PUBLICIDAD

La ‘corazonada’ del cardenal Tagle

|

El cardenal Chito Tagle aseguraba hoy en la rueda de prensa tras la jornada sinodal tener el “presentimiento” de que las siglas LGTBI se citarán en el texto final del sínodo. Nosotros, también. Aún más: tenemos el presentimiento de que están ya escritas desde el principio.

Hoy hemos tenido una rueda de prensa colorida o, por emplear una palabra más a la moda, ‘diversa’, con el arzobispo de Manila, cardenal Chito Tagle, el cardenal birmano Charles Maung Bo, de Yangon, el obispo de Dolisie, en el Congo, Bienvenu Manamika Bafouakouahou, el delegado de la juventud Joseph Sapati Moeono-Kolio, de los Pacific Climate Warriors, y nuestro segundo jesuita favorito, Antonio Spadaro.

La noticia, ya sabida, la ha dado el responsable de las comunicaciones vaticanas, el laico Paolo Ruffini: el Documento Final ya está en manos de los obispos, y mañana podrán introducir enmiendas.

Lo demás ha sido una orgía de sentimentalismo y buenas vibraciones, de las que Tagle es el consumado maestro, a la que ha puesto el severo contrapunto Edward Pentin, del National Catholic Register, al hacer notar que la doctrina moral de la Iglesia parece haber estado conspicuamente ausente de este sínodo. Su comentario ha tenido la virtud de suscitar la respuesta más breve de la rueda de prensa y, juraríamos, la intervención más corta que jamás haya tenido Tagle: “En mi círculo lo hemos tratado”. Fin.

Joseph Sapati Moeono-Kolio nos ha informado de que Jesús es “lo que nos diferencia de cualquier otra ONG”. OTRA ONG. Las demás ONG, aparte de la Iglesia. Vaya.

También ha tenido a bien compartir con nosotros su noción de que “Jesús era el humanitarista definitivo, el campeón de los pobres, los vulnerables, el campeón definitivo contra la injusticia”, lo que me ha hecho recordar la anécdota de la escritora Flannery O’Connor sobre la Eucaristía en una cena de intelectuales. La resumo: O’Connor había sido invitada a una velada de escritores, todos educadamente agnósticos, uno de los cuales, probablemente en deferencia al catolicismo de la novelista sureña, empezó a recordar con lírica emoción su Primera Comunión y cómo seguía valorando la Eucaristía como un símbolo de… En ese momento, O’Connor, que se había mantenido callada toda la noche, saltó: “Pues si la Eucaristía es un símbolo, al infierno con él”.

Que es exactamente lo que se me ocurre cuando alguien presenta a Jesús como cualquier otra cosa que no sea como el Redentor, Dios hecho hombre. Si era solo un rabino humanitario de hace dos mil años con ideas muy interesantes sobre la conveniencia de amar al prójimo y, presumiblemente, salvar al medio ambiente, ejecutado de modo trágico por un malentendido con las autoridades, sinceramente, no me interesa lo más mínimo. Y, creo, tampoco a mis lectores. En cuanto a “campeón de los pobres y adalid contra la injusticia”, apenas ha habido en el último siglo sinvergüenza o genocida que no se haya presentado con esos títulos.

Bienvenu Manamika Bafouakouahou nos cuenta que la explotación de los recursos naturales de África por parte de las multinacionales es la causa raíz de la emigración: “Los jóvenes abandonan la tierra porque la tierra ya no les da sustento”. Me cuesta creerlo pero, aunque fuera cierto hasta la última coma, no es una opinión que un obispo esté más autorizado a ofrecer que cualquier otro mortal.

También le han preguntado por el tema estrella del sínodo, las siglas de las que hablábamos antes y de las que, me temo, tendremos que seguir hablando una buena temporada. El desventurado monseñor no sabía por dónde salir porque, como ha empezado por reconocer, eso no es “una prioridad” en África. Más bien. Cuando uno vive bajo regímenes insondablemente corruptos y violentos y en medio de la pobreza, el “acompañamiento” de los católicos gays no suele ser una prioridad de la Iglesia local. Por ahí son más de hablar de Cristo.

Tagle ha puesto la nota emotiva… Tachen eso: Tagle ha puesto la nota más emotiva, al quedar ahogado por la emoción en mitad de su intervención explicando cuánto ha aprendido personalmente en este sínodo con las experiencias de los jóvenes. De hecho, ahora que caigo, he oído tantas veces, durante la preparación de este sínodo y en su desarrollo, hablar de cómo van a escuchar a los jóvenes y aprender de ellos, de cómo los jóvenes tienen tantísimo que enseñar a la Iglesia, que me sorprende que un solo joven pueda acercarse a la Iglesia en busca de enseñanza y no de un púlpito donde adoctrinar a los prelados.

Ha acabado Tagle por decir que “el sínodo no pretende dar respuestas y soluciones claras, porque la vida no es clara”. Acabáramos. Pero para eso quizá hubiera sido mejor no montar todo este jaleo, que habrá costado lo suyo. Si ni siquiera la Iglesia tiene respuestas claras, el Esplendor de la Verdad, todo este ‘show’ resulta un tanto obsceno y fraudulento. Otra opción es que sea la mente de Su Eminencia la que no se aclare.

Spadaro ha empezado al modo Umbral, hablando de su libro ‘La Saggezza del Tempo’, que ha presentado mostrándolo a las cámaras. Bueno, en realidad el autor es el Papa Francisco, pero ustedes me entienden, ¿verdad? También sale Martin Scorsesse.

PUBLICIDAD

El director del órgano de los jesuitas, La Civiltà Cattolica, ha pasado luego a hablar de sí mismo -otra vez-, al recordar la primera entrevista que le hizo al Papa en 2013 y cómo solo ahora, cinco años después, empieza a vislumbrar a que se refería con una respuesta que le dio el Santo Padre sobre su visión sinodal, cómo veía el funcionamiento de los sínodos como algo indeseablemente ‘estático’ y cómo lo quería él, como “el pueblo, los obispos y el Papa” caminando juntos.

Los más cercanos al Papa, al menos los de segunda fila, tienen a veces una tendencia a hablar de él como si lo hicieran de un oráculo o una aparición que pone los pelos de punta, como cuando el padre Thomas Rosica dijo aquello de que con Francisco se abre una etapa totalmente nueva de la Iglesia y de cómo él está por encima de la Tradición y la Escritura. O el propio Spadaro en la rueda de prensa de la que hablamos, cuando ha dicho que “este sínodo es un milagro”. Claro que, a juzgar por el nivel de los milagros que ahora se exigen en las canonizaciones modernas, quizá podría colar como uno.

Christopher Lamb, del británico The Tablet, preguntó al fin a Tagle que si las siglas, esas siglas, aparecerán en el documento final, y el filipino respondió que tiene “la corazonada” de que sí, que estará. Nosotros, sin ser cardenales ni obispos, ni siquiera diáconos, pensamos que también.

Se hace tedioso: se discutió si el sínodo era demasiado ‘eurocéntrico’, se habló de ‘diversidad’. En fin, menos de la salvación de las almas -única razón de ser de toda la estructura eclesial- se habló de casi todo. De casi todo lo políticamente correcto, al menos.

El único alivio cómico de la jornada lo ha puesto un periodista en respuesta a la tirada lírica del padre Spadaro sobre el regreso a la Iglesia Sinodal de los primeros siglos, al plantear la siguiente pregunta retórica: “¿Me permite recordarle que los sínodos diocesanos en la Roma de la Era Patrística eran un caos, en los que los padres sinodales se mataban literalmente unos a otros?”.

Buen punto.

26 comentarios en “La ‘corazonada’ del cardenal Tagle
  1. ¡Qué vómito y qué grima dan! Nos van a hacer desear volver a los sínodos de los primeros siglos. Yo no entiendo por qué piensan que los jóvenes son gilipollas. Con todas las letras. O a lo mejor es que no se lo creen, pero hacen como que se lo creen. Pero claro, montar toda esta tomadura de pelo, significa que piensan que nosotros somo gilipollas. Eso me pone nerviosita. O que la mayoría de los fieles los son, jóvenes o viejos. Es evidente que los hay, puesto que ahí estamos, pensando que esto es la Iglesia Católica y que hay que obedecer a todos esto porque dicen que el Espíritu Santo hizo no sé qué… Enfin, hay que aguantarlos, porque no estamos en los primeros siglos. Pero desde luego, que no se crean que nos toman el pelo, que no.

  2. ¡Dan unas ganas de pertenecer a esta Iglesia! ¡Ya veo legiones de jóvenes locos por ser acompañados por estos señores! La única ventaja que tiene esto es que no se está enterando casi nadie, que casi nadie ve los telediarios, y que casi nadie lee los periódicos. Con un poquito de suerte, el aquelarre queda oculto con las elecciones USA, los desastres naturales y otras variedades, y nadie se entera de que estos payasos se han reunido ni de lo que han dicho, y seguimos con la Iglesia de toda la vida, sin enterarnos de la joven prima vera ecle sio sinodal ambiental y de Von Guay de y the Vatican y de chupi Skola de jueguitos y curiosité de la maturité.

    1. “””Con un poquito de suerte, el aquelarre queda oculto con las elecciones USA, los desastres naturales y otras variedades, y nadie se entera de que estos payasos se han reunido ni de lo que han dicho, y seguimos con la Iglesia de toda la vida””” Ya me gustaria que siguieramos con la Iglesia de toda la vida.

  3. Claudio yo de superhéroes casi prefiero a Thor, dios étnico-germánico derogado por la secta de un judío (Palestina Libre), adorador del trueno (como otros de la pachamama), fijo que LGTBI (con su larga melena rubia, esos pectorales, ese……, que me pierdoooo). Firmado: Tagle I El Joven.

  4. Yo tambien creo que el latín era mejor. No te enteras de nada, pero es una lengua con fuerza. Si las misas fuesen en latín, volvería a ir a misa.

    1. No te enterarás tú.

      Cualquier persona medianamente culta comprende perfectamente unas oraciones en latín que se repiten una y otra vez y que al final fácilmente se las llega a saber de memoria.

      Antes los concilios (incluido el vaticano II) se desarrollaban en latín. Ahora ya casi ningún padre sinodal puede expresarse en latín. por lo que la lengua oficial del sínodo ha pasado a ser el italiano, idioma que comprenden a la perfección y sin esfuerzo los hablantes de todas las lenguas.

      Me sorprende el odio africano hacia el latín.. bueno en realidad no me sorprende.

  5. Me pregunto ha estas alturas como el Opus Dei (que bastante se a laxado) como van a enfrentar las desastrosas conclusiones que tendrá este sínodo. Cuidado con el Cardenal Tagle es favorito para el Siguiente Cónclave.

    Terrible todo terrible.

  6. Me pregunto ha estas alturas como el Opus Dei (que bastante se a laxado) como van a enfrentar las desastrosas conclusiones que tendrá este sínodo. Cuidado con el Cardenal Tagle es favorito para el Siguiente Cónclave.

    Terrible todo terrible.

    1. Lo del Opus Dei no hay quien lo entienda, ellos siguen como si nada pasara, y a lo suyo. es como todo esto fuera algo lejano que a ellos no les afectara. Yo imagino que creen que esto es una pesadilla de una noche un poco larga, pero que mañana va amanecer y el sol será radiante.

      1. Saben perfectamente, porque básicamente se nutren de canonistas, que este viento pasará, tras desarraigar innumerables brotes, y esperan el momento… Saben lo que hacen y como ellos muchos otros. La confianza en el Espíritu no nos quitará la certeza de que toda esta convulsión se está manejando como un asunto mundano y de que eso tiene poco que ver con la gozosa realidad de una Pascua eterna, precedida por la Resurrección. Nos han tocado tiempos de zozobra, pero ¿cuántas almas irán al Padre en medio de la duda y la convulsión interior entre tanto?

        1. Yo también creo que los del Opus, como los Carmelitas o los Trapenses están para desarrollar su carisma con este o con cualquier otro papa. Lo que me molesta de todos ellos es que, siendo conscientes y sabedores de su ínfimo nivel teológico, les guste citarlo. Como si en la Iglesia no hubiese gente de fuste con la que argumentar.

      2. El Opus Dei sigue como siempre: a la sombra del poder. Que antes mandaba Juan Pablo II, pues eran los más juanpablistas de todos. Que ahora manda Francisco y los maricones, pues son los más francisquistas de todos… Como siempre! Por algo son liberales.

  7. Por fin la pastoral de la Teología de la Liberación y que en el Sínodo se organicen en CÍRCULOS ¿morados? como los comunistas de Podemos será una señal inequívoca de buenas intenciones programáticas de colaboración hacia la tiranía comunista china.

  8. “””Lo del Opus Dei no hay quien lo entienda, ellos siguen como si nada pasara, y a lo suyo.””” En mi opinios es que quizas no quieren pasar por chismosos. A buen entendedor…..

  9. La vida es corta, la Eternidad no tiene fin. A la hora de la muerte, la única religión católica que sirve es la de siempre, y eso lo sabemos todos, en el fondo. Lo que pasa es que hay algunos que mientras, van tirando. El asunto es que no sabemos nunca cuánto dura “mientras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles