PUBLICIDAD

Las acusaciones de Viganó a Edgar Peña, confirmadas desde Maracaibo

|

Marco Tosatti

En esta misma época, hace un año, me llegó la llamada telefónica de Mons. Carlo Maria Viganò, en la que me decía que le gustaría reunirse conmigo para una entrevista sobre el caso McCarrick. Lo que pasó después, lo saben ustedes: la entrevista se transformó en un informe, escrito por el arzobispo y publicado el 26 de agosto pasado. Ahora, un año después, puedo ver lo acertada que fue su previsión. Cuando le pregunté, después de acabar de leer lo que habíamos escrito y tras editar un poco su informe, cuál sería, en su opinión, la reacción del Vaticano y del Pontífice, me respondió más o menos esto: no harán nada, harán que me ataquen personalmente, no responderán en mérito a toda la cuestión y esperarán a que sobre todo este caso se extienda un manto de silencio.

Es exactamente lo que ha ocurrido. Después de la primera respuesta del papa en el avión de vuelta de Dublín -no diré nada-, el papa Bergoglio dejó pasar muchos meses antes de responder a Valentina Alazaraki, de Televisa: no se acordaba si Viganò le había hablado de McCarrick el 23 de junio de 2013. Una justificación tan absurda y, claramente, increíble (había sido el papa el que le había preguntado a Viganò sobre McCarrick; y la respuesta había sido de una gravedad inaudita) que hizo que muchas personas tacharan al papa de mentiroso.

Mientras tanto, McCarrick ha sido condenado mediante un proceso administrativo, muy útil para sus cómplices de ayer y de hoy (Viganò nombró a varios de ellos en su testimonio; ninguno de ellos ha dicho nada y mucho menos han dicho: ¡usted miente!, como haría cualquier persona inocente acusada de omisiones, complicidad y silencios escandalosos). 

También se ocultó en cuanto surgió la petición, que venía de Estados Unidos, de una investigación apostólica sobre el caso Viganò, probablemente para evitar que se descubrieron hechos peligrosos.

Hace unos diez meses se prometió que todos los documentos del caso Viganò custodiados en el Vaticano serían estudiados y, si procede, serían hechos públicos. ¿Han sabido ustedes algo? Tampoco debería ser muy difícil localizar esos documentos si, como ha denunciado el ex nuncio, en la Congregación para los Obispos hay un voluminoso dosier sobre McCarrick… Noche y niebla. Ciertamente, un ejemplo de transparencia nos lo ha dado el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, que acaba de ser confirmado nuevamente -aunque ya ha cumplido los 75 años- como cabeza de la Congregación. En su filípica contra Viganò admitió que, efectivamente, Benedicto XVI había impuesto restricciones o sanciones al cardenal americano. Pero, ¿por qué no dijo que existía una carta sobre este asunto escrita por su predecesor el cardenal Giovanni Battista Re -y, por lo tanto, no sólo un recordatorio verbal- que seguro está en Roma como en Washington? Curioso, ¿no?

Mientras tanto, cada uno de los documentos que han surgido en relación al caso McCarrick, incluido el informe de mons. Anthony Figuereido, secretario de McCarrick y su hombre de confianza en Roma, ha confirmado que el ex nuncio ha dicho la verdad, una verdad que nadie en este Vaticano de la renovación y la transparencia quiere ver. También quieren evitar ver esta verdad los periodistas que informan sobre el Vaticano. Es comprensible: hacer preguntas incómodas, indiscretas y que desentonan con los habituales aleluyas de la prensa nacional e internacional por el pontífice, tan innovador, significa ganarse la antipatía del Gran Jefe y sus jenízaros…

McCarrick es un asunto ya pasado, dirán ustedes. Sin embargo, recientemente mons. Viganò ha lanzado acusaciones graves contra el nuevo Sustituto de la Secretaría de Estado, mons. Pena Parra. El Washington Post, que las había recibido, ha preferido no publicarlas escudándose en que no podía confirmar susodichas acusaciones. Y lo mismo ha hecho el Catholic Herald, en su nueva vida filo-vaticana. Me perdonarán, pero esto es increíble.

Mons. Viganò, en su entrevista, cita a un colega venezolano, Gastón Guisandes López, actualmente director de Qué Pasa, en Maracaibo. Hace unos años, López escribió dos artículos en los que hablaba de un lobby gay de sacerdotes de Maracaibo que incluía dieciséis sacerdotes, entre los cuales Pena Parra. Guisandes López intentó en dos ocasiones que le recibiera el nuncio en Venezuela, mons. Dupuy, sin conseguirlo. No obstante, Guisandes López le escribió una carta denunciando todos los hechos relatados en ambos artículos. Según Viganò, este documento y los resultados de una investigación llevada a cabo in loco están en la Secretaría de Estado: los ha visto con sus ojos. 

Guisandes López está sano y salvo. Stilum Curiae e Infovaticana, que ciertamente no tienen los medios de las grandes agencias internacionales, o de los periódicos, se han puesto en contacto con él, que ha confirmado personalmente a Gabriel Ariza los hechos relatados por Viganò, incluidos los artículos y la carta de denuncia al nuncio. ¿No les parece extraño que nadie haya tenido -en los grandes medios de comunicación- la curiosidad de verificar si esas escandalosas noticias que atañen a una de las personas con más poder en el Vaticano ahora, no hace treinta años, son verdaderas? A mí sí me lo parece. Y me pregunto qué habría sucedido si se hubiera tratado de un ministro de Trump, o de Putin, o -por qué no- de Salvini. ¡Qué pena!

Mientras tanto, un año después, todas las preguntas planteadas por Viganò siguen esperando una respuesta. Y no son preguntas insignificantes, pues conciernen a la buena fe y la fiabilidad de las máximas autoridades morales, los vértices de la Iglesia católica.

Pero todo esto parece que no interesa a los periodistas, que evitan con gran cuidado plantear preguntas demasiado incómodas a los poderosos. Las críticas y las dudas las reservan para Viganò…

PUBLICIDAD

Publicado por Marco Tosatti en Stilum Curiae.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

71 comentarios en “Las acusaciones de Viganó a Edgar Peña, confirmadas desde Maracaibo
  1. Dios mío que cara tiene ese hombre!!!.si la ambición tuviera rostro,sería el de Vigano,y esos labios tan finos,para decir todo tipo de infamias,y falsos testimonios.Dicen que no somos responsables de nuestro rostro,sino a partir de cierta edad,50años,nuestro interior va conformando,la expresión que sale del corazón.En este caso es patente.

      1. «Pero el Señor dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; pues Dios ve no como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.»

        1 Samuel 16:7

      2. Sí, claro. Tan claro como los más de treinta homosexualistas que ha colocado en puestos clave de la ex-Iglesia. De esta Sodoma final que sustituye aquella primera que «·no fue castigada» según las «homilías» de esta carroña el domingo pasado.

        1. ¿Ah pero tu crees en un dios que mata a todos cuando se enfada incluido niños, niñas, bebés?, por que si éste es el Dios verdadero es mejor no haber nacido

          1. Tu eres un desconocedor de la grandeza de Dios. Lo importante no es esta vida, sino la futura. Cualquier niño o persona inocente que pereciera en Sodoma y Gomorra está ahora en el cielo, rescatados por Jesucristo. Pero aquellas ciudades corrompidas fueron abrasadas hasta los cimientos, y el azufre todavía impregna el mar muerto, para que todos los necios puedan meditarlo.

          2. Si, efectivanente, es mejor no haber nacido cuando ése bebesito tan lindo se va a transformar en un Hitler. ¿Acaso tu sabes lo que será un bebe en el futuro?
            Dios si lo sabe, y lo que El decida sobre esos niños, es cosa de El y solo de El, Faltaría más que tu lo cuestiones,

        1. Susanaa.

          Las acusaciones que usted hace hacia el son muy graves, lo acusa de falsos testimonios y de infamias.

          Si lo que usted dice resulta no ser cierto, de quien es el falso testimonio?

        2. Susana: la frenología (deducir carácter y personalidad con base en rasgos físicos) no es ciencia. Y usar una patraña pseudocientífica para descalificar un argumento, no es lógica filosófica.

    1. Gracias a Dios solo La Santísima Trinidad tienen poder para conocer el interior y juzgar.
      Por que sino, por juicios basados en el rostro, ya solo existirían actores y actrices de cine.

      1. Ese impresentable puede hacer todos los juicios temerarios contra el Papa, emitir toda clase de acusaciones SIN PRUEBA ALGUNA, pero a vosotros os basta, con tal de atacar y vilipendiar al Santo Padre Francisco. Susana comenta sobre el diabólico rostro de la rata de alcantarilla y le sobran defensores a ultranza. En verdad sois cómicos, no hay nada de seriedad en vuestros comentarios vacíos.

        1. Muéstrame donde he atacado y vilipendiado a alguien, lo único es que ese tipo de juicios basado en el rostro de alguien son ridículos hasta en un tribunal humano, imagínate en la justicia de arriba.

          1. Es siempre así, Mario. Da igual lo que tú hayas dicho; él se crea su propia realidad. Es un zumbao que arremete contra todo aquel que dice algo que a él no le gusta. Es un tirano que se cree con legitimidad para cuestionar y censurar a todo quisqui.; no tienes más que echar un vistazo a los comentarios a este post. Eso, por otra parte, solo lo puede hacer un nullafacente ocioso, aburrido y amargado.
            Y lo más gracioso – es un decir – es que lo hace haciendo exactamente lo mismo que él critica: sin un argumento razonable, y racional, y descalificando Pocas veces en mi vida me he encontrado a alguien con tan poca vergüenza, sentido del ridículo y dignidad.

          2. Le diré que en psiquiatría,hay estudios muy serios,por la morfología del rostro,que se concretan en distintos perfiles,de personalidad y conducta,y son muy útiles a la hora de detectar patologías también en estudios de criminología,así que no será tan ridículo cuando es algo que se usa para diagnosticar,junto con otras pruebas.

          1. Susana, usted es siquiatra?
            Bueno sería que analizara el rostro de Edgar-FRANCISCO. Podríamos tener un perfil que nos de luces, sobre sus agresiones verbales.

      1. Pues si a estas alturas confunde la cara de Peña con Vigano, no es que esté al tanto, que digamos. Aunque eso da igual para quien lo único que busca es la descalificación.

  2. Lo importante de Viganó no es su cara, bobada para cambiar artificialmente de tema, sino las verdades profundas, graves e imposibles de negar sobre el homosexualismo del bergogliato, sus redes y su vergonzo apoyo al gender pedófilo. Van por nuestros hijos, la pedofilia homosexualista no tiene redención.

    1. Pues cuando él era nuncio y esperaba el birrete cardenalicio bien que se calló, vien que se daba abrazos con McCarrick, hasta que vio que no iba a ser cardenal, entonces le apareció un irremediable ataque de santidad

  3. Nadie está obligado a responder necedades,¡nadie!!! La Iglesia es jerárquica, por tanto el Santo Padre no está obligado a responder las impertinencias de este viejo frustrado y ambicioso.

    1. El que calla otorga. Por sus frutos lo conoceréis. Puro NOM.
      Qué vivan los modernistas (todo vale). Tienen Papá(¿?).
      Nosotros tenemos el tesoro de la fe (el evangelio de Cristo. Tenemos Papa. Benedicto XVI.

  4. Me parece que hay que ver las cosas con seriedad. Lo primero, insultar a Mons. Viganò me parece no solo inapropiado, sino injusto. No hay motivo para negarle cierta presunción de «inocencia». Es decir, personalmente no pienso que sea una persona interesada materialmente en este asunto: motivos de vanidad o afán de protagonismo no me parece que encajen con su personalidad, seria y de gran prestigio durante su carrera. Lo más interesante y veraz me parece que es la carta de respuesta del cardenal Ouellet: no hace un ataque «ad hominem».
    Sí me parece que, pese a su rectitud y deseo de poner en orden las cosas, tiene graves defectos. No soy quién para afirmar cierta vanidad que se refleje en considerar que cuando toma una decisión o forma una opinión, ésta es una verdad irrebatible. No le conozco personalmente, aunque sí a algunos que han trabajado con él, y su fama es de persona recta hasta la rigidez. Y que, en su modo de ver las cosas, no admite réplicas.

    1. Pues mira tío, si él quería hacer un bien no hubiera agarrado el camino que tomó, se ve a las puras claras su mala leche. No ha aportado pruebas de todo lo que afirma, así que de recta intención nada. Y respecto de sus ambiciones, pregúntale a su hermano y a las autoridades judiciales de Milán, quien le roba sin escrúpulos a su hermano enfermo no merece crédito alguno. Su auto exilio es expresión de su cobardia, el sabe bien que sus afirmaciones son delictivas al no tener pruebas las sustenten.

    2. Hay fotos de viganó abrazando a mccarrick posteriores a que él supiera sus desmanes y guardando siñencio y de repente empieza a hablar, como minimo es raro, muy raro, el nuncio en estados unidos es un serio aspirante a cardenal, si el papa no te nombra como se espera y de repente te da por despresrigiarlo, pues por lo menos es sospechoso

  5. La «jerarquía» debe abandonar a Maquiavelo y volver a Jesucristo. Ese arte de la llamada «diplomacia» (que es el arte de la oratoria mundana para vencer sin tener el mínimo de Evangelio) Ese arte de mentir con palabrería y que tan bien dominaban los clásicos griegos y romanos y que San Agustín denunció como perverso. Es el arte que identifica a la jerarquía.
    Todo aquel que dice la verdad es denostado. El arma siempre es la misma: la difamación de quien la dice, el deshonor, la muerte social. Y si prosigue en el empeño: el anatema.
    No debieramos olvidar ciertas persecuciones y envenenamientos que han sufrido a lo largo de la historia algunos santos, (Desde San Benito a San Juan de la Cruz, incluso a Su Santidad Benedicto XVI) atentados como el reciente de San Juan Pablo I, ciertas muertes repentinas sin causa aparente……..
    ¿Y todavía creen que van a encontar a Emanuela Orlandi?
    ¿Debe volver la jerarquía a la verdad para salvar a la Iglesia o nó?

        1. Mariela: El Espíritu Santo le concedió a Ud. el don de la inteligencia. No lo malgaste con quienes no mercen que Ud. pierda el tiempo, ni una mínima interconexión neuronal.
          Ya puede el necio insultar, en la inteligencia del sabio está el no responder.
          En mi tierra existe un refrán que traducido al castellano pierde mucha gracia y dice esto: «un xavo (10 céntimos de peseta) a que no me enuentras» Se contesta esto: «Dos, a que no te busco».
          Gracias Mariela por su atención para conmigo siempre.
          Dios se lo pague. Que es quien sólamente puede hacerlo.

  6. A mi me sigue chocando que afirmaciones tan fuertes como las que hizo Viganó no hayan sido investigadas.
    No entiendo la reacción del Papa en este caso, hubiera sido virtud el callar si hubiera sido un insulto contra su persona, pero no se trata de eso, se trata de hechos que afectan a la Santa Madre Iglesia, es decir que nos afectan a todos los católicos. Para más inri, en uno de los personajes más vilipendiados por Viganó, el cardenal Mc Carrick, ha resultado que tenia razón.
    Puede que tengan miedo a los resultados de la investigación y sus consecuencias. Tampoco entiendo a los que condenan rotundamente a Viganó, como si ellos supieran la verdad. Desgraciadamente, parece que no nos vamos a enterar nunca. Por otra parte Viganó, ha perdido su libertad, como su buen nombre por parte de muchos, y él sabia que era lo que problablemente iba a ocurrir, y apesar de esto lo publicó….

    1. Si no me falla la memoria, fueron unos 42 seminaristas sud americanos quienes escribieron una carta abierta de lo que ocurria en algunos seminarios, denunciando los abusos y amenazas, si se resistian a los predadores sexuales. Y fue a partir de esta denuncia publica que Vigano aprovecho la ocasion para denunciar a Mccarrick. De todos modos buscad en Internet asi: Infiltracion comunista en la Iglesia Catolica, testimonio del padre dominico John O’Connor. (Hay que poner padre dominico ya que hay muchos John O’Connor) Todas sus videos estan plagadas de graves informaciones. Buscad tambien «Testimonio de conversion de Bella Dodd» Tambien buscad: «Infiltracion comunista en la Iglesia Catolica The Vortex» Con esto estamos no solo informados sino aterrados.

  7. Todas las acusaciones contra Francisco y sus boys, no sólo se confirman, se quedan cortas, cortísimas. Son pura mafia, son mafiosos y se han hecho con la Iglesia Católica. Habrá que echarlos cuanto antes, para que el daño no vaya a más, pero ¿ quién le pone el cascabel al gato ?

    1. Ahh y esa mafia clerical no cae porque está sostenida por la gran mafia del nom, que decide quien cae y quien no, aunque no siempre consiga sus propósitos, afortunadamente.

  8. Las acusaciones de verdad ganó: “El Washington Post, que las había recibido, ha preferido no publicarlas escudándose en que no podía confirmar susodichas acusaciones. Y lo mismo ha hecho el Catholic Herald” pero infovaticana si les dio importancia, esa es la diferencia entre un medio serio y un panfleto de chismes.

    1. Y para que escribes en un panfleto de chismes? Siempre dudo de una persona que no se atreve a dar su verdadero nombre y completo!

  9. Cuantas malinterpretaciones ha causado éso de no recibir al que pide una cita. Ya ni Dios siendo Dios, se da las infulas de los “grandes“ de la tierra. Recibir y comunicarse con quien tiene deseos de que se aclare un problema, ya es el primer paso para un entendimiento, porque ésos detalles que parecen sin importancia, son los que ocacionan caos.
    No ver, no oir, no hablar, y creen que ya la hicieron.

  10. Así que este hombre es un «servidor del Papa» arquetípico. ¡De cada Papa!Ha servido al papa Pablo VI, al papa Juan Pablo I, al papa Juan Pablo II, al papa Benedicto y ahora al papa Francisco.Entonces, ¿cómo podría el siervo papal arquetípico convertirse repentinamente en el traidor papal arquetípico, el «Judas» de la Curia a principios del siglo XXI? La sola idea hace que uno sacuda la cabeza con perplejidad. ¡No puede ser!Aquí tenemos un alma cuya vida entera ha girado en torno al servicio incuestionable del liderazgo de la Iglesia Católica: viajar en una docena de ocasiones a lo largo de la noche a través de los desiertos de Iraq hacia Siria desde Bagdad, toda la noche viajando solo en un automóvil, viajando a casi todas las diócesis en Nigeria, devastada por la guerra tribal durante seis años en ese país en la década de 1990, viajando por todo Estados Unidos durante cinco años como nuncio en ese vasto país.

  11. He tomado una palabra Jenízaro del texto eran los cuidadores del Sultán Turco «El Cuerpo de Jenízaros (Ocak, hogar) se dividía en varias ortas (regimiento) y al frente de cada una de ellas estaba el tchorbadji bachi (repartidor de sopa, equivalente a un coronel); por debajo el achtchi bachi (jefe de cocina, el capitán) y el sakka bachi (aguador, el teniente). Incluso su típico bork (gorro que simula una manga doblada) estaba adornado por una cuchara -posteriormente se fueron cambiando por plumas, flores y otros objetos-, ya que cada uno de los miembros de una orta eran los «comensales» de su estandarte… el kazan (un caldero de bronce)». La peor afrenta para un jenízaro era perder el caldero de sopa…….» Encuentran algún parecido ?……

  12. El abogado y periodista estadounidense Chris Ferrara comentó para Gloria.tv sobre la entrevista del Papa Francisco en mayo con la periodista mexicana Valentina Alazraki. Describe la entrevista como sobresaliente porque esta fue la primera vez que fue interrogado francamente por alguien.

    Francisco encuentra el trabajo sucio «fantástico»

    Alazraki le preguntó a Fco si el arzobispo denunciante Viganò le había informado o no en 2013 sobre el escándalo de McCarrick. Fco respondió evasivamente que él, hasta ahora, había guardado silencio sobre el caso y, en cambio, había pedido a los medios que hicieran su propia investigación.

    Fco califica esta investigación como – cita – trabajo «fantástico» porque, como él explica , en lugar de investigar los hechos de Viganò, los medios informaron sobre una disputa de herencia privada entre los miembros de la familia Viganó.

    1. Belzunegui. No hay que perder de vista que al Papa le gusta tanto el lío que manda hacerlo.
      Calificar de fantástico el trabajo sucio contra Viganó, que él mismo mandó, nos da una idea de la magnitud del problemón que este hombre tiene en la cabeza y en el alma. Al no tratarse de Perico de los Palotes, no sólo le afecta a él y a su entorno más inmediato, sino a toda la catolicidad.

  13. Estos días de canto de chicharras en los jardines vaticanos esconden el terremoto que ‘soto voce’ recorre los sacros palacios. El fascículo sobre los abusos del fidelísimo Edgar Peña Parra. Los datos se acumulan en quien tiene un papel fundamental en la cadena de mando del Vaticano. La salida de Becciu, aparcado con los santos y las cosas del más allá, acallo las acusaciones que venían de Velletri con raíces parisinas y que podían complicar la vida del anterior sustituto, la púrpura y algunos dineros han acallado por ahora la tempestad. Edgar está desaparecido. No es santo de la devoción de Parolin y nada hará por defenderlo. Los amores del Papa Francisco parece que se mantienen pero ‘la donna è mobile cual piuma al vento’ y podemos estar ante otro aparcamiento, con informe mediante de Arana, que siga los pasos de Zanchetta. Zanchetta parece que deja estos días la residencia de Santa Marta y Edgar está viendo muy peladas las barbas del vecino. Demasiados silencios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles