PUBLICIDAD

El Vaticano, a punto de romper el silencio sobre el testimonio Viganò

|

Esta mañana ha vuelto a reunirse el Consejo de Cardenales con el Papa Francisco en el Vaticano. Se trata de la sesión número 26 desde que el grupo se formara hace 5 años. Lo especial de esta sesión, que acabará el miércoles, es el anuncio realizado por el Consejo en el que se anuncia que habrá cambios en la estructura del Consejo ‘por motivos de edad’ de algunos miembros. El Consejo adelanta también que la Santa Sede va a formular las ‘aclaraciones necesarias’ en relación a lo ocurrido las últimas semanas.

El Consejo de Cardenales, tras la primera reunión de su vigésimo sexto período de sesiones, ha emitido un comunicado a través de la Oficina de Prensa de la Santa Sede en el que dicen que han pedido al Papa “una reflexión sobre el trabajo, la estructura y composición del Consejo mismo, teniendo en cuenta la edad avanzada de algunos miembros”.

El grupo, recordamos, lo forman: el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin (63); el cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa (85), arzobispo emérito de Santiago de Chile; Oswald Gracias (73), cardenal y arzobispo de Bombay; el arzobispo de Munich y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx (64); el arzobispo de Kinshasa y cardenal, Laurent Monsengwo Pasinya (78); el cardenal Sean Patrick O’Malley (74), arzobispo de Boston; el cardenal Maradiaga (75), arzobispo de Tegucigalpa; el gobernador de la Ciudad del Vaticano, el cardenal Giuseppe Bertello (75) y el prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, el cardenal George Pell (77). Como secretario está Marcello Semeraro (70), obispo de Albano.

A juzgar por las edades de los prelados, y refiriéndose a la edad avanzada “de algunos miembros”, podríamos deducir fácilmente la reestructuración en la que se está pensando. Si fuera a irse sólo uno cabría pensar en el cardenal Errázuriz, que es de lejos (quitando al Papa) el de edad más avanzada. Pero el mensaje habla en plural, con lo que en el segundo escalón nos encontramos al cardenal Pasinya, de 78 años, y al cardenal Pell, de 77. Éste último se encuentra aún en Sidney, defendiéndose en los tribunales por un supuesto caso de abusos. Los tres podrían acabar saliendo del Consejo.

En el comunicado se felicita al cardenal Farrell, al dicasterio que el preside, el de los Laicos, la Familia y la Vida y al arzobispo Diarmuid Martin por la organización del IX Encuentro Mundial de las Familias en Dublín.

Por último y no por ello menos importante, el Consejo expresó su “solidaridad plena” con el Papa Francisco frente a lo sucedido en las últimas semanas -entendemos que se refiere al asunto Viganó-, consciente de que en el debate actual la Santa Sede está a punto de hacer las aclaraciones necesarias.

16 comentarios en “El Vaticano, a punto de romper el silencio sobre el testimonio Viganò
    1. Marcopolo, la única respuesta válida de Francisco a todo el mundo es la de la apertura de una investigación independiente que incluya a todos los “implicados”, incluido el mismo Viganò… Si no es una investigación abierta, me va a parecer mal la respuesta y esto lo digo como laico común y corriente.

      1. Dejo clara mi adhesión al ministerio del papa, por el que rezo para que no tenga miedo de abrir esta investigación caiga quien caiga… Esto sería lo único que daría a su pontificado el toque que le distinga en la historia.

    2. Bueno, Marcopolo, si al final el Vaticano anuncia que van a llegar a acuerdos justos con las fiscalías internacionales para aceptar un número pactado de años de cárcel, no creo que nadie se lo reproche. Ni siquiera los colectivos de víctimas, que llevan decenios demostrando una humildad y una resignación cristiana infinitas. Aunque no parece que vayan a ir mucho por ahí las cosas, ¿verdad…?

    1. Que quiere que le diga Castro pero la ONU juzgando si hubo y hay protección a la homomafia por parte del anti-papa no la veo, porque es parte de ella y ya sabemos el resultado de su “justicia” de antemano.

  1. Están instalados en el autobombo permanente. Felicitar a Farrell y a Martin tras el petardo de Bergoglio en Dublín me parece que supone ignorar la trágica apostasía de Irlanda. No van a tener arrestos para desmentir a Viganó.

  2. Pero cómo es al final. ¿Va a hablar o no va responder el informe Viganó? Dijo que tal vez hablaría luego de que su periodismo sorista hiciera el trabajo sucio. Sin embargo, sus amigos de la prensa del establishment están mareados, oscilan entre el silencio ordenado y tirar mugre sobre Viganó, inclusive esto lo han hecho con poco entusiasmo.

    1. El próximo paso del anti-papa será colocarse en víctima, es de manual de todo manipulador profesional, pero ocurre que no le dará ahora resultado, por dos motivos:

      Primero, el trabajo antedicho de ensuciar a Viganó no ha resultado. La prensa del partido de Bergo glio le ha puesto poco calor al tema, y además le han surgido al ex-nuncio apoyos de católicos calificados que certifican su integridad moral, a contrapelo de la táctica denigratoria propuesta por el hombre de San Gallen.

      Segundo, la postura de héroe, complemento necesario del victimismo, Bergo glio no la va a poder esgrimir sino establece una comisión investigadora, aunque sea pour la galerie.

  3. Según los antecedentes que todos conocemos, el discurso será dialéctico: opondrá contrarios.

    No tiene por qué ser diferente.

    Si quisiera ser héroe, sería héroe de los LGTB, Homox, etc., etc., y entonces se podría excomulgar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles