PUBLICIDAD

“El Vaticano se ha convertido en un Chernobyl teológico”

AP Photo/Angelo Perruolo
|

El Vaticano se ha convertido en el equivalente de una catástrofe nuclear en términos de su teología, ha dicho un destacado sacerdote y académico.

El padre George Rutler, citando una serie de declaraciones y actos del Papa Francisco, incluyendo los recientes pronunciamientos del Papa sobre la pena de muerte, ha dicho que el oficio más alto de la Iglesia disminuye cuando se descuidan sus obligaciones con las enseñanzas perennes de los Padres, poniendo, en consecuencia, en riesgo a los fieles “cuando se les ofrece confusión y superficialidad en lugar de pensamiento sistemático”.

“En resumen”, ha dicho el padre Rutler, “el Vaticano se ha convertido en un Chernobyl teológico. Estamos en un territorio peligroso”.

Dado que la pena capital se relaciona con la ley natural, escribió, rechazarla por ser fundamentalmente errónea podría afectar a cualquier parte de la ley natural.

Rutler, sacerdote de la archidiócesis de Nueva York, es también autor, columnista y locutor. Ha escrito una columna para Catholic World Report sobre los comentarios de Francisco hechos el lunes a una Delegación de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte.

Cuando se leen los comentarios espontáneos del Papa sobre diversos temas hoy en día, “la calidad del razonamiento y la información de los hechos es tan efímera, que la frustración cede paso a la vergüenza pura”, ha escrito.

Rutler ha citado, por ejemplo, previamente a su argumentación sobre los comentarios realizados por el Papa en relación a la pena de muerte,  las declaraciones que hizo Francisco a los jóvenes en Turín en junio de 2015. El pontífice recorrió todas las preocupaciones que afectan a los jóvenes, ha dicho Rutler, en un discurso que ha calificado como “una larga y confusa charla sobre la guerra, la confianza y la política”.

“Si bien está limitado por el respeto al oficio petrino”, ha dicho el padre Rutler, “y es consciente de las tensiones que causa, es preocupante buscar un tren de pensamiento y encontrar sólo un choque de trenes”.

“Esta es la impresión que uno tiene después de leer los comentarios hecho por el Papa a una Delegación de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte”, ha añadido.

Los Papas “en los siglos pasados” ignoraron “la primacía de la misericordia sobre la justicia” al usar la pena de muerte, dijo el Papa Francisco el lunes, y también calificó la pena capital como una “forma inhumana de castigo” que ahora es “siempre inadmisible”.

El Papa había dejado de lado su discurso ya preparado, durante la audiencia privada con el grupo, y habló a la delegación contra la pena de muerte haciendo comentarios sin guión. Después de la reunión, el Vaticano proporcionó el discurso preparado para los reporteros, señalando que también se les había dado a los participantes.

“El progreso de la doctrina de los últimos Pontífices” y “El cambio en la conciencia del pueblo cristiano”.

Los comentarios preparados del pontífice repasaban sus distintos llamamientos, a lo largo de los años, en favor de la abolición de la pena de muerte.

Los comentarios se referían al cambio reciente introducido por Francisco en el Catecismo de la Iglesia Católica. Según el pontífice, el Catecismo “ahora expresa el progreso de la doctrina de los últimos pontífices, así como el cambio en la conciencia del pueblo cristiano, que rechaza una pena que daña seriamente la dignidad humana”.

En agosto, Francisco introdujo cambios en el Catecismo de la Iglesia Católica de 1992 promulgado por el Papa san Juan Pablo II, y reemplazó el n. 2267 del Catecismo con un nuevo texto para decir que la pena de muerte es “inadmisible” y que la Iglesia “trabaja con determinación para su abolición en todo el mundo”.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Luis Ladaria Ferrer S.J., argumentó en una carta explicativa adjunta enviada a los obispos que, sobre la base de las enseñanzas del Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI, la “reformulación” de Francisco del Catecismo representa un “desarrollo auténtico de la doctrina que no está en contradicción con las enseñanzas anteriores del Magisterio”.

Incluso antes de sus más recientes declaraciones sobre la pena de muerte, Francisco fue más allá de la posición mantenida por el Papa san Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI, quienes se habían opuesto a la pena capital, pero nunca consideraron que fuera intrínsecamente mala.

En octubre de 2017, durante un discurso ante el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, Francisco dijo que la pena de muerte era “contraria al Evangelio“, indicando que la enseñanza del Catecismo cambiaría de acuerdo con una “nueva comprensión de la verdad cristiana”.

Y en 2015, mientras se dirigía al Congreso de los EE.UU., apenas unas horas antes de que los senadores de los EE.UU. votaran sobre el recorte de fondos a Planned Parenthood -expuesta en esos momentos porque acababa de saltar la noticia en todos los medios de comunicación sobre el tráfico que llevaba a cabo con resto de fetos abortados-, Francisco evitó mencionar el aborto para hablar en contra de la pena capital.

San Agustín y santo Tomás de Aquino, junto con el Papa Pío XII, consideraron la pena capital como legítima para proteger al público del peligro inmediato y como castigo por delitos graves, de acuerdo con la tradición católica. La pena de muerte también se presenta como legítima tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento de la Biblia.

El cambio introducido en el Catecismo por Francisco para condenar la pena de muerte se enfrentó rotundamente a una crítica generalizada por su desviación de la enseñanza de la Iglesia y el aparente error doctrinal.

Los grupos disidentes pro-LGBT “católicos” vieron el cambio como una posibilidad, pues les daba la esperanza de que algún día la Iglesia también cambie su enseñanza sobre la homosexualidad; otros la han invocado para introducir cambios sobre la  prohibición del aborto por parte de la Iglesia.

Rutler fue uno de los 75 clérigos y académicos que firmaron un llamamiento a Francisco para que retirara su enseñanza sobre la pena de muerte.

Introduciendo ambigüedad

En su columna para el Catholic World Report, Rutler ha citado varias enseñanzas previas de la Iglesia y de académicos para ilustrar el alejamiento del Papa de la doctrina de la Iglesia sobre la pena de muerte, y también analiza su uso de la semántica.

El uso del término “inadmisible” por parte de Francisco para describir la pena de muerte, ha dicho el padre Rutler, mientras que “no tiene sustancia teológica”, y evita, de este modo, palabras como “inmoral” o “incorrecto”, “inflige en el discurso una ambigüedad similar a la que encontramos en partes de Amoris Laetitia“.

“El significado obvio es que la pena capital es intrínsecamente mala”, ha dicho Rutler, “pero decirlo abiertamente sería demasiado flagrante”.

“También ha dicho que toda vida es ‘inviolable'”, ha añadido el sacerdote, “un término que se aplica sólo a la vida inocente y no tiene, de otra manera, ninguna garantía moral”.

El padre Rutler ha mencionado también “la consideración complementaria y no mencionada del papel del castigo y el infierno” en la presentación de la pena de muerte del pontífice, “evocando una sospecha de universalismo que es la negación del aislamiento eterno de Dios”.

Francisco descartó al entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Joseph Ratzinger (quien se convirtió en el Papa Benedicto XVI), cuando dijo en 2004 que podía haber una diversidad legítima de opiniones sobre la pena de muerte, pero no sobre el aborto o la eutanasia.

Rutler ha citado también las declaraciones del consultor Vaticano, el padre Thomas Rosica, hechas en agosto, según las cuales Francisco gobierna por su propia autoridad personal.

“Esto no es una sorpresa”, ha dicho Rutler sobre el abandono por parte de Francisco de las enseñanzas de Ratzinger; “desde que un agregado de la Sala de Prensa de la Santa Sede, el padre Thomas Rosica, ha dicho en una declaración ultramontana hasta el punto de la herejía: ‘Nuestra Iglesia ha entrado, de hecho, en una nueva fase: con la llegada de este primer papa jesuita, está claramente gobernada por un individuo y no sólo por la autoridad de la Escritura o, incluso, por sus propios dictados de la tradición más la Escritura’”.

“En realidad, no hay garantía”

“El Papa Francisco se justifica a sí mismo invocando un ‘progreso’ en la sociedad”, ha escrito Rutler, “pero esta es una confianza humanista -incluso pelagiana- que en realidad no tiene ninguna garantía. También deja escapar una catarata de contradicciones”.

Ha puesto como ejemplo el hecho de que “uno de los hombres del Papa”, el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, elogió a la China comunista por “acercarse más a la Doctrina Social católica” que los Estados Unidos.

“En Estados Unidos, el año pasado, hubo sólo 23 ejecuciones, mientras que en China hubo 1.551”, ha añadido Rutler. “Más que todas las demás naciones juntas”.

“El Papa Francisco dice que su enseñanza innovadora ‘no implica ninguna contradicción’ con la de la tradición de la Iglesia”, ha dicho Rutler, “pero hay que decir, a regañadientes, que de hecho sí que la hay”.

“El cambio no puede llamarse un desarrollo legítimo de la doctrina porque descuida todos los criterios clásicos para el desarrollo auténtico”, ha dicho, “y, sobre todo, lo que John Henry Newman denominó ‘preservación del tipo'”.

El concepto de Newman se refiere a la forma posterior de una enseñanza que tiene las mismas características esenciales que la forma anterior.

Rutler ha afirmado que, dado que la enseñanza de la Iglesia sobre la pena de muerte está basada en la ley natural, con la innovación introducida por el Papa en la pena de muerte, toda la enseñanza perenne está en riesgo, como puede ser el caso de las enseñanzas de la Humanae Vitae o de la doctrina moral de Veritatis Splendor.

“Como la pena capital se refiere a la ley natural”, dijo Rutler, “una vez que se rechaza como intrínsecamente errónea, lo mismo podría suceder con cualquier aspecto de la ley natural”.

Publicado por Lisa Bourne en LifeSiteNews; traducido por Pablo Rostán para InfoVaticana.

27 comentarios en ““El Vaticano se ha convertido en un Chernobyl teológico”
  1. Tenemos la palabra eterna de Dios que es la Biblia (sobre todo las antiguas), la palabra de los papas no invalida la revelación hecha por Dios al pueblo judío y al mundo entero, olvidaros del Vaticano durante una temporada, como si no existiera, que lo único que hacen es confundir con la verborrea de ciertos hombres que se tienen por sabios, y si tiene que caer ya caerá, pero lo hará lentamente así que no os lleve alguno por delante.

  2. ¿Todo se hunde? Parece que habla usted de Podemos…

    Mientras los fieles en Cristo sigamos siendo fieles a Cristo y a los Evangelios, la Iglesia estará viva. Y a fe mía es el único camino que puede seguir la Iglesia: estar viva y ser el anuncio de la Verdad y la Vida, porque es la Iglesia de Jesucristo.

    Usted y quienes son como usted, Lonely, ya han pasado. A no ser que den la espalda a su señor, satanás, y vuelvan su alma a Cristo. Le invito a ello, arrepiéntase de sus pecados y calumnias y siga a Jesucristo. Arrepiéntase y sea Iglesia.

  3. La iglesia la componen todos los fieles a Cristo, eso no significa que muchas estructuras de la iglesia y muchos edificios carcomidos (en el sentido figurado), se hundan. Cristo prometió estar hasta el fin de de los tiempos, pero no quiere decir que habite en ciertos estamentos. Yo personalmente paso de semejantes estructuras estamentales. Que tienen razón, el tiempo se lo dará, que no la tienen caerán como azucarillos.

  4. Pero seamos serios
    Porque hacemos referencia al AT para argumentar la pena de muerte
    No decía el AT ojo por ojo y diente por diente
    Y este fue el mensaje de Cristo ?
    O mas bien el perdón y la misericordia
    No fue Jesus ,el Dios encarnado ,el creador de una alianza nueva ??
    Donde esta en el NT la defensa de la pena de muerte ?

    1. Esta en la Carta a los romanos 13: 1-4, Hechos de los Apostoles 25: 10-11, Hechos 5:10-11 (Ananías y Safira); Hechos 18:6; Lucas 19:27; Lucas 20:15-16 (Castigo del rey a los rebeldes, parabola de los viñadores homicidas donde son ejecurados); Mateo 15:14; Marcos 7:10, Juan 19: 11 (Reconocimiento de Cristo de la autoridad de Pilatos para ejercer la pena de muerte); Hebreos 10:28.
      Antes de hablar hay que leerse las Escrituras para saber lo que dice. Por cierto el Bautista no condenó a los soldados, Cristo alabó al centurión y la primicia de los paganos fue el Centurión Cornelio y su casa. Ninguna condena a la milicia.

  5. La definición agustiniana de Ley Natural, creo que reza: “Ratio divina vel voluntas Dei ordinem naturalem conservari iubens, perturbari vetans”. Si hubiere error de transcripción, no lo hay de esencia: voluntad divina. Esta se puede indagar por el estudio, la observación o recoger por la Revelación, y la Tradición tiene en tal caso papel intérprete, pero no de fuente, exclusivamente divina. Atribuirse poderes legislativos, incluso en el matizable tema del Vicariato supremo, sobre la Ley Natural, es inasumible y aún en aspectos de límites muy restringidos, abre la puerta, como certeramente explica el artículo de referencia, a auténticos desastres a distancia en el espacio y el tiempo, como ocurrió, efectivamente, con Chernobyl.

  6. La definición de SA sobre la ley natural es humana y no divina ,o no ?
    La pena de muerte no es un Dogma no ?
    El Catecismo tampoco es palabra De Dios no ?
    Porque tanto escándalo porque el Papa actual decida no aceptar la pene de muerte ?

    1. Gracias Uldar por aclararnos que los gobernantes católicos pueden seguir aplicando la pena de muerte sin incurrir en desobediencia alguna, pues estamos ante una mera opinión de Francisco, más bien infundada, como todas las suyas, pues se volvió de Alemania a Argentina sin siquiera haber empezado la tesis doctoral.

  7. Esta es la pescadilla hipócrita que se muerde la cola. Llevan desde el año 65 cambiando el magisterio infalible de la iglesia por otro magisterio inventado que no se basa en la tradición porque la tradicion está viva y ellos la van cambiando, con el pretexto de que lo único que hay que creer es el dogma de fe con lo cual no hay tradición sino Lutero, lo que ponga en la biblia. Y ahora se quejan de que el Papa San Francisco I quita la pena de muerte. ¿ pero cómo sois tan hipócritas? No hemos quedado en que como no es dogma se puede cambiar?. ¿Ahora no funciona lo de la hermeneutica de la continuidad? El magisterio infalible enseña que la pena de muerte es lícita, pero como ahora somos más modernos y lo entendemos mejor, de eso se continúa que la pena de muerte es ilícita. Una cosa y su contrario se siguen sin contradecirse por evolucionismo y hermeneutica de la continuidad. Porque hemos cambiado a Santo Tomás por Hegel. Anda y que se acuesten.

  8. El magisterio verdadero condenó el sinodo de Pistoya, pero como no era dogma de fe, hemos evolucionado y lo que estaba condenado, ahora es el magisterio de la Iglesia. Hegel nos enseña que una cosa se sigue de su contrario. Y el problema siempre es otro, el problema es Francisco por continuar cambiando más cosas. Porque en el vaticano II se acordó protestantizar la iglesia hasta cierto punto, no del todo. El problema no son los papas que han ido mellando la tradición, sino que el problema es el último papa que mella. El pobre dirá que dónde está el problema
    El que atranca el retrete es el último que lo usa y no los que lo han ido atrancando poco a poco, una lógica alucinante, propia de robots lobotomizados paracatólicos.

  9. ¿No se cambió el magisterio sobre la misa, la libertad religiosa, la colegialidad y el ecumenismo?¿entonces por qué no se va a cambiar el magisterio sobre la pena de muerte?
    Sepulcros blanqueados. Aplicad la hermeneutica de la continuidad a la pena de muerte como lo habeis hecho con todo lo demás. ¿Pero cómo se atreven a quejarse?
    Venga, yo os ayudo: “la licitud de la pena de muerte SUBSISTE en la ilicitud de la pena de muerte”, porque la palabra ILICITUD contiene LICITUD si le quitamos la primera “i”, ergo una palabra subsiste en la otra palabra.

  10. El catecismo de Trento y de san pio X hablan del limbo, de que fuera de la iglesia católica no hay salvación y de que la misa no es una cena protestante¿ por qué lo han cambiado en el catecismo del 92?

  11. ¿Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo?
    ¡Dios mío, ven en auxilio de la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo. Señor, date prisa en socorrerla!
    Ven, Señor Jesús, que las cosas se han complicado bastante.

  12. Con todo respeto vean claramente el término que se utiliza “inadmisible”, es lo contrario de lo “admisible”, lo admito o no lo admito, ese término no es un término jurídico pero tampoco tiene un alcance moral definitivo, por qué no se une esa inadmisibilidad a una inmoralidad manifiesta sino que prefiere referirse a la dignidad de la persona y a su capacidad de poder arrepentirse sine die. Ese idioma equívoco diplomático evita condenar moralmente a los sistemas o países que admiten la pena de muerte como sanción penal y de esa forma se evita una confrontación internacional que puede servir a la política o a la diplomacia pero que ni salvará vidas ni condenará moralmente como intrínsecamente malo como pecado mortal, por vulnerar el “no matarás” del decálogo.
    Es la diferencia entre Teología y teo Logia.

  13. Las consecuencias de elegir un Incapaz , oportunista y demagogo están a la vista.

    Hasta que se muera va a seguir haciendo daño. No sirve para otra cosa.

    Los que lo eligieron y serian los responsables de destituirlo, no están por la labor.

    Han sido incapaces y agregan la cobardía a la falta de Fé.

    Tengamos paciencia y mientras tanto cortémosle los víveres, como hicieron los Empresarios Católicos de USA.

    Y por supuesto rezar.

  14. En realidad, todo marcha según lo planeado.
    Si hay un Chernobyl (Ajenjo) teológico en el Vaticano, no es sino porque eso es lo que desean y buscan los que toman las decisiones al respecto.

  15. Como la pena capital se refiere a la ley natural”, dijo Rutler, “una vez que se rechaza como intrínsecamente errónea, lo mismo podría suceder con cualquier aspecto de la ley natural”.
    Roma “lavanda” ha roto la LEY NATURAL en la pena capital del EVANGELIO, lo demás OSCURO vendrá dado por añadidura.

  16. Por qué seleccionan malévolamente lo que dice el Papa???
    Mal están ustedes, mal espíritu les mueve aunque vayan de santuchos por los medios…
    Lo que un día se dijo de las monjas de Port Royal les cae de perlas: puras como ángeles (quiero suponer de ustedes por la imagen que venden y la rigidez que gastan) y soberbias como demonios…
    Además de bastante paranoia colectiva donde uno ve más fantasmas que el otro….y el que más ve parece que espera llevarse el premio de un trocito de cielo bien ganado…
    Chao mis preciosos…verán sus lenguas y las notarán que estan partidas, como las de ciertos reptiles…
    INFOCHISMESECLESIALES o INFOPARANOICOSECLESIALES, este medio nefasto de última que el mejor servicio que podría hacer por la humanidad y la Iglesia sería DESAPARCER….

    1. Don “católico normal”, lo buscan, pero no lo encuentran, comentando en la noticia “El Obispo de Oporto niega la virginidad de la Virgen María”.

      Ahí tiene material para vituperar a gusto. Busque Ud. esa misma noticia en l’Osservatore Romano, a ver si la encuentra.

  17. Él no matarás del 5 mandamiento es no matarás o sí matarás??? Ustedes…dizque ya apegados a la Palabra…. Cuánta hipocresía en nombre de los Padres y de la tan manoseada Tradición…
    Mejor montense un museo de momias con la iglesia esa que dicen defender como verdadera, cerrada a todo y al Todo, menos a sus intereses inconfesados….

  18. Y de foto de artículo, en infovaticana, ponemos una foto con la bandera arcoiris del orgullo gay, para “rematar” la faena…yo, este artículo no lo “compro”.
    Si el padre Rutler no lo ve claro o no se aclara, se ponga en oración y a discernir lo que bien dice el Papa.
    Obviamente, si primamos la justicia sobre la misericordia lo mejor es bajar a Cristo de la Cruz, cerrar el belén y a predicar o vender otra cosa.
    Para justicia social ya estaba Judas en su día y ahora los tribunales de justicia con sus jueces, amén de muchas ONGs; no está para esto la Iglesia, cuya misión es evangelizar y anunciar a Cristo resucitado (y misericordioso) para salvación de los hombres; no es de extrañar que se hayan vaciado los templos, si queremos llevar a la gente, o a cada uno, a Dios a base de justicia y no a base de misericordia (que no quiere decir condescendencia inoportuna o buenismo estúpido), en mi opinión.

  19. Lo que no aclara es este artículo. ¿Entonces matar es bueno? Si el Papa Francisco dijo una locura: ¡Me quedo con la suya! Me parece menos desquiciada que abogar por la muerte por la “tradición”. Hay locos y locos. Dejen las discusiones tridentinas y vivan el Evangelio que es AMOR. Nunca se asesina con amor…

  20. ¿Tan difícil es entender que lo que ha dicho el Papa sobre la pena de muerte no está planteado desde la ley natural, sino desde el punto de vista cristiano? El cristianismo no es la ley natural, es mucho más. Y desde ese punto de vista cristiano, es inadmisible. Y eso, aunque sea justa desde el punto de vista de la ley natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles