Infovaticana
Parolin, sobre la ‘Correctio Filialis’: ‘Es importante dialogar’
a3, Amoris Laetitia

Parolin, sobre la ‘Correctio Filialis’: ‘Es importante dialogar’

INFOVATICANA
29 septiembre, 2017

El secretario de Estado del Vaticano habla de la necesidad de dialogar, también dentro de la Iglesia, e invita a “razonar” y “tratar de entender”. 

PUEDE ADQUIRIR AQUÍ EL LIBRO ‘PERMANECER EN LA VERDAD DE CRISTO’, DE LOS CARDENALES BURKE, CAFFARRA, BRANDMULLER Y DE PAOLIS, ENTRE OTROS.

El cardenal secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, ha manifestado la necesidad de diálogo dentro de la Iglesia y con quienes han expresado su preocupación por el contenido de algunos pasajes de la exhortación apostólica Amoris laetitia.

Según informa la agencia ANSA, en relación con la “Correctio Filialis” al Papa publicada el pasado domingo, Parolin señaló al término de una conferencia: “Es importante dialogar también dentro de la Iglesia”.

“Las personas que no están de acuerdo expresan su disentimiento, pero en estas cosas uno tiene que razonar, tratar de entender”, ha añadido el purpurado.

Estas declaraciones del cardenal Parolin se produjeron al finalizar una conferencia organizada por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

El pasado 11 de agosto, fue enviada al Papa Francisco una carta firmada por 40 clérigos católicos y académicos laicos bajo el título ‘Correctio filialis de haeresibus propagatis’ (‘Una corrección filial con respecto a la propagación de herejías’).

En la carta, los firmantes denuncian que en algunos pasajes de Amoris laetitia “se insinúan o alientan posturas heréticas” que piden sean ahora condenadas por el Papa Francisco. Al no recibir respuesta del pontífice, los autores del documento hicieron público su contenido el 24 de septiembre. 

Ante esta situación, no sólo el cardenal Parolin ha abogado por el diálogo. En declaraciones a National Catholic Registerel cardenal Gerhard Müller, prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, propuso que un grupo de cardenales nombrados por el Papa Francisco inicie una “disputa teológica” con sus críticos.

El cardenal Müller sostuvo que esta iniciativa podría llevarse a cabo con “algunos destacados representantes” de los “dubia”, así como de la “corrección filial”, y se centraría en las “diferentes y a veces polémicas interpretaciones de algunas afirmaciones del capítulo VIII de Amoris Laetitia”.

PUEDE ADQUIRIR AQUÍ EL LIBRO ‘PERMANECER EN LA VERDAD DE CRISTO’, DE LOS CARDENALES BURKE, CAFFARRA, BRANDMULLER Y DE PAOLIS, ENTRE OTROS.

INFOVATICANA


17 COMMENTS ON THIS POST To “Parolin, sobre la ‘Correctio Filialis’: ‘Es importante dialogar’”

  1. ricardo blaine dice:

    MÜLLER: Bueno, una cosa es el contenido de esta Dubia, preguntas legítimas al Papa. Y otra cosa es que esto se hizo público, y hubo una discusión pública y tensiones entre el Papa… el Papa y algunos cardenales que no es bueno en nuestro mundo de los medios de comunicación. Nuestros enemigos se alegran de que pase esto en la Iglesia… de ver en la Iglesia en cierta confusión. Como Prefecto dije que dogmáticamente y doctrinalmente Amoris Laetitia está muy bien. Los malentendidos de los dos lados son… tiene que ver con la visión ideológica de las cosas y los prejuicios. Y algunos entraron en el Sínodo con este planteamiento: “debemos luchar por nuestras ideas”. Y habían discutido demasiado… demasiado ideológicamente”.
    Las palabras del Cardenal se pueden encontrar en INFOVATICANA. Esta el reportaje completo.

  2. Echenique dice:

    Ya decía el cardenal Giácomo Biffi que el grave problema de la Iglesia no son los católicos no practicantes sino los practicantes no católicos, peligrosísimos. El vaticano, en mi opinión está lleno de ellos. Así nos va. El diálogo entre unos y otros es de todo punto imposible. Los no católicos deben marcharse, pero lo impiden sus prebendas.

  3. solodoctrina dice:

    Evidentemente Parolin está para hacer bromas. Pide diálogo en medio de un violento -de violencia sicológica y moral- proceso de purgas del politburó vaticano, donde el ex JorgeMarioBergoglio no contesta, no recibe a hermanos en la fe que piden su guia, su palabra. Que el jesuita cese las purgas y conteste la dubia y que Parolin deje de hacer bromas y asuma la triste realidad de la iglesia sinodal.

  4. claudio dice:

    Con todo respeto por la gravedad del tema la página de ANSA citada en la nota dice:
    (ANSA) – ROMA, 28 SET – “E’ importante dialogare anche all’interno della Chiesa”. Così il Segretario di Stato vaticano, card. Pietro Parolin, commenta la lettera di un gruppo di studiosi che accusa il Papa di eresie. “Le persone che non sono d’accordo esprimono il loro dissenso ma su queste cose si deve ragionare, cercare di capirsi”, ha detto a margine della conferenza di Acs sui cristiani iracheni.
    Reconozco que el que habla es un diplomático hábil que dice sin decir y propone sin hacer. El tema es que invoca un diálogo sin llamar a hacerlo, si quiere dialogar que lo haga. Pero hay una advertencia muy clara“Las personas que no están de acuerdo expresan su disentimiento, pero en estas cosas uno tiene que razonar, tratar de entender”, qué significa ese pedido ?. No se trata de una cuestión dialéctica planteada entre “consentimiento” y “disentimiento”. Hay planteos concretos, claros y con argumentos (podemos estar o no de acuerdo con la verdad de esos planteos) y que han sido fundados en Derecho Can. 212-3 del CIC. que deberían ser contestados.
    Qué es lo que hay que razonar ?, son irrazonables los planteos formulados ? qué es lo que hay que tratar de entender ? si hay que tratar de entender es porque lo que han hecho no se entiende.
    Justamente eso es lo que se está pidiendo que razonen sobre AL y que aclaren lo que dice o ha querido decir. Por qué no lo hacen ?.
    Cuando el diplomático declara que “E’ importante dialogare anche all’interno della Chiesa”, reconoce la inexistencia de ese diálogo que propone, dice una tremenda verdad que ojalá genere una actitud humilde generalizada de poner orden. Pidamos a Cristo que nos ayude y que no nos abandone.

  5. Gárgola dice:

    Conocemos que el próximo Encuentro Mundial de las Familias –al que asistirá el Papa– se celebrará en Dublín (Irlanda) del 22 al 26 de agosto de 2018 y tendrá por lema “El Evangelio de la familia, alegría para el mundo” en el cual según anunció el Presidente del Consejo Pontificio para la Familia, Mons. Vincenzo Paglia, el documento postsinodal Amoris Laetitia será “la carta magna de todo el encuentro, tanto en la preparación como en su celebración”.

    Si se quiere hablar sobre la A.L Irlanda puede ser un lugar magnífico para aclarar su artículo VIII pues tras ella vendrá, probablemente, otra exhortación papal, o quizás se anime a elaborar una encíclica sobre la familia.

  6. Mariana dice:

    Dígale eso al Papa, señor Parolin. ¿Quién no contestó las dubias? ¿ quién no contestó a la corrección fraterna? ¿quién tiene el lenguaje poco claro y ambiguo? ¿ quién anda por ahí dando declaraciones imprudentes y contesta cualquier cosa sin analizar la envergadura de sus declaraciones dado el cargo que ostenta? y por último…¿cómo dialogas con alguien que se ha mostrado tan doble cara?

  7. Sí, como señalé el cardenal Muller dio la idea de formar una comisión como se hacía en la época del peronismo para que en el tema a debatir no se termine haciendo nada más que discutir. Una salida elegante para no tener que contestar las dubia hay que tener presente que el cardenal Muller no es más servil por falta de tiempo.

  8. claudio dice:

    Con todo respeto destaco que Müller “hace camino al andar”, no tiene importancia que haya una comisión sino el hecho de continuar el debate, eso es lo central para lograr finalizar la disputa sobre AL y sus consecuencias, ahora Müller (Ver Infocatólica) dice:
    El Cardenal Müller: hay un clima de «temor» en la Curia. No sé como lo hace pero dice “cada cosa”……..
    Con relación a una Comisión recuerdo que la frase “un camello es un caballo diseñado por un comité” fue atribuida a Sir Alec Issigonis, célebre diseñador del Mini.

  9. Jorge dice:

    No es fácil creerse lo del diálogo cuando hace un año se enviaron las dubia y hasta hoy ni respuesta ni audiencia.

  10. Echenique dice:

    Cardenal Müller: hay un clima de «temor» en la Curia
    El cardenal dijo que el Papa estaba rodeado de «espías» y «falsos amigos».

    29/09/17 4:24 PM
    (Catholic Herald/InfoCatólica) Hay un clima de temor en la Curia, ya que la gente se preocupa de que los «espías» los denuncien al Papa, dijo el ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

    En una extensa entrevista con el National Catholic Register, el cardenal Gerhard Müller dijo que el Papa Francis está rodeado de «falsos amigos» que actúan como niños en un internado denunciando en privado a personas con quienes no están de acuerdo.

    «Las personas que trabajan en la Curia están viviendo en gran temor: si dicen una palabra crítica pequeña o inofensiva, algunos espías pasarán los comentarios directamente al Santo Padre, y los acusados falsamente no tendrán ninguna posibilidad de defenderse», dijo el cardenal.

    «Estas personas, que están hablando mal y mentiras contra otras personas, son inquietantes y perturban la buena fe, el buen nombre de otros a quienes llaman a sus hermanos».
    No solo en la Curia

    El cardenal Müller dijo que esto sucedía no solo en la Curia, sino también en los Colegios y Universidades católicas, donde la gente que cuestionaba a Amoris Laetitia, particularmente la tan discutida Nota 351, ha visto puesta en peligro su carrera.

    «Ocurre lo mismo en algunas facultades teológicas. Si alguien tiene alguna observación o pregunta sobre Amoris Laetitia, será expulsado, y así sucesivamente. Eso no es madurez. Una determinada interpretación de la nota 351 del documento no puede ser un criterio para convertirse en obispo».

  11. Echenique dice:

    El clima en la curia vaticana y en las universidades católicas y facultades eclesiásticas, más que de temor, es de terror. Están dejando cortos a la KGB y las SS. Se invita y hasta se anima a la parresía para luego perseguir y apartar a quienes caen en la trampa.

  12. Silvia dice:

    ¿Ahora quieren dialogar? Pensaba que lo tenían claro. ¿ intento de interpretar según el público que tienen delante?

  13. Lobo Feroz dice:

    Que pena me dais traidores y que falacia la vuestra: Que, os empezáis a asustar viendo que todavía hay algún católico en pie?
    o pensabais que ya todos habíamos desaparecido? Vaya! ahora decis que hay que hablar! perfecto! empezad! que es de vergüenza vuestra cobardía y silencio, no estamos esperando otra cosa que oir vuestra voz defendiendo la doctrina que habéis recibido de Nuestro Señor Jesucristo y que estais traicionando con vuestro silencio cuando esta viene pisoteada por aquel que se erige en el lugar de Jesucristo pensando que puede cambiar impunemente Su doctrina. Somos nosotros quien os estamos pidiendo a gritos que habléis y nos confirmeis en nuestra fe, en la fe que habéis recibido del Cristo como es vuestra obligación, ¿por que no lo haceis? siendo como sois los sucesores de los Apostoles, es que estais todos de la parte de Judas? Vais a seguir permitiendo esta abominación?

  14. Denisovic dice:

    No, Echenique, el problema no radica en los practicantes no católicos, sino en que, en estos momentos, la iglesia ya está TOTALMENTE CONTROLADA por la masoneria eclesiástica. Y créeme que conozco muy a fondo el tema, lo sificiente como para decir a quien quiera escuchar, que son EXTREMADAMENTE PELIGROSOS. No tienen miedo a nada ni a nadie y no nos hacemos ni una idea del enorme poder que tienen. Entrar en más detalles no me es posible.

  15. María R dice:

    Denisovic: Y ¿qué podemos hacer los fieles católicos de a pie ante esta situación, además de rezar y de seguir proclamando cuál es la doctrina milenaria de la Iglesia católica?

  16. María R dice:

    Las verdades divinamente reveladas de la fe católica NO se dialogan. Se obedecen, prestando a Dios la “obediencia de la fe” y se aceptan prestando “a Dios revelador el homenaje del entendimiento y la voluntad”. (Concilio Vaticano II). Y como decía Pio Baroja: “En la verdad no puede haber matices; en la semi-verdad o en la mentira, muchos”.

  17. Echenique dice:

    RORATE CÆLI
    Correctio Filialis: respuestas a algunos críticos
    30/09/17 12:04 AM por RORATE CÆLI
    La Corrección Filial publicada el domingo pasado atrajo más apoyo del que yo, como firmante, esperaba. Se sumaron firmas de a veintenas de parte de sacerdotes y académicos; más de 10.000 personas firmaron una petición de apoyo y sigue aumentando; y también lo reportó ampliamente en el mundo secular así como la prensa católica.

    Hubo poco como respuesta sustancial a la Corrección, por parte de quienes defienden lo que ella critica. En esto quiero contemplar brevemente — a modo personal — tres de los intentos más serios por comprenderla. Esto se hace más fácil gracias a que todos ellos realizan, esencialmente, la misma crítica errónea.

    Primero, Stephen Walford escribe de manera característica:

    Es difícil saber por dónde empezar con esto: la hipocresía de las acusaciones irrisorias de herejía contra el Santo Padre. Empezaré con la hipocresía.

    La hipocresía es el estado de aquellos cuyas creencias no corresponden con sus palabras, particularmente cuando desean que otros sostengan los estándares en los que ellos no creen. ¿Realmente imagina Walford que los firmantes no están siendo sinceros? ¿Cuál sería su motivación, Sr. Walford, si ellos mismos no creyeran que sus afirmaciones son ciertas? Es difícil evitar la conclusión de que, en realidad, Walford no cree que los firmantes sean hipócritas; a él solo le gusta cómo suena. De hecho, es su acusación la que resulta literalmente hipócrita, dado que acusa insinceramente a otros de realizar acusaciones falsas.

    Cuando finalmente logra dar un argumento significativo, que una cita del Pastor aeternus del Vaticano I en una nota al pie de la Correctio, deja afuera un fragmento que a él personalmente le gusta. Esto debe ser muy importante: todos sabemos que los fragmentos más importantes de un documento son las notas al pie de página. El fragmento omitido es este:

    … esta Sede de San Pedro siempre permanece libre de error alguno, según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador.

    ¿Qué creerá Walford que significa este fragmento? Está obviamente relacionado con la doctrina de la infalibilidad papal: ‘infalibilidad’ solo significa ‘libre de error alguno’. ¿Acaso Pastor aeternus quiere que pensemos, como Rex en Retorno a Brideshead, que cuando un Papa dice ‘está lloviendo’ debe ser así, incluso si al mirar por la ventana vemos que evidentemente no lo es? No, Pastor aeternus es el documento que establece precisamente las circunstancias extremadamente limitadas en las que uno podría decir de las palabras de un Papa: ‘esa declaración está protegida por el don de la infalibilidad’.

    ¿Incluyen esas circunstancias la misiva privada del Papa, por ejemplo a los obispos de Buenos Aires, que luego se filtra a la prensa? ¿Incluyen la aprobación del Papa, tácita quizás, a la impresión de algo en el periódico del Vaticano, por ejemplo los lineamientos para la aplicación de Amoris laetitia establecidos por los obispos de Malta? No, Sr. Walford, estos no son actos infalibles de oficio educativo petrino; no son actos del oficio educativo petrino en absoluto.

    El principal error de Walford, es entonces, el ignorar la declaración central de la Correctio, y centrarse en algo que la Correctio intenta no decir. La verdadera declaración es: el Papa ha dejado poca duda acerca de cómo quiere que comprendamos y apliquemos Amoris, y esta comprensión es, en última instancia, incompatible con la fe. Lo que a Walford le gustaría que dijese es que Amoris es inequívocamente errónea en sí misma.

    Quizás ciertos pasajes de Amoris apunten en una dirección problemática, pero por mi parte, yo estaba listo para leerlos a la luz de la antigua enseñanza de la Iglesia — quien tenga dudas sobre esto puede leer los artículos que escribí tras su publicación. Demonios, hasta incluso critiqué a Steve Skojek por esto. Ahora soy yo el idiota, junto con todos aquellos que intentaron otorgarle el beneficio de la duda. Sin embargo, aquí la clave no está en las palabras precisas de Amoris, sino en la manera en la que el papa Francisco estuvo indicando, de forma no magisterial, la manera en que debiera ser interpretada.

    El mismo error de Walford lo repiten Robert Fastiggi y Dawn Eden Goldstein. Ellos encontraron una discrepancia entre el texto oficial en latín y la traducción en inglés, y afirman que los autores de la Correctio se extraviaron por esto. Bueno, ese es potencialmente un punto interesante, pero en realidad los idiomas maternos de muchos de los firmantes son aquellos en los cuales Amoris tiene una traducción mejor, según Fastiggi y Goldstein. Es más, la diferencia mencionada no provoca una diferencia importante en el significado del pasaje.

    Sin embargo, no entraré en los detalles porque es irrelevante. No estamos diciendo que el texto de Amoris no pueda ajustarse a alguna clase de ortodoxia. Lo que estamos diciendo es que ha quedado claro que no es ortodoxia lo que el papa Francisco quiere que encontremos en ella.

    Finalmente, está Jacob Wood. Gran parte de su artículo es preciso y útil. En lo que no lo es tanto es al afirmar que la Correctio provoca escándalo. Debiera ser obvio para todo aquel que ame la Iglesia, que resulta menos escandaloso que si un Papa favoreciera el error y los fieles católicos permanecieran en silencio. Creo que no hace falta insistir en este punto.

    Pero su veredicto final sobre la Correctio parece ser este:

    Ninguno de los pasajes de Amoris Laetitia citados en la corrección niega explícitamente que una persona que comete un mal grave a conciencia y por voluntad propia se distancia de la gracia de Dios.

    Habiendo realizado la distinción necesaria entre que un Papa proponga explícitamente una herejía y que la promueva, Wood no llega a considerar los actos (personales) del papa Francisco, muchos mencionados en la Correctio, que favorecen esta idea. En última instancia, de esto se trata la Correctio.

    Como mencioné antes, al momento, las respuestas significativas a la Correctio carecen de sustancia. Por supuesto, hay una razón para ello. Su caso no solo es débil, sino que el hecho de entrar en una discusión detallada sobre los puntos importantes conduce la discusión hacia una dirección que pareciera que el papa Francisco no quiere que vaya. Él podría haber aclarado la ‘confusión’ en cualquier momento, publicando una afirmación magisterial, pero hay un valor en la ambigüedad, ya que permite una variedad de interpretaciones mientras que algunos todavía pueden afirmar — correctamente — que formalmente no se ha promulgado nada contrario a la fe. Tal como a algunos de sus defensores les gusta decir, dialogar, por ejemplo respondiendo la dubia, sería una ‘trampa’. En algún sentido, cualquier aclaración sería una reafirmación de la primacía de la claridad teológica, el magisterio, y las normas.

    Pero esa posición, o rehusar una clarificación, se está desmoronando. Ahora tenemos a dos cardenales, Müller y el Secretario de Estado, el cardenal Parolin, llamando a un debate serio entre el Vaticano y críticos tales como los cardenales que firmaron la ‘dubia’. Tal vez, solo tal vez, se están acercando al final del juego.

    Joseph Shaw

    (Traducido por Marilina Manteiga. Artículo original)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: