PUBLICIDAD

Las monjas ya no quieren ser “esclavas”

|

Leo que “las monjas” -es muy propio esto de que un grupo se arrogue la representación del conjunto- se apuntan al aquelarre feminista de hoy 8 de marzo, la huelga contra nadie en concreto que pide derechos que ya se tienen.

Lo leo aquí, en InfoVaticana, acompañado por un vídeo en el que aparecen varias consagradas con idéntica monserga, una de ellas, imaginamos que líder, con una camiseta por hábito en la que puede leerse que se acabó la esclavitud. Y no deja de resultar una divertida paradoja, no solo porque la esclavitud fue abolida en Occidente hace siglos, sino porque las únicas instituciones del universo que eligen para sí el nombre de ‘esclavas’ son, precisamente, algunas congregaciones religiosas.

Y es en esta paradoja donde hay que encontrar la razón de que si el feminismo es ya en sí mismo un movimiento aborrecible y nefasto, una de las derivadas de la progresía más destructivas de la sociedad occidental, en mujeres que se han entregado a Dios como consagradas es el culmen del disparate.

Que el ‘clericalismo’ sea la causa principal en los abusos homosexuales de los sacerdotes, como postula Francisco, es cuestionable, pero lo es menos que constituye la raíz de muchos otros fenómenos profundamente anticatólicos que están minando la Iglesia. Porque el clericalismo, si significa algo, significa convertir lo que está diseñado como vocación de servicio en juego de poder.

Así, cuestiones como el sacerdocio femenino se plantean abiertamente como la necesidad de incluir mujeres en el clero porque es aumentar su participación en los centros de poder de la institución eclesial. No puede haber planteamiento más anticatólico, más alejado de una fe cuyo Fundador dejó claro que quien quiera ser el primero debe hacerse el último, que Él mismo no había venido a ser servido, sino a servir, que el que quiera ser maestro debe servir a todos los demás.

Eso no puede quedar en la ceremonia de lavar los pies a un grupo de necesitados una vez al año; esa costumbre debe ser el reflejo de una realidad vivida todo el año, toda la vida. Y que personas que se consagran a Cristo busquen ampliar su esfera de poder es, sencillamente, una contradicción en sí mismo.

En última instancia, el mensaje de estas monjas es la enésima indicación de que el espíritu del Mundo -en su sentido teológico- se enseñorea ya de la Iglesia, incluso cuando este espíritu sea abierta y frontalmente antitético del propio mensaje cristiano.

El feminismo no tiene nada que hacer en nuestra fe porque pertenece a otra visión del mundo, a otra ‘religión’, en sentido amplio. El feminismo es un dogma, en el doble sentido de emanar de autoridades doctrinales y de postular una verdad indemostrable. Pero mientras los dogmas cristianos se refieren a realidades que no pueden comprobarse, a creer lo que no vemos, los de la moderna religión nos piden que creamos por fe lo contrario de lo que vemos.

Fingir que hombres y mujeres somos iguales en todo, idénticos en preferencias y aptitudes, es algo que vemos contradicho continuamente en la experiencia diaria, que ofrece en cambio una realidad enormemente rica y afortunada. Si el poder careciera de dogma en este sentido, bastaría hacer a ambos sexos iguales ante la ley y olvidarse del asunto, y que el común elija libremente lo que quiera hacer y cómo.

Eso está hecho, pero los resultados están lejos de lo que postula el dogma. Si hombres y mujeres son idénticos, en todas las actividades, funciones, cargos y circunstancias aparecerían representados más o menos al cincuenta por ciento, y no es así. Ante este hecho, un Cándido voltairiano sin ideas preconcebidas, viendo que la ley no pone traba alguna, deduciría que quizá ambos sexos, como conviene a la naturaleza, no sean idénticos sino complementarios, con inclinaciones, en general, distintas.

Pero como pesa un anatema sobre esa conclusión lógica, como el dogma público dice lo contrario, hay que encontrar otra explicación, aunque sea a costa de crear un ser mitológico que añadir al panteón, el Patriarcado. El feminismo es la congregación específica que se ocupa de conjurar ese invisible dios maligno, como las vestales se ocupaban de mantener el fuego sagrado.

La hermana que aparece en el vídeo con una camiseta por hábito tiene todo el derecho del mundo -al menos, toda la libertad- de creer en ese ídolo negativo, el Patriarcado, y querer su abolición, y de aspirar para su sexo un aumento de las cuotas de poder. No se puede obligar a nadie a creer ni imponer vocación alguna. Pero entonces se ha equivocado de religión, no digamos ya de vocación.

PUBLICIDAD

37 comentarios en “Las monjas ya no quieren ser “esclavas”
  1. Deje ya el poder, deje ya de decir extrañas cosas sobre la mujer, la mujer no quiere cambiar su persona con sus caracteristicas que Dios le ha dado, no el hombre, repito fué Dios quien creo a la mujer, no el hombre, y la hizo de una manera determinada con muchas capacidades de hacer muchas cosas. Pero durante toda la historia el hombre se ha dedicado a decirle él lo que podia o no hacer, lo que podia o no pensar, las capacidades que tenia, y el comportamiento que debia tener.
    Despues de la experiencia de muchos siglos, se ha visto todas las mentiras del hombre sobre la mujer, pensaban que era menos inteligente, pero ha resultado que no, y que a lo mejor es más, como se ha demostrados hoy en dia en las universidades. Como consecuencia de sus estudios se ha visto que está preparada para hacer cualquier trabajo. En actividades físicas también ha demostrado todo lo que puede hacer. Lo que hoy en día quiere la mayoría de mujeres es simplemente poder hacer lo que quieran ..

    1. Lo que hoy en día quiere la mayoría de mujeres es simplemente poder hacer lo que quieran ..”
      Prostitutas sin cobrar por sexo. Eso lo hacen la gran mayoría y después se ARREPIENTEN EN SILENCIO viviendo en el agujero del infierno.

    2. Argia.
      En mi experiencia, el hombre y la mujer han trabajado. En el campo, que es lo que había…y no he visto nunca que el hombre diga a la mujer que es lo que tiene que hacer. Al revés, si. Y disponer la mujer de todo el dinero de la casa, también.
      Y, si como usted dice, el hombre ha dicho siempre a la mujer lo que podía o no hacer, esta prefiere ahora que sean las feministas (grupos manejados por hombres) quien le diga lo que tiene que hacer, pensar, sentir y hasta lo que debe estudiar y en qué trabajar.
      Porque para este movimiento sobran las mujeres que quieran volcarse en el cuidado exclusivo de la familia. Según ellas, son unas reprimidas, anticuadas y demás…

  2. Si conocierais más lo que pasa en los conventos de puertas para dentro habría un respeto por ellas.

    Te puedo contar q hace tres años decidió colgar los hábitos una monja de clausura después de estar 15 años, y lo único q recibió esta consagrada de 34 años fue 50€ para llegar a su casa.
    Como un pajarillo asustado atravesó las puertas del convento, (después de años sin contacto con el exterior) y llegó a su casa como pudo.
    Un preso sale de la cárcel con una paga para reinsertarse, pero estas pobres si deciden cambiar de vida como hace mucha gente, lo que reciben es una patada.
    Trabajar claro q trabajaba, todos los días se levantan bien temprano. Se encargan del huerto, repostería, etc.
    Tampoco ningún obispo puso su coche con chofer a disposición de ésta para q llegara a su casa.
    Las pobres tienen menos derechos q un perro, y yo lucho por ellas.

    1. Perdona María pero las monjas que abandonan su vocación tienen derecho a una serie de prestaciones económicas del Sistema Público de Empleo que les ayuden a reinsertarse en la sociedad. Lo que no puedes pretender es que cualquier convento, normalmente con dificultades económicas, premie el abandono. El trato no creo que sea distinto en mujeres que en hombres que abandonan. ¿ Donde está la discriminación ?

      1. Para recibir esas ayudas de las que usted habla, hay que haber cotizado, o ser víctima de violencia de genero o terrorismo. También hay q tener más de 34 años para otras ayudas.
        La ayudó una asistenta social del ayuntamiento, pero no la Iglesia Católica.
        Una consagrada decide dejar el convento y la tratan como una excomulgada, sin haber hecho nada en contra de las escrituras.
        La diferencia es que a curas que son gays los sorprenden teniendo relaciones sexuales como pasó hace poco en Las Tablas, lo encubre el obispo y lo traladan a otra parroquia.
        Además un sacerdote que abandona tiene derecho a baja laboral o paro.

          1. Y eso es muy triste, Desidereo. Es una injusticia.
            Y me temo que las injusticias no van a acabar de la noche a la mañana. Más bien parece que nos tenemos que acostumbrar. Es vergonzoso y doloroso

  3. Cada una de las mujeres decidirá en lo que cree, si es catolica se someterá a la ley de Dios, no a la que determinen los hombres. Jesucristo jamás discrimino a las mujeres, y eso que el si que vivio en una sociedad machista, cuando se puso a hablar con la samaritana lo demostro claramente, los apóstoles, como no, no entendian que hacia hablando con una mujer, y encima estaba, hablando de temas trascendentales, diciendóle que El era el mesias, cosa que solo se lo dijo a un hombre, a Pedro y mucho después.
    Jesus estableció que Pedro fuera la cabeza de la Iglesia, y los apóstoles los que la gobernarían. Bién una mujer católica lo aceptará porque asi lo ha organizado Dios. Lo que no quieren es que les arrebaten lo que Dios les ha dado, que no les niegen los talentos. Muchas mujeres están tan quemadas por las manipulaciones de los hombres que es verdad que se han desmadrado en perjuicio propio. Otras en el mundo no han alcanzado aún la libertad y por estas hay que seguir luchando y rezando

  4. Pues no, eso no se hace , si alguna hermana se sale, hay que buscarle apoyo, eso lo hace la buena gente, siempre. Además es lo que nos tiene mandado nuestro único Señor.

  5. Esclavitud?
    Es cuando un ser humano trabaja y no tiene ni salario, ni cotización a la seguridad social.

    Este es el trabajo que desempeñan muchas consagradas en casa de los obispos. No digo criadas, las criadas tienen su sueldo y su cotización.
    Digo esclavas que es de lo que utilizan muchos obispos a las monjas, algunas teólogas.
    Quieren consagradas porque así no sale la vida de éstos a la calle.
    Dios abolió la esclavitud, pero creerme, dentro de la iglesia, con las consagradas aún sigue existiendo!
    Y desde hace SÓLO UN AÑO, a muchos obispos se les ha caído la cara de vergüenza por nuestras reivindicaciones y ya no tienen esclavas.

    1. Pero si han hecho voto de pobreza, para que quieren un sueldo? Lo sie todo pero ya han renunciado a tener bienes propios. Los monjes tambien. Los curas no, por eso tienen un sueldo.

  6. Caramba que malisimo es “ese hombre del que hablan”

    Tan solo puedo dar gracias al Señor por el ejemplo de HOMBRE que me han dado mis abuelos y mi padre.
    Me parece que se ha estado llamando hombre a personajes que no lo merecen.

    No logramos comprender la trampa que supone ese perverso deseo de poder y sometimiento mas terrenal, el cual se ejerce sobre las personas. Ese deseo que impide desarrollarse, lograr igualdad y respeto. No tiene género.
    Si las mujeres lo que buscan es ese trozo de pastel mundano, no son MUJERES.
    Y sin duda estamos muy lejos de merecer la armonía que perdimos en su día.

    Me reconforta meditar lo que nos dijo Jesús “Estáis muy equivocados……….En el cielo seréis como ángeles”………. y nosotros revolcandonos en nuestras miserias ……

    Si que estamos equivocados ya lo creo.

  7. En conventos de hombres, también ellos se ocupan de labores domésticas. Y obedecen al superior. Y éste al obispo. Y cuando un monje se retira, no se le lleva a casa en auto, ni le consiguen empleo. Nadie obliga a las personas consagradas a ingresar ni a permanecer en el convento. No hay que ser tan engreído como para pretender que toda una institucionalidad cambie porque a un grupito de rebeldes así lo desean. Que formen su propia comunidad, con sus propias reglas, y que les vaya bien.
    Y fundar una protesta actual en que a las mujeres en el pasado les hacían y deshacían, les decían y desdecían, no tiene validez . Bienvenidas al presente. Ayer es ayer. Hoy es hoy

  8. Hablando de mujeres y derechos,,,ayer no vi publicado las dos grandes santas y mártires de las cuales era su día. Santas Perpetua y Felicidad. Como las quiero! Perpetua fue la voz y el ejemplo para que otros valoraran y aceptaran el camino del martirio dentro de su grupo y comunidad. Felicitas oro para que se adelantará su parto y poder ir al martirio pronto. Mujeres,,,almas. Almas de Dios es lo que importa que haya. El resto lo escribirán ustedes.

  9. ¡ He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra ! O somos esclavos, especialmente las religiosas y religiosos, del Señor, que nos libera, o lo seremos de nuestras pasiones desordenadas, en especial del egocentrismo del yo y yo y, en tercer lugar, también yo.

  10. Esclavas, si, pero del Sagrado Corazon, del Amor Misericordioso etc. “el que quiera ser más grande sea vuestro servidor” Asi lo estableció Jesus para todos, así pues hombres y mujeres debemos servirnos por Amor a Jesucristo, pero el quiere que lo hagamos por amor, y libres, cada uno en su vocación, una monja de colegio dará clases, otra cuidará enfermos, otra estudiará etc.
    En la historia de la fundación de las esclavas, que fue por dos hermanas, un sacerdote quiso organizar él el tema como a le parecia y las dos fundadoras con otras postulantes se tuvieron que esconder en una casa por un tiempo, porque lo que quería él no era la vocación que ellas tenián. Al final se libraron de él como pudieron y pudieron fundar sus colegios. Pero no es la unica vez que se mete algun sacerdote a organizar a las monjas en sus fundaciones y les ha causado graves trastornos. Ha habido Clericalismo en las fundaciones por lo menos varias veces.

  11. Nuestro Modelo de mujer, la Virgen María. Ella. La esclava de amor por su Señor. Ella. La Reina del Cielo y de la tierra. Porque se humilló, fue exaltada. Señores: somos católicos o no? Hagamos lo que Cristo nos enseñó y miremos a María, su versión más perfecta.

  12. Hildegarda von Bingen. Santa teóloga, abadesa, música, pensadora. Como estas descerebradas, pero a la inversa. Teresa de Ahumada, nuestra santa Teresa, fundadora, mística, pensadora, doctora de la Iglesia, maestra de la lengua española . Podríamos seguir. Y estas descerebradas proclamando a los cuatro vientos su insustancia. Son perfectamente prescindibles para la Iglesia.

  13. “mientras los dogmas cristianos se refieren a realidades que no pueden comprobarse, a creer lo que no vemos, los de la moderna religión nos piden que creamos por fe lo contrario de lo que vemos.”

    Brillante. Eso sí que es fe !! 🙂

  14. Es que la vida religiosa, masculina o femenina, es sacrificio, es negación de sí mismo, es obediencia, es hacerse esclavos unos de otros por amor a Cristo. El que no entendió o la que no entendió eso no debe acercarse a menos de diez metros de convento alguno.

    En la Iglesia los sacerdotes, es decir, la Jerarquía, son varones, y los sacerdotes se meten en todo , porque para eso son la Jerarquía.

    1. Entonces usted considera que San Pablo estaba equivocado cuando consideraba que uno o es esclavo del pecado o es esclavo de Jesucristo, y él se consideraba así. La palabra “esclavo” en latín se traduce “servus” y en griego “doulos”. En la carta a los Filipsenses dice que Jesús se hizo esclavo y en el Evangelio de San Juan en el c. 13 lava los pies de los apóstoles, tarea típica de esclavo. Estas monjas, en vez de convertirse en feminazis, deberían de estudiar la Sagrada Escritura y no decir bobadas en vídeos.

      1. Cuénteme ,que pasa cuando un cura o monja ya están viejos,quien los cuida,será que salen pensiodos,o se los mandan a los familiares después de trabajar la mejor parte de sus vidas,y mucho mas Las monjas que an creído a ciegas que están casadas con el señor, y se ponen otro nombre y rezado miles de beses yo soy la esclava del señor y porque en la biblia alguien escribió Miles de años atrás.Y a tu marido será tu deseo y el se eseñoreara de ti .Y hoy en día se sigue poniendo en práctica violando la ley de la creación.

        1. Martha, de verdad. Usted es demasiado terrenal.
          Le diré una cosa. Un sacerdote de mi parroquia, con más años que el sol, aún sigue oficiando misa. Y entre los parroquianos, nos peleamos por cuidarlo. Bueno, quien más nos cuida es él que siempre está dispuesto a confesar, conversar y aconsejar. Dios le bendiga por muchos años más.
          Si han sido fieles a Dios, no quedan ni defraudados, ni solos. Ahí estamos mucha “familia postiza” para ayudarles con todo el amor del mundo.

  15. Cuanta vileza y odio hay en el lenguaje feminista, es destructivo, no busca el bien de nadie. Lenguaje duro, caras desencajadas…dan miedo, mucho miedo,la persecucion a todo lo que huela a Cristo y a Maria ya ha empezado

  16. Siento decirle a algunos cristianos y cristianas, despistados y despistadas, que el modelo de toda mujer católica es la Virgen María, tanto para las monjas como para las que no lo somos, y ese modelo deja poco espacio para estas cosas. Recuerdo un cursillo bíblico en el que uno de los asistentes reclamaba que tradujeran de otro modo la frase de la Anunciación: “Yo soy la esclava del Señor, hágase en mi según su Palabra” y, en aquel momento, viendo a aquel hombre, supuestamente piadoso, decir eso me di cuenta que los cristianos habían dejado de entender la Palabra de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles