PUBLICIDAD

China libera al obispo de Mindong pero le prohíbe celebrar misa

|

Mons. Guo fue secuestrado por la policía el pasado lunes tras negarse a concelebrar con el obispo oficial Zhan Silu, que actualmente sigue excomulgado. En plena negociación con el Vaticano, el Gobierno chino aumenta el control y las sanciones sobre los obispos y comunidades católicas fieles a Roma. 

Mons. Vicente Guo Xijin, obispo de Mindong, ha podido regresar a su casa tras permanecer desde el pasado lunes bajo la custodia de la policía china. El obispo de Mindong ha sido liberado tras ser detenido por la policía el pasado 26 de marzo junto al canciller de la diócesis, el padre Xu.

Fuentes de AsiaNews afirman que Guo, obispo fiel a Roma, se habría negado a concelebrar con Zhan Silu, un obispo ilícito y excomulgado reconocido por el Gobierno chino, en la Misa Crismal de este jueves.

 

La comunidad no-oficial de Mindong –que reúne a la grandísima mayoría de fieles y sacerdotes de la diócesis- había organizado una Misa crismal por anticipado. Según señala AsiaNews, la policía secuestró a Mons. Guo para impedir que presidiera la celebración.

Tras su liberación, a Mons. Guo se le ha prohibido celebrar cualquier misa en calidad de obispo, ya que el Gobierno chino no le reconoce como tal. Guo, de 59 años, es el obispo ordinario de Mindong y está reconocido por la Santa Sede, pero no por las autoridades chinas.

A medida que se acerca el llamado “inminente” e “histórico” acuerdo entre China y el Vaticano, varios obispos y comunidades subterráneas se han convertido en objetivo de los ataques del Gobierno y han sido instados a inscribirse en la Asociación Patriótica y renunciar a su participación en la Iglesia no-oficial fiel a Roma.

A principios de este mes, Mons. Julio Jia Zhiguo, obispo subterráneo de Zhengding (Hebei), fue secuestrado por la policía los días 6 y 7 de marzo para evitar, incluso a través de amenazas, que el prelado difundiese algún comentario sobre los diálogos entre China y el Vaticano con los periodistas extranjeros que se encontraban en Beijing cubriendo la Asamblea Nacional Popular. En los últimos días, sacerdotes no-oficiales de Heilongjiang, junto al administrador apostólico de Harbin, Mons. José Zhao, también fueron sancionados y detenidos por la policía por un tiempo breve.

El obispo de Mindong es uno de los dos prelados de la Iglesia fiel a Roma a los que se les pidió hacerse a un lado para ceder su puesto a obispos de la cismática Iglesia Patriótica, en aras del avance de las negociaciones entre la Santa Sede y el Gobierno chino.

En un posible acuerdo entre China y el Vaticano, Mons. Guo debería convertirse en obispo auxiliar, cediendo el cargo de ordinario a Mons. Zhan. Hace tiempo que este último ha solicitado a la Santa Sede la reconciliación, pero hasta ahora sigue oficialmente excomulgado.

El Vaticano firmaría el acuerdo con China sin leerlo

Las prisas del Vaticano frustran el acercamiento de ‘fieles’ y ‘cismáticos’ en China

4 comentarios en “China libera al obispo de Mindong pero le prohíbe celebrar misa
  1. ¡Qué lindos son los chinos, tirilí lirí lirá !! Me hace acordar al cuento del fuerte rodeado por los indios, cuando el general le pregunta al vigía si los indios son amigos: “Sí, General”. – “¿Y cómo lo sabe?” – “Porque vienen todos juntos”.

  2. El enorme dragón surgido desde lo mas pútrido del infierno versus el vaticano salpicado por lo mas pútrido de las tentaciones mundanas, sin duda el dragón tiene las de ganar en esta arena material y solo un milagro lograra que el nombre de cristo salvador prevalezca en esas tierras.

  3. “Así son las Iglesias cristianas clandestinas de China por dentro” BBC Pekin, 27 de marzo de 2016: “En los años 60, 70 el lider comunista Mao Zedong intentó erradicar de China al comunismo, el cual era visto como un símbolo del imperalismo cultural. No lo consiguió. Según el estudio publicado por Pew Research en 2011, China contaba con 67 millones de cristianos (…). Pero áquello que no consiguió destruir, el partido lo quiere controlar. Por eso un gobierno oficialmente ateo lleva adelante sus propias iglesias y controla la designación de sacerdotes. Tal es el caso del Pastor Wu Weiqing de la Iglesia Haidian de Pekin: “Debemos recordar que antes que nada somos ciudadanos de éste país” dice “Y somos ciudadanos del Reino de Dios, eso viene en segundo lugar”. Entonces, le pregunto “Si Jesucristo viviera hoy, ¿ crees que se sentiría cómodo con el gobierno del Partido Comunista en China?”. Wu responde sin siquiera pensarlo: “Absolutamente. Yo creo que sí”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles