Francisco “. El argumento central es el sacerdocio: “¿Realmente creemos que la ordenación de hombres casados ​​resolvería la crisis de las vocaciones?”.

Entrevista exclusiva de il Foglio con el cardenal Robert Sarah.

“Se ha hablado mucho de aspectos secundarios absolutamente ridículos. Ha sido una sucesión de controversias absurdas, mentiras vulgares y humillaciones horribles contra Benedicto XVI y contra mí. Lo que me rompe el corazón y me hiere profundamente es la brutalidad, la irreverencia, la falta de consideración y la indecencia con las que se ha tratado Benedicto XVI”. El cardenal Robert Sarah, coautor del libro Desde lo más profundo de nuestros corazones [publicado en Francia por Fayard y en Italia por Cantagalli], en las librerías italianas a partir del 30 de enero, reconstruye exclusivamente con il Foglio lo ocurrido en las últimas dos semanas, después del anuncio de la presentación del ensayo, inmediatamente transformado por la vulgata dominante en un panfleto contra Francisco. De ahí las especulaciones sobre la firma del papa emérito y su verdadero o supuesto consentimiento para su publicación. Con insultos incluidos a Sarah, que habría engañado a Ratzinger, y compasión hacia este último, incapaz ya de escribir nada debido a su edad. Habladurías sobre la nada, puesto que finalmente el libro tendrá los nombres de ambos autores en la portada, con introducción y conclusión “leídas y compartidas” por Benedicto XVI. Durante unos días se ha hablado del contexto, las firmas y las portadas, evitando cuidadosamente entrar en el mérito del contenido del libro.

Ha habido unas cuantas controversias, Eminencia.

“Nosotros – responde el prefecto de la Congregación para el Culto divino y la Disciplina de los Sacramentos – sin animosidad, sin atacar a nadie, hemos ofrecido nuestras reflexiones con claridad, rigor y fidelidad a la verdad sobre una cuestión esencial: el sacerdocio católico y el celibato. ¿Por qué decir entonces que yo me habría enfrentado a papa Francisco? ¿Por qué? ¿Hay en el texto una sola frase, una sola palabra, una sola actitud que exprese esta oposición? ¿Por qué soy constantemente calumniado y humillado? Hay quien, delirando, ha hablado de ‘fakebook’. La editorial Fayard contestará a esta difamación de forma adecuada. Benedicto XVI me ha confirmado personalmente que apoya este libro y está contento con su publicación. Por tanto, el texto completo se mantiene sin cambios, exceptuando la introducción y la conclusión, según ha explicado el editor Cantagalli. Ahora pido que termine esta controversia estéril. Lo que nos debe interesar es lo que ha escrito el papa emérito. Es lo fundamental. Seguir hablando del resto es un diversivo. Os invito a leer el libro en lugar de hablar de él”.

¿Cuál es el mensaje esencial que quiere transmitir este libro?

“Lo resumo en una frase: el celibato de los sacerdotes no es una simple disciplina canónica. Si la ley del celibato se debilita, incluso en una sola región, se abre una brecha, una herida en el misterio de la Iglesia. Existe un vínculo ontológico-sacramental entre el sacerdocio y el celibato. Este vínculo nos recuerda que la Iglesia es un misterio, un regalo de Dios y que no nos pertenece. No podemos crear un sacerdocio para hombres casados ​​sin dañar el sacerdocio de Jesucristo y de su novia, la Iglesia”.

Pero ¿por qué los hombres casados ​​no pueden ser ordenados sacerdotes? ¿Cuál sería el obstáculo?

“El sacerdote se encarga de perpetrar sacramentalmente la presencia de Cristo. No es solo ‘Alter Christus’, otro Cristo, sino que es verdaderamente ‘Ipse Christus’, Cristo mismo. Los sacerdotes  son realmente una extensión de Jesucristo. ‘Por la unción del Espíritu Santo, quedan marcados con un carácter especial que los configura con Cristo Sacerdote, de tal forma, que pueden obrar en nombre de Cristo Cabeza’ (Presbyterorum Ordinis, n. 2). Esta es una excelente lección del Vaticano II. El sacerdote es, por tanto, el novio exclusivo de la Iglesia. No puede ser un hombre compartido. Cuando regresa a casa, no está de vacaciones. Sigue siendo una persona consagrada. Toda su vida pertenece a la Iglesia porque todo su ser está dedicado a Cristo. Creo que los fieles lo saben por intuición. ¿Irían a confesarse con un sacerdote casado? Si un sacerdote se entrega por completo a la Iglesia, ¿qué lugar quedará para la esposa y los hijos? ¿Qué haremos cuando tengamos que enfrentarnos al divorcio de un sacerdote? Porque tendremos que lidiar con casos así”.

Uno de los grandes puntos de discusión es el hecho de que esta disciplina eclesiástica no es realmente antigua, sino reciente. ¿No es verdad entonces?

“¡En absoluto!”, responde Sarah. “Desde un punto de vista histórico, las cosas están muy claras: desde el año 305, el Concilio de Elvira recuerda la ley ‘recibida por los apóstoles’ sobre la continencia de los sacerdotes. Dado que la Iglesia estaba saliendo de la era de los mártires justo en ese momento, una de sus primeras preocupaciones fue la de afirmar que los sacerdotes tenían que abstenerse de tener relaciones sexuales con sus esposas. De hecho, el Consejo establece que ‘hemos decretado una prohibición general con respecto a obispos, sacerdotes y diáconos, es decir, todos los clérigos establecidos en el ministerio: no deben estar junto con sus esposas y no deben generar hijos. Los que se hagan responsables de esto serán expulsados ​​de las jerarquías eclesiásticas’ (can. 33). Si este acuerdo hubiera sido nuevo, habría provocado sin duda una gran protesta entre los sacerdotes. En cambio, en general fue aceptado pacíficamente. Los cristianos ya sabían que un sacerdote que celebra misa, es decir, la renovación del sacrificio de Cristo por el mundo debe ofrecerse con todo el cuerpo y con toda el alma. Ya no se pertenece a sí mismo. Fue solo mucho más tarde, debido a la corrupción de los textos, que Oriente evolucionó en su disciplina, aun sin renunciar al vínculo entre el sacerdocio y la abstinencia. Somos víctimas de una profunda ignorancia histórica sobre este tema. La Iglesia conoció a sacerdotes casados ​​en los primeros siglos. Pero después de la ordenación tuvieron que abstenerse de tener relaciones sexuales con sus esposas. Este es un hecho confirmado por la investigación histórica más reciente. No se trata de rechazar la sexualidad, sino de afirmar que el sacerdote es el novio exclusivo de la Iglesia, con cuerpo y alma. Se entrega a Ella por completo, como Cristo”.

En su opinión, ¿cuál es la principal contribución del texto del papa emérito?

“Benedicto XVI muestra claramente que el vínculo entre la abstinencia sexual y la vida sacerdotal se establece a partir del Antiguo Testamento. Este vínculo no tiene nada que ver con un tabú o un rechazo del cuerpo. Se basa en la entrega total de uno mismo, con alma y cuerpo, solo a Dios. Creo que todos los sacerdotes deberían leer las conmovedoras frases en las que nos revela cómo estas páginas de las Escrituras guiaron toda su vida y lo moldearon y estructuraron profundamente como sacerdote. Se atreve a escribir: ‘A la base de la grave situación en la que se encuentra hoy el sacerdocio, hay un defecto metodológico en la aceptación de las Escrituras como Palabra de Dios’. Creo que su texto es una lección magistral de Teología bíblica. También es una profunda meditación espiritual sobre el verdadero significado del sacerdocio: entregar la vida entera siguiendo los pasos de Cristo. Ningún sacerdote puede leer lo que escribe sin emocionarse profundamente. El papa emérito ha hecho un maravilloso regalo a toda la Iglesia y a todos los sacerdotes del mundo. Les ha abierto la parte más profunda de su corazón”.

¿Por qué se habla de una crisis del sacerdocio?

“El celibato nos recuerda que los sacerdotes son el fruto de una vocación, de una llamada personal e íntima de Dios. Cuando Dios llama, pide que dejemos todo por Él, que renunciemos a todo apoyo terrenal y que le entreguemos la totalidad de nuestro cuerpo, nuestro corazón y nuestra capacidad de amar. Benedicto XVI lo dice magníficamente en su contribución. Los sacerdotes no son funcionarios. No realizan una profesión, están consagrados a Dios. Me temo que la tentación es construir una iglesia humana, de acuerdo con los tiempos y nuestras ideas. Pero la Iglesia no es nuestra. La recibimos de Dios, con su Credo y sus sacramentos. El sacerdocio no nos pertenece. No podemos hacer lo que queremos con él. Cuando escucho que queremos crear ministerios de mujeres, me pregunto si buscamos la lealtad a Dios o seguir la moda. ¿Qué papel quería Dios para las mujeres en la Iglesia? San Juan Pablo II describió magníficamente la dignidad y vocación de las mujeres en su carta apostólica Mulieris dignitatem: su lugar es central. Se trata de recordar a todos la necesidad de la santidad y de ‘ayudar a la humanidad para que no caiga’”.

“Observemos con atención el papel de la Santísima Virgen María y de las santas mujeres que siguieron a Jesús desde Galilea (Mt 27, 55-56; Mc 15, 46-47). Recordemos que si el papa vive hoy en Roma es gracias a la obstinación de santa Catalina de Siena. No tenía un ministerio y no lo quería, pero ¡no tenía miedo a hablar!”, añade Robert Sarah.

Volviendo al celibato eclesiástico, ¿por qué no deberían permitirse excepciones para algunas regiones del mundo que sufren terriblemente por la falta de sacerdotes? El Amazonas es el caso símbolo.

“¿Pero realmente creemos que la ordenación de hombres casados resolvería la crisis de las vocaciones? La experiencia de la falta de pastores en las comunidades protestantes que admiten el matrimonio de ministros de la religión demuestra lo contrario. ¡La crisis de las vocaciones es una crisis de fe! Allí donde se anuncia el Evangelio y se vive en todo su rigor y sus exigencias, abundan las vocaciones. ¿Por qué privar a los cristianos del Amazonas del contacto con sacerdotes que viven plenamente su sacerdocio y su entrega total a Dios y a Él solo? ¿Es porque son pobres? Además, como hemos escrito: ‘¿Quién sería lo suficientemente bueno para explicar por qué la necesidad pastoral de los fieles de las Islas del Pacífico no puede ser compartida por la de los fieles que viven en un remoto valle de los Apeninos, o en una ciudad europea densamente poblada donde los sacerdotes han desaparecido?’. He utilizado mi experiencia como sacerdote en África para demostrar en este libro que la evangelización necesita el celibato. Las personas en proceso de cristianización deben tener sacerdotes que hayan entregado toda su vida a Cristo. Yo mismo he tenido esta experiencia. ¿Sería sacerdote hoy si hubiera sido ordenado un hombre casado de mi poblado en Guinea? No lo creo. Necesitamos laicos que, como dice el papa Francisco, sean ‘discípulos misioneros’. Necesitamos cristianos que se tomen en serio el bautismo. La Iglesia necesita la radicalidad del Evangelio, no necesita alinearse con la tibieza del mundo”.

En resumen: ¿cuál es el significado general del libro?

“¡Me gustaría que se leyera, en lugar de resumirlo!”, contesta el cardenal guineano. “He tratado de expresar en sus páginas cómo la apertura de una brecha en el celibato causaría una grave crisis para el sacerdocio. He hecho referencia a la teología más clara del Concilio Vaticano II, de san Pablo VI, de san Juan Pablo II y de Benedicto XVI para demostrar que una vida sacerdotal completamente coherente requiere del celibato, pero también cierta pobreza, la obediencia y la fidelidad a la oración. Una vida sacerdotal alimentada por la gracia de los sacramentos, por la confesión con regularidad, por la celebración asidua de la Eucaristía y por la fidelidad al oficio divino y la oración, así como por la lectura diaria de la vida de los santos. Creo que causar una herida en la ley del celibato, con el pretexto de la escasez de sacerdotes, sería motivo de confusión sobre la naturaleza del papel de los bautizados y de los sacerdotes. Estoy convencido de que necesitamos, más que nunca, sacerdotes que sean santos. Esta es la razón por la que ofrecí este libro respetuosamente y de manera filial al papa Francisco, pero también a los obispos, sacerdotes y fieles cristianos de todo el mundo para apoyarlos y alentarlos a profundizar su reflexión, sin que estén condicionados por la campaña mediática que rodeó el último Sínodo y que condujo a soluciones apresuradas, ideológicas y puramente humanas. Lo he hecho después de haber hablado largo tiempo con el Señor. Al final del libro, quería recordar la frase de la santa patrona de Italia, santa Catalina de Siena, que descansa aquí, en Roma: ‘¡Maldito seas, tú que no has dicho nada! ¡Basta de silencio! ¡Clamad con cien mil lenguas! Yo veo que de tanto callar, el mundo está en ruinas’. Ya está bien de charlas. Leamos este libro. Hablemos de él con paz y caridad. Recemos por la Iglesia y dejémosla brillar de santidad en nuestra vida de sacerdotes y fieles cristianos en un mundo cada vez más ateo, indiferente a la realidad de Dios”.

Publicado por Matteo Matzuzzi en il Foglio.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

53 comentarios en “Cardenal Sarah: “Me rompe el corazón la indecencia con la que se ha tratado a Benedicto XVI”
  1. “Me rompe el corazón la indecencia con la que se ha tratado a Benedicto XVI”. Así es, pero te falta decir ” por Francisco y sus secuaces “. Así la verdad quedaría completa. ¡ No tengas miedo a la Verdad ! ¡ Nos hace libres ! Está dicho en las sagradas escrituras. Hay que desenmascarar al enmascarado, al que se le va cayendo la careta con harta frecuencia. No permitamos que la vuelva a recoger.

    1. El Cardenal Ratzinger,es un anciano venerable,que debería disfrutar de su voluntaria renuncia,en Paz y sosiego y no estar como perejil de todas las salsas.

        1. Dios me guarde,solo es una reflexión,que me lleva a pensar que si el escogió el retiro y la oración,a que! tenerlo todos los días en solfa.

      1. Susanaa; Y si la casa se está quemando,,,, ¿se le dará permiso de salir, o solo deberá con voz leve (para no molestar) decir:
        ! F u e g o ¦. Digo,,, para no ser el famoso perejil

          1. El p4p4 Emérito, (por favor) que aunque uno por ahí dijo que ése cargo no existe,!! Claro que existe! Ya iba a ser que a Benedicto XVI también le gustara inventar cosas.,, como lo hacen otros, 😁

          2. Desde su retiro puede seguir iluminando a la Iglesia con los magnificos frutos de su oracion. Se ha retirado por considerar que otro podia ser mas apto, no se ha retirado a morir en silencio.

  2. No hay vocaciones por qué alguien que entrega su vida a Cristo totalmente, suele ser rígido en sus convicciones y a la iglesia post conciliar no le gustan los rígidos. Si eres flexible en tus convicciones, también en tu entrega, resultado: no hay vocaciones. Solución post conciliar: que la entrega a Cristo también sea flexible.

      1. Y por eso fueron a por el, si te fijas hablo de la Iglesia post-conciliar no de personas en concreto. Algunos Papas lo han intentado pero la corriente post-conciliar dentro de la Iglesia casi se los llevó por delante.

  3. “no podemos crear un sacerdocio para hombres casados ​​sin dañar el sacerdocio de Jesucristo y de su novia, la Iglesia”. El Cardenal Sarath o bien ignora la realidad, o lo que es más grave, miente de forma consciente. No hay que crear nada nuevo señor cardenal, o está diciendo su Eminencia que los miles de sacerdores católicos casados pertenecientes a las Iglesias Orientales en comunión con Roma no son verdaderos sacerdotes? Es que en la jerarquía algunos todavía piensan que los católicos seguimos siendo analfabetos y nos tragamos cualquier chorrada que venga de un monseñor.

    1. Que en las “Iglesias Orientales” las cosas no se hagan conforme a la Ley de Dios no es pretexto para que tampoco se hagan en la única Iglesia instituida por Cristo, que es y subsiste en la Católica. No pretenda convertir la excepción en regla.

      1. Veo que todavía quedan católicos analfabetos. Las Iglesias Orientales a las que hago referencia pertenecen a la Iglesia Católica y están en Plena Comunión con Roma, sus obispos y patriarcas son confirmados por el Sucesor de Pedro y hasta tiene cardenales, con derecho a participar en Cónclave

    2. Evidentemente, está hablando del rito latino. Y lo que yo entiendo que dice es que la opción del rito latino es la mejor, que lo que hicieron los orientales habría sido mejor no hacerlo, porque el celibato afecta profundamente al sacerdocio. No es algo accesorio

  4. Estamos en una situación de cis ma de hecho. ¿ Quien será el guapo que se atreva a formalizarlo ? Seguiremos escondiendo la cabeza bajo el ala ?

  5. El pa pa frncisco es el 666 en codigo asci y no vastando con eso he visto en otro sitio oue tambien decia lo mismo, francisco tiene una borrachera de cambios en la iglesia ha llegado a su limite de cambios dios no le permite mas

    Mateo 5:13
    Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez? Ya para nada sirve, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.

    volver la sal insipida es hacer demasiados cambios en la iglesia el pontificado acabara desastroso.

    1. Susanaa, muchísimas gracias.
      La verdad es que sí.
      Es que estoy muy orgulloso de esta habilidad.
      A veces creo que es un don del Espíritu.
      A veces.
      Otras no.
      O un carisma.
      Que soy flexible.
      Mucho.
      No se me inquiete.

      Pd.- Me ha gustado mucho lo de Mac Abro.
      De verdad.
      Compartimos carisma.
      Me alegra.

  6. E passiamo al cardinale João Braz de Aviz, prefetto della Congregazione per gli istituti di vita consacrata e le società di vita apostolica, il quale, intervistato dall’Osservatore romano, ha fatto un quadro della situazione dei conventi a dir poco catastrofica: calo delle vocazioni, conventi che chiudono, abusi di potere e sessuali (anche tra suore), cattiva gestione dei beni, ex suore finite sulla strada a prostituirsi. Sotto il titolo Bisogna cambiare, la descrizione fatta dal prefetto è una sorta di galleria degli orrori, ma, in modo stupefacente, alla domanda finale, e cioè se vi sia speranza, il cardinale risponde: “Moltissima”.

    Ma come “moltissima”? Se tutto va male? E perché il cardinale non fa un passo indietro? Mah!

    Aldo María Valli Duc in Altum

  7. Cuando se iba a apedre4r a la mujer adúlter4, se cree que Cristo escribió los pecados de cada uno en la tierra, por éso se iban, empezando por los viejos.
    ! Cristo! quién más que Él sabía de sus pecados, y no se los gritó a cada uno en su cara.
    Porqué exigir que Sarah ande con espad4 de fueg0
    hiriéndo a todos, como si fuera San Miguel Arcángel. ¿Cómo saber los planes de Dios?
    Tal vez nosotros los “buenos católicos” necesitábamos un p4p4 como el actual. Tenemos el p4p4 que nos merecemos, no seámos chillones, que los planes de Dios no son los nuestros.

    1. El cardenal Sarah no habla en su nombre.El cardenal Sarah transmite el genuino mensaje de Jesucristo.Recuerda cual es a aquellos que lo olvidaron o lo quieren modificar para lograr a traves de ello su propio beneficio.
      Al cardenal Sarah seguro que le da mucha pena tener que recurrir a la corrección fraterna de la que hablaba San Agustín pero es hijo De Dios y sabe que ir debe hacerlo porque es voluntad De Dios y cumplir con ella le hace libre y feliz.
      Y yo tampoco hablo por mismo hablo por voz de San Agustín.

  8. La figura de Benedicto XVI es mayoritariamente luminosa con alguna sombra que sé que le hace sufrir. La sombra es su pecado de juventud, como casi todo el mundo, la luz consiste en todos sus esfuerzos para enmendar dicho error. La historia es la siguiente, el joven Ratzinger fue un abanderado de lo que se conoció como “Nueva Teología”, cuya principal “hazaña” fue conquistar a los prelados del concilio Vaticano II, que alegremente delegaron en las jóvenes “lumbreras”. Ellos perpetraron los desafueros y errores, tanto pastorales como doctrinales, del catastrófico concilio. El resto de su vida, Benedicto XVI se lo ha pasado luchando contra sí mismo y sus acciones juveniles, siendo mano de recha de san Juan Pablo II en su lucha contra la “Teología de la Liberación” (comunismo infiltrado), en el levantamiento de la excomunión a los tradicionalistas que reaccionaron contra el Concilio y en el mantenimiento eficaz de la Doctrina de la Fe. Dios le bendiga.

  9. Paz y Bien.
    La realidad es que hay en muchas regiones no hay sacerdotes, no hay confesiones ni Eucaristía; Jesús nos envió a anunciar la Buena Noticia iluminados por el Espíritu Santo y la Misericordia del Dios Padre. No mirar la realidad y no hacerse cargo de la situación.

  10. No se porque la tendencia de muchos cristianos de criticar al Papa Francisco, ¿quién tiene sobre sus espaldas este trabajo tan difícil?, ser Papa de la Iglesia católica no es así no más…….además si lo eligieron fue por algo, él no se postuló en absoluto pero tambiéla cizaña dentro de algunos Padres de la Iglesia supera lo que han prometido cuando se hicieron Sacerdotes de la misma Iglesia. Entonces, ¿porque ese afán de critica tendenciosa y sólo para denigrar a una persona que se está esforzando por sacar a la Iglesia adelante, que ya la recibió con problemas de toda índole en vez de colaborar con Él para que todos los cristianos podamos seguir adelante en nuestro diario vivir? No critiquemos porque nos da la gana o porque algunos críticos pretenden que es su obligación, muy bien, pero no denigrando a la persona sobre la cual lanzan sus flechas envenenadas…..Actúen como verdaderos cristianos, positivos, no para salir en los periódicos y ser la atención del mundo como pretenden

  11. Se nota, se siente, Sarah esta presente en la Iglesia, pertenece a la Iglesia, la ama, la protege, es “la novia de jesucristo”, sufre por ella y no vacila.
    Sabe que no nos pertenece, que es de Cristo.
    Sarah sigue creyendo en lo que muchos ya dejaron de creer, tiene algo del Espiritu de Juan Pablo II, es un soplo de aire fresco en esta atmósfera cargada de críticas y desprecios, vuela por encima de ellos y no se mancha, no quiere ofender, pero si defender.
    No le importa que le tiren piedras desde los dos lados, defiende su Fe que es su vida, entrega su vida por su Fe.

  12. Viva el Papa Benedicto XVI, un santo de cuerpo completo.- Viva el Cardenal Sarah.

    Que el Papa Francisco se mantenga fiel al deposito a el entregado de la Iglesia, no es el dueño, solo un guardián de la Fe y no puede manipular lo ya escrito y dicho por nuestro Señor Jesucristo.

  13. Con todo lo que apreciaba al Cardenal Sarah, me parece que el mismo provocó esta situación.

    Le duele lo que se ha dicho del Papa emérito y no le duele lo que Bergolio está haciendo a la Iglesia?

    Debía recordar que ya en una ocasión Bergolio le ordenó desdecirse y retractarse en público.

  14. En realidad lo.que importa es que los sacerdotes no se casen . Lo del celibato es algo que parece se cumple a medias . Se sabe que una gran mayoria de sacerdotes tienen una vida sexual activa ( ya sea hetero u homosexual) . Esa es la realidad . Eso parece que no es lo que preocupa a la Iglesia. De los pocos curas que he conocido en mi vida , si acaso 10 , tres tenian hijos y mantenian o mantuvieron una relacion prolongada con su amante . Uno tuvo 3 hijos , y no paso nada . Nunca fueron destituidos del sacerdocio. Uno de ellos, por cierto era bien querido en la comunidad , un muy buen sacerdote. Solo en caso de que decidan casarse con esa pareja si seran cesados como sacerdotes .Tambien he visto estos casos. Realmente seria complicado para la IC lidiar y mantener a los sacerdotes y sus familias .

    1. María,,,,, qué curioso, el Jesús que pasea por aquí, es, creo, evangélico, y tú María, en la página de lutero hablas a favor de los evangélicos, ¿qué casualidad? ¿No te parece,? “. Jesús y María, pero protestantes, 😁, vaya, vaya, parecen pareja.
      Siempre que ves oportunidad hablas contra los sacerdotes,,,yo creo que deberías conocer la historia de tu” sacerdote agustino”
      Ése si que hacia todo lo que tú ves en todos los demás,,, Hipócrita.

        1. Jesús,,, contra las personas no hay rechazo, es contra las ideas. Mira, yo sé que cuando llegan yihadist4s y matan vilmente, la s4ngre que se derrama es de Cristanos Católicos, Evangélicos, Cristianos. La s4ngre nos une a todos, se mezcla en el piso.
          Son los caminos que escogemos para llegar a Dios lo que será diferente. Tu eres feliz en ése, está bien. Disculpa que a veces soy ofensiva,

        2. Qué ruines sois!. Ya es el colmo. Decido no escribir más por aquí y pedir disculpas por si molesté a alguien y ahora veo que un cobarde o una cobarde escribe como si fuera yo. Claro que soy cristiano, y no de familia alguna , evangélico, y desde luego que tenga que ver qué te suplantan es el colmo. Es lo malo de no registrarse que te pueden poner en tu nombre lo que quieran . En fin , seguid así. Y si, yo me llamo Jesús de verdad, soy evangélico, español y me duele la mentira, el odio, la tergiversación y la osadía de la ignorancia. Adiós y que pena!

  15. María:
    La excepción no puede convertirse en regla.

    JPII dijo que muchas deserciones y fracasos de sacerdotes se debe a que desconocen la doctrina de Santo Tomás de Aquino.

    Han quitado de los seminarios a santo Tomás de Aquino y claro ahora los seminaristas son modernos y no profundizan ni siquiera piensan en lo que es la SANTIDAD.
    Los nuevos sacerdotes no aman a la Iglesia, no quieren ser santos, no predican la ascetica y no viven la mística que los haría SANTOS.

    Por eso la oración para pedir vocaciones sacerdotales santas dice: ¡Gemimos en la orfandad!!! Oh Señor Danos sacerdotes SANTOS según tu voluntad!!!

  16. A mí lo que me sorprende es que aquellos que siempre están llenándose la boca de amor y comprensión; de ternura, proximidad y acogida etc. se crispen con tanta facilidad ante la libre expresión de los que discrepan de sus opiniones. No me parece del todo negativo que todo vaya tomando forma y distinguiéndose entre sí . Lo que no clarifican las palabras suelen desvelarlo los hechos.

    Mis respetos y admiración al Cardenal Sarah y al Papa emérito Benedicto XVI.

  17. El poema escrito por José María Gabriel y Galán titulado “Vocación” es una maravillosa exposición de lo que debe ser un sacerdote. Como si un ángel se lo hubiera inspirado…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles