PUBLICIDAD

Francisco encubría a McCarrick desde 2013 y le levantó las sanciones que le había impuesto Benedicto XVI

InfoVaticana publica en exclusiva en español una carta en la que el arzobispo Viganó revela que Francisco rehabilitó a McCarrick sabiendo que era un depredador sexual e ignoró las penas que le había impuesto el papa Benedicto XVI
|

En un memorándum desgarrador publicado en exclusiva por Marco Tosatti en La Veritá, National Catholic Register e InfoVaticana, el arzobispo Carlo María Viganó revela que el Papa Francisco conocía desde 2013 los abusos sexuales que cometía McCarrick sobre seminaristas y sacerdotes y le rehabilitó, a pesar de que Benedicto XVI le había ordenado apartarse a una vida de penitencia y oración. Viganó pide al Papa que dimita por su “grave, desconcertante y pecaminosa conducta”.


Benedicto XVI apartó a McCarrick de toda actividad pública y le ordenó retirarse a una vida de oración y penitencia, en una decisión similar a la que tomó frente al también depredador homosexual Marcial Maciel. Sin embargo, al ser elegido con el apoyo de McCarrick, Francisco rehabilitó al cardenal, aun advertido de las gravísimas acusaciones que pesaban contra él.

Es la revelación más importante del memorándum de 14 páginas, firmado en Roma el pasado miércoles, y que hoy publica InfoVaticana en exclusiva en español: un documento cuya lectura íntegra recomendamos vivamente y en el que el arzobispo Carlo María Viganó, que ha sido Delegado de las Representaciones Pontificias (1998-2009) y Nuncio Apostólico en los Estados Unidos (2011-2016), revela todo lo que conoció en relación a la mafia de abusos homosexuales y encubrimiento que domina una parte importante de la jerarquía de la Iglesia, incluyendo al propio Papa.

Viganó explica los motivos del documento recordando los horribles crímenes cometidos por obispos y sacerdotes abusando de su autoridad, encubiertos por el silencio de la jerarquía, y aunque reconoce haberse negado siempre a hacer entrevistas o declaraciones, por creer que la misma Iglesia podría encontrar los recursos espirituales para sacar a la luz la verdad, enmendarse y renovarse, considera que, “al haber llegado la corrupción a los vértices de la jerarquía”, su conciencia le impone revelar esas verdades que, “en relación al tristísimo caso McCarrick” llegaron a su conocimiento, pues la única forma de sacar a la Iglesia de la “fétida ciénaga en la que ha caído” es “tener la valentía de derribar esta cultura de omertà”, similar a la de la mafia, “con la que los obispos y sacerdotes se han protegido en detrimento de sus fieles y que hace aparecer a la Iglesia como una secta”, y “confesar públicamente las verdades que hemos tenido ocultas”.

Y así lo hace Viganó, en primer lugar relatando cómo el vértice de la Jerarquía, el Vicario de Cristo, el Papa Francisco, encubrió, protegió y promocionó a McCarrick a sabiendas de que sobre él pesaban graves acusaciones verosímiles de abusos sexuales y que su predecesor, Benedicto XVI, le había ordenado retirarse a una vida “de oración y penitencia”, prohibiéndole toda aparición pública:

“El Papa tuvo conocimiento (de los crímenes de Mccarrick) por mí el 23 de junio de 2013, y siguió encubriendo a McCarrick, sin tener en cuenta las sanciones que le había impuesto el Papa Benedicto, sanciones similares a las impuestas ahora por el Papa: el cardenal tenía que irse del seminario en el que vivía, se le prohibía celebrar en público, participar en reuniones púbicas, dar conferencias, viajar, con la obligación de dedicarse a una vida de oración y penitencia. Sin embargo, Francisco, hizo de él su fiel consejero junto con Maradiaga. Aunque sabía que era un corrupto, lo ha encubierto a ultranza; es más, ha hecho suyos los consejos que McCarrick le daba, y que no estaban ciertamente inspirados por sanas intenciones y por su amor a la Iglesia. Sólo cuando ha sido obligado por la denuncia de un menor, y siempre en función del aplauso de los medios de comunicación, ha tomado medidas para, así, salvaguardar su imagen mediática”

Hace pocas semanas, cuando los medios de comunicación publicaron la doble vida del cardenal Mccarrick, el Papa Francisco reaccionó retirándole el capelo cardenalicio, en lo que los obispos americanos consideraron “una muestra de liderazgo“. Sin embargo, Viganó explica que Francisco sólo actuó al ser público el escándalo, para contentar a los medios, a pesar de que lo conocía desde 5 años antes. Como prueba de esta afirmación, Viganó relata el encuentro que tuvo con el Papa Francisco, en junio de 2013, solo tres meses después de la elección de Jorge Bergoglio como papa de la Iglesia Católica:

Estando en Roma para participar en una reunión de todos los nuncios del mundo con el Papa, se sorprendió al encontrarse en la Domus Santa Marta, residencia papal, con Mccarrick, revestido con la púrpura cardenalicia, que le miró triunfante y le dijo: “El Papa me recibió ayer; mañana me voy a China”, un tono triunfal que Viganó entendería muy bien al encontrarse con el Papa, ya durante la audiencia, en los saludos cuya fotografía ilustra este artículo, ya que al llegar el turno de Viganó, nada más presentarse como nuncio en Estados Unidos, el Papa le reprendió con notoria agresividad: “¡Los obispos de los Estados Unidos no deben estar ideologizados! ¡Tienen que ser pastores!”. Ante la situación tan “extremamente desconcertante e incómoda” el nuncio no pudo más que entregarle el libro que llevaba para él y marcharse.

Desconcertado por esas palabras, Viganó pidió audiencia privada con Su Santidad, para rogarle que le aclarara, en privado, sus palabras. Así lo cuenta:

“El Papa, con un tono muy distinto, amigable, casi afectuoso, me dijo: “, los obispos de los Estados Unidos no deben estar ideologizados, no deben ser de derechas como el arzobispo de Filadelfia, (el Papa no mencionó el nombre del arzobispo, Charles Chaput), tienen que ser pastores; y no deben ser de izquierdas –y añadió levantando ambos brazos–, y cuando digo de izquierdas, quiero decir homosexuales. Entonces, el Papa me preguntó con tono muy cordial: “¿Cómo es el cardenal McCarrick?”. Le respondí con total franqueza y, si lo desean, con mucha ingenuidad: “Santo Padre, no sé si usted conoce al cardenal McCarrick, pero si le pregunta a la Congregación para los Obispos, hay un dossier así de grande sobre él. Ha corrompido a generaciones de seminaristas y sacerdotes, y el Papa Benedicto le ha impuesto retirarse a una vida de oración y penitencia”. El Papa no hizo el más mínimo comentario a mis graves palabras y su rostro no mostró ninguna expresión de sorpresa, como si ya conociera la situación desde hace tiempo, y cambió enseguida de tema. Pero, entonces, ¿con qué fin el Papa me había hecho esa pregunta: “Cómo es el cardenal McCarrick”? Evidentemente, quería saber si yo era aliado o no de McCarrick.

Según relata Viganó, el cardenal Mccarrick, pocos días después, en una actitud propia de la mafia, repitió ante el primer consejero de Viganó esas mismas palabras: Los obispos de los Estados Unidos no deben estar ideologizados, no tienen que ser de derechas, tienen que ser pastores

PUBLICIDAD

Unos meses después, en la audiencia que le concedió el 10 de octubre de 2013, el Papa Francisco le tendió una segunda trampa a Viganó, esta vez respecto a otro protegido suyo, el cardenal Donald Wuerl.

– Francisco: ¿El cardenal Wuerl cómo es, bueno o malo?.

– Viganó: Santo Padre, no le diré si es bueno o malo, pero le contaré dos hechos”.

Viganó le relató dos hechos relacionados con la indiferencia pastoral de Wuerl ante las desviaciones aberrantes en la Universidad de Georgetown, y la invitación que hizo la archidiócesis de Washington a jóvenes aspirante al sacerdocio a un encuentro con McCarrick a pesar de haber sido apartado ya por Benedicto XVI de toda actividad pública y pastoral por sus graves crímenes. También en esta ocasión el Papa no tuvo ninguna reacción.

Francisco, lamenta Viganó, “está abdicando del mandato que Cristo dio a Pedro de confirmar a sus hermanos. Es más, con su acción los ha dividido, los induce en error, anima a los lobos a seguir destrozando a las ovejas del grey de Cristo”. En el caso de McCarrick, recuerda Viganó, “Francisco no sólo no se ha opuesto al mal, sino que se ha asociado para llevar a cabo el mal con quien sabía que estaba profundamente corrompido, ha seguido los consejos de quien sabía que era un perverso, multiplicando así de manera exponencial, con su autoridad suprema, el mal actuado por McCarrick. ¡Y cuántos malos pastores Francisco sigue apoyando en su acción de destrucción de la Iglesia!”

Por ello, Viganó pide al Papa que sea el primero en dar ejemplo a los cardenales y obispos que han encubierto los abusos de McCarrick, reconozca sus errores y, en coherencia con el proclamado principio de tolerancia cero, dimita con todos ellos.

Casi la totalidad de la curia romana encubrió los crímenes de McCarrick

El documento de Viganó no sólamente acusa a Francisco, sino también a los tres últimos secretarios de estado del Vaticano, incluido el actual, Pietro Parolin, de conocer y haber encubierto tanto a McCarrick como toda la mugre homosexualista del episcopado estadounidense. De Bertone asegura Viganó que “presentaba candidatos homosexuales al episcopado insistentemente”. También Sodano conoció y tapó los escándalos de homosexualidad que ahora escandalizan a toda la Iglesia, siempre según Viganó, que asegura haber comenzado a pedir sanciones para McCarrick en 2006, sin recibir jamás respuestas de sus superiores.

La lista de nombres citados por el memorándum de Viganó es extensísima: Levada, Ouellet, Baldisseri, Farrell, Ilson de Jesus Montanari, Sandri, Filoni, Becciu, Lajolo y Mamberti son solamente algunos de los nombres de los que Viganó aporta datos concretos que acreditan que conocían, hace años, la conducta criminal del cardenal McCarrick.

Maradiaga, aliado de McCarrick y Wuerl para llenar USA de obispos homosexualistas

Viganó revela que Mccarrick tiene una relación estrechísima con el cardenal Maradiaga, con quien trabajaba eligiendo nombres para la curia romana y el episcopado estadounidense: “Los nombramientos de Blase Cupich en Chicago y de William Tobin  en Newark fueron orquestados por McCarrick, Maradiaga y Wuerl, que están unidos por un pacto infame de abusos por parte del primero, y de encubrimiento de los abusos por parte de los otros dos. Sus nombres no figuraban entre los presentados por la Nunciatura para Chicago y Newark”.

También el nombramiento de McElroy a la diócesis de San Diego, quizá el obispo más abiertamente homosexualista del mundo, fue orquestada desde arriba, con una “orden perentoria cifrada y dirigida” a Viganó como Nuncio por el cardenal Parolin: “Reserve la sede de San Diego para McElroy”. También McElroy era consciente de los abusos cometidos por McCarrick, como demuestra una carta que le dirigió Richard Sipe el 28 de julio de 2016.

Sobre Maradiaga, Viganó pide al Papa que haga público el informe “que el Visitador Apostólico, el obispo argentino Alcides Casaretto, entregó al Papa, y sólo a él, hace más de un año”, y recuerda su proximidad con Edgar Peña, flamante sustituto de la Secretaría de Estado, del que recibió Viganó informes preocupantes mientras era Delegado de las Representaciones Pontificias.

Propuestas para salvar la Iglesia

Concluye Viganó su memorándum pidiendo un tiempo de conversión y penitencia y haciendo una petición a todos los obispos del mundo:

Es necesario que el clero y los seminarios recuperen la virtud de la castidad. Es necesario luchar contra la corrupción del uso impropio de los recursos de la Iglesia y de las ofertas de los fieles. Es necesario denunciar la gravedad de la conducta homosexual. Es necesario erradicar las redes de homosexuales existentes en la Iglesia. Estas redes homosexuales, difundidas ya en muchas diócesis, seminarios, órdenes religiosas, etc., actúan protegidas por el secreto y la mentira con la fuerza de los tentáculos de un pulpo, triturando a las víctimas inocentes, a las vocaciones sacerdotales y estrangulando a toda la Iglesia. 

Imploro a todos, sobre todo a los obispos, para que rompan el silencio y, así, derrotar esta cultura de omertà tan difundida, denunciando a los medios de comunicación y a las autoridades civiles los casos de abuso de los que tengan conocimiento.

Para quienes están “profundamente escandalizados por los abominables y sacrílegos comportamientos del antiguo arzobispo de Washington, Theodore McCarrick, por la grave, desconcertante y pecaminosa conducta del Papa Francisco y por la omertà de muchos pastores, que sienten la tentación de abandonar la Iglesia, desfigurada por tantas ignominias”, Viganó recuerda un mensaje de esperanza:

La Iglesia, depositaria de la Nueva Alianza, sellada con la sangre del Cordero, es santa pero formada por pecadores, como escribió san Ambrosio: la Iglesia es “immaculata ex maculatis”, es santa y sin mancha aun estando formada en su recorrido terrenal por hombres manchados de pecado.

¡Aun en el desconcierto y en la tristeza por la gravedad de todo lo que está sucediendo, no perdamos la esperanza! Sabemos bien que la gran mayoría de nuestros pastores viven con fidelidad y dedicación su vocación sacerdotal.

Para leer el documento íntegro, publicado en exclusiva en español en InfoVaticana, puede pinchar aquí.

Puede leer el documento original en italiano aquí.

Puede leer el documento en francés en InfoVaticana Francia.

Puede leer el documento en inglés en National Catholic Register

62 comentarios en “Francisco encubría a McCarrick desde 2013 y le levantó las sanciones que le había impuesto Benedicto XVI
  1. Dentro de la gran estupefaccion,gracias a Dios porque toda esa podredumbre empieza a salir a la superficie.Pues,en contra del dicho,kla mierda no diempre flota(pues se la impide flotar)…

    1. Tiene razón, Carlos, que salga ya la porquería del todo. Estamos cansados de la deriva que ha tomado la Iglesia y de un Papa que no hace nada por corregirla, sino atizar el fuego.

  2. Y por qué le encubría?. Pues porque así le daban el parabién a todas las reformas que quería hacer, Amores laeticia mujeres sacerdotes, meterse en política y gobernar el mundo, si es que no hay todavía algo peor, mejor no pensar. Pero el Papa que es papa, pero no sabe que apooyarse en los impíos trae malas consecuencias, en el caso de que haya que hacer reformas en la iglesia. Hay que apoyarse lo primero en Dios que es el Jefe Supremo de la empresa, y luego tomar como consejeros a personas sabias y de probada virtud.

    1. Por cierto, vaya golazo informativo de INFOVATICANA. Como puse el otro día, yo no sé qué consuelo mental hallaríamos sin este medio periodístico los que ya sólo tenemos la biblia y, con suerte, al Señor en la custodia.

  3. Mi oración desde hace un tiempo,ed la del Salmista:Desbarata los planes de los impíos!
    Sí,Señor:Confunde los planes de Bergoglio and company.

    1. Pero qué pruebas presenta el arzobispo, más allá de involucrar a una serie de personajes en una suerte de conspiración?

      Pero es más, si sabe y puede probar lo que dice, a qué espera para publicar todos esos informes y presentar una querella criminal?. Y si es así, por que no lo ha denunciado antes?, O es que su silencio ante el pueblo de Dios no le hace también responsable?.

      Que practique, pues, lo que predica. No sé si actúa o no con resentimiento porque no le han creado cardenal, pero si le es exigible la misma ejemplariedad de la que habla.

  4. Que un árbol que cae, hace un estripitoso ruido, pues éste ruido que se oye, es infernal, pero el bosque que crece, lo hace silenciosamente, y ése bosque, son los buenos sacerdotes, de los que gracias a Dios, hay aún muchos, nada ni nadie nos retirará de la Santa Iglesia Católica, a pesar de tanto ruido

  5. “Benedicto XVI le había ordenado apartarse a una vida de penitencia y oración”

    Ven ustedes. Una y otra vez ese es el error. Benedicto XVI, lo que tenía que haber hecho, es DENUNCIAR ANTE LA POLICÍA, contar TODO lo que sabía, y dejar que la justicia actuase.

    Como no lo hizo, ahora estamos como estamos. Y los niños siguen sufriendo… siendo violados. Y no son los hijos de los ateos los que sufren, precisamente. Son lo mejor de la Iglesia quienes son destruídos, aniquilados.

    1. Estas equivocado, pues no se habla de pederastia sino de homosexualidad de ahí q el Vigano hable siempre de pecado, homosecislidad muy extendida entre el clero y q algunos jerarcas estimulan. Piensa un poquito antes de escribir, para hacerlo con acierto. Un saludo

    2. Desidereo, usted siempre defendiendo lo indefendible. Yo creo que entra aquí solo por tocarnos las narices. No sea tan sectario, hombre, que se le ve mucho el plumero.

      1. Usted puede creer lo que le parezca. Entienda que porque usted lo crea no significa que sea cierto…

        Que yo toque las narices o las deje de tocar, por otra parte, ni me da ni me quita la razón, ¿verdad? Puedo tocar las narices y estar equivocado, o tocar las narices y tener razón, o no tocar las narices, pero estar equivocado o no tocar las narices y tener razón…

        ¿Tengo o no tengo razón? Pues es obvio que sí, por sus respuestas sobre si toco las narices o las dejo de tocar… o si soy un troll o lo dejo de ser. Si yo no tuviera razón nadie perdería el tiempo en llamarme troll, pues lo emplearían en dejar claro lo equivocado que estoy…

        Fíjese usted en Juan del S.C.. ¿Cómo me puede decir ese hombre, después de lo que ha llovido, que no estamos hablando de pederastia?

        Y todavía me dice que “piense un poquito antes de escribir”… ¡Tócate las narices! ¡La monda!

  6. Doloroso leer tan duro artículo. Cuando esto lo hagan con algun capelado español, ya retirado,no diferente de Mcarrick, o de la realidad homosexual del clero en la Real Villa y otros lugares, vamos q en Infovaticana tendrían para un best-seller.

  7. Francisco – bergoglio el protector del depredador sexual. No era ni es el pueblo de Dios, ni la Iglesia en su conjunto, era y es él la “caca” (Francisco dixit)
    La Iglesia Iglesia debe ya reunirse en un sínodo para destituir a Francisco.

  8. Esto es mucho más espeluznante de lo previsto, pero explica un montón de cosas. Paradójicamente, si la prensa mundial silencia el escándalo, quiere decir que es cierto, porque están defendiendo a uno de los suyos. Desidereo tiene razón, hay que denunciar. El obispo de Madison ha dado en su diócesis indicaciones muy claras que toda la Iglesia universal debería seguir ¿Pero hay alguien en la Iglesia que quiera realmente limpiar? Lo que me deja impactada es lo de Sodano y Bertone. Hay que hacer algo. Creo que hay que empezar a conspirar para el bien, del mismo modo que ellos conspiran para el mal.

  9. Pero es evidente que la red es mucho más amplia de lo previsto, y que en ella están involucrados personajes como Sodano y Bertone. Por lo tanto, tenía razón uno que yo me sé. Pero esto es muy bueno, porque ya está saliendo todo a la luz.

    1. A mí no me sorprende lo de los siniestros Sodano y Bertone. Todo el mundo lo sabía. Bertone mismo fue el que defenestró al bueno de Mons. Reig Pla del obispado de Cartagena, a instancias del prepotente Mendoza de la UCAM y su entonces compinche Cañizares.

  10. Tres papas?
    según la mitología Griega, Cerbero también conocido como Can Cerbero, era un perro de tres cabezas, una serpiente por cola y en su lomo tenía muchas cabezas de serpientes, su misión era cuidar las puertas de Hades (el inframundo Griego) para que los vivos no pudieran entrar sin pedir permiso y los muertos no pudieran salir.

  11. Si dimite francisco tendremos tres papas?
    Para empezar según la mitología Griega, Cerbero también conocido como Can Cerbero, era un perro de tres cabezas, una serpiente por cola y en su lomo tenía muchas cabezas de serpientes, su misión era cuidar las puertas de Hades (el inframundo Griego) para que los vivos no pudieran entrar sin pedir permiso y los muertos no pudieran salir.

  12. Felicito a Vigano por su valentía y a Infovaticana por la noticia. Respecto a Vigano, sigue con la ingenuidad que tuvo al hablar con Francisco. Francisco no va a dimitir. Tiene mucha tarea pendiente y quienes lo pusieron esperan que vaya adelante con sus “reformas” hasta que la “Iglesia” actúe y hable como el mundo. Cada vez va más rápido.

  13. Esto es muy serio. De momento, no deja de ser la palabra de Viganó contra la de Francisco. Pero si esto se va confirmando, y supongo que se irá confirmando, implica que Benedicto XVI era un papa secuestrado que no dimitió, obviamente, de forma voluntaria. También significa que Francisco no encubrió, sino que promovió a tantos de estos monstruos. De hecho con Daneels y Mahoney así ha sido a la vista de todos. Pero si Benedicto fue obligado a dimitir, y ahí sigue de blanco en el Vaticano, a lo mejor es que sigue siendo el Papa, tal y como defiende el emérito ese de Texas. Todo esto es brutal y requiere prudencia, pero a la vez una actuación contundente. ¿Pero quién va a llevar a cabo esa actuación contundente, si todos están en el ajo y nadie dice la verdad? Para el fiel de a pie, la buena noticia es que todo el magisterio de este papado queda en suspenso hasta que no se dilucide la cuestión. Es decir, como si no existiera. Porque problemas de estos ha habido en la historia de la Iglesia

  14. O este papa padece esquizofrenia y tiene dos personalidades totalmente diferentes es decir es como el doctor Jekill y Mr. Hyde y actua según le toque o no entiendo casi nada. ¿Que consecuencias pueden salir de aqui, de esta carta de Vigano?
    La Iglesia fué fundada por Jesucristo, es su Iglesia y El sabrá como arreglar esta situación. El fué el que dijo que los poderes del infierno no prevaleceran…. Oracion y mortificación, para los que no podemos hacer más.

  15. Me da la impresión que se ha vuelto loco, además es la tipica puñalada trapera a ver que saca pues él también está corrompido basta ver la forma de actuar. Además y esto es una realidad: los tiempos de la Iglesia no son los mismos de los del mundo. El lo da por descontado pero hay que oir la otra campanada. Sólamente Dios lo sabe mejor que nosotros, pero si pensaba que iba a ser un bien a la Iglesia, es todo lo contrario por el pecado de escándalo que ha provocado….

  16. “Por sus frutos los conoceréis”. Mons. Viganò es un hombre de Dios, un profeta que no se ha callado a la hora de denunciar los males que aquejan a la Esposa de Cristo, ni ahora con Francisco ni antes con el Papa Benedicto XVI:
    elmundo.es/elmundo/2012/01/25/internacional/1327522565.html

    Este pontificado está en caída libre, lo adecuado sería que Francisco dimita, sobre todo por el bien de millones de almas que están en riesgo de condenación por haber fallado en la labor principal de un Papa, custodiar la fe.

  17. “Por sus frutos los conoceréis”. Mons. Viganò fue el responsable de que tuviera lugar el encuentro privado entre el Papa Francisco y Kim Davis, funcionaria del estado de Kentucky que fue condenada a prisión bajo la Administración Obama por negarse a oficializar el documento de “matrimonio” entre dos hombres; unos meses después el Vaticano sustituyó a Viganò como nuncio en EEUU:
    cruxnow.com/church/2016/04/12/pope-replaces-vigano-controversial-u-s-ambassador/

  18. “Por sus frutos los conoceréis”. El encuentro privado del Papa Francisco con Kim Davis, gestionado personalmente por Mons. Viganò, no cayó bien ni en la Administración Obama ni en el propio Vaticano, que enseguida salió a aclarar que la única audiencia de Francisco fue con Yayo Grassi, estudiante homosexual “casado” con otro hombre:
    “Vaticano: la única “audiencia” del Papa fue con antiguo estudiante gay, no con Kim Davis”
    theguardian.com/world/2015/oct/02/pope-francis-kim-davis-audience-gay-student/

  19. “Por sus frutos los conoceréis”. Aparte de su intachable labor en favor de la causa provida en EEUU, Mons. Viganò es uno de los obispos adheridos a la “Profesión de Verdades sobre el Matrimonio Sacramental” que redactaron Mons. Tomash Peta, Mons. Jan Pawel Lenga y Mons. Athanasius Schneider aclarando la doctrina católica sobre la no admisión al sacramento de la comunión de los divorciados “vueltos a casar”:
    infocatolica.com/?t=noticia&cod=31348

  20. Con respecto a si entre las víctimas había menores, mujeres, etc.
    …”no pasa inobservada su clara arrogancia y desfachatez al negar lo que es evidente para todos: que el 80% de los abusos cometidos contra jóvenes adultos han sido cometidos por homosexuales”…
    Extracto textual del reciente escrito de Carlo María Viganó.

    (por supuesto, quedaría ese 20%, de acuerdo con la cita, pero creo que la cifra exacta no es 80%, sino 81% de los abusos cometidos contra jóvenes adultos varones cometidos por homosexuales y el 19% restante menores, mujeres).
    Sea 80% o 81%, es claro que no fueron las únicas víctimas, pero aún es más claro que el 80% del problema han sido y son los homosexuales en la iglesia.

    1. Mig:

      Le animo a que siga usted adelante. ¿Cuál es su hipótesis?

      Tomemos los datos: 2400 sacerdotes en Pennsylvania. Más de 410 pederastas. Un 80% homosexuales. Un 20% heterosexuales.

      En total 1 de cada 6 sacerdotes pillado metiendo mano. ¡La leche! ¡Una barbaridad! Y los que no habrán pillado, ¿no? De estos, ese 20% es 1 de cada 30. Un 3% de pederastas/violadores/etc… metiéndole mano a las niñas/chicas. Un porcentaje muy superior al de profesores, monitores, etc…

      ¿Por qué motivo?

      Y otra pregunta:
      ¿Por qué hay un 80% de homosexuales entre el clero? Porque si busca usted estudios de prevalencia de violadores no hay diferencia entre homosexuales y heterosexuales, ¿sabe usted? Luego ese 80% indica el número de sacerdotes homosexuales, siguiendo su razonamiento (con el que no estoy de acuerdo… por cierto).

  21. El Papa Francisco es un gran Papa. No puedo entender que cristianos estén actuando de esta forma contra él. Cuanto tiempo tuvo Jesús a su lado a Judas, sabiéndolo todo y lo que iba a hacer contra El.
    Es Dios el que ha dispuesto que tengamos a este gran Papa que piensa y se entrega más a todos los hombres que a sí mismo. Doy gracias a Dios todos los días por habérnoslo concedido.
    Entremos a hablas con Dios y veremos como nos dice lo mal que estamos actuando, no lo puedo entender

  22. Creo que lo único que he hecho (aparte de esa matización mía del 81% en vez del 80%) es recordar los datos que da Vigano, y no hacer ningún “razonamiento”. Según él ese 80% de víctimas habrían sido ” “jóvenes adultos” [varones].
    Vd. afirma sin embargo que eran niños (y niñas) y utiliza el término “pederastia”. No sé de dónde lo saca, si lo que pretende afirmar es que Vigano haya podido decir tal cosa. Pero si lo encuentra, le ruego que lo cite.

  23. McCarrick le metía mano a los niños, también:

    https://www.vox.com/2018/6/20/17485360/catholic-official-suspended-child-sex-abuse-theodore-mccarrick-archbishop-dc

    Como dice el informe, los menores tardan del orden de 20-30 años en denunciar. Por eso los datos en la página 28 del John Jay report tienden a 0 en el 2002. ¡Es el año del informe! Las víctimas no habían tenido tiempo de denunciar los hechos.

    Céntrese, Mig. ¿Qué diferencia hay entre 80% y 81%? Se está perdiendo usted. Lo importante es preguntarse por qué motivo los sacerdotes le meten mano a los niños de esa forma. Pareciera que “todos” o “casi todos” los sacerdotes lo hacen, ¿no?

    ¿Qué pasaría aquí en España si la Guardia Civil entrase en los obispados? ¿No quiere usted que salga toda la porquería que haya en esos archivos? ¿O piensa usted que España es diferente de Pennsylvania?

  24. Pues entonces fieles todos!!! Debemos en salvaguarda de nuestra conciencia y salvación hacer lo propio:

    FRANCISCO, YO TE DENUNCIO

    Como bien has dicho con el adagio latino, demuestra que no eres el malo. Si callas se produce silencio afirmativo. Y se pondrá de manifiesto que el tocado del ala y la Caca eres tú

  25. Mig:

    El troll-desidereo se dedica, con este o otros nicks en InfoVaticana a trollear (pleonasmo, claro).

    Como lo de inventarse que hay 410 pederastas declarados en los 2400 actuales sacerdotes de Pensylvannia, o que el 80% del clero sea homosexual, o que no hay diferencia entre pederastia y efebofilia, o su acusación paranoica de fuga de la justicia del Card. Law o del ex-nuncio Wesolowski.

    Todo esto mentiras patentes, pero que sigue difundiendo a pesar de las refutaciones. Bueno, cumple su trabajo, el de troll.

  26. ¿Seguro que yo soy el troll Alejandro?

    YA le he respondido a todo lo que comenta:

    En Pennsylvania los +300 no incluyen Philadelphia ni Altoona-Johnstown, página 9 del informe (última línea):

    http://media-downloads.pacourts.us/InterimRedactedReportandResponses.pdf?cb=42148

    “The 2005 Philadelphia archdiocese grand jury report identified over 60 priests. The 2016 Altoona -Johnstown report named about 50 abusers. ”

    300+50+60=410 pederastas/efebófilos

    Que el 80% de los sacerdotes son homosexuales se deduce de lo dicho por Mig, pues NINGÚN ESTUDIO relaciona homosexualidad y abuso sexual.

    Que no hay diferencia entre pederastia y efebofilia yo nunca lo he dicho. Sí he dicho que la patada en el culo se la merece igual el sacerdote pederasta que el efebofilo. ¿O no?

    El cardenal Law se marchó al Vaticano el día que tenía que declarar ante un jurado, y nunca volvió. No fue acusado o condenado, porque entonces ocultar a un pederasta no era delito.

    1. Por cierto, espero que no recurra usted al “quote mining” para sacer de contexto mis palabras. Si yo dígo: ¿Acaso hay alguna diferencia entre un sacerdote pederasta y un efebófilo?, se entiende que a AMBOS, pederasta y efebófilo, debería dársele una patada en el culo.

      No entiendo esa manía suya de distinguirlos, como si uno fuera malo malo, y el otro bueno, o pasable…

      Igual que si el sacerdote tiene un amante (adulto). Desde el punto de vista legal, nada que objetar, pero ¿Iría usted a las misas de ese sacerdote? ¿Comulgaría usted? ¿O querría que le echaran de la Iglesia Católica?

      ¿Es lo mismo un sacerdote pederasta que uno homosexual practicante? No, claro. Pero desde el punto de vista de la patada en el culo: ¿Hay alguna diferencia? ¿Acaso se debería echar a uno y no al otro?

    2. Te inventas lo de 300 sacerdotes. No son todos sacerdotes… pero no te has leído el informe.
      Te inventas los de “2400 sacerdotes” en Pensilvania. Porque esa es la cifra ACTUAL. Pero los famosos 300 “sacerdotes” (que no lo son todos) que ni son todos de Pensilvania (han cometido delitos en Pensilvania, pero algunos no eran del clero, sino visitantes) empiezan con sus delitos en 1945. Desde 1945 hasta 2018, sólo 2400 sacerdotes en total? Con la crisis de vocaciones de después de los años 70? Como se nota que eres ateo, apóstata y trollaco…..
      La diferencia entre efebofilo y pederasta es muy clara: la primera está directamente ligada a la homosexualidad en en clero, problema GRAVISIMO, Y RAIZ de cómo y porqué está la Iglesia así. Puedes seguir negándolo, pero el sol no se tapa con el dedo, por muy chupado que lo tengas…..

      1. Alejandro:

        No son 300, son 410. Le he citado de dónde sale ese número (410), y usted no ha respondido.

        Efectivamente, algunos no eran sacerdotes, pero la mayoría SI. ¿Ha leído usted el informe? Efectivamente, en los 70 puede que hubiera algunos sacerdotes más que ahora, pero no muchos ¿sabe usted por qué? Porque el número de ciudadanos aumentó muchísimo. Asumamos que la variación es parecida a la de Boston:

        http://www.catholic-hierarchy.org/diocese/dbost.html

        ¿Pasamos de 1 cura de cada 6 a un cura de cada 10? ¿Esa es su victoria pírrica? ¿Se da usted cuenta de que YO doy números, y USTED no? ¿Se da cuenta de que esto es la punta del iceberg?

        Patético.

  27. Alejandro le quiere convencer, en cambio, que al cardenal Bernard Law le “surgió algo” en el Vaticano, y, casualidades de la vida, coincidió el mismo día que le enviaban la notificación para ir a declarar delante de un juez. Y como estaba a gusto, pues ya se quedó y no volvió nunca más a los EEUU.

    De todas formas, ahora la discusión ya es irrelevante. Hay tantos cardenales “Law”, y todavía peores, que sobran ejemplos. Pero Alejandro Galván no evoluciona…

    1. Sigue… erre que erre empeñado en que el cardenal Bernard Law se marchó al Vaticano porque se cansó de ser cardenal en la diócesis de Boston, tras estallar el escándalo reflejado en la película Spotlight (271 sacerdotes de unos 2000 que hay en la diócesis, uno de cada 7).

      ¿Usted que dice, Mig? La información está ahí, al alcance de la mano. ¿Cree usted que Bernard Law se marchó al Vaticano “huyendo de la justicia”, o por alguna otra razón?

      Busque usted información sobre John Geoghan, y verá cómo Bernard Law apoyó que este pederasta pudiera continuar violando niños.

      1. Empeñado, porque JAMÁS la justicia USA le ha acusado de nada de lo que dices que “es evidente”. Y o eres un expertísimo en derecho USA, con cualidades de investigación im-presionantes, o un Troll de catálogo…….. Me parece una respuesta evidente….

        1. Alejandro Galván: Repito: Law no fue acusado y condenado porque proteger a cientos de pederastas entonces no era un delito.

          Pero aún así se escapó el día que le llamaban a declarar porque de declarar quedaría claro todo lo que hizo. Por eso escapó de la justicia al Vaticano.

          Repito: Usted nos quiere convencer… ¿de qué exactamente? ¿De que fue casualidad que le saliera algo en el Vaticano EL MISMO DÍA que le llamaron a declarar? ¿De que no se marchó al Vaticano EL MISMO DÍA que le llamaron a declarar? Responda, haga el favor…

    1. ¿Acaso me equivoco, Carlos? ¿Acaso algo de lo que digo no es correcto?

      Va a ser que la culpa de todo esto la tengo yo, ¿verdad? Va a ser que soy el culpable de este charco enoooorme de porquería del que estamos hablando.

  28. ¿De verdad nadie va a dar el paso de exigir un nuevo Constanza para aclarar lo que ocurre? Porque el asunto de las finanzas vaticanas ha pasado con unos coletazos de remoción de prelados y un banquero ahorcado y al final nadie sabemos qué ha pasado realmente; con lo actual la táctica va a ser la misma. Autocracia antievangélica y Primado no son sinónimos y Francisco demostraría ser la cabeza no tanto de la Iglesia como de una organización mafiosa (no son palabras mías).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles