PUBLICIDAD

Doctrina de la Fe responde: No existe ninguna apertura a las uniones homosexuales

|

Tras la publicación de varios extractos de los que nos hicimos eco, el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe ha querido aclarar que “no existe ninguna ‘apertura’ a las uniones entre personas del mismo sexo”.

(Vatican News)- El Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Giacomo Morandi, comenta el reciente estudio de la Pontificia Comisión Bíblica “¿Quién es el hombre?”. Algunos argumentan ideológicamente sobre este tema, pero dice que en la Biblia “no hay ejemplos de ‘unión’ legalmente reconocida entre personas del mismo sexo”.

Excelencia, ¿puede explicar el significado del documento sobre antropología que acaba de publicar la Pontificia Comisión Bíblica? ¿Cuál es su propósito?

El mismo documento afirma que pretende ser “una interpretación fiel de toda la Sagrada Escritura respecto del tema antropológico”. Este se basa “en un procedimiento expositivo original que ha tomado como texto de referencia el relato fundacional de Génesis 2-3… porque estas páginas bíblicas son consideradas fundamentales por la literatura neotestamentaria y por la tradición dogmática de la Iglesia”. En definitiva, el texto pretende “promover una visión global del proyecto divino sobre el hombre, que comenzó con el acto de la creación y se realiza en el transcurso del tiempo, hasta su cumplimiento en Cristo, el hombre nuevo, que constituye la clave, el centro y la meta de toda la historia humana”.


Algunos se sorprendieron por la declaración sobre la posibilidad de que los cónyuges se separen, a pesar de que esta es la posición tradicional de la Iglesia. ¿Eso significa “abrir” al divorcio? ¿Qué significa ese pasaje y cómo se relaciona con la enseñanza de la indisolubilidad?

La enseñanza de la Iglesia, con el Código de Derecho Canónico, ya concede a los cónyuges válidamente unidos por el sacramento del matrimonio el derecho a separarse en ciertos casos particulares. Pero este hecho no ha significado nunca ninguna legitimación del divorcio, entre otras cosas porque un sacramento del matrimonio válidamente contraído permanece así y nunca puede ser anulado por ningún otro acto. Por el contrario, es diferente la hipótesis en la que el matrimonio se reconoce como nulo desde el principio: este es el caso de los procedimientos para la declaración de nulidad del matrimonio. Sin embargo, a veces hay situaciones en las que la convivencia entre los cónyuges se hace prácticamente imposible por diversas razones. Es precisamente en estos casos que la Iglesia admite la separación física de los cónyuges y el fin de la cohabitación. Sin embargo, los cónyuges que están válidamente unidos por el sacramento del matrimonio no dejan de ser marido y mujer ante Dios y, por lo tanto, no son libres de contraer una nueva unión. La comunidad cristiana está llamada a estar cerca de estas personas y a ayudarlas a vivir cristianamente su situación, como recuerda con autoridad el Catecismo de la Iglesia Católica en el n. 1649. El documento de la Pontificia Comisión Bíblica sigue exactamente esta línea y ciertamente no se “abre” al divorcio, como algunos, de manera distorsionada o instrumental, creen o quisieran.

Otros párrafos que han llamado la atención son los relativos a la homosexualidad. Hay quienes han leído en el documento de la Pontificia Comisión Bíblica una apertura a las uniones entre personas del mismo sexo. ¿Es así?

Desde hace algún tiempo, sobre todo en la cultura occidental, se han alzado voces de disensión respecto al enfoque antropológico de la Escritura, tal como la Iglesia la entiende y la transmite en sus aspectos normativos; todo ello se juzga a menudo como el simple reflejo de una mentalidad arcaica e históricamente condicionada. Sabemos que diversas afirmaciones bíblicas, en el ámbito cosmológico, biológico y sociológico, han sido consideradas gradualmente como superadas con la progresiva afirmación de las ciencias naturales y humanas. En este sentido, algunos dicen que una nueva y más adecuada comprensión de la persona humana impondría una reserva radical sobre el valor exclusivo de la unión heterosexual, a favor de una aceptación análoga de la homosexualidad y las uniones homosexuales como una expresión legítima y digna del ser humano. Además – se argumenta a veces – la Biblia dice poco o nada sobre este tipo de relaciones, que por lo tanto ya no deberían considerarse ilícitas desde el punto de vista moral. Se trata de una aproximación ideológica y parcial a la antropología. En realidad, el documento en el n. 185 dice textualmente: “La institución del matrimonio, constituida por la relación estable entre marido y mujer, se presenta constantemente como evidente y normativa en toda la tradición bíblica. No hay ejemplos de ‘unión’ legalmente reconocida entre personas del mismo sexo”. Por lo tanto, no existe ninguna “apertura” a las uniones entre personas del mismo sexo, como algunos lo han afirmado erróneamente.

Entrevista publicada por Vatican News.

31 comentarios en “Doctrina de la Fe responde: No existe ninguna apertura a las uniones homosexuales
  1. Esto igual que Amoris laeticia, no hay divorcio, pero hay manga ancha y rapidez paralas nulidades. Luego como son mentirosos y ladinos, dicen son casos muy particulares. De casos particulares nada de nada. La única razón que no se hayan disparado las nulidades matrimoniales, es que las parejas se divorcian por lo civil y pasan olímpicamente de solicitar la nulidad, porque demuestran más vergüenza que ellos.

    1. Y porque probablemente no apetezca mucho aflojar CUATRO MIL EUROS, de lo que si quieres puedo darte fe bajo juramento.
      Sí, vale, ya lo sé, más costó la boda, Y QUÉ.

  2. Pequeña oracion al dios universal

    DIOS ES BUENO
    Dios Es Bueno, Dios es amor, El nos ha dado mas de lo que podemos pedir e imaginar.

    Dios es bueno, millones de corazones lo declaran cada dia. ¿Porque la gente dice que Dios es Bueno?

    Dios ha puesto a personas y otros seres para que los hagamos felices.

    Dios es Bueno porque nos ha regalado la oportunidad de la vida. Que aun si vivimos en situaciones difíciles todavía podemos ver, si abrimos un poquito los ojos, las gigantescas bendiciones que están a nuestro alrededor…

    Dios es Bueno porque nos ha proporcionado las herramientas para crear, producir, conectar, amar. Nos ha dado inteligencia, educación, potencial, tierra y sol, tiempo y estaciones, no podemos negar que oportunidades si hemos tenido…

    UNOS CREEN EN JESUS OTROS EN YAHVE OTROS EN ALA Y OTROS EN BUDA…….

    TODOS PUEDEN RECITAR LA ORACION CREELLENDO EN SU DIOS,DIOS ES UNIVERSAL

          1. Tranquilo Guillermo y no sufras por mí. Soy más “escandalizable” y “ruborizable” por el lado espiritual. Por ejemplo, me da muchísima vergüenza cómo Francisco trata la doctrina católica.

          2. Por culpa tuya, y nada más que tuya, que te tomas la religión de esa manera. La vida es menos complicada. O ya lo es para otras cosas más jodidas que para ponerte a pensar en qué pasará, qué misterio habrá…

  3. Perdón, pero la Secretario de la Congregación aclara que el documento no dice lo que afirmó Infovaticana -en el sentido de que avalaba las relaciones homosexuales-. Textualmente:”Por lo tanto, no existe ninguna “apertura” a las uniones entre personas del mismo sexo, como algunos lo han afirmado erróneamente.”. Me parece que con el afán de criticar están manipulando la información.

  4. Ha habido como se dice una tesis y una antítesis. Hay que rezar por el papa Francisco mucho.

    Recuerdo hace tiempo ya que le hicieron una pregunta sobre los niños que querían ser homosexuales y les recomendó a sus padres que los llevaran al psiquiatra.

  5. Como dijo otro blogger
    Una opimion a favor ayer, otra en contra hoy
    Parece que solo hay que esperar el devenir d los acontecimientos
    El horizonte sigue muy nublado
    IN HOC SIGNO.VINCES

  6. Otro fragmentito que se logró descubrir del documento que no aparece por ningún lado:

    “No encontramos en la tradición narrativa de la Biblia indicaciones acerca de las prácticas homosexuales, ni como conductas que puedan criticarse, ni como actitudes toleradas o bienvenidas.”

    ¿Y eso?

  7. Además, el Secretario está hablando ahí de “uniones de personas del mismo sexo”, o sea, el gaymonio, lo cual por supuesto que no es el tema. sino si la Biblia condena o no los actos homosexuales como tales. Es decir, hay la posibilidad de que alguien esté pensando que somos más idiotas de lo que es la triste realidad.

  8. José, nos toman por i diot as! San Pablo habla muy claro al respecto; cómo que “no encontraron en la tracición narrativa… bla, bla, bla”… Piensan que somos t on tos!

          1. Me gustan algunas libertades, no todas. Tengo libertad de que me gusten las libertades que me de la gana. Ya se que no lo comprendes, por eso procedo al ejemplo: la libertad de que los maricas se “casen”, no me gusta nada de nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles